17.8.12

La policía de Sudáfrica suministra material para las academias de matones

Las imágenes de la policía disparando en Sudáfrica contra los mineros me llevó a la película “Diamantes de sangre” de Leonardo DiCaprio, dirigida por Edward Zwick. El ser humanos es una animal imbécil, de los pocos animales que se agrupan para matar sin que sea para comer y sin mirar a los ojos de sus víctimas.
Es cierto que el miedo no tiene medida, que el ser humano ha ido aprendiendo con los años y los oficios que matar es sencillo y barato. Fácil e incluso entretenido pues levanta la moral y la sensación de utilidad. Es así como se les enseña en algunos lugares a cumplir con su oficio.
Da igual si fueron 30 ó 50 los muertos, 100 ó 200 los heridos. Las imágenes son terribles. ¿Qué puñetas hacían allí los periodistas con lo que molestan para la verdad?, se preguntan ahora los policías. Lo primero que han hecho, seguro, es prohibir que en estos casos vayan periodistas con cámaras, que luego resulta muy complicado dar explicaciones.
Ahora se dirá que los mineros son muy violentos, que la culpa es de los sindicatos, que iban armados con machetes o incluso armas de fuego, que la policía intentó el diálogo, que…, jodo petaca. Como en las peores películas de miedo. Me imagino que este vídeo se dará en las clases de la policía para demostrar no se sabe qué. Si los movimientos de los muertos antes de caer, la dirección del viento y como el miedo asusta a los que llevan chalecos antibalas a muchos metros de distancia y que no saben disparar al aire ni apuntando a las piernas, sino con automáticas de verdad. En Sudáfrica no conocen ni las balas de goma, ni los gases lacrimógenos, ni los de humo, ni los de agua, ni emplear vehículos para dispersar en vez de infantería de pie y en posición de “disparen”. Lo dicho, material digno para las Academias de la Policía en películas de matones. O no.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...