22.8.13

En Artium (Vitoria) me hicieron pensar. Para eso están


A veces los mensajes están encriptados. “Cuenta algo. Tú, yo”.
“Cuenta” en muy grande, “algo!” en pequeñito. Y esa mezcla entre el “yo” y el “tú” es tan compleja que no la llego a entender bien.
El caso era que alguien contara algo, que no nos quedáramos callados, que pensáramos en una historia, real o ficticia, y las trasmitiéramos a los demás. Creo yo que era eso. O no.

Yo os cuento que un día vi este cuadro en un Museo de Vitoria y me llamó la atención su sencillez y a la vez la complejidad del mensaje.
Me dije:
—Si está en un Museo importante será por algo.
Así que lo fotografié al momento, para llevármelo a mi laboratorio de explicaciones. No, no logré entenderlo ni aun así.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...