17.6.11

Stéphane Hessel hace un llamamiento a la no violencia


El filósofo y exdiplomático Stéphane Hessel, autor del libro '¡Indignaos!', que inspiró el movimiento de protesta 15M con su libro, ha hecho un llamamiento a la no violencia en las manifestaciones, porque a su juicio desvirtúa su objetivo. «Los españoles se han tomado la idea de la indignación de manera muy seria, pero cuando comienzas a moverte la violencia es una tentación», ha indicado el escritor francés, presentado en conferencia de prensa como el hombre que puede ayudar al surgimiento de una nueva conciencia.


«En Barcelona ha habido gente que ha intentado impedir el acceso a los parlamentarios. He enviado un mensaje en el que decía que la violencia hay que evitarla, no porque en sí sea terrible, sino porque justifica la respuesta violenta, y ahí es cuando el conflicto se vuelve insoluble», ha añadido en su comparecencia. En España «el caso es particularmente difícil por la situación económica y financiera», pero ha estimado que eso constituye «una razón de más para tratar de trabajar con ese movimiento sobre una política que pueda ser mejor comprendida por la juventud».

Hessel ha expresado su deseo y confianza «en que el gobierno tenga la inteligencia de no responder a la violencia con más violencia, sino con diálogo», y ha asegurado que el necesario trabajo de renovación democrática se debe hacer en un «contacto amigable con los indignados», «hay quien pueda lamentar el momento del movimiento, decir que habría sido más eficaz si hubiera llegado antes de la crisis, cuando el Gobierno español y el catalán hubieran tenido todos los medios, pero todavía hay cierto número de medidas que pueden tomarse», aseguró quien fuera uno de los redactores de la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948. Hessel ha evitado no obstante marcar el camino que debe seguirse, porque en su opinión «es la gente la que tiene que tomar las riendas por sí misma allá donde esté».
Ha destacado, no obstante, que «la oligarquía económica y financiera nos impide resolver los problemas», y que aunque «los ciudadanos desgraciadamente no tienen acceso directo a esas fuerzas, pueden presionar a sus gobiernos». El filósofo ha considerado que «estamos en vísperas de una nueva manera de plantear las relaciones internacionales» a través de los movimientos democráticos surgidos en todo el mundo, y que por eso hay que inspirar confianza a sus participantes. «Los viejos dentro de poco no estaremos aquí y será necesaria una renovación, que puede acabar siendo una repetición de las dificultades que hemos conocido, o una nueva manera de concebir la democracia de manera práctica», ha concluido el exdiplomático.


En su testimonio ha recalcado que la no violencia «es la única manera de avanzar en la democracia», y aseguró que después de haber escrito su libro, del que solamente en Francia se han vendido más de 3 millones de ejemplares, ahora solo puede animar a los jóvenes y decirles «veréis cómo lo vais a conseguir». «Nuestra intención fue dirigirnos sobre todo a las nuevas generaciones y explicarles que pueden cambiar el mundo, primero indignándose y luego comprometiéndose», ha asegurado Hessel, para quien «seguimos siendo víctimas de la forma en que los bancos y los gobiernos se comportan», y hay que exigir que una legislación apropiada «evite la manera de ir de crisis en crisis».

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...