11.5.17

Emmanuel Macron nos habla a todos

Vamos a leer un momento las “ideas fuerza” del programa de Emmanuel Macron de Francia. Las ideas con las que ha logrado convencer a los franceses. Son simples, pueden ser incluso imposibles, pero son sus ideas, las que nos manda desde sus comunicaciones o las que envía a sus simpatizantes. Pueden parecer banales, repetitivas, que los puede lanzar cualquiera. Son “casi” neutras. 

Pero además de lo que dicen, está…, lo que no se quiere decir. Tan importante en un mensaje es lo que se dice, como lo que de entrada NO se quiere decir, pues las diferencias pueden estar precisamente en lo que se omite deliberadamente. 

Su mensaje de entrada es claro: Encontrar nuestro espíritu ganador, para construir una nueva Francia

¿Quien no va a querer una “Nueva Francia” o una nueva lavadora, si la que se tiene no funciona? VEamos qué plantea Macron.
--------------

Trabajo.
El primero es el trabajo, pues considero que el trabajo vale la pena. Debido a que esta es la primera fuente de emancipación individual y porque es la forma más poderosa para liberarse del determinismo: es a través del trabajo que podemos llegar a ser lo que queramos ser. Y es porque creo en el trabajo, por lo que me inscribí en clases preparatorias para aumentar mi formación pues quería crecer profesionalmente y hacer oposiciones.

Libertad.
La segunda es la libertad. En mi opinión, se basa en la voluntad de entender, descubrir, analizar de forma independiente. El amor a la libertad…, y por eso defiendo la filosofía de la libertad. Esto es lo que me impulsó a aceptar la propuesta del Presidente de la República, cuando se me pidió que fuera un ministro, a pesar de que la política no es el medio de donde vengo. Esto es lo que me hace decir lo que pienso, lo que cuesta defender la libertad.

Fidelidad.
La fidelidad sería el tercer punto. Fidelidad a lo que soy y a lo que pienso. A mi familia y amigos. En mis convicciones y mi país.

Apertura.
La apertura por último: es el único camino hacia adelante sin dejar de ser uno mismo. Siempre quería ver cómo eran las cosas en otros lugares. En otros lugares, es decir, en el sector privado, mientras que yo soy un hijo de la función pública: es por eso que empecé mi propio negocio antes de convertirse en Ministro. Y lo hice en otros lugares, en el extranjero, mientras que crecí y estudié en Francia y me siento visceralmente francés: Siempre he tratado de viajar por placer o por trabajo, a ver cómo era posible aprender a hacerlo mejor en casa, cuando volviera. Estos valores representan para mí la motivación, pero no son míos. No son originales. Son cada día el gran conductor del día a día, para la mayoría de nosotros. Pero es por estos valores, y para que todos podamos hacer que vivamos mejor, el motivo por el que estoy en política y comprometido con Francia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...