Anisona y Solución Benedicto. Farmacia zaragozana

Hace 100 años la Sanidad era rara como poco, estamos hablando del año 1920 y los laboratorios farmacéuticos se parecían más a los carromatos del viejo Oeste americano o a las Brujas actuales de cartas y conjuros, que a la actuales farmacias modernas y químicas.

Este anuncio es de un diario de Zaragoza del día 9 de enero de 1920, tal día como hoy, hace 100 años. ¿Te tomarías hoy estos productos para intentar sanar todas estas enfermedades? 

Ni la Solución Benedicto ni la Anisosa parecen muy de fiar, pero vete a saber. Tomar sosa con anís igual era bueno, y mejor que el bicarbonato, pues sin duda te cambiaba el PH del estómago en los primeros instantes. Y si la sosa era cáustica es posible que además te creara nuevos desagües en el mismo.

En Zaragoza se podía comprar en las farmacias de Rived y Choliz.