22.5.17

Ayer ganaron los militantes y perdieron las vacas sagradas

Las imágenes tienen que tener sentimientos, historias escondidas en sus entrañas. Ayer Pedro ganó de calle a dos abuelos mentales que se equivocaron varias veces en los últimos seis meses. Y con ellos cayó al hondo de la nada histórica una pandilla de buenos líderes políticos que no supieron envejecer y se fueron convirtiendo en conservadores incluso en lo social, aun llevando las insignias del socialismo sobre sus chaquetas.

Ayer ganaron los militantes de los partidos políticos, por encima de sus dirigentes del “aparato” que siempre son los más listos y los más proclives a mantenerse en el poder “siempre”. Fue el día de la política de verdad, la del riesgo, la del ciudadano. Quedó claro que el PSOE no supo leer el 15M del año 2011 y tampoco supo leer el otoño e invierno del 2016. Y los círculos del PSOE se impusieron a los despachos, curiosamente en todo el Estado excepto en Andalucía que es el territorio con más desempleo y problemas económicos.

Aragón estuvo a punto de hacer el mayor de los ridículos socialistas, y espero que hayan tomado buena nota los partidarios perdedores y los partidarios ganadores. Algo debe cambiar en el PSOE aragonés para no ofrecer el triste espectáculo televisivo de que Aragón saliera en todo el mapa de España, como la única zona donde los andaluces habían convencido.

A partir de ahora ¿qué?, pues sin duda una hoja en blanco. Pero entre una hoja en blanco y una hoja sobada y llena de manos de aceite del bocadillo de salmón ahumado, yo personalmente me quedo con la hoja en blanco. Los abuelos deben irse a descansar, como hago yo, y a pensar que deben ser otros los que tienen la velocidad y el empuje. Y hablar si se les pregunta o en voz baja.

21.5.17

Para limpiar cloacas, hay que mancharse

Estuve hace un par de semana hospedado unos días en un bello hotel a la afueras de una localidad asturiana. Grande, elegante, con una buena cocina de gran servicio, que durante algunos fines de semana hace servicios de boda y similares y entre semana vive de algunos viajes y viajantes…, y de coches elegantes que entran y salen.

A primera vista es un hotel excesivo para la pequeña localidad, excesivo por encontrarse en un polígono industrial irregular, pero que parecía funcionar muy bien por el número de personas que trabajaban y por los dos tipos de hotel que tenían en el mismo complejo, con servicios que no quiero añadir para no dar más pistas.

Efectivamente, tenía dos zonas de aparcamiento. Una a la entrada junto a la carretera y otro en la trasera del edificio, donde pasaban las horas muertas semi escondidos coches de alta gama que nunca repetían. Por cierto, si se imaginan trampas sexuales, advierto que como norma el sexo lo realizan dos personas, y casi es mayoría que una sea de un sexo diferente al otro. Y aquello no sonaba en todos los casos a prostitución de lujo, advierto.

La corrupción es intrínseca con una cierta parte de la sociedad. Somos habituales de saltarnos las normas, y todo depende de nuestra capacidad para jugar con el poder o el dinero. No todo es ilegal, pero sí mucho es amoral y el resto juega en esos límites de la ley, que dependen más de los excelentes asesores y abogados que de las ganas y el tamaño del truco o del trato.

Nada nuevo ¿verdad? Lo que quiero señalar es que las trampas, pequeñas o inmensas, se llevan haciendo siglos entre los que nos rodean. En mi ciudad había cines para meterse mano los hombres con los hombres, había (y lo digo en pasado para no dar pistas) hoteles con saunas comunales escondidas en las terrazas, había restaurantes con reservados cariñosos, había asesores que trabajaban para empresarios de muy lejos para que nadie sospechara nada.

Había putitas finas en cafeterías de las 11 de la mañana cuando aquello siempre nos parecía un ejercicio cutre. Y había contables que iban a las visitas de sus clientes de tres en tres para impresionar de su eficacia. Por poner algunos ejemplos pequeños de una ciudad pequeña.

Hay que luchar contra la suciedad, pero desde la inteligencia social del conocimiento, y no solo con las buenas ganas y la limpieza de estilos. Para limpiar cloacas hay que mancharse y andar junto a las ratas, y si nadie quiere mancharse…, pues no se podrán limpiar las cloacas.

20.5.17

Por qué no existen foros de política?

Curiosamente en política hay muy pocos foros internos abiertos al debate. Ni Foros internos de partidos políticos y casi ni Foros externos sin ninguna organización conocida detrás de ellos. Cuando en realidad la política es una actividad con una presencia muy activa en el resto de medios de comunicación. Mi década ocupada en un foro técnico con 140.000 usuarios, me llevan a poder opinar sobre esta herramienta, con la experiencia positiva y negativa que conlleva, en búsqueda de las motivaciones, los errores y las necesidades inevitables que todo Foro en internet debe tener.

Todo Foro público tiene que disponer de unas reglas clarísimas, muy duras a veces, para evitar los abusos y sobre todo que el clima positivo de participación se convierta en un clima de crispación o de violencia verbal. Estas reglas admitidas desde el principio, son de obligado cumplimiento y deben ser vigiladas por uno o varios administradores y moderadores que las deben aplicar sin criterios personales. ¿Os suena esto a la justicia habitual…, pero sin abogado defensor?

Todo Foro debe buscar la posibilidad de participación, pero también la de edificación de ideas, proyectos, ayudas, consultas, informaciones, apoyos, consejos, etc. Y en la misma medida debemos admitir antes de construir ninguno de ellos, del tipo que sea, que se van a crear divergencias, críticas a veces desaforadas que hay que cortar de forma radical, decisiones mal entendidas, que debe tomar el Administrador de forma tajante.

Lo habitual va desde cerrar “hilos”, anular o censurar respuestas, castigar a algunos miembros con periodos sin acceso, etc. ¿Esto es admisible en un Foro político interno? Pues parece muy complicado, pues todos somos adultos, y porque la censura está como es lógico muy mal admitida, y porque además la figura del Administrador y de los Moderadores siempre están en juicio negativo.

Hay Foros técnicos con más de una década de vida, con una gran actividad, donde grandes y valiosos participantes han dejado de colaborar por problemas de rigidez en las normas. Pero es la única forma de poder controlar un lugar de debate no visual, donde el dedo se escapa muchas veces del control de los lectores. Pero no hay Foros políticos (en España) que hayan soportado con éxito un periodo largo de convivencia.

En un Foro quien escribe lo hace desde una posición única. Nadie le está viendo, ni conocen sus cargas mentales o ideológicas del momento. No existe comunicación no verbal, ni visual tan siquiera. Y eso siempre lleva a malos entendidos que hay que controlar. Pues quien responde a una intervención también está en otra diferente posición emocional única y muy personal. Y lo mismo les sucede al resto de lectores que leen y se motivan con los textos. En la vida real la comunicación no verbal dulcifica las intervenciones, las humaniza. En un Foro de Internet esto no sucede, y por eso deben existir los Moderadores que “censuren” algunos textos, para encauzar el debate.

Es inevitable de entrada, que todos los miembros de un Foro sean antes admitidos, y aunque puedan entrar con apodos, sean perfectamente conocidos por los Administradores por su nombre real, teléfono y/o email. Y que admitan como antes he comentado, las normas de funcionamiento, lo que supone admitir procesos de control o de supresión de mensajes.

¿Y con todo esto, aún seguimos preguntándonos si merece la ocasión, montar un Foro político? Pues sin duda preguntárselo si. Y respondernos…, pues también pues tiene una serie de partes positivas, muy interesantes.

La Comunicación de todo tipo de organizaciones, para ser eficaz, válida y respetada, debe ser bidireccional. Yo mando a un receptor, y el receptor tiene que tener la posibilidad de mandar también sus opiniones, sus dudas, sus necesidades.

Ahora se habla mucho de Círculos, de Cuadrados o de Asambleyas de Bicos. Y funcionan bien si quien las administra lo hace bien. En un “Círculo” o un Bico a nadie se le ocurriría insultar a unos compañeros que estuvieran allí mismo, y menos si encima no estuvieran allí presentes. Pero cualquiera puede plantear ideas, críticas…, y recibir de otros compañeros otras ideas y críticas. Ese es el espíritu de un Foro en internet. Que pueda funcionar como en las reuniones presenciales…, pero sin vernos las caras.

Un Foro sirve para recibir ayuda, para entretenerse, para crear “Comunidad” y para construir nuevas ideas. Un Foro no solo es de un tema específico y todos ellos tienen parcelas de “Cafés Abiertos”, zonas de Relax, de Consultas, de Actualidad, de Ventas, de Apoyos. Todos son una ventana plural de intercambio de relaciones. Un Ágora abierto de par en par.

La figura más importante de un Foro —además de sus Usuarios y de quien diseñe las diferentes partes del mismo, eligiendo aquellos temas que resulten plurales y entretenidos— es cada uno de los Moderadores de cada apartado. Deben ser técnicos y conocedores de la materias, con buena cintura que se torna rígida en momentos clave. El Administrador debe ser una persona que confíe en sus Moderadores, que pueden y suelen cambiar con facilidad, y con un cierto poder de propiedad. Un Foro es la casa de todos, pero tiene un dueño que es el Administrador, aunque esto suene fatal.

¿Y para qué sirve realmente un Foro de un partido político? Pues si os parece poco el “para crear comunidad” interna dentro de sus zonas cerradas solo para militantes, puede contener diversos apartados abiertos a simpatizantes, y otros abiertos al público en general. Tres estados diferentes de acceso.

¿Pero esto en la actualidad no lo cubren perfectamente las redes sociales? Pues no. Un Foro es un “armario” lleno de cajones. Lo que se escribe además de quedar recogido y ordenado, archivado para poder consultar, firmado y comentado, tiene una duración en el tiempo muchísimo más larga que cualquier texto de redes sociales. Esto es positivo y negativo, y por ello la figura del moderador es imprescindible. El diseño de un Foro en nadie se parece al de las Redes Sociales, a la hora de poder buscar cualquier respuesta.

En un Foro lo importante no son las identidades de los usuarios, lo importante es el contenido de los temas. No se sigue a unos usuarios, sino a unos temas que te importen. No se busca la opinión de una persona, sino la suma de opiniones sobre un asunto. Se acerca algo a Facebook, pero no se archiva por cajones todas las materias, en carpetas todos los mismos asuntos tratados. Pero la debilidad de los Foros Político radica precisamente en eso, en que todo queda perfectamente archivado y revisable, haya pasado el tiempo que haya pasado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...