6.2.17

En España utilizamos poco el diálogo

Tenemos una cierta costumbre en España, de resolver los problemas políticos en los juzgados, donde menos se puede hablar y escuchar, y donde más se toman decisiones sin tener en cuenta ni los momentos ni las circunstancias. Ni el futuro que viene tras las sentencias. Con Cataluña va a suceder lo mismo y lo volveremos a pagar y a penar, durante años y a plazos.

No tiene ningún sentido que no hayamos sido capaces desde ninguna acera, de saber encontrar un diálogo mínimo ante el problema catalán. Hay muchos que piensan que no es un problema, sino un reto, un desafío, y que estos conceptos difieren mucho de los planteamientos y de las soluciones reales de Cataluña en este devenir hacia la independencia. Pagaremos a plazos la sentencia, y la pagaremos cara.

Yo NO estoy a favor de la independencia de Cataluña. Incluso creo que es imposible independizarse en el siglo XXI de nada ni de nadie. Si acaso cambiar de dependencia. No quieren tanto independizarse de España como de los españoles. Es una de estas situaciones claras que se dan en los colegios entre niños. Al más débil se le han hinchado los bemoles y se quiere enfrentar contra el fuerte, aunque sepan que va a perder. Pero ganará en respeto.

A los políticos, además de juzgarlos por las posibles malversaciones de dinericos, deberíamos exigirles como en cualquier empresa, resultados y productividades positivas. Nos hemos acostumbrado a censurarlos si se gastan en un viaje 300 euros, pero somos incapaces de darnos cuenta de los millones que se pierden con algunas de sus decisiones. Así España e incluso Cataluña, van al desastre.

5.2.17

España hace el ridículo. ¿No aprenderemos?

Hay artículos de opinión que producen dolor y rabia, textos tan sencillos de entender que no comprendemos como siguen existiendo sus causas. Comienza Soledad Gallego-Díaz su artículo del domingo en El País, con estas líneas:
--------
Este país no recuperará un mínimo nivel de decencia hasta que el Congreso sea capaz de crear una comisión de investigación seria, y todo lo razonablemente rápida que pueda ser, para ofrecer a los ciudadanos una información exacta, comprensible y exhaustiva sobre la crisis de las entidades financieras, la actuación de los responsables del Banco de España, y del Ministerio de Economía de durante ese periodo, y el coste que todo ello supondrá para estas y las próximas generaciones de ciudadanos. Han pasado nueve años desde que empezó la crisis y la vergüenza debería impedirnos mirarnos a la cara.

¿Qué país es este, si no somos capaces de lograr que el Congreso averigüe las razones por las que hemos tenido que comprometer recursos mínimos por valor de 122.000 millones de euros, según el Tribunal de Cuentas, de los que 60.000 se dan ya por perdidos?

Si esa comisión hubiera existido, quizás ya hubiéramos sabido, nosotros y los inspectores del Banco de España, qué demonios significaron las instrucciones de la dirección general de Supervisión del banco, que reveló extraordinariamente Ernesto Ekaizer en este periódico.
--------

No es fácil seguir leyendo, pues nos lleva  a un país complicado de admitir, de comparar con esa democracia a la que aspirábamos todos cuando en los años 70 nos creímos de verdad que la limpieza era posible. ¿Hacia dónde vamos, si seguimos teniendo miedos mayores en limpiar la propia casa de ladrones, jetas e incapaces? España necesita seriedad, y ganas de trabajar todos por las soluciones. pero para eso la credibildiad es fundamental.

2.2.17

Con Podemos roto ¿qué queda para lo nuevo?

Ayer Carolina Bescansa decidió tomar cartas en el asunto, y ausentarse, es decir, descansar. Quien con niños se acuesta, cagado se levanta. El enfrentamiento por el poder en Podemos puede acabar con el poder de Podemos ante la sociedad. Entrar en la política nueva con ideas nuevas, y empezar empleando las viejas ideas de la vieja política, demuestra que no se han aprobado las asignaturas más básicas de la construcción. Así no, por favor.

Y Carolina Bescansa que hace de madre con sentido común, ha optado por no decir qué hijo es más guapo, si el mayor o el pequeño. Y se quedará en casa. Dando un portazo junto a su responsable de economía, Nacho Álvarez. Tras la desaparición de Monedero de los puestos clave, la caída de Tania, de Sergio, Alegre o de López, dejan unas sensaciones curiosas cuando no preocupantes. ¿Esta es la “new” política que aspira a cambiar todo? Todo divorcio es muy duro, pero este es sólo el principio.

1.2.17

Esto me pasa por dormirme mucho, mucho

Si yo me hubiera dormido en 1995 y me despertara hoy, si por un casual extraño yo me hubiera quedado congelado en 1983 y me lograran revivir hoy mismo…, si por un casual me enseñaran la fotografía que hemos visto arriba y me preguntaran mil veces quién es el señor que está en la imagen, diría sin duda que el Presidente de la URSS.   

Corbata roja, puño en alto, cara de enfadado, de gesto violento, mirada de padre muy rígido, insistiría que sin duda era el Presidente de un país comunista. 

Pero no, es la portada de la revista americana Time. Eso me hubiera pasado por dormirme mucho.

Mientras no entendamos que desde la derecha más reaccionaria se han ido apoderando de los símbolos de la izquierda, sin resistencia intelectual además. Mientras no nos demos cuenta que tras la caída del Muro de Berlín se empezó a construir otro Muro más duro y extenso, no lograremos hacer nada. Se puede gobernar desde las posiciones más conservadoras, empleando los símbolos, los discursos, los lemas, las ideas de la izquierda. Han aprendido a transformar el lenguaje verbal y el de los signos. Las decisiones no, pero de esas no nos enteramos pues han conseguido convencernos de que son inevitables y buenas para todos nosotros.

No nos han vencido, es que nosotros nos hemos dejado perder. Y sin entender qué nos ha sucedido. Seguimos sin saber qué está pasando. Incluso creyendo que mis palabras son de un resentido. Por desgracia para mi, por edad, todo lo que tiene que venir lo voy a ver desde la retaguardia. Sois vosotros los que lo vais a sufrir más. Yo me limito a mirar. 

La pobreza mata y no lo queremos decir

Ahora un estudio nos asegura con datos lo que ya sabíamos muchas personas que tocamos la calle desde los problemas sociales. La pobreza acorta la vida más intensamente que la obesidad, el alcohol y la hipertensión. El estudio 'The Lancet' (La Lanceta) critica que la Organización Mundial de la Salud no incluya la desigualdad como factor a combatir, para mejorar la salud de las personas en todo el mundo.

Se nos prohíbe tomar alcohol, fumar o consumir mucha sal o azúcar. Pero son consejos dirigidos a los ricos. Los pobres mueren y enferman de desigualdad, de su pobre acceso a la sanidad, a la comida, a la limpieza. Incluso las drogas duras afectan de muy diferente forma a las clases pudientes que a los pobres. La prostitución es fina y elegante si la practican las clases pudientes, y es esclavismo durísimo si lo realizan los pobres o desamparados.

La pobreza acorta la vida tanto como el sedentarismo y mucho más que la obesidad, la hipertensión, la diabetes y el consumo excesivo de alcohol. "El bajo nivel socioeconómico es uno de los indicadores más fuertes de la morbilidad y mortalidad prematura en todo el mundo. Sin embargo, las estrategias de salud global no consideran las circunstancias socioeconómicas pobres como factores de riesgo modificables",

Se promueve el abandono del tabaco o aumento del uso del deporte entre la población, pero no consideramos importante incidir en el factor socioeconómico que también puede modificarse a todos los niveles, con intervenciones como la promoción del desarrollo durante la primera infancia, las políticas de reducción de la pobreza o la mejora del acceso a una educación y a un trabajo.

No interesa por igual la salud presente y futura de los pobres que de los ricos, y esto siendo duro y sonando fatal, es cierto. No ya por el acceso a los sistemas sanitarios, sino simplemente porque la vida de un rico vale mucho más que la de un pobre. ¿Nos interesa la salud del país, por igual la de los pobres como la de los ricos?

Franco (epidemiólogo de la Universidad de Alcalá de Henares) explica cómo en países ricos (centrado el estudio en Reino Unido, Francia, Suiza, Portugal, Italia, Estados Unidos y Australia) hay diferencias "insoportables" de esperanza de vida dentro de una misma ciudad, como Barcelona, Madrid, Glasgow o Baltimore. "Y la brecha no deja de ampliarse: la esperanza de vida de los pobres no crece como la de los ricos", y concluye: "Hacemos investigación para mejorar algo. Sabemos que hay factores estructurales que perjudican la salud, pero las autoridades no quieren atacarlos, prefieren hablar sólo de los factores individuales: haz deporte, no fumes".

La esperanza de vida de los vecinos de un barrio de una gran ciudad, comparada con las de otro barrio de la misma ciudad, puede variar entre los 10 y 15 años, sólo por factores económicos y sociales. Muchos más que por cualquier otro factor estadístico de enfermedad.

29.1.17

Por qué la izquierda no quiere trabajar?

Mientras Trump confunde a medio mundo…, mientras —efectivamente— el otro medio ni se entera de nada ni le importa lo más mínimo qué sudece en el mundo, en España es la izquierda la que nos confunde a todos. 

Podemos sigue enquistado en esa batalla interna que mucho nos tememos, no acabará tras Vistalegre, donde el posicionamiento contra IU es claro dentro de ese juego curioso de estar dentro y fuera a la vez, sin saber si los comunistas de IU permitirán eso o si IU al final dará un golpe de mano, para evitar el indigno proceso de convertirlos en esa nada donde las ideas parecen lo de menos. Gane quien gane habrá heridos graves, incluso muertos muy vivos que seguiran escribiendo las ideas propias o copiadas, depende de quien salga a quedarse fuera, con el frío que hace en la calle de la nada, del despoder.

Por otra parte en el PSOE la situación es de novela de terror, donde el asesino no parece ser el asesino, donde el que va de bueno se cabrea con el que quiere ir de mejor, y donde la protagonista de los juegos florales no quiere decir si debe salir en el Capítulo 3 o en el Capítulo 8. Ya iremos viendo. López se tendrá que enfrentar a Sánchez, mientras Díaz se tendrá que enfrentar consigo misma. Excesivos apellidos con acento marcado.

Del resto de izquierdas, bien…, en su línea…, ¿existen? Sí, ocupan espacio, pero están calladas. ¿Cuántos años hace que no sale una idea nueva desde la izquierda europea? Ser de izquierdas y estar callados o estar en la calle gritando (que es lo mismo) no sirve de nada. La izquierda tiene la obligación de diseñar el futuro, para eso es progresismo puro. Los conservadores tiene la obligación de conservar el pasado. 
 
Si la izquierda no sabe dibujar —aunque sea en boceto— el futuro que deberíamos construir, está perdiendo el tiempo histórico. Pero no lo entienden los que llenan las bases, creen que su función, la de la izquierda que existe, es la de estar o bien callados o gritando desaforadamente en lo que ellos deniminan "calle". ¿No hay nadie que quiera trabajar y además que le dejen, pensando y construyendo?