30.3.16

¿En qué se parece un libro con comer con palillos?

Estamos degradados, es decir, menos “dados” a encontrar soluciones de lo que viene estipulado en nuestro ADN. Así nos puede caer todo tipo de aguas encima, y no con olor suave precisamente. Al menos se regalan libros los chicos de izquierda, que siempre queda mucho mejor que regalarse flores asesinadas. Es un buen ejercicio cultural, hay que entender que regalarse libros es un ejercicio muy interesante, donde lo de menos es leérselo de principio a fin, sino tenerlo, disfrutarlo, consultarlo, prestarlo y dejarlo en tu propia biblioteca. Tener libros, regalar libros, es algo que llena las almas, y sobre todo las habitaciones.

¿Quien dijo que un libro no está para leérselo desde la página una a la última y en este orden? Yo creo que no es obligatorio por mucho que el autor nos lo recomiende. Tal vez hay que dar un manual de instrucciones por cada libro que se vende, para así aprender a consumirlos. A veces leerse un libro es más complicado que comer con los palillos japoneses. Aunque todo es aprender o fijarse bien en cómo lo hacen los otros.

27.3.16

Los peores dueños son los criados con traje y mando

El poder todo lo puede, incluso ese poder que no sabemos que existe, aquello que ni nos imaginamos que se puede manipular. Lo curioso es que además el poder se auto multiplica. 

Quien tiene un poco de poder necesita más y más para poder seguir conservando el anterior. 

Así…, hasta perderlo. 

No es que el poder corrompa, es que el poder es corrupto por naturaleza, necesita serlo para poder nacer y crecer. Es como esa droga legal que nos atrapa y nos cambia.

Pero quien piense que el poder es simplemente un ejercicio político se equivoca totalmente, el poder real es el del dinero, y el dinero de verdad no lo tiene ni lo manejan los políticos, sino las grandes empresas que no tienen dueños. 

Curiosamente la corrupción más brutal no la ejercen los dueños de las empresas más poderosas, sino los sinverguenzas (no tienen vergüenza) y tontos que se dedican a conservar el poder para “otros”. 

Los peores dueños son los criados con traje de mando en plaza.

26.3.16

La España mal educada, que aumenta

Enseñar el sujetador en la capilla de una Universidad puede ser castigado por una severa multa y además dar gracias por la suerte de que no sea más la condena. Pero mostrar la dureza de las manifestaciones católicas en algunos países, en algunos pueblos de España, en nuestras calles con la salida de personas torturadas, golpeadas, o incluso esqueletos como en Zaragoza, nos parece educativo, donde llevamos niños a verlo, a participar, cuando no a militares de variado color. Es la España curiosa que sigue imponiéndose, muchos no sabemos bien por qué.

25.3.16

Recuerda: o contra ellos o entre nosotros. Peligrosísima frase

La frase es contundente, no hay duda. 

Recuerda: o contra ellos o entre nosotros

Tras leerla y ver que es militante y provocadora, uno piensa que debe ser borrada con urgencia. Si la sociedad la lee, la entiende y le hace caso, estamos perdidos, pensarán los que tienen todo que perder. No es subversiva, es que es peligrosa, más en estos tiempos en que todo está prohibido y perdido. Incluso decir culo a las 5 de la tarde. “Recuerda: o contra ellos o entre nosotros”. Joder qué fuerte, muchachos. Estamos en el 68 otra vez. Pero tranquilos que es marzo. Aún nos queda mes y medio. Yo la hubiera cambiado:
             Recuerda: o contra ellos o con nosotros.

24.3.16

España y Europa paradas… porque quieren. O por incapaces

Viñeta de El Roto, para hacernos sufrir
Hoy me preguntaba un vecino y amigo que como es posible que siga España sin gobierno con la que está cayendo. Y me daba una serie de pinceladas como si yo pudiera hacer algo al respecto. No debo convencerme yo, nos debemos convencer todos. Pero unos pocos con responsabilidad en plaza no lo saben, creen que es posible jugar con los tiempos como si esto no importara para nada. Y no, los tiempos marcan las decisiones, y unas se engranan con otras, formando parte de un paisaje social que es el que da forma al todo en cada momento.

Incluso y esto lo sabemos pero parece no importarnos, no es lo mismo que ante los refugiados esté en Europa un español u otro, que ante los últimos atentados de Bruselas las muestras de capacidad de respuesta de España las dirija un partido político u otro. España SÍ importa, somo un gran país por espacio, por geografía, por economía y personas, por historia. Y quien no crea esto lo mejor que debe hacer es marcharse de España. No pasa nada por eso.

Seguimos con una economía peligrosa, con una situación laboral y productiva muy preocupante, con una Europa que necesita que todos los países importantes estén trabajando por ella. Necesitamos tranquilidad interna para afrontar la intranquilidad externa. Pero nada de esto toca. Ahora lo que parece moda es salir a ver unas procesiones de la Edad Media, irse a la playa o a la nieve y descansar de “nada”. Pobre España, pobre Europa.

23.3.16

Los refugiados necesitan ayuda de Europa ¿hay duda?

¿Qué pensarán de Europa estos cuatro niños cuando sean adultos? Depende de ahora
A Europa están llegando miles de personas que escapan de la guerra de Siria y de zonas de conflictos en Irak, Libia, Afganistán, Eritrea y en otros países de la zona, seres humanos como nosotros que necesitan una respuesta colectiva y compartida para acoger, atender y respetar los derechos básicos de todas aquellas personas que llegan a Europa, para darles el cobijo, la seguridad, el calor y los servicios básicos que les correspondan, mientras no puedan retornar libremente y seguros a sus respectivos lugares de origen, dentro de las más elementales obligaciones de aplicación de los acuerdos internacionales sobre el respeto de los Derechos Humanos y al Derecho de Asilo reconocido universalmente.

Grecia está soportando en grado extremo las consecuencias de las decisiones de Europa sobre este tema, por las omisiones de servicio humanitario que hasta el momento han tomado las instituciones europeas ha adoptado hasta ahora.

No podemos condicionar la respuesta europea a la insolidaridad y la reacción negativa e inaceptable de los ciudadanos europeos que viven con odio y/o incertidumbre la llegada de personas extranjeras. Sus temores no provienen del miedo al otro, sino que son fruto de la precariedad social y económica que también nosotros sufrimos y que tiene una relación directa con la situación de crisis causada por la errónea política de austeridad y destrucción de servicios públicos que se ha impuesto en Europa desde el estallido de la crisis financiera y social de 2008.
Debemos dar los servicios básicos a las personas que buscan refugio en Europa, que ya están en uno u otro país en condiciones al límite de la dignidad; los que llegan a diario empujadas por la desesperación a uno u otro punto de entrada a Europa; los que esperan en la frontera de Siria con Turquía huyendo de la guerra que les ha expulsado de sus ciudades y hogares, y a todos los que estén ya en la Europa Unida o se esfuercen por llegar, soliciten asilo y protección por el tiempo que las guerras en su país les impiden volver a sus hogares, sus ciudades.

No se puede diseñar un acuerdo bilateral entre la Unión Europea y Turquía contrario a los Derechos Humanos y a las Leyes internacionales, para evitar la llegada a territorio europeo de nuevos refugiados y para fabricar procesos inmediatos y colectivos de repatriación forzosa de ciudadanos llegados a Europa y demandantes de asilo. Hay que trabajar con Grecia y Turquía para resolver las condiciones indignas y contra su voluntad, a miles de ciudadanos en busca de asilo, que huyen de la violencia contra sus vidas o sus futuros, ayudando a estos dos países para que puedan hacer posible estas ayudas con apoyos técnicos y con ayudas económicas y sociales.

Se deben crear programas de acogida solidaria, humanitaria, a la altura de esa Europa en la que creíamos todos hasta hace unos años, que ayude a las personas en su seguridad, su salud, su bienestar básico y humanitario, mientras se trabaja en la pacificación de las zonas en conflicto.

22.3.16

Malas marchas, malos vicios

No entiendo bien esta frase en teoría escrita por unos ácratas. “Malas marchas, malos vicios”. Pero algo debe querer decir, se han intentado comunicar con nosotros y no les estamos entendiendo. Y lo curioso es que además no son marcianos. Alguien se lo tiene que hacer mirar, o ellos o yo. Comunicar es hacerse entender con facilidad.

14.3.16

Cuidado con las prohibiciones, no vayan a empujarnos fuera

Viñeta de eldiario.es
En el grito de “No pasarán” se esconden muchas posibilidades. Desde la más histórica de evitar que los combatientes de un bando arrasen a los del otro, a la de estos momentos en Europa intentando evitar que los refugiados entren en la que consideramos idiotamente “nuestra casa”.

Europa no es “nuestra” casa, entre otros graves motivos, porque los propios europeos no sabemos bien a qué nos estamos refiriendo cuando decimos “nuestra casa”. ¿La casa de los europeos ricos donde dejamos estar a los europeos del sur para que hagan de criados? La Europa del Este que no entiende a la Europa del Mediterráneo? ¿La Europa anglosajona que está mirando más a los EEUU que a Grecia? Podemos querer a Europa, y podemos pensar incluso que “no pasarán”, pero cuidado pues en esta frase se esconde el: ¿a quien no vamos a dejar pasar?

Podría ser que sobre quien no les gustaría que pasaran fueran a los europeos pobres, o los europeos musulmanes que hay muchos millones, o incluso los europeos que se toman la siesta aunque trabajen más horas que los suecos. Cuidado con poner puertas a la libertad, pues nos pueden pillar fuera o nos pueden empujar a salir.

13.3.16

Somos responsables de no cuidar nuestra sociedad

Andrew McCarthy, exfiscal de EEUU nos da una clave válida para todos los movimientos extraños que podamos observar en las sociedades de todo tipo, aunque él se refiera a la suya propia. En el fondo es tan sencillo de comprobar “su verdad” como quitar el nombre del artista protagonista y poner el nuestro, el cercano, al que conocemos. Somos responsables de la mierda. También de la basura y de los errores. No los actores principales, sino el público por ir a la función, aplaudir o incluso por no ir y hacer mutis.

“Donald Trump no es la causa del deterioro del nuestra política (o sociedad), sino el efecto del deterioro de nuestra cultura (o forma de entender el momento social que nos rodea)

7.3.16

Europa se nos muere, pues no queremos dejarla nacer

Europa NO la estamos inventando nosotros, no se está inventando ahora, lleva más de 20 siglos funcionando de irregular manera, con diversos diseños y tamaño, con muy diferentes conceptos y dirigentes. Y debemos ser humildes y aceptarlo si en realidad queremos pasar a la historia como la generación que supo no destruir Europa, ahora que ya sabemos que no seremos capaces de hacerlo como la que construyó una nueva Europa, más social, más válida, más respetada.

Europa es un enorme espacio político y territorial, cultural, social y humano, con una enorme diversidad de conceptos que le dificultan enormemente ser “una”. Pero sobre todo lo que más le dificulta serlo es precisamente el carácter europeo, los propios seres que poblamos Europa desde esa diversidad tan variada y creemos personal.

Yo llevo pisados nueve países europeos. En todos ellos me he encontrado como uno más. Si no muestras el plano, si no hablas, si simplemente paseas o compras, observas o fotografías, te logras confundir con todos, pues todos somos iguales. Los detalles son tan mínimos que no permiten generalizar las diferencias. Soy europeo, y todos ellos también son como yo, europeos. ¿Cual es el motivo para sentirnos diferentes entre todos nosotros?

En los últimos años he visto pobres en todos ellos, tirados por los cajeros automáticos o por las estaciones, en los rincones o en los lugares escondidos. En todo he visto las mismas tiendas, los mismos productos, casi en todos ellos la misma moneda, los mismos carteles, la misma forma de organizarse. Casi los mismos baches, los mismos problemas en sus barrios que tengo en mi Zaragoza. Pero nos sentimos totalmente diferentes a ellos. Y ellos a nosotros.

El Espacio Schenger ha facilitado la integración. Pero nos dicen que de personas cuando deberían decir de productos, de mercados, de aduanas. Libre circulación de personas, es cierto, pero también de mercancías, de beneficios, de horas de trabajo. Hemos querido convertir Europa en un enorme Mercado Común que creíamos superado con los crecimientos, cuando en realidad nunca estuvo en la mente de los políticos europeos olvidarlo. Pero para un Mercado Común ya tenemos la globalización. No hay que jugar con Europa.
Nunca quisieron los políticos de esta construcción europea en estas tres últimas décadas al menos, construir de verdad los Estados Unidos de Europa. Europa es sólo un 10% más grande que los EEUU, aunque la Unión Europea es la mitad de tamaño que los EEUU. En cambio en población les ganamos de calle con un 60% más de ciudadanos en el caso de la Unión Europea y un 233% más en el caso de la totalidad de Europa. Es decir, no somos tan distintos como concepto económico y territorial como para no poder lograr lo mismo que lograron los EEUU entre los siglos XVIII y XIX. ¿Por qué Europa no es capaz?

Siempre decimos como respuesta fácil, que los dirigentes europeos no quieren. O que al mundo globalizado no le interesa una Europa unida. No digo que no sea cierto. Pero lo más básico es más sencillo que todas esas respuestas. Es que a los ciudadanos europeos no les gusta la idea. No quieren ser un sólo país. Nadie quiere perder su condición de español, francés o polaco. Nadie quiere asumir que siendo europeo y en igualdad de posibilidades, nuestros nietos vivirían mejor y más seguros.

Sí, sí, en igualdad de posibilidades, tras un periodo muy duro de ajustes hasta lograrlo, como lo lograron las dos Alemanias cuando se tuvieron que unir. Una más con todos nosotros, sufragamos y pagamos lo que necesitaba la otra para tener igualdad de oportunidades. Y ahora nadie duda de que en Alemania hay una. Sólo una.

Si analizamos la historia vemos que todas las grandes guerras del mundo, menos las actuales, han tenido su terreno de batalla en Europa. Ha sido Europa el núcleo del comienzo de las guerras. El Mediterráneo parece ser el imán que atrae todas las violencias posibles. Ahora no es Europa, pero casi. Y todavía se está desarrollando. 

Y tampoco esto, nuestra debilidad histórica para ser capaces de edificar paz en vez de violencia, nos ha servido para tomarnos en serio la construcción europea, la Unión Social y Politica de los países de Europa que crean en Europa. Seríamos estados sociales complejos de explicar cuando toque. ¿Y? ¿Cúal es el motivo de que Europa no quiera trabajar por la paz social?

6.3.16

Si queremos evitar el hambre, unamos nuestras manos

Vamos a unir más nuestras manos. En serio. Unir las manos funciona pues con un poco de fuerza de cada uno de nosotors podremos lograr grandes objetivos. No es un milagro, pero funciona para evitar algo los abusos que nos invaden. Este anuncio de Manos Unidas es además de una gran verdad, una maravillosa imagen que produce tristeza.

Plántale cara al hambre: siembra, ayuda a enseñar, ayuda a que las tierras sean de quien las trabaja, a que las tierras sean de los países y no de las grandes empresas que las están comprando pues saben que poseer tierras, invertir en alimentos, es un buen negocio. Más cuanto más hambra haya. 

Si queremos que no haya hambre, no les demos comida, démosles futuro. Formación y enseñanzas. Tratémosles como humanos y no como partes de un engranaje para generar beneficios que se trasladan a miles de kilómetros de distancia.

1.3.16

Tintín, Milú y el Capitán Haddock están huyendo

Bajan. Huyen. Escapan. Son Tintín, Milú y el Capitán Haddock bajando unas escaleras que les van a conducir al suelo, a la calle, a la realidad. ¿De qué huyen estos pesonajes planos? Creo que Tintín era muy conservador, pero también creo que Milú no lo era. Aunque esto es un asunto menor, pues en estos siglos todos somos conservadores. Incluso los trabajadores menos posibles, menos libres. Que no nos quepa duda, la ideología existe hasta entre los chistes. Y huir es una posibilidad. Eso si, de cobardes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...