30.4.14

El Gobierno nos dice como será España en el 2017 pero no sabe como está en 2014

El Gobierno en España ya nos ha presentado las previsiones detalladas para el año 
2017. Que está bien esto, un detalle que nos avise con cuatro años de antelación en qué punto estaremos con un montón de datos macroeconómicos importantes.

Pero nadie se lo cree. Ni ellos. Hablar qué sucederá en nuestra economía con cuatro años de antelación, y pensar que nos lo vamos a creer es de premio. No son capaces de acertar con el desempleo trimestral como para saber el PIB del 2017 como si el mundo no se estuviera moviendo todos los días.

Si son los objetivos a desear están cortos, pues deberían hablar de metas donde el empleo se resolviera por millones para sacar a España del caos. Si son solo objetivos no dejen de ser optimistas a raudales, pues lo necesitamos. Pero ni son previsiones reales ni son deseos milagrosos. Son ganas de ganar las próximas elecciones europeas a costa de disimular la realidad, de poner cara de actor de teatro de barrio.

No nos engañamos ya nadie. Los que son fáciles de engañar no leen estas noticias, los amigos del PP se creen esto y mucho más y los que somos críticos no nos creemos nada de nada, incluso de nuestros amigos ideológicos. No es el desencanto, es el hartazgo.

29.4.14

Sobre jefes, dueños, sueldos y producción. RRHH en las Pymes españolas

El programa de televisión “Pesadilla en la cocina” es el ejemplo más simple pero eficaz para entender lo que sucede en las empresas pequeñas que se nos hunden en España. Cuando uno tiene que acudir a una auditoría de calidad, normalmente, no tarda más de un día en detectar los problemas más bastos, los gruesos, aunque luego tardemos un par de días más en afinar el diagnóstico y una semana o varios años en encontrar las soluciones.

Generalmente son siempre los mismos problemas, que se repitan también en “Pesadilla en la cocina” como mantras absurdos, sean empresas de restauración, fontanerías, empresas de artes gráficas o inmobiliarias.

Unos jefes que no saben ser jefes, que si acaso saben ser dueños pero que incluso en muchos casos ni eso, y que no tienen ni formación suficiente para ser empresarios ni saben gestionar personas, ni producciones, ni innovar, ni trabajar en lo que producen. Lo que no evita que muchas veces estén todas las horas del mundo en sus empresas, estén siempre sufriendo, lean mucho y tengan unos asesores estupendos, pero generalmente fiscales.

A eso se suma una moda desastrosa por contratar a los trabajadores más baratos, a los menos preparados, a los conflictivos, a los que no saben formar equipos. Y si se le añaden unas gotas de: poner como “jefes” o “encargados” a los que ya han demostrado ser unos muy buenos profesionales trabajando y de los que esperan que lo sean también mandando y organizando, aumentándoles el sueldo para esas nuevas responsabilidades pero abandonando lo que sabían hacer muy bien que era desarrollar un trabajo de calidad, tenemos la enfermedad completa para tener que cerrar.

En la empresa española siempre hemos creído que como en la mili, quien tiene más cargo debe cobrar más sueldo que el que tiene menos cargo jerárquico. Enorme error. Y cuando a alguien le teníamos que pagar un mejor sueldo para no perderlo, lo nombramos jefe de algo creyendo que así se ganaría mejor lo que se le paga de sueldo en otro error brutal. El sueldo tiene que ver más con la producción y la calidad, más con meter goles que con controlar a los jardineros del césped. En el fútbol el delantero cobra más que el entrenador, pero en la empresa (generalmente) el buen profesional gana menos que el encargado de producción o el jefe de compras.

28.4.14

Imagen imposible en casi toda Europa

Cada día la iglesia está calando lentamente en más aulas sociales. Sin importarles nada el qué dirán, ni las formas o los respetos al siglo XXI. Hace décadas también iban los curas a las aulas, pero a tirarnos de las orejas. Se intentó que no se mezclara la religión con la educación, pues la primera asignatura debe ser algo que decidan las familias y no los sistemas educativos, pero no se logró. Esta imagen es imposible en muchos países europeos, pero en España es habitual, incluso cada día son más los que gritan por defenderla y los que la exigen, la necesitan. El cura va disfrazado de cura, quiere demostrar su categoría religiosa. Cristo nunca se vistió de nada (creemos) que no fuera las ropas de época. Ni él ni sus discípulos. Pero desde hace siglos mandan los disfraces de color y boato. Snif.

27.4.14

Historias de apellidos e inmigrantes muertos

Mi apellido nace en el País Vasco junto a Cantabria. Paseando por un cementerio del Pirineo aragonés, en un pueblo diminuto, he descubierto una tumba donde un señor setentón descansaba desde hacía casi dos siglos tras disfrutar del apellido Puente. He quedado sorprendido pues no es un apellido numeroso y casi todos los vecinos de tumba eran aragoneses de los dos costados.

El mismo difunto, vivido en los tiempos de la Guerra de Independencia, tenía de segundo apellido un clásico aragonés. Su padre, sin duda, era un inmigrante prematuro, un antiguo viajero que recaló por Aragón y dejó hijos con su impronta y apellido. En el pueblo nadie recuerda a ningún otro vecino, ni vivo ni muerto, con el apellido Puente. Aquel setentón no logró mantener el apellido de su padre por estos lares. Yo también soy hijo de un inmigrante soriano. Es la mezcla, amigos.

25.4.14

Los nuevos españoles fantasmas de la EPA

Nos aparecen 377.000 nuevos trabajadores en esta España sorprendente de los que 114.000 son funcionarios que no habíamos contado en anteriores estadísticas. Además ahora hemos descubierto 756.000 hogares unipersonales nuevos que hace un mes no existían, joroba con las formas de contar. Es decir, queda claro que en España las estadísticas oficiales las contamos con los dedos y a partir de 10 hay que ponerse a pensar.

Si estos cambios, estos descubrimientos, se los explicamos a un noruego o a un canadiense se reirá por lo bajo pero dirá que es normal y nos comprenderá. Pensará que son los hogares, funcionarios o trabajadores que había que tocaba contar en la hora de la siesta o en la del café de media mañana. Bueno, mientras huyen los jóvenes en busca de su futuro nos aparecen españoles nuevos en la EPA que ahora no sabemos qué hacer con ellos. Espero no ser yo uno de ellos.

23.4.14

¿Usted querría ser Presidente del PP o del PSOE o Presidente del Gobierno?

No hay ninguna duda de que el proceso autonómico está acabado. Quedan los sinsabores del cierre por derribo. Entre varios han logrado que la sociedad se vuelva reacia a entender que en España se está mejor sin depender de Madrid, aunque a esta manipulaciones se han ido uniendo imbéciles de la política y jetas ladronzuelos que han logrado desde sus gestiones autonómicas que la sociedad deje de creer en todo. Hoy pocos defendemos las autonomías, la reparticiones de la gestión para que las realicen los que más cerca están de los problemas y las soluciones. Volverán a cobrar fuerza los Gobernadores civiles, las Diputaciones y el Tercio Familiar. Pero no nos engañemos, la izquierda de esta España idiota ha tenido mucha culpa de esto. Por elegir a quien a elegido, pero sobre todo por consentir que en los puestos de dirección de los grandes partidos estuvieran los mejores entre los peores.

¿Usted querría ser Presidente del PP o del PSOE? ¿Presidente del Gobierno en España?

Mire, con sinceridad, si no está en sus cabales entenderíamos que su respuesta fuera positiva. O si fuera un jeta dispuesto a mangonear o a pasar a la historia de los despropósitos. Pero si es usted normal, estudioso, preparado y con capacidad para trabajar, si usted entiende de qué va esta responsabilidad y tiene una vida común, seguro que nos respondería que NO. Hoy nadie querría ser Presidente del Gobierno o Alcalde o Diputado excepto que sea un jubilado o un joven sin recursos o un desempleado o un tipo que nunca ha sido capaz de trabajar de otra cosa. Ya sé que esto jode decirlo, jode leerlo, jode entenderlo. Pero es al lugar hasta donde nos hemos ido llevando la política. Culpables somos muchos más de los que levantan el dedo.

22.4.14

El origen de la crisis actual: Capital - Trabajo o "Lucha de clases"

Vamos a dar publicidad a un artículo titulado Capital-Trabajo: el origen de la crisis actual del profesor Vicenc Navarro que curiosamente nunca fue publicado en El País aunque fue remitido y admitido por este periódico, y que finalmente se publicó en “Le Monde Diplomatique” en julio de 2013. En este artículo se analiza la relación entre el mundo del capital y del trabajo que nos ha llevado a la actual crisis financiera y económica. Se puede leer más abajo o en la página personal del profesor Vicenc Navarro.

- - - - - - 

En la extensísima literatura escrita sobre las causas de la crisis actual, pocos autores se han centrado en el conflicto capital-trabajo (lo que solía llamarse “lucha de clases”). Una posible causa de ello es la atención que ha tenido la crisis financiera como supuesta causa única de la recesión. Eso ha desviado a los analistas del contexto económico y político que determinó y configuró la crisis financiera así como la económica, la social y la política. En realidad no se puede analizar cada una de ellas y la manera como están relacionadas sin referirse a tal conflicto capital/trabajo. Como bien dijo Marx: “La historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases”. Y las crisis actuales son un claro ejemplo de ello.


Durante el periodo que siguió a la Segunda Guerra Mundial, el conflicto renta del capital versus renta del trabajo se apaciguó gracias a un pacto entre los dos adversarios. Este pacto determinó que los salarios, incluyendo el salario social (con aumento de la protección social basada en el desarrollo de los servicios públicos del Estado del Bienestar) evolucionaran con el aumento de la productividad. Consecuencia de ello: las rentas del trabajo subieron considerablemente, alcanzando su máximo (a los dos lados del Atlántico Norte) en la década de 1970 (la participación de los salarios, en términos de compensación por empleado, en EEUU fue del 70% del PIB; en los países que serían más tarde la UE-15, este porcentaje era el 72,9%; en Alemania un 70,4%; en Francia un 74,3%; en Italia un 72,2%; en el Reino Unido un 74,3% y en España un 72,4%).


A finales de la década de 1970 y principios de los años 1980, este pacto social se rompió como consecuencia de la rebelión del capital ante los avances del mundo del trabajo. La respuesta del capital fue el desarrollo de una cultura económica nueva basada en el liberalismo, pero con una mayor agresividad. Es lo que llamamos el neoliberalismo, cuyo objetivo es recuperar el terreno perdido mediante el debilitamiento del mundo del trabajo. A partir de entonces, el crecimiento de la productividad no se tradujo tanto en el incremento de las rentas del trabajo, sino en el aumento de las rentas del capital. Y esta respuesta, mediante el desarrollo de las políticas neoliberales (que constituían un ataque frontal a la población trabajadora), fue muy exitosa: las rentas del trabajo descendieron en la gran mayoría de países citados anteriormente. En EEUU pasaron a representar en 2012 el 63,6% del PIB; en los países de la UE-15 el 66,5%; en Alemania el 65,2%; en Francia el 68,2%; en Italia el 64,4%; en el Reino Unido el 72,7%; y en España el 58,4%. El descenso de las rentas del trabajo durante el periodo 1981-2012 fue de un 5,5% en EEUU, un 6,9% en la UE-15, un 5,4% en Alemania, un 8,5% en Francia, un 7,1% en Italia, un 1,9% en el Reino Unido y un 14,6% en España, siendo este último país donde tal descenso fue mayor.


Tales políticas fueron iniciadas en 1979 en el Reino Unido la Primera Ministra Margaret Thatcher y en 1980en Estados Unidos por el presidente Ronald Reagan. También fueron aceptadas como “inevitables y necesarias” por el gobierno socialista de François Mitterrand en Francia en 1983, al sostener que su programa de clara orientación  keynesiana (con el cual había sido elegido en 1980) no podía aplicarse debido a la europeización y globalización de la economía, postura sostenida por la corriente dominante dentro de la socialdemocracia europea conocida  como Tercera Vía (en España, a partir de 1982, por los gobiernos socialistas de Felipe González).


La aplicación de estas políticas neoliberales, definidas como “socio-liberales” caracterizaron las políticas de los gobiernos socialdemócratas en la UE. Todas ellas tenían como objetivo facilitar la integración de las economías de los países de la UE en el mundo globalizado, aumentando su competitividad a base de estimular las exportaciones a costa de la reducción de la demanda doméstica, reduciendo los salarios. Una consecuencia de estas políticas fue que el aumento de la productividad no repercutió en el aumento salarial, sino en el aumento de las rentas del capital.

Para alcanzar este objetivo, el desempleo fue un componente clave para disciplinar al mundo del trabajo. En todos estos países, el desempleo aumentó enormemente. Pasó de ser un 4,8% en EEUU en 1970 a un 9,6% en 2010. En los países de la UE-15 pasó de un 2,2% a un 9,6%; en Alemania de un 0,6% a un 7,1%; en Francia de un 1,8% a un 9,8%; en Italia de un 4,9% a un 8,4%; en el Reino Unido de un 1,7% a un 7,8% y en España de un 2,4% a un 20,1%, siendo este crecimiento mayor en este último país.


Esta polarización de las rentas, con gran crecimiento de las rentas de capital a costa de las rentas del trabajo, es el origen de las crisis económicas y financieras. La disminución de las rentas del trabajo creó un gran problema de escasez de demanda privada. Pero esta pasó desapercibida como consecuencia de varios hechos. Uno de ellos fue la reunificación alemana en 1990 y el enorme gasto público que la acompañó (a fin de incorporar el Este de Alemania al Oeste y facilitar la expansión de la Alemania Occidental en la Oriental), que se financió principalmente a base de aumentar el déficit público de Alemania, pasando de estar en superávit en 1989 (0,1% del PIB) a tener déficit cada año desde entonces y alcanzando un 3,4% de déficit en 1996. Alemania siguió, pues, una política de estímulo a través del gasto público, que (como resultado de su tamaño y centralidad) benefició a toda la economía europea.


El segundo hecho fue el enorme endeudamiento de la población. Los créditos baratos concedidos por el sistema bancario retrasaron el impacto que el descenso de las rentas del trabajo tuvo en la reducción de la demanda. Este endeudamiento fue facilitado en Europa por la creación del euro, que tuvo como consecuencia la tendencia a hacer confluir los intereses de los países de la Eurozona con los de Alemania. La sustitución del marco alemán y la de todas las monedas de la Eurozona por el euro, tuvo como consecuencia la “alemanización” de los intereses monetarios. España es un claro ejemplo. El precio del crédito nunca había sido tan bajo, facilitando el enorme endeudamiento de las familias (y empresas) españolas, pasando así desapercibida la enorme pérdida de capacidad adquisitiva de la población trabajadora.


Por otra parte, la gran acumulación de capital (resultado de que la mayor parte del aumento de riqueza de los países, causado por el aumento de la productividad, sirviera predominantemente a aumentar las rentas del capital en lugar de las rentas del trabajo) explica el aumento de las actividades especulativas, incluyendo la aparición de las burbujas, de las cuales las inmobiliarias fueron las más comunes, aunque no las únicas. La rentabilidad era mucho más elevada en el sector especulativo que en el productivo, el cual estaba algo estancado, como resultado de la disminución de la demanda. El crecimiento del capital financiero fue la característica de este periodo a los dos lados del Atlántico Norte, crecimiento resultante del endeudamiento y de las actividades especulativas. Este crecimiento se basaba, en parte, en la necesidad de endeudarse, debido al continuo descenso del crecimiento anual de los salarios en todos estos países, una situación especialmente acentuada en los países de la UE-15 (los más ricos). Así, tal crecimiento anual medio en los países de la Eurozona descendió de un 3,5% en el periodo 1991-2000 a un 2,4% en el periodo 2001-2010; en Alemania de un 3,2% a un 1,1% y en España de un 4,9% a un 3,6%.


Los establishments financieros y políticos de la Unión Europea creyeron que la crisis financiera estaba creada y originada por el colapso del banco estadounidense Lehman Brothers y se limitaría al sector bancario de EEUU. Thomas Palley, una de las mentes económicas más claras de EEUU y más desconocidas en Europa, cita al que era Ministro de Finanzas alemán, el socialista Peer Steinbrück (candidato del SPD a la cancillería en las elecciones del próximo 22 de septiembre) que profetizó que aquello –resultado de las debilidades del sistema financiero estadounidense- significaría el fin del estatus de EEUU como gran poder financiero. Este colapso del dólar, según él, beneficiaría al euro.


La gran ironía de estas predicciones es que quien al final salvó a la banca alemana fue el Federal Reserve Board (FRB), el Banco Central de EEUU. El modelo alemán basado en la exportación hizo a la banca alemana enormemente vulnerable a ser contaminada. Los bancos alemanes estaban masivamente intoxicados con los productos especulativos (subprimes) de la banca estadounidense. Grandes bancos (como el Sachsen LB, el IKB Deutsche Industriebank, el Deutsche Bank, el Commerzbank, el Dresdner Bank o el Hypo Real Estate) así como las Cajas (como BayernLB, WestLB y DZ Bank) entraron en el periodo 2007-2009 en una enorme crisis de solvencia, teniendo que ser todos rescatados, muchos de ellos, por cierto, con la ayuda del Reserva Federal de EEUU.


La orientación económica, basada en la exportación (algo típico del modelo liberal), había contagiado profundamente al capital financiero alemán, como resultado de sus inversiones financieras tanto en la banca estadounidense (llena de productos tóxicos) como en los países periféricos llamados PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España) y más tarde GIPSI (con la incorporación de Italia), llenas de actividades especulativas de tipo inmobiliario. En realidad la crisis financiera alemana y europea era incluso peor que la estadounidense y, cuando la enorme burbuja especulativa explotó (al paralizarse la banca alemana), apareció con toda crudeza el enorme problema del endeudamiento causado por la reducción de la demanda, ella misma provocada por la bajada de la renta del trabajo.


Una de las causas de ello es la arquitectura del sistema de gobierno del euro, resultado del dominio del capital financiero en  su gobernanza. Tal sistema de gobierno es producto de un diseño neoliberal que se basa, en parte, en la diferencia de comportamientos entre el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal y, en parte, en el distinto tipo de modelo exportador de EEUU y la Eurozona (multipolar en EEUU y centrado en la propia Eurozona en el caso europeo).


El BCE no es un banco central. La Reserva Federal sí lo es. El BCE no presta dinero a los Estados y no los protege frente a la especulación de los mercados financieros. De ahí que los Estados periféricos estén tan desprotegidos, pagando unos intereses claramente abusivos que han dado pie a la enorme burbuja de la deuda pública de estos países. Esto no ocurre en EEUU. La Reserva Federal protege al Estado norteamericano. California tiene una deuda pública tan preocupante como lo es la griega, pero esto no es una situación asfixiante para su economía. Sí lo es en Grecia.


A la luz de estos datos es absurdo que se acuse a los países periféricos de haber causado la crisis debido a su falta de disciplina fiscal. España e Irlanda estaban en superávit en sus cuentas del Estado durante todo el periodo 2005-2007. Eran los discípulos predilectos de la escuela neoliberal, dirigida por la Comisión Europea, siendo el Ministro Pedro Solbes, que había sido Comisario de Asuntos Económicos de la UE, el arquitecto de tal ortodoxia. En realidad, Alemania, durante el periodo 2002-2007, tuvo déficits públicos mayores que la supuestamente indisciplinada España.


No fue su inexistente falta de disciplina, sino la falta de un Banco Central que apoyara su deuda pública lo que causó el crecimiento de los intereses de la deuda pública, provista por los bancos alemanes entre otros, que se beneficiaron de la elevada prima de riesgo. El fin primordial de las medidas de recortes del gasto público, incluyendo el gasto público social, es pagar los intereses a la banca alemana, entre otros. El enorme sacrificio de los países GIPSI no tiene nada que ver con la explicación que se da en los medios y otros fórums de difusión del pensamiento neoliberal que atribuyen los recortes a la necesidad de corregir sus excesos, sino a pagar a una banca que controla el BCE que, en lugar de proteger a los Estados, los debilita para que tengan que pagar mayores cantidades a la banca. La evidencia de ello es abrumadora. El famoso rescate a la banca española es, en realidad, el rescate a la banca europea, incluyendo la alemana, la cual tiene invertidos más de 200.000 millones de euros en activos financieros españoles.

Una variación de esta explicación es el argumento de que el problema de la Eurozona es el grado del diferencial de competitividad, con alta competitividad en el centro –Alemania y Países Bajos- y reducida competitividad en el sur –GIPSI-. Este diferencial explica que los primeros tengan balanzas de comercio exterior positivas (exportan más que importan), mientras que los segundos las tengan negativas (es decir, importan más de lo que exportan). De ahí que la solución pase por un mayor crecimiento de la competitividad de los segundos. Y la mejor manera es bajar los salarios (lo que se llama devaluación doméstica).


Pero tal explicación tiene serios problemas. En primer lugar, ni Irlanda ni Italia tenían balanzas comerciales negativas cuando la crisis se inició. Es más, el crecimiento del componente negativo de la balanza de pagos en los países GIPSI se debió predominantemente al aumento de las importaciones, resultado del endeudamiento, no del descenso de la productividad o competitividad. Y ahora la mejora de su balanza comercial se debe a su escasa demanda. En ambos casos, poco que ver con cambios en la competitividad. En realidad, la productividad laboral estandarizada por actividad económica no es sustancialmente diferente en España que en Alemania. El problema, pues, no puede explicarse por un diferencial de competitividad, sino por un diferencial de demanda, acentuado a nivel europeo por un problema estructural, resultado del descenso de las rentas del trabajo. El motor de la economía de la eurozona se basa en el modelo exportador alemán, cuyo éxito se basa en la moderación salarial alemana (con salarios muy por debajo del nivel que les corresponde por el nivel de productividad), en la imposibilidad de los países periféricos de poder reducir el precio de su moneda (beneficiando a Alemania con ello), en la enorme concentración de euros, la movilidad de capitales de la periferia al centro y el dominio de las estructuras financieras, a través de la enorme influencia sobre el BCE que no actúa como un Banco Central. Ver la balanza de pagos como resultado de una diferencia de productividad es profundamente erróneo.


En realidad, Alemania debería actuar como motor estimulante de la economía, no mediante el aumento de sus exportaciones (basadas en bajos salarios), sino en un crecimiento de su demanda doméstica, incrementando sus salarios y su escasa protección social. El trabajador alemán tiene más en común con los trabajadores de los países GIPSI que con su establishment financiero y exportador. Y en los países periféricos deberían seguirse también políticas de estímulo, revirtiendo las políticas de austeridad que están contribuyendo a la recesión, además del malestar de las clases populares; políticas a las que se opondrán los agentes del capital, pues éstos verán reducidos sus ingresos. Así de claro. Marx, después de todo, llevaba razón.

El socialismo español es igual al socialismo frances?

Ha sido entrar el también español Manuel Valls a presidir el Gobierno socialista de Francia y empezar a gestionar como si fuera de derechas. Me da la sensación de que esto mismo ya lo conocemos. Una cosa es asumir que no todo lo que se promete con mentiras se puede luego cumplir, y otra sonreír y no aclarar, ser incapaz de enmendarse y explicar a los ciudadanos los motivos que llevan a los profundos cambios.

Las políticas que intenta poner Manuel Valls en Francia son muy parecidas a las que ya ha realizado Rajoy en España. ¿Para eso necesitamos tener dos fuerzas políticos con distintos colores?

Está claro que hemos logrado que el azul celeste y el rojo descafeinado parezcan lo mismo. Pero eso es mejor contar con los profesionales del conservadurismo, que al menos se equivocan menos.

Una vez que el mensaje del socialismo francés es igual al de la derecha y tras saber que en España somos unos copiones desde hace décadas, resulta imposible discernir si el PSOE es peor o igual al PP, sobre todo cuando se leen algunas declaraciones de viejas ballenas socialistas.

Pero es cierto que entre los afiliados del socialismo francés y español hay personas de izquierda. Hay gentes que pertenecen a un partido con el que no comulgan pero se callan. Hay ciudadanos que no entienden nada. Pero siguen sin hacer (casi) nada. Bien, efectivamente, Rajoy tenía razón. Solo hay que esperar a que pase el cadáver del enemigo, eso si, sentado a la sombra y callado.

20.4.14

La izquierda y la derecha ibéricas son lo mismo. Empresas de ETT. Todos

La península ibérica esta de acuerdo en algo, los socialistas son incapaces de aunar fuerzas con la izquierda a su izquierda, y está cada vez más próxima para aliarse con la derecha. En Portugal y en España.

La verdad es que esto clarificaría de una vez las posturas, un socialismo del siglo XXI ya lavado y sin ataduras antiguas uniendo sus potencias menguantes a una derecha ávida por seguir en el poder. Es la única manera que tiene la otra izquierda real para aumentar su presencia, pues también se demuestra incapaz de unirse entre ella para plantear alternativas. 

Es decir, tienen razón los ciudadanos cuando huyen de la política, pues es una ETT con discurso bonito pero incapaz de leer en el medio y largo plazo. Bueno, no me refería a toda la política, sino a esa izquierda que sabe que sigue siendo izquierda pero a su vez se siente incapaz de aunar fuerzas. Hemos ido convirtiendo la política en una empresa con diferentes colores o distintos modos de fichar en la entrada.

Aquello que los marxistas viejos llamaban plusvalía

También es posible que los humanos estemos enjaulados delante de los paisajes de nuestras vidas. Que incluso las aves que nos sobrevuelan tengan mucha más libertad que nosotros pues no dependen de un sistema organizado para aprovecharse de nuestra actividad. Somos productores, consumidores, impositores y obreros de la construcción de la sociedad. Otros en cambio, escondidos ellos, saborean junto a los pájaros aquello que les dejamos de más. Solo tienen que sobrevolar e ir recogiendo aquello que vale y es un plus para mantenernos con vida. Sí, aquello que los marxistas viejos llamaban plusvalía.

15.4.14

Católicos y pobres de Valencia, mezclados haciendo fila

Quien conozca bien Valencia sabe que la iglesia de San Nicolás es especial. Ayer había 14 personas pidiendo en una fila perfectamente ordenada. Quien piense que si en la puerta de una iglesia hay dos o tres personas pidiendo, eso es abuso, que sepan que en San Nicolás de Valencia hay 14 personas pidiendo.

Pero dentro sigue la curiosidad mal pensante. Ayer a las 12 horas había fila para confesarse con un total de dos sacerdotes. Fila de esperar en una sala preparada para confesar. 

En el mismo local religioso se juntas 14 pobres y 14 católicos esperando ser perdonados. ¿No es excesivo cinismo? Esto es la España del siglo XXI y se puede comprobar la comparación, pues los pobres de pedir son fijos y me imagino que los pecadores también.

13.4.14

El circuito Fórmula 1 de Valencia es otro ejemplo de lo que no se debe hacer

El urbanismo se debe ordenar y para ello están los gestores públicos. La tendencia (a veces solo ligera) del urbanismo si no se controla desde las administraciones es al desorden, al negocio, al abuso.
Pero cuando son precisamente los gestores públicos los que desordenar al crear, es de aplaudir en la cara como poco.
Acabo de ver en Valencia el trazado de Fórmula 1 y de recorrerme la parte abierta y algo de la zona enjaulada y cerrada que algunos han optado por romper vallas no sé bien por qué facilitando la entrada. El caso es que he recorrido lo que era un circuito urbano (casi) con unas obras absurdas queriendo imitar a Mónaco, en una zona que resulta en algunos puntos deprimentes.
Para entrar en el trazado del circuito de Fórmula 1 de Valencia he tenido que atravesar un campo de cricket en donde casi un centenar de indios o pakistaníes jugaban con brío sobre un terreno de escombros retirados. A la derecha, las vallas del circuito en mal estado, a la izquierda edificios en ruinas. Tremendo de analizar el paisaje urbano.
En una calle junto a la entrada he podido contar cuatro edificios nuevos a medio edificar que se han dejado sin terminar, tapiados desde marzo de 2012 y que lo han puesto marcado sobre el cemento para que no haya dudas.
Si se sigue el trazado por las zonas abiertas junto al puerto, se observa el desorden urbano de esta inversión, de una obra que no ayuda a entender la construcción del circuito con curvas ilógicas para la zona, edificios nuevos y de servicios salteados y hoy vacíos y cerrados, garajes desordenados cuando no edificios abandonados, dejando claro que todo se hizo para atender las exigencias de un circuito de velocidad, pero no para urbanizar una zona esencial para Valencia, y con un coste tremendo para pocos días de uso natural, primando solo para lo que fue diseñado sin valorar que el resto de semanas y años sería una zona junto al mar especialmente útil. 
Todas las comparaciones son odiosas, pero si lo hacemos con Barcelona es penosa e inexplicable. Pero las deudas hay que pagarlas.

11.4.14

Cuatro soluciones básicas ante el problema de Corrala Utopía en Sevilla

Los españoles nos vamos demostrando poco a poco —pero sin pausa— que somos incapaces para gobernar o gestionar entre equipos que atiendan principalmente el trabajo a desarrollar, antes que la ideologías o las soluciones interpuestas que sirvan para defenderse cada uno. Y me explico.

Salta al problema de Sevilla, el desalojo de la corrala “La Utopía”, el enfrentamiento entre la Consejera de Vivienda y la Presidenta del Gobierno andaluz, y nos volvemos todos incapaces de resolver la situación y el problema de las familias que se quedan en la calle sin vivienda, que queda tapado por el de dos partidos políticos de izquierdas que entienden de distinta manera las formas y los derechos. Mal vamos. Por cierto, ambos tiendes razones y ninguno de ellos una sola razón, pues hay varias.

Al PSOE siempre la ha jodido mucho gobernar junto a otras fuerzas políticas, sean IU, CHA o quien aparezca por su izquierda. No así cuando tiene que gestionar con partidos a su derecha, léase PAR. Ellos sabrán (y nosotros también) por qué. Pero mientras tanto los que sufren son las personas, los ciudadanos.

Como el problemas de Andalucía tiene una solución no sucede nada, se intenta buscar esa solución, en vez “de la” solución para las familias. A algunos les interesa un adelanto electoral en Andalucía, unas elecciones autonómicas fuera de hora y que vendrían a posicionar mejor a Susana Díaz. Y a IU también le vendría bien un adelanto electoral pues sabe que está subiendo y no se cree los sondeos que dicen a veces que el PSOE andaluz podría sacar mayoría absoluta. Al único que le pillan sin pie ni base es al PP que está preocupado con esta posibilidad. ¿Las personas sin vivienda?, bien, asustadas, muy preocupadas. Como siempre.

¿Soluciónes? La primera esperar a que vuelva de su viaje oficial la Consejera de Vivienda. La segunda templar gaitas y calmar la pelota. Tercero realojar a las familias en hostales o de forma provisional hasta que se pueda resolver la situación, que puede ser cuestión de dos o tres días. Cuarto estar más pendientes de todos los problemas sociales que se producen cada día, para que no se solapen las importantes con las urgentes, las legales con las que se orillan por el estrecho camino de la ley de la extrema necesidad.

9.4.14

Soluciones para España. Manuel Teruel, Presidente Cámaras de España

Manuel Teruel, Presidente de la Feria de Zaragoza y del Consejo Superior de Cámaras de España habló muy claro en Ibercaja para aclarar algunos conceptos que nos pesan como una losa en nuestra economía de la recuperación. O no. Hay muchas personas con soluciones ante la actual situación, pero curiosamente también hay muchas personas con más miedos y obediencias y que son precisamente los que gestionan el país no sabemos hacia donde.

Las pymes españolas necesitan más Europa y más unidad de mercado, para ganar en desarrollo.
Si los países emergentes pagan menos por la energía que los ya industrializados, es imposible competir con ellos.
Si el transporte de estos países “imitadores” es más barato para trasladar sus producciones que los que tiene que pagar la industria nuestra, nos seguirán ganando la partida.
Por costes laborales hace mucho tiempo que ya no podemos competir, pero tampoco en I+D+i pues carecemos de recursos y de tiempo, pues nuestras empresas necesitan un retorno inmediato a sus inversiones.
Hay que mejorar la competitividad, apoyando a las pymes.
Hay que planear estrategias a medio y largo plazo.
Hoy la Unión Europea representa el 25% del comercio mundial. En los años 80 representaba el 37%. En este mismo tiempo China ha pasado del 1% al 11%.
Solo con más crecimiento en Europa podremos parar los recortes sociales.
De las crisis no se sale, simplemente hay que adaptarse a la nueva realidad.
Para atraer inversiones hay que tener más estabilidad política y seguridad jurídica, algo que no ha sucedido con las energías renovables.
Lo gobernantes no se dan cuenta de la velocidad que están teniendo los cambios a nivel globalizado.
Hay que crecer más del 1% o no será posible atraer inversiones, y sin ellas no aumentaremos en competitividad.
Las empresas de menos de 250 trabajadores son las que generan y soportan el 90% del empleo en España.
De poco sirve tener el mejor aceite y que se comercialice desde marcas italianas. No podemos admitir que seamos el segundo fabricante de coches en Europa y no tengamos ni una sola marca española.
Las pymes tienen que tener mejor financiación, ayudarlas a comprar tecnologías, a exportar y a crecer. En España para crear una empresa hay que hacer 220 trámites.
Más competitividad digital, más crecimiento sostenible, mantener conquistas sociales, redefinir los objetivos de mentalidad social. Hay que crecer en natalidad.
No es posible que los únicos bancos que tengan las pymes sean sus clientes y proveedores.
Hoy toda Europa está más cerca de España que cuando yo de niño iba de mi pueblo en Teruel hasta Zaragoza.

7.4.14

La grosería de los periodistas derechones es muy antigua ¿no?

Yo creo que la grosería de algunos periodistas está de moda. Es una forma de ganarse las sopas cuando no se está en la inteligencia suficiente como para vender opinión.

Tras llamar Alfonso Rojo a Ada Colau “gordita” mientras sonreía en la Sexta, ahora le sale a su defensa un tal Salvador Sostres llamando directamente gorda a Ada y aconsejándola que reparta su grasa con los pobres. Jodo como se las gastan los de derechas cuando les quitan SU razón de insultar. Este Salvador tendría varios adjetivos posibles, pero no me gusta ponerme a pensar por él.

Algo les pasa a los de derechas extremas que se ponen violentos con los progres, lo cual es un marchamo de reconocimiento. No es posible ser progre respetable si antes no te han insultado los fechas, deben pensar los que pululan por lugares de comunicación que nunca antes tuvimos en este santo país. La crisis está haciendo estragos entre todos. Pero al menos entretienen con sus groserías, y siempre es mejor que se entrenen a faltar desde un medio de comunicación que no desde la calle y en los callejones a oscuras.

Para mi que como Mariano habla muy poco les está dando a todos los derechones por ocupar su papel de comunicador creyéndose con la razón de tener que decir groserías. Pero nadie alcanza la finura de Esperanza, sus razonamientos finos ni sus excusas de mala pagadora.

6.4.14

Hay que molestar a los poderosos, hay que ser duros y severos con ellos

Hay que molestar a los poderosos, hay que ser severos y duros con los magnates del poder, con los dueños del futuro y del negocio, con los avaros y los gobiernos que benefician a los ricos, con los corrompidos por el dinero o el poder. 

Si demostramos la debilidad que ellos esperan se crecerán aun más. Su obligación es la de ganar a costa nuestra y la de no dejarse molestar. Se defenderán contra los que molestamos, pues además de tener y poseer la tierra quieren tener las razones y los cielos abiertos. 

Dominan las religiones, los políticos, los bancos, las naciones, los militares y los guardias. Los medios de comunicación y las justicias. Dosifican las quejas del resto a su antojo para lograr parecer sin que sean verdades que arrecien y molesten mucho.

Hay que recordar que la inmensa mayoría de los bueyes nunca saben que son bueyes ni que tiran de un carro pues se les tapa los ojos para que solo vean el camino por donde deben seguir empujando. Nunca se les permite ver el sol ni las veredas.

No es la crisis, es la reubicación social. ¿Eres rico o pobre? No hay más

La economía es estado de ánimo. Es hoy (casi) imposible estudiar economía si no se conoce lo más profundo de la sociología. Los números y los dineros se mueven a ritmo de miedos y de ánimos, de temores o de optimismo. Y eso hay que tenerlo en cuenta.

Cuando Zapatero nos dijo que estábamos jodidos y que había que recortar y jubilarse muy viejos teníamos una prima de riesgo a 165, la misma que hemos vuelto a tener ahora, cuatro años después. No sabía (decía) que subiría hasta la nubes pues no se enteraba de nada, ni de la crisis que nos vino en 2007 y que para José Luis era un resfriado (aseguraba para no meternos miedo).

Lo cierto es que cuatro años después, decimos ante la misma prima de riesgo (es decir el dinero que se nos va en pagar intereses de la deuda a “otros”) que estamos cojonudos, que esto es la bomba y que ya salimos. Eso si, debemos el doble de dinero, hemos tenido que meter miles de millones para que los bancos no se nos hundiera, tenemos más millones de desempleados y la sanidad o la educación están de asco además de tener una sociedad mucho más cabreada.

Pero ahora nos cuentan que estamos de vicio. Que debemos estar contentos pues ya salimos. Y nos dice el Mariano que aunque ahora solo lo noten unos pocos en el futuro lo notarán muchos más. Con dos cojones. Ahora lo notan solo los ricos que son más y con más. Pero los desempleados y los jubilados y las clases medias y los pobres, eso también lo notan. Pero a peor. Se equivoca Mariano (por que así quiere equivocarse), lo estamos notando todos. No es la crisis, es la reubicación social.

5.4.14

Doce actividades en innovación que pueden servir para una sociedad mejor

Se ha publicado un listado con los doce jóvenes (menores de 30 años) y casi todos de EEUU, que parecen destacar ya en el mundo de la innovación por sus trabajos que parecen abrir nuevos caminos ante la historia. Si vemos a qué se dedican tal vez podamos enumerar las actividades que por su importancia ante el mundo del futuro pueden modificarlo. ¿Tal vez son ser las actividades que realmente se necesitan para salir hacia una sociedad mejor?

Estos doce jóvenes con futuro, son cinco mujeres y siete hombres con una edad media de unos 25 años; casi todos ellos han estudiado en EEUU lo que nos deja una cierta segmentación geográfica equivocada pero la admitimos, pues estos análisis casi siempre vienen del mismo país. No hay europeos y sí un africano, una asiático y un iberoamericano. Veamos a qué actividades se dedican estos jóvenes investigadores, tal vez como ejemplos de actividades con futuro y en muchos casos trabajos multidisciplinares.

Ciencias políticas junto a Ciencias sociales y la nutrición en el mundo.
Ciencias políticas con Filosofía social aplicada a la inacción
Acción social junto a Ciencias políticas por la ética del desarrollo

Economía del consumo privado
Microeconomía que extienda a gran escala una pequeña idea
Salud con la alimentación y Economía pública ante desastres personales
Innovación económica pública y humildad intelectual

Cambios profundos en sistemas educaciones a través de la literatura
Educación fuera del sistema educativo reglado, buscando habilidades y no tanto conocimientos

Psicología de las emociones y de las relaciones personales
Psicología del trabajo, el arte, la música y la cultura
Psicología filosófica de la felicidad

3.4.14

En la Abadía del Sacromonte hay excesivas dudas sobre las religiones

No me gusta que me manipulen, que en explicaciones culturales e históricas me mientan disfrazando la verdad u omitiendo aquellos puntos que son controvertidos y por ello capaces de crear diversas interpretaciones.

Hoy he visitado la Abadía de Sacromonte en Granada. Interesante lugar para conocer algo más la mezcla de religiones entre musulmanes, judíos y cristianos. Pero lugar en manos de católicos pocos dados a explicar la importancia histórica de los judíos y los musulmanes en una tierra donde el catolicismo llegó unos 22 siglos más tarde que el judaísmo, por poner un detalle sobre la mesa.

No me gusta nada que sigamos pensando (y vendiendo) que todas las religiones son muy malas excepto la nuestra, cuando los puntos en común entre todas ellas son múltiples, más todavía si nos adentramos a mirar con ojos neutros los siglos viejos y las formas de las diversas religiones.

Me da igual que los plomos plúmbeos sean falsos (o no) y las reliquias que estaban junto a ellos sean milagrosos. Me da igual saber que estos libros plúmbeos, precisamente lo que dicen, es que los musulmanes son tan buenos como los cristianos y deben estar llamados a entenderse ambas religiones. Me importa poco que la cruz de David esté en innumerables lugares dentro de la Abadía de Sacromonte y se nos diga que no tiene nada que ver con los hebreos aunque en una sobre puerta esté claramente en relieve la estrella de David y en hebreo el nombre de Jesús como profeta y que nos intenten convencer de que todo esto es solo por que esta estrella de David también se empleaba para señalar la sabiduría en una Universidad cristiana de Derecho. Si en los reversos de los plomos plúmbeos esté tallada la estrella de David y sirvió curiosamente para utilizar ese símbolo en la abadía que termino siendo una Universidad privada, se mezclan demasiadas cosas curiosas. Excesivas mezclas de religiones para que de un plumazo nos tengamos que creer que San Cecilio patrón de Granada estuvo enterrado en este mismo lugar, en las cuevas, donde fue martirizado y quemado en los hornos de cal del Sacromonte en el año 55 hasta que se encontraron sus restos junto a los falsos plomos plúmbeos. ¿Unos restos sin ciertos y otros no?

2.4.14

Callarse ante el cambio climático es de cobardes

Ultimamente yo no somos solo unos ciudadanos incapaces de controlar el consumo desmedido, es que además parecemos gozosos sabiendo que lo que creamos no sirve más que para un corto tiempo; que tan importante como consumir lo que puede que no sirva, es admitir con gozo que entramos en una senda de tener que cambiar cada poco tiempo de utensilios, pues así los van creando para darnos felicidad artificial.

Consumo desmedido, incontrol en la necesidad irreal de poseer todo, descontrol de lo que le supone al planeta seguir por el camino de poseer lo que no sirve, sin medir si nos lo podemos permitir como sociedad.

Sabemos que en el momento de la compra, todo objeto ya lleva marcado el tiempo del recambio, la obsolescencia programada para que no nos salgamos de la espiral. Pero nadie nos dice, a nadie le importa, saber si el planeta se lo puede permitir, con independencia incluso de si como sociedad lo podemos consentir.

Como sociedad, al haber varias y muy diferentes, tal vez podamos permitirnos tonterías injustas que suenan a delitos morales. Pero como planeta no nos podemos permitir los abusos que de forma estúpida nos han cambiado ya el clima y las formas naturales de vida.

Los consumidores enfermizos creen que esto son tonterías y dentro de su egoísmo se dicen que a ellos no les afectan. Que sean ciegos ante sus hijos no nos deben hacer callar pues también son ciegos ante nuestros hijos. Callarse es de cobardes.

Hay que desfusionar bancos tras fusionarlos todos. No nos enteramos nunca, jope

Tras admitir en España lo que nos dijeron los economistas "jefes" de la crisis sobre la debilidad de la banca española, nos pusimos como posesos a absorber bancos pequeños por bancos grandes, a cerrar todo lo que no fuera de tamaño elefante y a cargarnos todas las Cajas de Ahorros pues sonaban a pequeños cascabeles débiles en un sistema que debía ser grande y poderoso.

Y les hicimos caso en España, y nos está quedando un mercado bancario de lo más grande en tamaño de las pocas marcas que van quedando. Pocos bancos pero muy potentes.

Pues bien, ahora se salen desde Europa con que esto es un gran error, que deberíamos evitarlo pues los grandes bancos son mucho peores que los pequeños ya que es imposible dejarlos caer. Vamos, que un banco grande es más potente que el Gobierno y la sociedad juntos y hay que plegarse a sus trucos, trampas o caprichos. Mientras que si tuviéramos muchos bancos pequeños, cuando uno cogiera gripe le dejaríamos morir y no tendríamos que soltar la pasta gansa.

No queda claro si les daremos a un Premio Nobel primero a los que dijeron de hacer bancos grandes, si se lo daremos a los que dicen lo contrario o haremos como se hace casi siempre, dárselo a las dos tendencias y así solo nos equivocaremos una y acertaremos otra. Somos unos estafados en manos de unos mafiosos peligrosos.

1.4.14

La emigración española ya manda en Europa. ¡Preparaos, europeos!

La inmigración española a Europa ya va dando resultados. De momento Manuel se nos ha convertido en Primer Ministro en Francia y Ana en alcaldesa de París. Eso es lo que tiene emigrar, que como se van los mejores siempre hay más posibilidades de que se hagan famosos. 

Cuando algún ministro poco popular en España decía que era bueno emigrar creo que se refería a esto, a que poco a poco podríamos copar el poder de Europa pero no desde Madrid sino desde las capitales importantes de Europa. En cuanto haya elecciones libres en Rusia y Ucrania allí que nos iremos a ocupar la obligación de liderar las soluciones para Europa. 

Lo curioso es que en ambos casos son socialistas, Manuel o Ana son socialistas y si vivieran aquí igual eran del PSOE y le plantaban cara a Rubalcaba. Manuel sin ir más lejos es mucho más guapo que Alfredo. Ana habla mejor el francés y el inglés que Botella aunque no entienda tanto de café con leche y churros. De momento vamos demostrando que los españoles fuera de su tierra somos capaces de plantar cara al mundo. Si llenamos Europa de emigrantes españoles nos hacemos dueños de esto en plan sorpresa y sin tener que prohibir la siesta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...