31.1.13

El bueno de Pio ha picado y ha piado en el PPgate. Un lío político y popular

En España va a costar desenredar los nudos de una corrupción que, por no ser esporádica, estará bien protegida. Sin embargo, poco a poco se van aflojando las cuerdas y es solo cuestión de tiempo hasta que todo caiga por su propio pie.

Un simple servidor no puede aseverar la veracidad de la información que ya empezaba a destapar El Mundo y que ha seguido desenredado El País. Pero sí que hay cosas de las que uno puede y debe darse cuenta que indican los olores que no pintan nada bien.

La gracia, ha venido por parte de Pio García Escudero. Sin su declaración quizás hubiera costado más dar una credibilidad tan alta a la información, aunque la veracidad de lo que sea que venga después no dudo de que llegará (otra cosa es que haya consecuencias). El bueno de Pio reconocía la veracidad de un asiento contable de estos papeles de Bárcenas.

El bueno de Pio ha picado y ha piado.

Cospedal ha empezado un discurso de negación total. No. No a ultranza. No a todo. Pero ante la noticia de que García Escudero había tirado el escudo que presenta la negación absoluta, las declaraciones de Cospedal se tambalean. “Lo de García Escudero, será cierto, pero no valida completamente el resto”

Se me antoja difícil creer que exista una contabilidad sobre pagos que no se reconocen y que incluya en sus tripas pagos reconocidos. Tan difícil como que el propio Bárcenas niegue que sean suyos mientras una grafóloga compara la letra con una de sus cartas y se vea claramente como todo va concordando y coinciden las T, las A, la V, cachisla.

Supongamos que no hay contabilidad en B. ¿Qué es entonces lo que ha publicado El País? ¿Una invención del periódico? ¿Entonces por qué concuerda con un dato real? ¿Casualidad?

En segundo orden, sería poco lógico que fuera una invención, por la propia aparición del nombre de Rajoy. Solo su aparición hace que el caso transcienda a unos niveles mucho mayores. Si hubieran sido inventados a día de hoy, Rajoy no aparecería. Nadie se va a atrever a poner el nombre de su Presidente del Gobierno para manchar una imagen política que necesita mucho menospara hacer temblar si todo fura mentira. El que esté su nombre me da mucha más credibilidad a estos papeles. Puedo estar equivocado, por supuesto. Veremos como sigue desenredándose  el "Marianico-gate".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...