13.11.17

Sachsenhausen y el dolor de la muerte

La sensación que tienes en la primera visita que realizas a un campo de exterminio o de concentración es compleja de explicar. Sabes que vas a ver un lugar ya reconvertido en atractivo turístico y si acaso y dependiendo del guia, un lugar histórico del que quedan despojos.

Yo estuve en el de Sachsenhausen con un estupendo guía español que trabajaba en Berlín y que además de mostrarnos todo lo visitable, nos explicó con dolor y ruina moral todo lo que nos podemos imaginar. Quedan suficientes elementos como para no tener que adivinar nada, si acaso contextualizar y poner en dolor.

Pero si algo me produjo mayor impresión no fueron ni las vallas metálicas de alambres de espino, ni los dormitorios o los suelos de los barracones o los muros o el montaje para asesinar o torturar. Tampoco las cámaras de ga o las habitaciones que se utilizaban para experimentos médicos. Casi todo esto ya lo había visto o leído. Imaginado y palpado en el pensamiento.

Lo más doloroso fue un paseo de tiempo libre por unos jardines de su exterior, donde posiblemente algunos de aquellos enormes árboles todavía le había dado tiempo de haber visto y oído el dolor. Era ver la enorme muralla que separaba la vida de la muerte. Saber que el dolor y la desesperanza a veces lo separa un muro de ladrillo que las ramas de unos árboles podían saltarse sin problemas.

Algunos internos trabajaban en el mantenimiento de aquellos jardines, eran los privilegiados que estaban en los lugares comunes de tropa sirviendo en el bar o en la cocina, limpiando letrinas o arreglando jardines. Y que tenían que volver a entrar cada noche a la miseria y callarse lo que había fuera, pues fuera todo parecía normal.

En aquel lugar estuvo preso Largo Caballero. Todavía en algunos suelos de barracones se dejan ramos de flores de familiares. Y lo curioso es que todo aquello había sido realizado por seres humanos. Personas como tú y como yo. No te quieres ir, pues crees que es faltar al respeto irse muy pronto de aquel dolor. Pero te vas al hotel y cenas.


7.11.17

Cataluña nos va a costar riñón y medio

Nunca entenderemos de soluciones si no somos capaces de entender de respuestas humanas ante los problemas. Y ese es el gran problema de la relación de Cataluña con España. Esta semana continúa la indignación social familiar incluso de una Cataluña dividida, alentada desde Bruselas por un Puigdemont que ataca brutalmente a España con calificativos que se traducen sin ninguna duda en muchos millones de euros al día.

Mientras Puigdemont habla, el gobierno de España permanece callado. Y aunque es verdad que para romper el silencio sin sentido, es mejor permanecer callado, lo es también que quien escucha los gritos no son solo los que están a favor o en contra, sino también los que desean invertir, los que tienen miedos, los que dudan entre España u otro país para edificar energía.

Cataluña no tendrá independencia ni república, pero esto nos va a costar a todos los españoles, también a los que no somos catalanes, muchos millones que como siempre, volverán a pagar con sufrimiento las mismas clases sociales.

4.11.17

Talavera de la Reina y sus ¿censuras? municipales

Se dirá que en España no hay censura, que incluso el franquismo no sigue habitando entre nosotros. Así que os dejo una noticia publicado hay, en el año 2017 aunque el acuerdo plenario del ayuntamiento de Talavera de la Reina fue del año 2015. Es un ejemplo de que efectivamente, la reconciliación nos ha invadido a todos.


El ayuntamiento de Talavera de la Reina en Castilla la Mancha, con el alcalde del PP Jaime Ramos, no autoriza la instalación de esta placa en memoria de los presos políticos de la dictadura franquista que, entre los años 40 y 50, construyeron la presa y el canal bajo del río Alberche. Se les presentaron hasta tres ubicaciones diferentes y ninguna es del agrado del alcalde.


Una placa que se deseaba colocar en la avenida de la Real Fábrica de Sedas, indicando este sitio como "lugar de memoria" en recuerdo de los presos y sus familias, "que también sufrieron injustamente la represión", tal y como recogía la moción aprobada por el Pleno municipal en septiembre de 2015 ‑a la que el PP votó en contra contra todo el resto de la Corporación.

El ayuntamiento "recomienda" la instalación "en las inmediaciones de la presa" ‑lo cual la llevaría fuera del término municipal de Talavera de la Reina, al estar situada ésta en la localidad de Cazalegas. Aunque no tenga jurisdicción en este otro ayuntamiento.


Se realizará un acto donde se mostrará la placa cerámica que se pretendía colocar, y se esperará "a que en Talavera haya un Gobierno digno, con talante democrático y dispuesto a respetar, no solo los acuerdos de Pleno y la Ley de Memoria Histórica, sino el recuerdo y la dignidad de quienes se dejaron la salud y la vida construyendo unas infraestructuras que aún disfrutamos" según han comentado el resto de concejales de Talavera de la Reina.


La placa es un recuerdo a las casi 6.000 personas que participaron en la construcción de casi 300 kilómetros de canal para 10.000 hectáreas de regadío. Prisioneros republicanos que ejecutaron "la obra pública más importante de la ciudad y la comarca", según explicaba hace unos días la portavoz del Grupo Municipal de Ganemos en el Ayuntamiento, Sonsoles Arnao.

Desde el PSOE talaverano consideran que este homenaje es "un acto de justicia" para reconocer "el trabajo y el injusto sufrimiento" de mucha gente que "con su esfuerzo, su sangre y hasta su vida posibilitó el desarrollo de este territorio", afirmaba por su parte el portavoz socialista en el Consistorio, José Gutiérrez.


Por su parte, desde el colectivo de investigación histórica Arrabal, el historiador César Pacheco explicaba que es "una asignatura pendiente" apoyar iniciativas a favor de quienes sufrieron la represión franquista en campos de trabajo. La industria agroalimentaria resurgió entonces gracias a la huerta talaverana, y añadía que la construcción de esta infraestructura hidráulica supuso "uno de los grandes pilares de la economía local del siglo XX" para Talavera y su comarca.

3.11.17

Los votantes tienen alguna responsabilidad?

Cuando un político se equivoca amparado con el voto de dos millones de ciudadanos, cabe preguntarse si la responsabilidad de la equivocación es sólo de ese político, es compartida entre el político y sus asesores, o debe sers compartida entre el político y sus votantes.

El político es el que lidera y propone, los votantes son los que aprueban y además de aceptar, jalean. Si al final la decisión del político es de una idiotez supina, es curioso que los votantes suyos, los que jalearon y aplaudieron la idea o proyecto, se escondan en sus casa a ver la televisión.

Si a la mala consideración del oficio de político se suma el hecho de que haga lo que haga, si sale mal será culpa suya, y si sale bien será un éxito de todos, lo normal es que la mayoría de los posibles políticos se queden en casa a buscar oficios más tranquilos.

Curiosamente eso es lo que desean unos cuarenta millones de españoles, todos muy democráticos, deseosos de que siga nuestro sistema social, pero que odian a los políticos. La dictadura no ha acabado, y lo notan muy bien en Europa.

2.11.17

Adios Cataluña. Ya lo siento

Mi incapacidad para entender las decisiones de estas semanas en Madrid y Cataluña me colocan en el bando de los inútiles, de los tontos de baba, de lo que no se enteran de nada. Si de los 47 millones de españoles, tenemos unos 35 millones que gritan un: “a por ellos” en alto o en tono suave, y otros 3 millones de catalanes que quieren la independencia desde la incapacidad de análisis, más algunos millones que siempre optan por el no saben y no contestan ante nada de nada…, me quedo yo y media docena más de personas inútiles como yo, que creemos que estamos cometiendo una sarta de equivocaciones idiotas, sobre las que nos dedicamos a decir desde nuestra ignorancia que nos van a salir muy caras a todos.

No es que seamos minoría los que creemos que el diálogo y la política deben imponerse ante las bilis y los juzgados. Es que somos cuatro y el de la guitarra, y encima a este le faltan dos dedos. 

Joder, no tenemos ni gracia para poner música.

Así que debo optar por la responsabilidad social, por el sentido común.

…Y DEBO CALLARME

Espero no tener nada de razón en mis predicciones pasadas y que mis silencios a partir de ahora sirvan para esperar a que pase el tiempo…, y pueda con la vergüenza ya curada, seguir hablando de otros temas, también para equivocarme. 

No voy a decir ahora que todo lo que hacen desde Madrid o desde Barcelona lo hacen bien, ni tan siquiera que alguna de las cosas que hacen alguno de los dos lados las hacen regular. Pero no me gusta mantenerme entre la media docena de incapaces que piensan diferente. Me gusta el teatro, pero no la tragedia.

Nuestra incapacidad como país, para estar a la altura de la Europa que yo creía un sueño, es enorme. Me da la sensación de que la Europa que quiero juega en otro Liga. 

Pero ya he avisado que soy idiota de baba y que yo no me estoy enterando de nada. 

Ojalá estas encarcelaciones sirvan para calmar los ánimos y yo quede como un incapaz.

1.11.17

Psicología social para tener poder sobre personas

Hoy el Estado, es decir la sociedad, se organiza alrededor de sistemas políticos de gestión y control. Pero no siempre ha sido así, y el papel político de la actualidad, durante siglos fue ocupado por la religión que era quien controlaba a las personas. Al final todo son sistemas mejores o peores, que lo único que buscan son teóricos beneficios sociales para que las personas funcionen con arreglo a los poderes establecidos.

No es un alegato al anarquismo, es la constatación de que desde el inicio de las sociedades tribales prehistóricas, siempre unos mandan sobre otros con arreglo a diversas herramientas de miedo mezcladas con unas dosis de libertad y de beneficios comunes.

Podemos tener dudas sobre donde colocar a la justicia o a los defensores con armas de lo establecido. Según unos hay que colocarlos en la parte del poder que dicta y controla, y según otros en la parte de la seguridad para ser más felices todos.

Elementos estos imprescindibles para que la sociedad funcione. Sin justicia y sin defensores contundentes amparados en su justicia para ofrecer una seguridad controlada, no existe sociedad estable. Aunque no siempre estable es sinónimo de positiva para los ciudadanos. Depende. El caos no es estable ni positivo.

El anarquismo hasta el momento tampoco ha demostrado nunca que sea estable ni positivo. Sobre todo porque una vez funcionando el anarquismo en cualquier sistema social, en muchos casos los que lo gestionan no son anarquistas, sino poderosos manipuladores y controladores.

Las religiones nacieron en un principio como un poder sobrenatural que sabía controlar los miedos y las preguntas que todo ser humano se hace en algún momento. Y se inventaron las respuestas para convencer de que precisamente ellos eran la respuesta. La vida, la muerte, el cielo o dios siempre han sido elementos claves para atemorizar y sujetar pensamientos. Se llamen como se llamen los dioses y los cielos.

Al final como personas animales que somos, nos preguntamos por esos elementos naturales que nos hacen dudar y que algunas organizaciones sociales saben respondernos, pues conocen perfectamente qué queremos escuchar. Y así nos tienen pillados ante el miedo al más allá, a lo desconocido, a lo terrenal mal entendido. Psicología social para tener poder.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...