21.9.15

¿Es legal darle limosnas a la Virgen?

Los conflictos religiosos pueden ser curiosos si prospera alguna demanda ya presentada sobre la existencia o no de la propia Virgen, pues Hacienda somos todos y de los ingresos se paga.

Este limosnero de Toledo está demostrando que ha sido usado muchas veces para meter sobres y billetes, pues el desgaste de su boca es patente, como también lo es la poca delicadeza y los muchos años del texto.

El Monte Sión existe, en un lateral de Israel y donde se cree estaba el cenáculo, la tumba de David y el lugar donde la Virgen se durmió, pues ella nunca falleció como todos los humanos. La diferencia es que en su caso no se separó el alma del cuerpo, sino que se mantienen unidos para poder seguir haciendo milagros. Nosotros, los simples mortales, como quedamos divididos y separados en dos en cuanto nos morimos, se acabó el trabajo, excepto que hayas dejado algo en este mundo que sirva para seguir dando de qué hablar. ¿Y donde se esconden las almas de los mortales? Dicen algunos científicos que el alma pesa 25 gramos. Y lo dicen con pruebas. Joroba.

1.9.15

Still Life. Naturaleza muerta. Nunca es demasiado tarde

Acabo de ver la película “Nunca es demasiado tarde”, una excelente historia de Uberto Pasolini, que en su nombre original se titula “Naturaleza muerta” o "Still Life", en esos ejercicios curiosos a la hora de renombrar las películas para España.

Es un constante ejercicio de soledad, de melancolía, de amistad, de dolor carnal, de tristeza que se va convirtiendo en alegría hasta que un golpe de suerte convierte todo otra vez en tristeza, para volver a resurgir al final la lógica alegría del trabajo bien hecho. Como unos círculos donde lo de menos es lo que se ve, sino lo que se siente, lo que se percibe, lo que se escucha. Es el ARTE de la tristeza que se convierte en alegría. El arte de la soledad que se llena de gente.

Es una película para escuchar, no para ver. Aunque sin verla todo lo que se escucha es totalmente diferente. No se puede añadir nada a la película ni a los comentarios. Excepto que su protagonista, Eddie Marsan está de escándalo triste.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...