28.4.17

Desaparecerán los partidos políticos. ¿Y qué viene?

Ya se habla abiertamente que los partidos políticos pueden desaparecer. Que es un concepto caduco, del siglo XX y que ahora vamos caminando lentamente hacia "otra cosa" lo cual es posible o incluso muy posible.

El próximo Presidente de Francia no tiene partido político que lo sustente. Aquí a Ciudadanos aunque digamos lo contrario le sucede lo mismo, no existe en el territorio, ni falta que le ha hecho para obtener buenos resultados. No tuvo partido político el 15M y Podemos es la suma de muchas cosas y de muchos "depende".

¿Y si no hay partidos políticos en qué nos basamos para elegir o para gestionar? ¿No habíamos dicho que los cuadros eran fundamentales, que todo tenía que ser más horizontal?

Las Fundaciones o las Organizaciones políticas seguirán existiendo como viveros de cuadros necesarios. Pero el concepto de Partido es muy posible que desaparezca. La desafección política nos lleva a eso. Vuelven como es lógico, los líderes, las perdonas y sus equipos.

Vuelve el concepto griego de la excelencia, de la filosofía social, de la preparación y de las "escuelas" sociales y políticas. Estaremos atentos.

26.4.17

José Antonio, Girón, Perón y sus descamisados están partiéndose de risa

Podemos vetó a CHA y ahora se quejan de que la SER, que es una empresa privada, elija a unos y no a otras para sus tertulias. No es fácil de comprender desde el sentido común estas distintas varas de mediar, pero Podemos es así de nuevo. Es diferente.

Yo ya he escrito en varias ocasiones que Podemos se equivoca, y la verdad es que quien se equivoca soy yo, pues todo lo que aviso se convierte en camino emprendido con más fuerza cada vez. Hasta que la izquierda desaparezca..., que ya le queda poco.

Pero Podemos no es de izquierdas, simplemente porque ellos no creen en las izquierdas. Son otra cosa, esa new política que asombra y asusta a partes iguales. A mi me asombra, sin duda. Me asombra como pueden ser tan zotes siendo que vienen de la universidad. Equivocarse es lógico, pero persistir, sin valorar en donde se encuentran, es peligroso. Aunque eso a ellos les pone.

Tienen un tiempo para repensar, para reedificar, para construir cimientos suficientes, territorialmente sólidos. O no. Pero mientras tanto la derecha de todo color y movimiento se lo está pasando chupilerén. En Francia los trabajadores de sueldos justos han votado a Le Pen. Aquí ya hemos comprado libreta para tomar nota. José Antonio y Girón, Perón y sus descamisados, están partiéndose de risa.

24.4.17

¿Os interesa conocer el futuro de Europa y España?

Si les interesa saber el futuro de Europa, el de España también, analicen el comportamiento electoral en Francia, observen quien ha votado a la ultra derecha de Le Pen. Si es en zonas rurales o en las grandes ciudades, si son los jóvenes, los adultos o la tercera edad, si le han votado los trabajadores o los empresarios, los universitarios o las personas que piensan que la cultura es un aburrimiento.

Los estudios no sorprenden muchos a los que conocemos algo los movimientos sociales y políticos, pero marcan caminos que con urgencia hay que rectificar, eso sí, si se quiere una Europa capaz y unida, y tanto desde la derecha como desde la izquierda, se desea volver a ser tenidos en cuenta.

El populismo ha triunfado. El papel de los partidos políticos tradicionales está hundido. Los mensajes que mueven el voto son otros, los trabajos que hay que hacer para que la sociedad crea en la capacidad política es muy diferente a la que se suponía hace una década. O tomamos nota, o debemos abandonar.

Nueva política en Francia

Macron y Le Pen optarán a ser Presidentes de Francia, la segunda potencia de la Eurozona, tras una Primera Vuelta que ha supuesto como se preveía un cambio profundo en los partidos políticos franceses. Sin duda Macron será el nuevo Presidente de Francia, pero con una debilidad tremenda, pues ni tiene partido político estructurado para constituirse en referente capaz, ni cuenta de entrada con más de un 25% de apoyos, aunque al final sume los votos de casi todos, para frenar la ultraderecha de Le Pen.

Pero lo importante es comprobar que los franceses han mandado al banquillo a los socialista y a los gaullistas, a las dos fuerzas políticas que se han ido disputando el poder en Francia desde hace más de medio siglo.

Que los partidos tradicionales se hayan perdido es más que un síntoma, una realidad que está sucediendo en todo el sur de Europa. Aquí en España debemos tomar muy buena nota de ello. Los ganadores son una copia de Ciudadanos y una extrema derecha que nosotros tenemos dentro del PP.

22.4.17

Micro, macro, meso. Tres espacios bien diferentes

Todos entendemos bien qué es la micro economía o sociología, la macro sociología o economía. Y comprendemos que interactúen entre ellas, entre la micro y la macro, entre sociología y economía. Como admitimos que en medio de todo ello está la política y sus formas de actuar, controlar, diseñar, dirigir, mover o estropear.

Pero entre lo micro (lo personal, los pequeños grupos) y lo macro (las grandes empresas, los países, las sociedades) necesitamos un espacio intermedio que sepa y logre hacer interactuar ambas posibilidades en los funcionamientos positivos de las sociedades.

Y es en este espacio, la mesosociología o la mesoeconomía, donde entra a trabajar la política, siendo su campo de juego, pues debe lograr que los pequeños grupos tengan poder de influir en los grandes grupos, y al revés que los deseos de los grandes grupos sean positivos y controlables para que los grupos sociales pequeños no queden axfisiados.

Si la política tan solo quiere actuar en la micro sociedad —las personas y los barrios por simplificar— estará dejando de lado un espacio tremendo de actuación, entregándolo en bandeja a las grandes corporaciones. Si la política se cree incapaz de influir en la macrosociedad , en la macroeconomía —la ciudad, la nación, la sociedad global y sus problemas—, debe retirarse de la actividad política.

El papel de la política es actuar en el espacio “meso” intermedio, donde puede lograr que el agua —o el servicio— sea suficiente y además barata hasta llegar a las depuradoras (macro) y sea sencilla de repartir a todos los grifos de los ciudadanos (micro).

El político que solo se ocupa del problema del grifo, se estará equivocando. El político que solo se ocupa de los grandes pantanos, también. El papel del político es precisamente actuar de intermediario entre lo macro y lo micro. Gobernar es siempre mediar.

No cuidar el planeta es de cafres egoístas

Si ni tú ni yo somos inmortales…, ¿por qué pensamos que el mundo será inmortal? Entiendo que no nos preocupemos por el mundo, pues pensamos que ya no estaremos aquí cuando pete, pero no sé, me parece puro egoísmo que por no estar, ya no nos importa lo que hacemos con el contenedor.

¿No somos un atajo de tontos, egoístas que vamos caminando hacia el abismo de la mierda? El fin y al cabo serán nuestros descendientes lo que se cagarán en nuestros huesos. Antes una generación era una división de unos 30 años entre ellas. Así que hace 15 generaciones tus y mis antepasados observaban cómo se conquistaba América. Mis tataranietos serán la cuarta por delante. Visto así, no cuidar el planeta es de cafres.

19.4.17

Madrid, Ignacio González y sus aguas

Dicen los medios de comunicación que ya y por fin a Guardia Civil ha detenido a Ignacio González por la corrupción en el Canal de Isabel II. El que fuera Vicepresidente de Madrid y luego Presidente para más pena del PP, dicen que ha sido detenido este miércoles junto a otras otras personas por los supuestos delitos de prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios por extraer dinero público en beneficio propio. Seguro que es todo excesivo.

Nada que no sospecharan algunos periodistas, que siempre están en lo mismo, en pensar que los del PP son mala gente. Mecachisla. 

Lo curioso es que ya no creíamos vivir en una dictadura y que tras 40 años nos habíamos dotado de los mecanismos para que los que gestionan lo de todos no hagan chanchullos. Pero no es así, hemos construido una dictadura blanda, donde elegimos, pero curiosamente elegimos a los que luego terminan detenidos.

Yo, que soy medio tonto, soy de los que no sospechan que haya otras personas por encima de este Ignacio, conocedoras de sus cositas. Nadie de los que estaban por encima del detenido, ni en Madrid ni desde Madrid, debían saber nada de nada, pues lo hubieran denunciado, excepto que fueran unos cobardes. Cosa que no eran.

La gente del PP, los militantes, los simpatizantes de bar y los votantes, son los primeros en ponerse a pensar si no sería mucho mejor limpiar toda la mierda. No por nada, sino por pasar a la historia como los que al final, fueron capaces de poner orden en su casa, hasta los tuétanos. Ya, ya, lo sé. No es posible empezar sin ir al fondo, y el fondo es muy oscuro. Pero es que la historia también es muy oscura.

18.4.17

Los del autobús, NO son la Trama

Una de las señales más claras de que la izquierda está tonta es el autobús gripado que ha sacado Podemos de su garaje, para hacernos reír. Mientras la izquierda vieja está adormilada, la nueva se pasa de frenada y no sabe de qué se trata esto de hacer política en el siglo XXI. ¿Qué esperan lograr con un autobús que saca caritas dibujadas, de los que según ellos son los culpables de los desaguisados? ¿aporta información, novedad a lo que es un drama real en España, que han consentido muchos?

Los de los dibujos NO SON la Trama. 
Que no nos engañen, por favor. 
Los de la Trama no dan la cara NUNCA.
No sabemos quien son

Sin duda el número de jetas abunda en los dibujos, pero ni son todos, ni mucho menos están todos. ¿Y ahora? ¿los abofeteamos en el Circo, los recordamos, nos cabe duda de que esa mezcolanza de políticos y banqueros, de periodistas y manejadores de las puertas giratorias son uno de los males de España? Pues no sirve ya para mucho, pero de eso, a sacarlos al escarnio como si fueran los malos de la película del Oeste, hay mucho camino.

Queda claro por otra parte, que en política, o te compras un autobús o ya no eres nadie. No sirven las reflexiones, las ideas, las reuniones de trabajo, los Congresos. Ahora lo que mola es el autobús pintado o impreso. Estoooo…: ¿estamos tontos?

Me imagino que alguien con sentido común les habrá dicho que hacerse fotos con el autobús es una tontería supina. Que es negativo. Que es incluso vergonzoso. Esperaba de verdad que la parada técnica no fuera por una avería mecánica, sino una avería mental de alguien que se había vuelto cuerdo y mandado rectificar. Es decir, que alguien se haya dado cuenta de que hay que convencer al líder para que no siga por este camino.

Pero no, creo que quieren que siga dando vueltas, en vez de ponerse a trabajar muy en serio, con documentos fáciles de entender y capaces de ser puestos en práctica, para demostrar que otro tipo de políticas es posible, y que también es posible que estas personas nunca más puedan hacer lo que algunas de ellas presuntamente hicieron.

La bonita y entretenida forma de manipulación en internet

Hoy te voy hablar de la manipulación de internet, ese tema que sé que sospechas cuando no lo tienes asumido, y contra el que no podemos defendernos. Pero conocerlo al menos, es un pequeño camino para sonreir.


Cada día más, todos usamos internet como vehículo que nos trae la libertad de viajar por la redes en esa búsqueda del ”todo”. Creemos que es la libertad de expresión total, el almacén donde todo se guarda, la enorme biblioteca gratuita a donde poder ir a consultar lo que necesitamos o el almacén de nuestras ideas, de la realidad auténtica, de lo que sucede y de los pensamientos más libres que intentan adivinar qué nos va a suceder. 

Esta telaraña es inmensa y en ella podemos buscar remedios para nuestras enfermedades, libros para leer, noticias o fotografías, comentarios o recetas de cocina, pedagogía o aprendizajes. Gratis, pero sin los conceptos de control que nos gustaría.


Es tan enorme…, que es totalmente manipulable por los que quieren manipularnos a todos. Aprovechemos que hoy escribo disfrazado de agorero, para ver algunas pinceladas preocupantes. De entrada todo lo que sea información anterior al nacimiento de internet, es todavía un asunto muy minoritario y llegará un momento en que dejará de existir. En un tiempo y cuando nuestros nietos busquen, saldrá un millòn de veces Trump y 200 veces Lincon.


Si bien internet nace para promover y repartir el bien común entre ciudadanos, para facilitar la comunicación de las informaciones, enseguida algunos se dieron cuenta que era un sistema perfecto para manipular pensamientos. Para guardar los valores que algunos quieren conservar y propagar por encima de todos los demás.


Como ya nadie es tonto, y estos tampoco lo son, hay que hacerlo de forma que no se note, para que nadie salga escaldado de los sitios. 

La mejor forma de manipular es dar una dosis de libertad controlada y controlable.


¿Quien crea contenidos de gran uso para internet? ¿quien controla lo que se publica y lo que no debe pasar el filtro que ellos mismos ponen y cambian cuando quieren? ¿quien tiene poder económico para poner controles de acceso o de contenidos? ¿quien logra que una información que tú buscas salga en los buscadores en las páginas una o dos, o en la página trece o catorce?


Fijémonos en donde radican físicamente las grandes empresas que controlan internet. Desde estos blog a los contenidos de entretenimiento, o los grandes servidores, o los enormes nudos de reparto de información. Pensemos por un momento en quién tiene el grifo de todo este sistema. ¿Podemos vivir hoy sin internet abierto, simplemente con intranet como en Corea del Norte?


Yo con este blog gratuito simplemente estoy regalando mis contenidos a una empresa que me los deja guardar (y se los queda) en SUS almacenes para que vosotros los leáis cuando os venga en gana. Pero el que domina y es dueño de los contenidos es una empresa y unos almacenes a los que no tenemos acceso legal.


Las leyes que controlas estos flujos son de un país que no es el mío, que pueden cambiar uns personas que yo ni de lejos conozco ni elijo. Que las cambiaran no por mi bien como ciudadano español, sino por el bien de sus propios ciudadanos, como es lógico además.


Pero además y sin entrar en cuevas complejas, hay un dato aterrador. Los lobbies del poder de todo tipo, tienen dinero y tecnologías para poder llenar internet de contenidos favorables a sus tesis, sin que no demos cuenta. ¿Quién nos está informando (de verdad) en una página cutre que lo mejor para el dolor de rodillas es el paracetamol, el ibuprofeno o la aspirina?


Cuanto más grande es una empresa, más capacidad tiene para llenar de sus contenidos todo. Eso sí, tras estudiar tu propio comportamiento de defensa, y saber que no quieres marcas, que solo admites lo que parece blanco y neutro, que no entrarías en un lugar donde las empresas firmaran sus contenidos.


En política sucede igual. Los grandes partidos, nuevos o viejos, de la política zaragozana o española, tienen decenas de lugares desde donde emanan sus informaciones y opiniones, sin que aparezca el nombre de quien paga o sustenta. Uno puede creer que ese lugar es guay, pero no sabe quién está detrás.


Hay un truco. Cuando un lugar es gratuito, con poca publicidad y contenidos muy bien elaborados y de calidad, cuando se ve un diseño y una construcción profesional, normalmente es que alguien paga a unos profesionales para que lo mantengan vivo. ¿Quien? No lo sabemos. O casi no lo sabemos.


Pero las estrategias de marketing funcionan muy bien para distorsionar la información que sale a la luz y para pulir y dar brillo sin producir miedo o susto. Si cada día y de media vemos la pantalla de nuestro teléfono móvil unas 150 veces (ya, ya, ni tu ni yo llegamos a esa cifra, lo sé), imaginaros qué chollo poder influir en un acto tuyo, libre y decidido por tí, para meterte sus ideas, sus productos, sus informaciones.


Claro, claro, no en las 150 veces. Para engañarte y para engañarme, solo lo hacen en 15 ocasiones, el resto son contenidos gratuitos y entretenidos, para que sigamos entrando a mirar. Son profesionales de la venta de contenidos.

17.4.17

Teoría del conflicto. Feminismo y lucha de clases

En las teorías de los conflictos sociales, todos entendemos con facilidad los posibles conflictos que se pueden generar entre las diferentes clases sociales. Vienen de muy antiguo, tienen unos motivos claros de diferenciación social, nos parecen lógicos pues con anterioridad los hemos visto repartidos por todo tipo de sociedades, y es fácil entender que el “rico” y el “pobre” lo son precisamente por depender el uno del otro, por apoderarse el uno de lo que genera el otro y así ser más a costa del que el otro sea menos.

Pero en los últimos años se está dando también el conflicto, dentro de la misma teoría, del feminismo contra el machismo. Está claro que de momento se considera tanto al machismo como al feminismo, como divisiones sociales minoritarias, y a las que no nos queremos adscribir todos los ciudadanos.

Ser rico o ser pobre, solo se cura si eres de la clase media, inventada precisamente para evitar la dicotomía entre dos antagonismos tan claros. Ser feminista o machista se cura obviando esta división y no querer hacer caso a la misma. Entender incluso que ambas son negativas, aunque sea en diferente grado.

Pero la tendencia es a que este conflicto aumente. Y a que la adscripción a los dos grupos sea cada vez más amplia, creciendo lateralmente la demostración de que hay serias diferencias que obligan a tomar partido hacia una de las dos partes.

Pero esta diferenciación en búsqueda de la teoría del conflicto, es más grave todavía que la de ricos y pobres. Si el conflicto se crea entre mujeres y hombres (aunque haya siempre componentes de diferente sexo en ambos grupos) el futuro de la sociedad, sin peligrar, se modifica sustancialmente.

Se momento es un conflicto muy minoritario, pero en aumento. Por responsabilidad de toda la sociedad, sin duda. Y como todas las teorías, son simplemente eso, teorías. Hasta que dejan de ser teorías.

16.4.17

Me preocupan las lanzas de Corea del Norte

La propaganda militar es más simpática que la de los yogures. Y más peligrosa. Ahora ya sabemos que los misiles de Corea del Norte se llaman Pukguksong 1 y Pukguksong 2, que siendo que ellos los escriben en coreano raro, bien podríamos haberlos traducido a un nombre más normal. No sé, Petardo 1 y Petardo 2, por poner un ejemplo.

En esta semana nos hemos enterado que la madre de todas las bombas ha matado en un pepinazo del siglo XXI a unas 100 personas. Algo muy importante para esas 100 personas.

Pero se nos olvida recordar que en Dresde —por poner un simple ejemplo— en dos días y cuando faltaban pocas semanas para acabar la II Guerra Mundial se mataron entre 25.000 y 35.000 personas con los bombardeos indiscriminados de los ejércitos USA e ingleses, que destrozaron una ciudad ma´´ de la Alemania nazi.

Estos coreanos nos han enseñado para acojonarnos un poco más los temidos misiles Musafan y los misteriosos KN-08 y KN-14 con la enorme duda de qué habrá sido de los KN-09, 10, 11, 12 y 13, que ya no los sacan a pasear.


Aunque a mi lo que me preocupa es la imagen segunda. Si de cada seis soldados con cara de malos, cinco de ellos llevan esas lanzas con una punta tan gruesa ¿para que la quieren emplear? ¿dónde desean meterla en caso de un cuerpo a cuerpo? Jodo qué miedo me da. Me voy a duchar por si acaso.

La sociedad no es sencilla. Pero sí es fácil de manipular

Una sociedad es la suma de varios factores sueltos, diferentes, que se unen en un momento histórico hasta formar esa sociedad. Ese conjunto al que llamamos sociedad como nombre más sencillo, en realidad es la suma de varios pilares que en diferente grado configuran con la adición de ingredientes muy distintos, una mezcla, una masa que hace fermentar el momento social, la historia, el camino hacía el que nos llevan y vamos, pues no hay que olvidarse de ningún componente ni de ninguna responsabilidad. Incluida la de las personas de la calle.

Y ahora hablemos de la sociedad española actual.

Quien gobierna, desde el Parlamento o desde los poderes fácticos (escondidos), sabe que tiene que dominar un gran porcentaje de algunos componentes de esos que son imprescindibles y que siempre se dan en todas las sociedades. No es posible gobernar con capacidad, si no se controla bien al resto de pilares, de columnas del sistema, de la sociedad. Gobernar no es cambiar leyes, es controlar los diferentes instrumentos del poder.

La suma de todos estos componentes anteriores, en la medida que cada gobierno es capaz de controlarlos, es la gestora que gobierna en realidad, aunque no conozcamos sus caras y a muchos de ellos no los hayamos elegido nunca. No es pues ni un partido político, ni mucho menos una sola persona rodeada de una docena de gladiadores o dos centenares de diputados.

Si mezclamos, controlamos y agradecemos (con premios) a la religión mezclada en su justa medida con la educación, la misma religión auspiciada con cierto componente militar, la justicia asentada con algunos retos muy señalados en sus ideologías que les otorguen respeto, unas ayudas imprescindibles en la política internacional más influyente, una dosis grande y amigable de poder financiero, más otro componente de poder empresarial con mando en el PIB, una debilidad social de los sindicatos, una atención declarada hacia los más débiles de tu propia sociedad…, tienes una suma propia diseñada a tu forma de gobernar y que son los que en realidad forman tu ejército de gobernantes y que es imposible de batir. 

Daría igual si quien logra esta mezcolanza es conservador, liberal, dictador, socialista o comunista.

Quien sea capaz de hacer esa mezcla sabe que controla la sociedad por mucho tiempo.

Y lo que es igual. Quien no sea capaz de hacer de alguna forma una mezcla parecida a esta y con capacidad de sujetar los ladrillos, sabe que no podrá gobernar, sino y si acaso, lograr el sillón del poder, que aunque creamos lo contrario, ni es lo mismo ni se parece. Para gobernar hay que tener mucho más que mayoría en el Congreso de los Diputados. Para gestionar no.

La “trama” o los “poderes fácticos” no son imbatibles si se han sabido gestar sus normas de funcionamiento estando dentro durante bastante tiempo, para controlar la función de unas reglas muy claras, conocidas y practicadas. Y para eso hay que estar en su interior como están los conservadores —que conservan sus privilegios— para edificar los gobiernos con las mismas normas y posibilidades que emplean las fuerzas conservadoras. 

Pero si les dejamos que ellas solas se organicen, estamos siempre perdidos.

La izquierda ha estado excesivas décadas más pendiente de la micropolítica que de la macropolítica. 

O lo que es peor, no ha querido entrar en la macropolítica, dándose por vencido…, ellos sabrán por qué. Para poder hacer cosas de micropolítica social, hay que saber controlar bien la macropolitica institucional, hoy ya europea como poco.

A finales de los años 70 se admitía sin remilgos que la única manera de tener posibilidades de alternancia en el poder (democracia) era a costa de tener desde dentro una influencia en la justicia que fuera efectiva, un ejército profesional, una sociedad culta y bien formada desde la escuela pública, una iglesia que se dedicara exclusivamente a sus funciones, una economía controlada desde el gobierno moderna y contundente pero con control del legislativo al que no le temblaría la mano y aderezada con algunos ejemplos de banca pública funcionando de contrapeso para mover el dinero según sea necesario.

¿Qué nos queda de todo aquello planificado en el 1975, en este 2017? 
¿Quien ha perdido la batalla y por qué?

15.4.17

Con cariño. Ni tenemos ni puta idea!

El peligro de las redes sociales para los políticos es infinito. No hay tamaño en eso y deben aprender a dejar de usarlas, excepto para intentar manipular con sus soflamas, pues queda claro que no hay tamaño de la idiotez colectiva. 

Hace una semana unos seguidores de Twitter pusieron a caldo a un político aragonés de izquierdas por unos comentarios en la red sobre el partido de fútbol del Barcelona y algunos cambios que hizo su entrenador. No es el único caso pues con la monserga el Real Madrid tiene pillados a varios políticos y políticas aragonesxs, curiosamente también de izquierdas de diferentes partidos, contra los que van comentarios insidiosos cada semana.

Ser político de izquierdas parece reñido con tener vida personal, privada y deportiva.

Pues no, los políticos de izquierdas comen, cagan e incluso se dan gomina. Pero como sociedad somos tan cortos de entendederas, que nos hemos creído que para ser político de izquierdas debes ir con el transistor en el bolsillo, no debes ducharte todos los días pues se gasta mucha agua y menos peinarte si tienes visita en el despacho, debes llamar desde las cabinas y nada de llevar teléfonos modernos y comer solo puré de patatas.

Hoy le ha tocado el turno a un político de Podemos, también de izquierdas, que por publicar una loa a Galicia mientras se comía una mariscada de lo más normal, lo están poniendo a caldo.

Lo curioso es que nadie le llama tonto —que es lo que es— por dar información de lo que está comiendo, sino le llaman jeta, por comerse una navajas, unas zamburiñas y unas almejas en Galicia. ¿Pero no le pagamos un sueldo tasado para que se lo gaste en lo que le venga en gana, como a cualquier profesional? ¿Diríamos los mismo si publicara nuestro Jefe fotitos mostrando en qué se gasta lo que no nos paga en horas extra?

A un político hay que tasarle lo que hace en las horas de su trabajo. 
Como a un empresario, a un juez y a un médico. 

Si después se mete el dedo en la nariz o si bebe vino de 50 euros la botella, nos tiene que traer al pairo. Lo que roba hoy un político (menos algunos jetas) es siempre muchísimo menos de lo que ese mismo político —si es un incapaz— logra hacer perder a todos los ciudadanos con sus incapacidades, que por cierto casi nadie nombra o critica.

Si te gasta 6 euros en una gomina te pondrán a caldo para siempre. Si con tu decisión lograr que la ciudad pierda cinco millones de euros, el silencio te acompañará. ¿Somos tontos o somos muy tontos?

Por cierto, se me olvidaba. 

Los políticos de izquierdas, incluso los comunistas y socialistas de libro viejo, no queremos repartir todo lo que tenemos todos entre todos. 
Lo que queremos repartir o controlar o vigilar, es: quien tiene, posee, manipula a su favor los medios de producción y de creación de riqueza.

Ya en el siglo XXI nadie quiere el mismo televisor para cada familia numerosa, eso es muy antiguo. Ahora de lo que se trata desde la izquierda es de que no se manipulen y distorsionen los medios de producción, de trabajo, estratégicos para el país, financieros, educativos o judiciales, por nombrar solo algunos.

Ya no se trata de prohibir que haya iglesias o que se vaya a misa. Ahora se trate de que a mi o a mis hijos no me obliguen a ir a misa o a llevar flores a María en mayo. ¿Entendemos la diferencia?

La democracia está herida grave. Cuidado

La política, la democracia, el derecho y el deber de elegir a nuestros representantes políticos está tocado de muerte a poco que sigamos por el mismo camino actual. Elegimos a nuestros alcaldes (indirectamente) a nuestros Presidentes de Autonomía o a nuestros Presidentes de Gobierno nacional, pero ninguno de ellos es quien de verda manda o gobierna.

La inmensa mayoría de las decisiones que afectan a nuestra forma de vida más común, proviene ya de Bruselas. Si a eso añadimos que en los últimos años hemos metido a los jueces en las decisiones de gobernar a costa de llevar a los tribunales aquello que perdemos en las distintas mesas parlamentarias, queda claro que votar sirve cada vez para menos.

En España aunque haya un gobierno de izquierdas o derechas, elegido por los españoles, quien de verdad manda es el que manda en Europa, sea de izquierdas o de derechas en cada momento. 

Y ese problema es el que lleva a la disfunción más grave de la actual democracia. Europa sigue siendo un Gran Mercado Común, sin confluencias políticas, pero en cambio sí ordena y manda sobre las políticas que afectan a todos los ciudadanos.

Un partido político puede construir un programa electoral con el que gana las elecciones. Pero llevarlo a práctica depende de quien legisle en Europa. O de quien te juzgue si al final mandan a los tribunales tus decisiones. Sean monetarias o de carriles de bicicletas.

¿Para qué voy a votar, si en realidad quien manda en política es la suma de unos poderes fácticos, más unos poderes que yo no elijo y están en Europa más las decisiones de unos jueces que no elige (casi) nadie?

Para gestionar la limpieza de los parques o los semáforos, sirve un buen gestor de comunidades de vecinos. Para legislar sobre asuntos menores aunque sean nacionales, sirve un Consejo Consultor.

Mucho cuidado con esta desviación en las posibilidades de medrar.

14.4.17

La Semana Santa para un extranjero

Para un extranjero no católico, entender la Semana Santa puede resultar complicado. Sobre todo si se preguntan aspectos complejos de entender desde “fuera” de la religión. La teatralidad es un componente más, que envuelve toda representación religiosa. Bien con sus silencios inmensos como con sus ruidos de tambores y cornetas que atruenan las calles. Se pasa del silencio al estruendo en segundos.

Pero está el color, las luces, las flores, el olor a incienso o a rosas, los vestidos, los capirotes tan diferentes, el taparse los rostros, “las manolas”, el papel del ejército en las procesiones, los pasos tan enormes, las formaciones con pasos militares, las jerarquías, la ovación o las saetas, los cantos o las palabras en silencio cada cierto espacio recorrido.

Es la suma de multitud de señales complejas de entender desde una cultura ajena a la española. Los interiores de los bajos de los pasos con hombres y solo hombres arrastrando decenas de kilos cada uno durante horas, dentro de un espacio oscuro que contienen una intendencia no siempre conocida. El coste económico de todo el proceso sostenido por todos los integrantes. Los relevos, las lágrimas cuando algo hay que suspenderlo.

Pero a todo esto hay que añadir que Jesucristo solo hubo uno, Y solo tuvo una Madre. Pero en cambio hay decenas de representaciones diferentes en las ciudades más santeras, del mismo Jesucristo y de la misma Virgen. Y curiosamente e inexplicable para un forastero, quien adora a una virgen no cree por igual en todas las demás. No hay nadie que sea de todas las vírgenes. Se es “de una”. De la virgen del Pilar, de la del Carmen, de la Dolorosa o de la Esperanza. Y así decenas y decenas de vírgenes distintas, con diferente sentido del fervor.

Incluso hay decenas de catedrales con varios cristos crucificados, donde los fervientes oradores acuden a uno o a otro. Aunque haya dos de igual poder religioso. O son de un Cristo o son del otro. Admiten que son el mismo, pero solo son de uno. Lo que no impide acudir a visitar a los dos o a los doce si los hubiera. Pero no con el mismo fervor ni respeto mental. Cada católico tiene su propia virgen, su propio Cristo, su propio santo. ¿Para qué?

La bomba madre, la MOAB, es la leche

Ayer la “Madre de todas las bombas”, la bomba gruesa y mayor, se supone también que la más cara de todas, la mandaron hacia Afganistán a su trabajo, que es matar y destruir. Tras los 59 Tomahawk que no lograron destrozar un aeropuerto, los gases químicos que mataron niños, los juegos de niño de un tal Kim y las equivocaciones que sirven para bombardear civiles, una se da cuenta que este juego se nos está yendo de las manos.

La GBU-43 (MOAB para los amigos), que la es madre, debe ser la hostia, una bomba lanzada desde un avión MC-130, operado por las Fuerzas Especiales de la Fuerza Aérea, que además puede ser verde o naranja, para despistar a los que vigilan la nada.

Así que esto complica el trabajo del niño Kim que ahora tendrá que demostrar que ellos la tienen más grande. Uno que de esto tampoco sabe nada, intuye que si la bomba naranja se llama GBU-43 es porque antes hubo una 42 e incluso una 34. La duda es qué apellido le pondremos a las 44, si la 43 es ya la madre de todas ellas.

Como es fin de semana de la Santa, no sabemos qué opinará Kim de la bomba naranja, ni qué destrozo real envuelto en mentiras, habrá logrado esta GBU-43. Nos imaginamos que mucho. Aunque a poco que leamos sobre guerras estamos otra vez convencidos que sin infantería no hay nada que hacer, que no sea mandar al “Padre de todas las bombas”. Acojonado me he quedado con pensan en el Padre.

13.4.17

Miquel Iceta y su perdón, suenan muy mal

El perdón, el triste y acongojante perdón que Miquel Iceta ha pedido por votar NO a la investidura de Mariano, es de esos actos políticos que nos destrozan la credibilidad personal y se nos llevan como aire de mayo, toda clase de explicación coherente sobre las decisiones que se toman.

No estoy diciendo que aquella decisión fuera positiva o negativa, ma de igual para esta reflexión. Lo que no es de recibo es que ahora, varios meses después, se pida perdón, obligado por los acontecimientos de su propio partido. Es negativo para las aspiraciones a crecer en credibilidad. Es un error táctico.

Lo curioso es que la grabación con sus palabras en el Comité Federal las ha grabado y puestas a la luz, una persona que ellos entienden de confianza pues está dentro del máximo órganos de gestión del partido. Si entre ellos se acuchillan así: ¿qué futuro les espera?

11.4.17

Esclavos, criados, aguadores, trabajadores por cuenta ajena

Las sociedades desde tiempos prehistóricos, han necesitado y han poseído (de poseer) a otras personas como esclavos o criados. También en el siglo XXI, aunque ahora se disimule en algunas sociedades. Una parte de la sociedad, muchos siglos antes de que se inventara el capitalismo como filosofía económica de dominar los sistemas sociales, ya había creado las clases sociales, para colocarse ellos en la más alta.

A veces es cuestión de dinero, otras veces de poder, de miedo, de inteligencia social para medrar, de poseer alguna cualidad real o inventada que haga pensar a los demás que eres especial, diferente y más poderoso.

En este grabado de hace casi 200 años y del artista Leonardo Alenza, vemos a los aguadores, personas que simplemente se dedicaban a recoger agua potable de las fuentes de su ciudad para transportarlas hasta las casas.

Como siempre han existido clases sociales y también necesidad, estos aguadores se dividían en varias clases. Los había que se dedicaban a vender el agua casa por casa, por las calles, mientras que otros eran aguadores fijos de ciertas familias a las que les llevaban el agua que necesitaban como un trabajo más. Vendedores al por menor, vendedores al por mayor, vendedores particulares, vendedores subcontratos.

Criados de otros criados, o criados de gentes que los empleaban durante todo el día para más menesteres que traer el agua potable.

En el siglo XXI es lo mismo, pero tal vez algo más disfrazado para que no parezca lo mismo. Sobre todo para que quien ejerce de aguador no se sienta criado de nadie. Un criado es el que cría. No tanto el que amamanta, que también, pero en muchos casos los criados no dan de mamar (leche) en el sentido exacto de la palabra, sino dan de mamar beneficios, dineros, poder, que saben administrar y muy bien los que poseen criados. Crían y alimentan ese poder del “poderoso” a costa de ver cubiertas sus necesidades básicas. Entre ellas el consumismo inventado por los que tienen criados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...