31.8.14

PODEMOS no es nada. Pero tiene el apoyo de cinco millones de posibles votantes

Tras el sondeo electoral publicado hoy por El Mundo y del que hemos dejado en esta entrada el gráfico, caben muchas preguntas sin respuestas. La primera es que el PP goza de buena salud y que a los populares no les afecta lo más mínimo el ascenso de Podemos. Ellos van a lo suyo y no pierden seguidores o electores. 

Pero en cambio en la izquierda hay un auténtico cataclismo, aunque sigan la mayoría de los dirigentes implicados sin saber ver, sin creerse la insistencia de los sondeo, sin pensar que entre nosotros, los que participamos en la política desde la izquierda, algo importante ha cambiado.

Podemos no es nada. Esto es lo más curioso de todo. Podemos no existe todavía aunque tenga “Los 100.000 hijos de Pablo” haciendo círculos. No tienen programa. No sabemos si son comunistas o socialistas. Incluso si no son nada de las dos opciones conocidas. No sabemos —de ser algo conocido— hacia qué opción de las varias que ya existen dentro del comunismo o socialismo se decantan más, incluso no se lo pedimos pensando los ciudadanos que van a crear una filosofía política y económica diferente, pero de la que todavía no entregan ni un solo apunte novedoso.

No tienen más de media docena de personas conocidas por los medios de los que tenemos algunos bocetos verbales, pero son capaces de que cinco millones de españoles teóricos les aúpen como la opción lógica para gobernar esta España. ¿Estamos locos?

Claro que en realidad lo que están haciendo esos cinco millones de teóricos españoles es decir que todo lo que hay antes de ahora no les sirve para nada. Que lo que ya conocen es basura para ellos y prefieren lo nuevo por conocer. No saben qué es Monedero o Iglesias, pero lo prefieren a un Pablo Sánchez que les suena a un anuncio de El Corte Inglés. Que un partido que todavía no tiene sede donde reunirse, un local con una caja de zapatos donde guardar sus apuntes, tengan la misma prospección de voto que el partido que aspira a gobernar, que el segundo partido político de España, es de preocupar.  Pero parece que es lo que queremos los españoles.

Por cierto, a la hora de sentarse a negociar Podemos e IU: ¿con qué números de fuerza se sentarán cada partido político?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...