2.4.11

Zapatero dice que se ha ido. Ya lo sabíamos desde hace un par de años.

El periodo de Zapatero lleva ya un par de años agotado, por la crisis y por su nula capacidad de reacción cuando ya se sabía que venían tiempos complicados. Pero está siendo excesivo el tiempo de espera, de rémora para tomar las riendas de un país potente y fuerte.
No esperaba que Zapatero fuera a decir que no se quiere volver a presentar, sobre todo por oportunidad política. Deja una herencia al partido y al próximo candidato socialista de complicada factura. Herencia que debería haber asumido él. No es justo que quien recoga la derrota sea alguien distinto a quien no la ha sabido gestionar para evitarla.

Acabado Zapatero, toca ahora encontrar desde la presunta izquierda un líder que sea capaz de remontar ideas, posibilidades, acuerdos con sus vecinos ideológicos, gestiones compartidas para lograr consensos, algo que sin duda, necesita España más que nada.
Pero los consensos no son posibles entre el PSOE y el PP por pura higiene mental y democrática. No es posible y punto. Pero si lo es entre otros partidos vecinos, ideológicamente afines, capaces de enterrar diferencias para buscar sinergias que ayuden a sacar a este santo país de su situación actual.
Si quien aspira a liderar el PSOE es un derechista acabará con el socialismo todavía mas y enterrará las posibilidades de volver al poder tras la presunta pérdida de 2012. Si quien aspira a liderar el PSOE es moderno, joven, nuevo, capaz y con ideas nuevas, que ilusione a la izquierda y demuestre ser capaz de representar a una nueva manera de hacer política, puede ser capaz de asentar la renovación y plantar cara a un Mariano Rajoy muy apagado, arrastrado por lo mal que le están saliendo las gestiones a un Zapatero hundido.

Ahora toca estar atentos y saber gerenciar la renovación. Y dejar hacer a TODOS los militantes socialistas. Meter los dedos en la llaga solo sirve para producir dolor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...