22.4.17

Micro, macro, meso. Tres espacios bien diferentes

Todos entendemos bien qué es la micro economía o sociología, la macro sociología o economía. Y comprendemos que interactúen entre ellas, entre la micro y la macro, entre sociología y economía. Como admitimos que en medio de todo ello está la política y sus formas de actuar, controlar, diseñar, dirigir, mover o estropear.

Pero entre lo micro (lo personal, los pequeños grupos) y lo macro (las grandes empresas, los países, las sociedades) necesitamos un espacio intermedio que sepa y logre hacer interactuar ambas posibilidades en los funcionamientos positivos de las sociedades.

Y es en este espacio, la mesosociología o la mesoeconomía, donde entra a trabajar la política, siendo su campo de juego, pues debe lograr que los pequeños grupos tengan poder de influir en los grandes grupos, y al revés que los deseos de los grandes grupos sean positivos y controlables para que los grupos sociales pequeños no queden axfisiados.

Si la política tan solo quiere actuar en la micro sociedad —las personas y los barrios por simplificar— estará dejando de lado un espacio tremendo de actuación, entregándolo en bandeja a las grandes corporaciones. Si la política se cree incapaz de influir en la macrosociedad , en la macroeconomía —la ciudad, la nación, la sociedad global y sus problemas—, debe retirarse de la actividad política.

El papel de la política es actuar en el espacio “meso” intermedio, donde puede lograr que el agua —o el servicio— sea suficiente y además barata hasta llegar a las depuradoras (macro) y sea sencilla de repartir a todos los grifos de los ciudadanos (micro).

El político que solo se ocupa del problema del grifo, se estará equivocando. El político que solo se ocupa de los grandes pantanos, también. El papel del político es precisamente actuar de intermediario entre lo macro y lo micro. Gobernar es siempre mediar.

No cuidar el planeta es de cafres egoístas

Si ni tú ni yo somos inmortales…, ¿por qué pensamos que el mundo será inmortal? Entiendo que no nos preocupemos por el mundo, pues pensamos que ya no estaremos aquí cuando pete, pero no sé, me parece puro egoísmo que por no estar, ya no nos importa lo que hacemos con el contenedor.

¿No somos un atajo de tontos, egoístas que vamos caminando hacia el abismo de la mierda? El fin y al cabo serán nuestros descendientes lo que se cagarán en nuestros huesos. Antes una generación era una división de unos 30 años entre ellas. Así que hace 15 generaciones tus y mis antepasados observaban cómo se conquistaba América. Mis tataranietos serán la cuarta por delante. Visto así, no cuidar el planeta es de cafres.

19.4.17

Madrid, Ignacio González y sus aguas

Dicen los medios de comunicación que ya y por fin a Guardia Civil ha detenido a Ignacio González por la corrupción en el Canal de Isabel II. El que fuera Vicepresidente de Madrid y luego Presidente para más pena del PP, dicen que ha sido detenido este miércoles junto a otras otras personas por los supuestos delitos de prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios por extraer dinero público en beneficio propio. Seguro que es todo excesivo.

Nada que no sospecharan algunos periodistas, que siempre están en lo mismo, en pensar que los del PP son mala gente. Mecachisla. 

Lo curioso es que ya no creíamos vivir en una dictadura y que tras 40 años nos habíamos dotado de los mecanismos para que los que gestionan lo de todos no hagan chanchullos. Pero no es así, hemos construido una dictadura blanda, donde elegimos, pero curiosamente elegimos a los que luego terminan detenidos.

Yo, que soy medio tonto, soy de los que no sospechan que haya otras personas por encima de este Ignacio, conocedoras de sus cositas. Nadie de los que estaban por encima del detenido, ni en Madrid ni desde Madrid, debían saber nada de nada, pues lo hubieran denunciado, excepto que fueran unos cobardes. Cosa que no eran.

La gente del PP, los militantes, los simpatizantes de bar y los votantes, son los primeros en ponerse a pensar si no sería mucho mejor limpiar toda la mierda. No por nada, sino por pasar a la historia como los que al final, fueron capaces de poner orden en su casa, hasta los tuétanos. Ya, ya, lo sé. No es posible empezar sin ir al fondo, y el fondo es muy oscuro. Pero es que la historia también es muy oscura.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...