29.6.20

Un crédito rápido con TAE del 3.112,6% y se quedan tan sonrientes


Cuando una persona necesita un Crédito Rápido lo habitual es que lo necesite con urgencia, que no sea posible obtenerlo desde entidades financieras habituales y que además no se lean las letra pequeña.

Hoy he visto este anuncio de arriba en la televisión española. Una empresa de Crédito Rápido que ofrece el primero de los créditos sin intereses y sin comisiones. Bien. Con un máximo de 300 euros a 30 días. ¿Pero han leído la letra pequeña?

Para los sucesivos préstamos, cuando ya hayan visto ustedes que es fácil, rápido y sencillo de obtener, pedir 300 euros a 30 días supone tener que devolver 399 euros. En 30 días. En un mes. 

No quiero sacar cuantas para saber a cuanto nos vamos si para pagar esos 399 euros tiene que pedir otro crédito rápido para otro mes y así durante los 12 meses. Coñe, es que me pica la curiosidad.

El 1 de enero pides 300 euros y el 31 tienen que devolver 399. Claro. Pero si no puedes pagar el 1 de febrero pides 399 euros y así el 28 de febrero tienes que pagar 531 euros. Bien. Normal. Como el 1 de marzo no puedes pagar pides 531 euro y el último día de marzo debes 706 euros. Correcto. Y así cada mes hasta que el 30 de noviembre no puedes pagar los 9.192 euros que vas acumulando de deuda mes a mes y pides otro crédito por esa cantidad para tener que pagar el 31 de diciembre 12.225 euros. Es decir, el 1 de enero pediste 300 euros, y como no has pagado nada de nada, maldito pobre, el 31 de diciembre debes 12.225 euros. Es que nunca vas a salir de pobre, puñetero.

Y ellos explican que el TIN (interés sin gastos) es del 396% y el TAE (interés más gastos) del 3.112,6%. Y que en caso de impago el interés diario será del 1,3% del principal adeudado que va subiendo según no se logra pagar, con un máximo de 150 días. Aunque no aclara (prohibido imaginar) qué sucede pasados esos 150 días.

No voy a entrar a valorar si esto es realmente un crédito u otro cosa. Que cada persona opina si se atreve. Pero eso sí, permitir estas cosas en la España actual, anunciándose a media tarde, supone como poco… un error. ¿Quién está detrás y dentro de estas empresas de préstamos? 

¿Las sentencias son opiniones? Pues casi que sí

Me encontré esta pintada en una calle de Teruel y me sorprendió su rotundidad. Es verdad, cualquier sentencia es simplemente una opinión, aunque pensemos lo contrario. De hecho para eso se requieren los abogados y los fiscales, para intentar influir en el final,  para que la opinión de quien tiene la potestad de darla sea de una manera o de otra.

El mismo hecho puede ser "opinado" de una manera o de otra, y tener un resultado final diferente. Y en todos los casos admito que se parte de unas leyes escritas sobre un papel. Y que no es fácil entender esto de "opinión" pues se basan en algo tangible y medible. Pero los tiempos, los cambios de las normas, las sentencias anteriores, los matices interpretables… hacen que al final todo depende de "una opinión".

Incluso las propias Leyes se crean a través de opiniones de personas, aunque tengan muchos años. Todo es interpretable. Aunque en la frase de la pared de Teruel se esconde claramente un mensaje más anarquista que de lógica legal o filosófica.

Pero además hay que tener en cuenta que durante la vida tenemos muy pocas sentencias judiciales sobre nuestros hombros, pero en cambio multitud de sentencias vitales que nos marcan el camino, nos abren o cierran puertas. Sentencias de otros, sentencias nuestras, que van marcando las vidas.

Y son sentencias que se asientan sobre opiniones de ese momento, de esa circunstancia, de la mochila que ese día llevábamos encima. ¿Cuántas decisiones de nuestra vida admitimos luego en silencio y sin decirlo que hoy las tomaríamos de otra manera? 

Con o sin mascarilla, y a tres distancias diferentes. Covid19

Esta imagen mostrando unas pruebas de cultivo de bacterias para probar la eficacia de llevar o no llevar mascarilla está recorriendo las redes. La ha realizado un doctor estornudando con fuerza durante unos segundos con y sin mascarilla y a tres distancias diferentes. 

En la de dos pies de distancia (60 centímetros) se ha multiplicado brutalmente el cultivo de las bacterias pero con mascarilla no se ha producido multiplicación.

Una mascarilla puede evitar el 95% de la propagación del virus Covid19, pero incluso en el caso de que sea casera y mal construida, si fuera capaz de restar el 50% del virus supondría un 50% menos de contagio.

¿Cuántos fallecidos hubiéramos tenido con un 50% menos de personas contagiadas, o con un 50% menos de carga vírica?

Y sin duda, la distancia social, el estar a una cierta distancia de las posibles personas que portan el virus es fundamental para evitar los contagios.

28.6.20

Tener 180 días a una sociedad sin escuela, es grave

En marzo cerramos los colegios de forma presencial, todos incluidas las universidades, y ya hasta septiembre no volverán a su rutina. Me parece un gran error no haber sido capaces de encontrar una solución. 

Tener a los niños y jóvenes —y no quiero ver edades pues no a todas les afecta por igual— durante 180 días sin la figura del maestro, sin el espacio de la escuela marcando rutinas, obligaciones, horarios, trabajo, esfuerzo, me parece una decisión que tendrá un precio alto aunque no veamos hoy la factura. 

Hemos abierto bares y restaurantes, playas y Centros Comerciales pero no hemos sabido abrir las escuelas. 

No hemos estado bien gobernados, aunque hayamos estado bien gestionados. Gobernar es saber mirar hacia el futuro, gestionar es resolver el día a día.

Yo no quiero que me digan qué está bien visto y qué es pecado

En los deseos desde el Poder por controlar toda la sociedad, infantilizamos en exceso las respuestas y mensajes que recibimos hasta no solo querer convertirnos en párvulos sin capacidad para saber elegir, sino en seres tan correctos en el pensamiento que parecemos absurdas criaturas alienadas.

Ahora nos ha dado con criticar la película Lo que el viento se llevó, como antes hemos querido censurar a Woody Allen o Roman Polański y su cine, y el cuento de La Caperucita Roja pues todos ellos contienen partes que no serían aceptables según los criterios de moda actuales.

Cada uno de nosotros ya somos adultos para saber elegir. Si tenemos que censurar algunas escenas de Lo que el viento se llevó… no deberíamos consentir escenas en donde se vieran asesinatos, faltas de tráfico o sexo sin matrimonio. 

Tampoco películas donde los ricos convirtieran en esclavos del siglo XXI a sus trabajadores. Ni escenas donde los hijos obligan a sus padres a tener que atender a sus nietos, gratuitamente y sin asegurar.

Como ya somos adultos, casi sería mejor que se nos dejase ver, oír y opinar sobre todo lo posible e imposible, y que cada uno se atenta a sus decisiones. 

Tener esclavos está muy mal y prohibido en algunos países en este siglo XXI, pero no lo está en otros. Y quieren que no lo sepamos, que no lo veamos… pero a la vez desde ese mismo Poder no se lucha por erradicarlo de verdad.

Somos cínicos, intentamos tratar a la sociedad sin auto responsabilidad y no dejándoles que tengan una educación de libre elección muy justa, para que nunca se rebelen contra nada. 

Cuanto más convencidos tengamos a todo el mundo de que Papá Estado está siempre marcando qué debemos pensar y censurar, más fácil lo tienen para seguir haciendo lo que les venga en gana, según los tiempos.

27.6.20

No imagino que mi muerte me traiga más dolores que mi vida

Esta imagen es del Diario que llevaba encima el Joker de 2019 en sus andanzas por New York interpretado por un Arthur Fleck que está tremendo. Me ha gustado la frase remarcada en su libro de notas y por eso la traigo aquí, me parece una reflexión de alguien muy cuerdo que por cierto sabe bien a quien suprimir de su película. En la ficción no se mata, se deja de actuar.

La película está excelente, el guión y la ambientación de premio, el ambiente musical ya fue premiada como la interpretación de un genial Arthur Fleck que nos hace olvidar totalmente si es realmente el Joker de Batman o una copia, un juego inventado por él o por su director de pantalla. Y qué más da ¿no?

"No imagino que mi muerte me traiga más dolores que mi vida"

Utiliza lo positivo. Evita lo negativo. Es básico

Parecería básico que no nos tuvieran que estar repitiendo constantemente lo que es bueno para cada uno de nosotros. No somos niños. pero en cambio lo parecemos. Las pilas de botón contaminan mucho y son peligrosas. Pero tenemos que recordar constantemente qué debemos hacer con ellas. En cambio la opción de criticar constantemente por las Redes Sociales lo hemos aprendido sin carteles explicativos.

Miguel Ríos canta "El blues de la Tercera Edad"

Como dice Miguel Ríos en su nueva canción tras 12 años, la soledad de la tercera edad es un componente muy presente junto a todos los esfuerzos hechos por la generación que nacimos en la mitad del siglo XX por tener una España mejor.

El título de la canción es todo un acto reivindicativo, un grito de intenciones. “El blues de la Tercera Edad” como algo que ya nos ha llegado y que nos lo reconocen desde el resto de edades como algo casi negativo e incluso ya peyorativo. Vamos bien, aunque nos vayamos en silencio. ¿En silencio? NO.

Es verdad que en esta pandemia han caído excesivas personas mayores, y que vamos a salir aprendidas de que la propia sociedad como la dejemos nos olvida. 

Y que… o nos dedicamos a defendernos o nadie se quiere acordar ya de los viejicos, de la Tercera Edad o de las Personas Mayores, que al fin con distinto nombre somos lo mismo o vamos camino de serlo.

Soledad sí, pero callados no. 

Tendremos que soportar las zancadillas, sí, otra vez. Pero no creo que sea buena cosa callarnos. En los últimos años nos han ido utilizando como criados baratos, como sostenedores de familias en aprietos aunque ya tuviéramos más de 60 años, y de trabajadores de los que se quería prescindir pues no sabíamos inglés suficiente y salíamos más caros que los nuevos esclavos jóvenes. 

Lo admitimos, pero no queremos callarnos.

25.6.20

La pandemia está creciendo, pero nuestra despreocupación también


Todos admitimos que la Pandemia del Covid-19 está en un punto creciente, sin atisbar el momento del control de la enfermedad. Y aunque en España ya parezca controlada, ni está extinguida ni es posible saber si somos capaces de dominar los brotes de momento leves que afectan a zonas muy concretas. 

Pero si vamos a los datos mundiales vemos que la crisis va en aumento, y sobre todo lo está haciendo en zonas sin Sanidad de calidad, sin un control de los fallecidos o los enfermos, lo que nos hace temas que el problema irá a más y ya es más grave de lo que nos dicen los datos.

En estos últimos siete días hemos superado en cuatro ocasiones y por primera vez en todo el proceso los 150.000 infectados en todo el mundo. Ayer mismo, 24 de junio, fue el segundo peor día de la serie.

Tenemos ahora cerca de 60.000 enfermos en estado grave o crítico y estamos a punto de llegar a los 500.000 fallecidos declarados. La suma de afectados por coronavirus que se pueden asegurar con pruebas es de 9.533.141 personas. Quedan casi cuatro millones de casos que siguen enfermos a día de hoy.

Que la pandemia sea global no sirve de consuelo a nadie, y que no estuviera el mundo preparado para ella si dice mucho de nuestra incapacidad como sociedad global para aprender a defendernos. En realidad este virus… es una débil posibilidad de las varias que el hombre es capaz de fabricar para joder el mundo.

Tal vez si somos capaces de creernos estas cifras y no ser señalados como agoreros a los que advertimos de su gravedad, seamos capaces como adultos de entender lo frágiles que somos y lo imbéciles en no aprender a defendernos antes de que sea ya demasiado tarde. ¿Aprenderemos para la próxima?


Nota.: Los datos son de la página worldometers.info

24.6.20

Zagreb, Croacia. Urbanismo amable y limpio

Es Zagreb, es la capital de Croacia, una calle normal y similar a cualquier ciudad importante de Europa. Y vemos dos elementos urbanos básicos para buscar la humanidad urbana, las ciudades amables, las ciudades con calidad. Un sistema de transporte urbano que nop contamine y ser rápido y de gran capacidad, y zonas verdes rodeando las zonas por donde se mueven las personas. 

No debería pedirse mucho más, un sistema de movimiento urbano limpio y zonas verdes suficientes y bien cuidadas para que la contaminación sea menor y para poder pasear disfrutando de la sombra en meses de calor. ¿Pero todas las ciudades piensan así? ¿Todos los ayuntamiento son capaces de entender lo que ya funciona en otras ciudades europeas?

22.6.20

Sigue siendo común poner un pobre en tu vida

Los pobres siempre hemos sido como un juguete para los ricos, incluso un juguete manejable, cómodo de llevar, excepto que a los pobres hay que peinarlos, lavarlos más de lo habitual y mandarles, pues ellos solos no tienen iniciativa. Hubo siglos, incluso hasta en el siglo XXI pasaba esto, que era común poner un pobre en tu vida. Salen más caros que un jarrón chino, pero se rompen menos. ¡Piénsatelo!

Primero fue la escuela y la tienda. Ahora ha sido el bar. Aragón triste


Primero fue la Escuela. Luego fueron las dos tiendas que tenía el pueblo. Hace unos meses fue el bar. ¿Qué es un pueblo sin escuelas, sin tiendas ni bar? Un cadáver. Hablo del Aragón hermoso junto al río Gállego. Del Aragón herido por no saber bien de qué forma atajar las huidas, los escapes que no siempre son entendidos como algo negativo ni por la propia población hasta que ya es un hecho.

Un pueblo sin bar es un pueblo sin fiestas, es una localidad donde las viviendas valen menos, donde poco a poco irán faltando también los domingueros, sin un punto de reunión, de anclaje, de referencia, donde verse las caras.

Un pueblo sin bar ya no es un espacio público de convivencia posible pues sus pocos habitantes ya se quedan todos ellos en sus casas. Les queda la misa de algunos domingos, no todos, y esa sensación de que la comunidad se va perdiendo sin que nadie sepa resolver el enigma. Adiós.

19.6.20

Estar normal es tener mucha suerte


Este dibujo de Andreu Buenafuente con su texto tiene toda la razón. Filosofía de supervivencia, no es autoayuda que también, es darnos cuenta de por dónde tenemos que salir a respirar aire fresco. Todo puede ir a peor, así que disfrutemos de que ahora estamos normales, tenemos todavía la capacidad de darnos cuenta que puede ser todo peor.

Los miedos no sirven para nada, ni para asustarnos pues solo les hacemos caso si ya venimos asustados de antes. Y sí, sin ser autoayuda, cada día hay decenas de pequeñas cosas que nos pueden convencer de que vivir merece mucho la pena, hasta que se acaban las pilas.

Hace un momento estaba leyendo en la terraza y se ha puesto una picaraza a unos cuatro metros de mi. No nos hemos dicho nada ni nos hemos movido ninguno para respetarnos. Pero al menos yo he notado la enorme suerte de tener una picaraza tan cerca. Por si no lo saben bien, efectivamente una picaraza es una urraca. 

17.6.20

Juego educativo para aprender a imaginar esculturas


La educación artística en las Escuelas ha ido muchas veces unida a la educación en trabajos manuales, que siendo totalmente diferente el concepto, encajan si somos capaces de seguir alimentando la imaginación. Al final es simplemente “hacer” con las manos “cosas”.
Hace más de un siglo en la Institución Libre de enseñanza de Madrid que desde 1876 empezó a buscar métodos de enseñanza que modernizaran la sociedad, puso entre sus objetivos la ampliación de la Educación Artística y la Educación más al Aire Libre. 

Es curioso que un siglo después estemos pensando en innovar volviendo a los mismos planteamientos.

Este ejemplo que os dejo es un juego de piezas, de figuras, creado por el escultor Ángel Ferrant en los años 30 del siglo XX y que él llamó “Arsintes” .

Se trataba de un conjuntos de piezas simples, cuadrados, círculos, triángulos o rectángulos de distintos tamaños pero todos planos y similares de textura, que los alumnos movían y utilizaban hasta crear figuras que ellos se imaginaban. En principio parecía un juego "para crear" en plano. Pero es el inicio de "crear" modulando, moviendo o girando elementos para configurar espacios.

Estamos hablando de figuras planas, de cartón delgado en el proyecto, con las que de forma abstracta se podían crear figuras, caras, personajes, espacios, paisajes, etc. Todo dependía de la imaginación del niño. 


Si pensamos en este juego sobre una mesa, y le añadimos la opción imaginativa de levantar o poner en pie las piezas, vemos que ya estamos hablando del inicio de la escultura

Lo siguiente sería el clásico juego de "las construcciones" con piezas de madera que ya configuran un ejercicio en relieve, en tres dimensiones. En un principio dirigido a modular "casitas" pero que se puede utilizar a poco que se crean piezas diferentes, hacia modular personajes, animales, etc.

Las formas de las piezas en su proyecto de trabajo iban creciendo en dificultad según se destinaban para una edad u otra. Y sin duda aunque nunca se desarrolló al completo pues nunca pasó de ser un proyecto en cartón que no se hizo en metal como era la idea primera, muestra un proyecto pedagógico muy interesante que se adentraba en la configuración espacial de la modulación más simple, lo que abría el camino hacia la escultura, hacia la pintura abstracta y/o surrealista, hacia la cerámica o sobre todo al mundo de la imaginación mezclada con la creación de personajes o espacios.


El dibujo que vemos es un boceto de las posibilidades de las piezas y la imagen de un diseño de las posibles piezas. En un principio era simples recortes que se ponían uno al lado del otro para formar figuras, pero en los últimos tiempos ya se han ido haciendo juegos con clavijas pequeñas donde se sujetan las piezas.


Necesitamos Cultura para vivir. Y es posible que no lo sepas

Necesitamos reírnos, ver comedia, convivir con el teatro, observar arte contemplativo para que se nos meta dentro. La gran perjudicada en estos 100 días ha sido la Cultura en toda su extensión, tal vez excepto ver televisión y leer libros, que no siendo poco en apariencia, deja en la estacada a enormes posibilidades como el Teatro. 

De seguir un año este tipo de “Nueva Normalidad” desaparecerá el Teatro o el Circo, las Artes Escénicas y su importancia entre la sociedad. Habrá que desmontar una posibilidad de ocio pero también de Cultura con mayúsculas, que lleva miles de años entre nosotros. 

¿Se puede vivir sin Teatro? Si, sin duda. También sin vino, sin teléfono y sin sexo. Pero no parece lo deseable. ¿Es posible pensar en la Música solo para venderse enlatada? ¿Podremos seguir con el Cine pero solo para verlo en casa con el mando a distancia? ¿Alguien se vería digitalmente una Exposición de Goya de una hora de duración sentado en su sofá?

16.6.20

Zaragoza. Aula con 59 alumnos. ¿Hemos mejorado mucho?

Esta imagen es de mi clase escolar en el Tomás Alvira de Zaragoza, un colegio público "de barrio" de los años 60. Como se ve había 59 alumnos con el mismo profesor, de diferentes edades hasta los 14 años. Todos los alumnos desde los 6 años hasta los 14 se dividían en dos únicas clases, solo en dos para chicos y en otras dos para chicas, que como se ve, esa era otra, las chicas con las chicas. 

Han pasado muchos años, la ratio ha ido bajando mucho hasta volver a subir en los últimos años, dejando en la actualidad una cantidad de alumnos entre los 20 y 25 por aula. Ahora tras la pandemia es posible que haya que revisar esos números y tal vez bajarlos algo.

¿Salen los niños actuales más aprendidos? ¿Salen más motivados para seguir estudiando durante muchos años de su vida? ¿De qué manera han cambiado los contenidos en estos años?

Podríamos no parar de hacernos preguntas, sobre la calidad final, sobre los resultados finales de excelencia que NUNCA son simplemente salir con un aprobado de curso ni tampoco con un sobresaliente, ni tampoco son salir con unos conocimientos insuficientes en materia útiles para tu vida posterior. 

Y tampoco son no saber tener una empatía social con tus vecinos de vida que provoquen disfunciones de convivencia, egoísmos sociales que siempre son negativos.

De esa imagen que vemos ha salido algún catedrático de universidad, algún diseñador reconocido a nivel internacional, algunos empresarios y muchos de los que desconozco su historia personal. Y admitiendo que NUNCA hay que copiar de lo viejo, si me cabe la duda de si copiando de lo nuevo, de otros espacios educativos tal vez de otros países, no podríamos mejorar nuestra formación educativa.

¿De verdad es educativo que no hayamos logrado hacer lo IMPOSIBLE para que los niños no hayan tenido que estar desde marzo hasta septiembre sis la presencia de sus profesores de alguna forma, dentro al menos de forma eventual en los colegios?

Julio Puente (Ajovín)


15.6.20

Pequeños trucos que servirían para aprender a vivir


¿Qué no pagaríamos por poder cenar o tomar un café y pastas con cualquier personaje al que admiramos?

Hablar con amigos perdidos, escuchar a los enemigos, aprender a leer entre líneas, dejar que se expresen los contrarios sin cortar conversaciones, ver imágenes de aptitudes diversas de forma omnipresente, saludar y sonreír a los que no conoces de nada, escribir a los lejanos, comunicarte con los desconocidos. 

Son pequeños trucos que servirían para aprender a vivir.

13.6.20

Aprendamos de Aragón, a negociar y hablar a la cara

Sin duda vamos a entrar en un periodo de desescalada de la violencia verbal y política de los últimos meses, gracias —todo hay que decirlo— a los principios de acuerdos mínimos entre el PSOE y Ciudadanos. Era inadmisible el grado que se estaba alcanzando y que crecía cada sesión parlamentaria hasta no se sabe bien dónde. El sentido común era y es inevitable, y la propia sociedad silenciosa pero muy mayoritaria ya estaba empezando a clamar.

Ya vale, simplemente porque nadie elige a un gestor político para estar insultando en vez de para resolver, plantear ideas, dudas o reflexiones. Y lo digo desde mi posición de político alejado tanto del PSOE como de Ciudadanos. No podemos seguir dando esos espectáculos idiotas y peligrosos.

Así que por favor, sigamos el ejemplo de Aragón, y aprendamos de una vez a negociar, a sentarnos en las mesas cara a cara, a hablarnos pensando en la sociedad. No es fácil, pero es lo que toca hacer ahora y es posible que siempre. Los túneles del miedo no sirven para nada.

Julio Puente (Ajovín)

12.6.20

Las mascarillas son obligatorias para fardar

Veo las calles como antes de la pandemia, llenas otra vez de gentes de buen pasear, pero ahora con su mascarilla que ya en la mitad de los casos es de diseño. 

Llevar mascarilla médica es transmitir que estamos en una sociedad enferma, que todo esto es un enorme hospital donde nos dejan salir pero a ratos, solo un poco. 

Llevar mascarillas de diseño es como llevar sombrero o gafas de sol, un simple complemento más. 

Yo tengo tres mascarillas de diseño. Una a rayas, otra naranja chillón y otra abstracta pero solo en sus telas. Me las voy turnado según me levanto con un carácter u otro. 

Cuando el genio me pida salir de casa sin mascarilla, ese día me quedo en casa castigado.

10.6.20

Ser charcutero está de moda. Para mi un vicio similar al sexo

Ser charcutero está de moda, pues tras el confinamiento tenemos la necesidad de comer grasas como los animales que han permanecido en hibernación muchos meses y salen a comerse el mundo. El jamón y el chorizo son el mundo actual. Y el buen vino. Y los bombones. Y el sexo. Nuestra generación, la de los sesentones, las gentes que conocimos de pasada los hippies… ¡uff!… tuvimos unos pocos años buenos, donde el sexo era algo normal. Pero se pasaron pronto y nos llegaron las siete plagas de la iglesia. 

Yo creo que ya el Sida nos tumbó unos buenos años. Aquello sonaba a castigo divino. Luego vino el ponerse exquisitos todas y todos con el sexo y aquello mas que una orgía para normales era un freno sin control. Todo parecía estar mal.

Ahora los ingleses ya advierten que por el coronavirus se tiene que dejar de hacer sexo fuera de la casa, algo que con mi edad ya no es problema. Vamos, ni de joven, y lo digo con esa tontería del tonto que admite su tontuna.

Así que siempre me quedó el jamón, el salchichón picante, la cecina y la cabeza de jabalí de la buena. Y el vino, claro está. A falta de sexo nada como comer y si además lograr ser de los que engordan lo justo, pues ya agradecido con el mundo. Así que efectivamente, yo siempre he tenido charcutero o charcutera de confianza. 

En las Delicias era exquisita y casi no cabíamos los clientes de tanto surtido alrededor de las paredes. En Miguel Servet lo delicioso era entrar a comprar y oler. En el Bajo sigue siendo una delicia ver los carteles con la procedencia de los chorizos. Y en La Jota lo bueno y curioso es el jamón cocido italiano y el chorizo de Salamanca. Menos normal es caer en el Tajo Británico, que allí sí, hay que moderarse. 

Y para terminar debo recordar el corte a cuchillo del Mesón del Jamón de Madrid, habitual en mis cenas hoteleras con unas piezas de jamón de Salamanca o de Extremadura, sin nombre caro, pero fabulosos para tomar con pizcas de pan y vino de Rioja. Y os lo juro, casi no engordo.

El silencio no lo recomiendo, pero evitar los gritos está muy bien


El uruguayo Eduardo Galeano tiene algo que lo convierte en poeta por ser uruguayo, o en uruguayo por ser poeta. Tal vez incluso, nació poeta y decidió nacer en Uruguay para estar a tono. Entre sus muchos brillos que alumbran caminos nos dejó este que ahora se encuentra en un escaparate de Zaragoza.

"En un mundo de plástico y ruido, quiero ser de barro y de silencio" Eduardo Galeano

Yo nunca recomiendo el silencio. Pero sí la suavidad, el buen tono, el no gritar mucho. Pero el silencio no, pues eso supone dar más potencia a los que gritan sin sentido.

9.6.20

La vida de las babosas es muy babosa, os lo juro

En mi terraza tengo caracoles de cáscara lógica, babosas de cáscara alargada que crujen al pisarlas y babosas sin cáscara, desnudas, flojas, sin hogar fijo. No tengo claro el porqué las babosas pueden ser de dos clases, con cáscara y sin cáscara. 

Igual es que como los humanos, unas tienen casa propia y las otras van de prestado intentando buscar un hueco para los calores y los días secos. 

Ahora es ya la temporada en que solo salen cuando llueve y días de mucha humedad, en cambio en invierno por la noche salen del huerto y se esconden en la zona cubierta para no helarse. Ellas saben que incluso con las puertas cerradas hay un hueco redondo por donde se puede entrar y salir, se lo deben decir entre ellas. 

Aunque a veces pienso que simplemente van buscando el calor del interior, como las personas que vamos buscando el calor humano y a veces nos joden vivos. 

La vida de la babosa es muy babosa, os lo juro, siempre arrastrada y con un cuerpo casi transparente que incluso se le ve si te acercas como les laten los interiores. No se le ven las ideas pues no sé si las tiene y de tenerlas yo tampoco se las descifro. 

Si acaso cuando las miro de cerca pensarán que soy un monstruo capaz de chafarlas con los dedos. Y no, yo no. ¿Piensan las babosas?

El trabajo de controlar las especies se lo dejo a mi esposa. Las ha cogido manía pues dice que se le comen las acelgas. Yo también me las como y a veces me entra un poco miedo. ¿Le apetecerá también chafarme de un pisotón? Cada día me gustan menos las acelgas.

6.6.20

Colegios y Universidades NO. Discotecas y Plazas de Toros SI


Parece complejo entender que en la Fase 2 de esta España pandémica y extraña ya se pueden hacer corridas de toros con 400 espectadores y en la Fase 3 con 800 personas viendo el espectáculode la muerte, pero no seamos capaces de articular con la misma capacidad social el abrir los colegios, las universidades, los espacios de cultura al aire libre. 

Yo no pienso criticar a casi nadie, faltaría más, me he vuelto muy bueno en las últimas semanas y ahora me dedico a otros menesteres mucho más simpáticos que la política del enfrentamiento, que yo ya sé a dónde nos va a llevar como no salga alguien con sentido común a parar este sinsentido. Lo de las mascarillas es nada con lo que tendremos que sufrir.

Pero seguir con los colegios cerrados mientras abrimos las discotecas pero sin bailar (ja ja ja) y todos los bares de copas hasta las noches oscuras… es de premio, será algo que con los años, con los que me quedan por vivir, se irá recordando de vez en cuando. 

¿Ha decidido España que los colegios no requieren una atención normal, básica o si fuera necesario una especial?

Tener a los jóvenes desde marzo a septiembre sin acudir a los colegios y universidades es lograr que pierdan su estado de concentración, de trabajo, de horario, de tareas fijas, de aprender. 

¿Para qué sirve el colegio? 

Donde esté una buena discoteca o una plaza de toros, lo demás sobra. Por cierto, la próxima semana empieza el fútbol y son cada vez más los que reclaman que se haga con público aunque sea poco. Je je je. ¡¡Uff!!

5.6.20

Ciudades más verdes y viviendas más abiertas

De la pandemia tenemos que salir nuevos, tal vez incluso mejores aunque tengamos serias dudas y sin duda replanteando la Ciudad y la Vivienda. Hemos pasado 100 días de confinamiento (de momento) y hemos entendido el valor de saber elegir dentro de nuestras posibilidades una ciudad y una vivienda en calidad para la vida más humana, más cercana, más rodeada por cercanía de los nuestros, de los valores.

Una ciudad más verde, sin duda, con más espacios públicos cercanos a nuestra vivienda, es decir en el barrio, con paseos más anchos para poder ir separados, con un comercio de proximidad que nos dote de lo necesario sin grandes desplazamientos, con los servicios públicos bien dotados de calidad y cantidad. 

Y eso supone además de más gasto público (es decir, más impuestos) un diseño distinto de lo que representa el vivir en comunidad. Que en realidad es simplemente ir hacia sistemas que ya teníamos en las zonas rurales hace un siglo. Cercanía a la naturaleza, cercanía al vecino, servicios más básicos y necesarios, silencio y calma, conversación y aire puro.

Con la vivienda propia también hay que hacer un nuevo replanteamiento. Deben los arquitectos cambiar el diseño de las viviendas “baratas” potenciando sin ninguna duda las terrazas. Hoy se ha demostrado que una terraza o un espacio “de más” que sea multifunción es tan necesario como la cocina o tener dos baños. Para gritar si es necesario o para trabajar en casa si las cosas se vuelven a torcer. para mirar al cielo o para ver la calle que no puedes pisar.

Hay que replantearse que las zonas verdes naturales, aunque estén dentro de una gran ciudad, son imprescindibles. Hay parques urbanos en grandes ciudades por Europa que en nada se parecen a los parques españoles más ingleses o franceses en su diseño plano y verde. Parques en relieve, parques con espacios muy diferentes donde el troceamiento de las zonas crea ambientes muy diferentes. Parques con más árboles y arbustos y menos hierba, rocas y zonas de descanso.

Efectivamente, estas zonas son de más complicada limpieza, pero los parques urbanos no los tienen que diseñar las personas que los tienen que mantener sino los arquitectos urbanistas y los psicólogos sociales. 

No tienen que ser un parque y grande sino diez y pequeños pero bien diseñados. Y además hay que cambiar el concepto de que un parque es para toda la vida con pocas inversiones

Un parque debe cambiar al menos dos a cuatro veces al año (no solo cambiar las flores), pues es un espacio paisaje. Y su mantenimiento es tan importante como su construcción. Y en eso hay que implicar a los que de alguna manera y siendo vecinos, cobran parte de sus ingresos de ayuda del Estado.

Zonas con más recorridos a pie, perfectamente señalizados para ser utilizados como zonas de ocio. Pasillos urbanos para bicicletas y otros vehículos sin motor que sirvan para dar vida a unos segundos cinturones dentro de las calles céntricas de los barrios. 

Y calles asfaltadas que no permitan en el interior de los barrios comerciales y poblados una velocidad mayor a 10 km por hora. 

Nos asombrará ver lo que ya está funcionando en muchas ciudades grandes por todos conocidas, con aprovechamiento de antiguas calles siempre atascadas y hoy convertidas en peatonales.

4.6.20

Un día en el campo vale para un niño más que un día de clase

Si en el año 1881 ya se hablaba sobre la importancia para los alumnos de pasear por el campo, de hacer caminatas y excursiones, de tocar y observar en vivo, parece incomprensible que casi 150 años después y cuando estar en la calle sea más complicado que nunca pues las ciudades no son amables para los niños, sigamos pensando que las escuelas deben ser lugares cerrados, rodeadas de campos de cemento, sin muchas posibilidades de hacer excursiones o salidas por el miedo al riesgo, al accidente, a la responsabilidad. 

Y lo curioso es que no sepamos encontrar solución a estas deficiencias de concepto hacia los niños, que necesitan más que nunca pisar la tierra. Como decía Giner de los Ríos en 1901: un día de campo para un niño, vale mucho más que un día de clase.

3.6.20

La educación más al aire libre ¿será el futuro?

Se está proponiendo que la escuela vuelva en parte a la calle, al aire libre, a parques, plazas, espacios abiertos, recreos adaptados a los nuevos tiempos. Y siendo una buena idea para estos tiempos de pandemia, de riesgo por la salud, lo debería ser para todos los tiempos futuros. 

Hay edades mejores, sin duda, pero en la mayoría de ellas hay ventajas por estar MÁS tiempo al aire libre, sobre todo en un país como en España donde muchos días del curso escolar permite estar en la calle, admitiendo siempre que los niños son capaces de soportar temperaturas diferentes a las de “entre 23 y 24 grados”.

Pero para ello los arquitectos y diseñadores de espacios educativos tendrían que haberse puesto a pensar hace muchos años. Por ejemplo edificando los colegios cerca de parques o de amplias zonas verdes. 

Por ejemplo creando en las zonas de recreo algo mucho menos gris, duro y acementado como campos de deporte en cambio de zonas de tierra con árboles y arbustos.

En los primeros años 60 en Zaragoza, hace 60 años pues, en el colegio de los Maristas llevaba a los alumnos a la zona actual del Parque Tío Jorge, una zona llena de grandes árboles casi salvajes, con zonas limpias para practicar deporte sobre tierra y mucha naturaleza y verde. Hoy eso es (casi) impensable. Algo ilógico.

La transmisión del virus decrece notablemente en el exterior (dicen que unas 20 veces menos), estar en contacto con la naturaleza y con el aire libre es positivo, incluso aunque haga frío, llueva o haga calor. 

¿O preferimos tener a nuestros hijos en una burbuja, cuando venimos de siglos de estar siempre en la calle?

Y al aire libre se pueden dar clases teóricas de todo. Incluidas las matemáticas si sabemos tener las infraestructuras adecuadas. Y es mucho más fácil la experimentación, la interacción entre espacios, la experiencia directa con elementos. 

¿Todos los niños saben bien cómo suena la lluvia y que estos sonidos son diferentes según tipo de lluvia?

Pero si nos creemos que esto es novedoso…, volvemos a equivocarnos. En España llevan un siglo al menos con éxitos tan notables que no merece recordar. En Madrid o en Cataluña hay varios ejemplos, pero en toda Europa hay más.

El tiempo atmosférico se sabe que no es ningún obstáculo, simplemente hay que adaptarse con vestimenta, con infraestructura y diseño, con organización horaria, con agilidad en la diversificación de las materias. Y si hay duda, preguntar, que se llevan muchos años con estas propuestas y nosotros en España preferimos el interior y el cemento. Es curioso.

Urbanismo con pasos de cebra sobreelevados o Lomos de Asno

No siempre entendemos que circular por las ciudades a 30 km hora o incluso a 10 km hora como velocidad máxima es lógico y positivo. Y siempre se dice que además es imposible pues los coches no están preparados para esas velocidades. No es cierto. Para lo que están peor preparados es para las medidas que algunos ayuntamientos tienen que poner si no se respeta la velocidad indicada.

Los "Lomos de Asno" o lomos de resalto o pasos de cebra sobre elevados son una de las técnicas más utilizadas para que los conductores no sobre pasen las velocidades indicadas, pues saben que de hacerlo el coche sufrirá una avería o como poco un buen golpe en la zona baja.

Pero estos pasos de cebra sobre elevados puedes estar correctamente puestos e indicados o ser una sorpresa. Hay normas muy claras de lo que se puede hacer y lo que no se debe hacer. Pero sobre todo hay que tener en cuenta como conductor que lo principal es no saltarse las normas pues al final se termina buscando soluciones que no son positivas para la totalidad de los conductores.

Este paso de cebra sobreelevado está junto a otros muchos en toda la zona comercial y céntrica en la ciudad de Martorell en Cataluña.

2.6.20

Papá Estado no siempre está para prohibirnos

Hay que prestar atención a las indicaciones, aunque muchas veces no sea fáciles de ver. Ahora por ejemplo, en nuestra España, estamos de advertencias. No os voy a decir cuales, ya sois listxs todxs.

Pero son tiempos de ponernos un poco asfixiados a poco que sigamos por estos caminos violentos de tontos de la Edad Media. Aunque nos guste el peligro y el juego verbal de joder a todos.

Es muy posible que cuando venga el revisar (Papá Estado) a decirnos que lo hemos hecho mal… sea ya demasiado tarde.

La mediocridad está de moda. Nos mentimos como vicio

El genial Quino nos dejo esta viñeta que sirve para muchas más situaciones que las de cama. ¿No les da vergüenza a los que prometen una cosa y se ufanan en intentar explicar otra bien distinta? 

Disimular se ha convertido en un arte, tremendo ejercicio de cinismo pues nadie los coloca para mentir. Si han prometido una cosa y es imposible, hay que explicarlo e irse a su casa por equivocarse. 

Pero optan muchos por intentar seguir como si nada hubiera sido, o como si nadie se dieran cuenta de sus abusos o errores. La mediocridad está invadiendo la vida política, pero también la social, la de la calle, la de las empresas, la mía incluso.

Prohibido fumar. Contaminamos mucho

Tenemos que ser muy conscientes del cambio climático, y poner todo de nuestra parte para que no sigamos contaminando. Que somos unos cochinos.

Así que debemos por empezar por nosotros mismos. 

Nada de fumar, nada de bolsas de plástico gratis —si acaso pagando unos céntimos para pedirnos perdón—, nada de vaciar de aires nuestro interior sin antes ser conscientes de lo que estamos haciendo, hay que comer menos y consumir mucho, pero sólo de aquello que nos digan los que mandan. 

Y ahorrar mucho dinero con los 800 euros de sueldo, pero bien metidos esos ahorros en sus bancos, para que nos lo cuiden ellos. Hay que ser más responsables con el planeta. 

Creer en el Dios que nos hemos creado es muy egoísta.

El otro día me explicaron que creer en nuestro Dios es ser muy egoísta. Y en la explicación está el fondo del asunto. Nuestro Dios creó según nos dicen este planeta Tierra, este mundo nuestro, la vida en este mundo azul. Pero en realidad la Tierra es una cosita muy pequeña dentro de nuestro Sistema Solar donde aproximadamente ocupamos como Tierra menos de un 0,05% de su volumen. ¿Cuántos sistemas similares al Solar hay en el Universo? ¿Cuántos Dioses habrá en total?

Nuestro sistema planetario alrededor de un Sol sin vida —aunque él tenga el 99,75% del volumen total— es diminuto comparado con nuestro sistema estelar donde queda incluido nuestro sistema planetario. Pues hay miles y miles de sistemas estelares y la Vía Láctea no es ni de los más grandes. 

Hemos sido capaces de detectar ya más de medio millón de planetasEstamos a unos 28.000 años luz del centro de la Vía Láctea que sería nuestro Sistema Estelar. 

No somos pues…, nada de nada. 

Pero en cambio estamos convencidos de que Dios tuvo los arrestos de fijarse en esta motita de polvo diminuta para crear aquí la vida. 

¿Somos o no somos egoístas por pensar así?

Pero si acudimos a las matemáticas nos vamos a unas cifras peores. Estas nos dan que hay unos ochocientos trillones de planetas en el universo, que también tiene narices intentar encontrarlos a todos, de los cuales podrían estar habitados por algún tipo de vida sobre unos 50 trillones de planetas

Si la vida la creó un único Dios en todos ellos, hay que reconocerle un trabajo bestial, inmenso. Y que nos haya tocado a nosotros esa suerte inmensa de ser "Los Elegidos" por Dios, ¡uff!. 

¿Qué nos parece interesar a los españoles? 8 asuntos clave

No cabe preguntarnos qué nos interesa a los españoles, pues hay miles de opciones y el ser humano deja unas atenciones para abrazar otras. El vacío no existe. 

Sin duda saber lo que no nos interesa de forma global es mucho más sencillo de intuir. 

Ha bajado mucho la atención a la política, y ha subido la atención a las series de televisión. Ambos temas muy sencillos de detectar. Pero hay centenares de temas que pasan desapercibidos.

 Nos interesa escribir pero no nos interesa leer.
 Nos gusta la naturaleza y comer bien, incluso cocinando.
 Nos gusta el deporte, sobre todo verlo y gritar como posesos.
 Nos gusta la moda y el sexo. Incluso el amor.
 Nos gusta hablar con las/los amigos y tener muchos si es posible. Aunque no hayamos aprendido a cuidarlos.
 Adoramos las redes sociales para insultarnos y para sufrir cuando nos insultan.
 También amamos casi en demasía al coche, casi más que al viajar.
 Sobre todo nos amamos a nosotros mismos aunque nos toquemos muy poco.

Temas gruesos, fáciles…, pero…, ¿y los asuntos de menor importancia? ¿los que llenan los ratos de ocio y esas necesidades menos comunes?

Valentina Lara reparte poesías. Un lujo, de verdad

Hace unos meses en la Gran Vía de Madrid (cuando Madrid estaba abierto, existía) se nos ha acercó una joven en un mercadillo navideño con una canasta llena de papelitos de colores.  Nos invitó a tomar uno del recipiente, gratis advirtió, el papelito que quisiéramos.

Estaba repartiendo —nos ha dicho— pequeñas dosis de poesía, para que nos fuéramos acostumbrando todos los días a tomar una pequeña dosis antes del desayuno.

La sorpresa agradable viene cuando efectivamente, tan sólo está repartiendo pequeñas dosis de poesía. 

No pretendía nada; pero que alguien te regalen por la mañana abrazos, besos o poesías es casi imposible. 

Nos ha tocado un pequeño poema firmado por Lemotbulle

No sabía quien era este presunto poeta inglés. Luego me he enterado que es un proyecto, que era Valentina Lara (la propia autora) la que me ha dado a escoger su poesía. 

Tremendo regalo para una mañana de paseo. ¿Podría ser tan sencillo lograr que el mundo fuera un poco mejor?

¿Queremos cambiar el mundo? No me jodas tú, que es muy peligroso

Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo. Sin duda.
Pero si además alguna gente pequeña logra hacer grandes cosas todo sería más sencillo.

Incluso si alguna pequeña gente no estuviera tocando los cojones —con perdón— y fastidiando el trabajo de los demás…, todo se podría realizar sin tanto sufrimiento y de forma más rápida.

No es poesía, pero es verdad.

Tenemos que ser capaces de sembrar de poesía el mundo. 

Pero de vez en cuando, dar algún zapatazo sobre la mesa.

Cinco equivocadas formas de pensar y decidir

Los rastros imperceptibles de quien camina sobre las arenas de la vida sorteando el hundirse… nos importan muy poco.

Cualquier pequeño viento borrará pronto las huellas, y así ya no tendremos que preocuparnos de su sufrimiento.

Todo el desierto volverá a ser callado, quieto, en la paz de la nada, pues ya nadie nos molestará con sus necesidades.

Los que necesitan ayuda son muy ruidosos, molestan con sus quejidos, rompen el silencio de los muertes en vida.

Ya nos hemos ido acostumbrando a no querer escucharles. Sabemos que al final… o se callan o desaparecen que es lo mismo.

¿Quién son las ánimas para influir en nosotros?

Me dicen las ánimas que les cuente un cuento para entretenerlas en sus ratos muertos. Yo no sabría mezclar bien literatura con muertos , así que les explico de qué va esto de las ánimas, y otro día ya me las meteré en un cuento banal.

Un ánima es una mujer erótica, un pensamiento que los hombres tenemos para idealizar a las mujeres, para desearlas con fervor desde nuestra alma sexual, desde nuestro pensamiento más interior. Un ánima es una fantasía seductora, una afrodita desnuda que nos espera en nuestros deseos. ¿Y hay que pasar por caja por ellas? Coñe. Yo no sabía esto.

Luego están para explicarnos esto los más raricos, los que dicen que las ánimas son almas en pena que han salido del cuerpo a la hora de morir..., pero que como brotan de repente, de forma brusca, sin haberse preparado para ello, se quedan perdidas. 

Y claro, no encuentran su camino de ascensión controlada y se quedan vagando por la tierra entre nosotros, buscando la salida final. Necesitan encontrar la luz que se las lleve al cielo o al infierno, y mientras tanto están por aquí jodiéndonos en cuanto nos ponemos con la güija a llamarlas.

En cualquiera de los dos casos—jodo— no me queda nada claro para qué es necesario darles limosnas a las ánimas, si...: o son pensamientos sensuales o son almas perdidas buscando la salida. 

¿Y por qué tienen que ser las iglesias católicas las que recojan las monedas que les damos a estas almas perdidas?

Más que contarles un cuento, me lo he contado yo a mí mismo. O me lo han contado en una iglesia de las de pedir para las ánimas.

Jair Cortés, poesía del libro Tormental

Del poeta mexicano Jair Cortés nacido en Calpulalpan, Tlaxcala, en el año 1977 dejamos unas letras del libro Tormental para conocerlo algo más. Licenciado en literatura hispanoamericana, becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Tlaxcala y de la Fundación para las Letras Mexicanas en el área de poesía.

Ha impartido talleres y cursos de poesía en diversas ciudades de México y ha colaborado en revistas internacionales como Alforja, Anémona, Biblioteca de México, Casa de las Américas, Crítica, La voz de la Esfinge, Mala vida, Oráculo, Reverso y Tierra Adentro.

Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta 2006 por “Caza”, y Premio Clemencia Isaura de Poesía 2016.

Carmen Camacho y su libro Zona Franca

Microtextos de la escritora Carmen Camacho en su libro “Zona Franca” para levantar cuerpos dormidos.

Son voces que suenan desde dentro hacia dentro.

Nos las manda y se nos viene hacia nosotros hasta penetrar en nuestra cabeza.

Desde “su” dentro a “nuestro” dentro. Elijo uno:

"La seguridad es un peligro"

Urbanismo de Córdoba en Argentina. No es caos

En el centro del extenso país que es Argentina hay una ciudad con nombre muy español: Córdoba, de más de un millón y medio de habitantes con su zona metropolitana. 

Una ciudad grande y con un potencial comercial, económico y educativo que la ha convertido en la segunda ciudad de Argentina. 

Esta ciudad es relativamente moderna; si haber sido fundada en el año (casi cercano) año 1573 se puede considerar así. Fue fundada por el español Jerónimo Luis de Cabrera como lugar de refugio para los españoles que por aquellas zonas estaban en constantes peleas con los indígenas y que necesitaban un lugar tranquilo para comerciar y asentarse.

Así que siendo una ciudad moderna que fue creciendo poco a poco, tiene una estructura geométrica curiosa. Bloques cuadrados de viviendas que dibujan una ciudad casi aburrida. 

Pero si nos acercamos desde el aire a estos bloques de viviendas, vemos que el caos soluciona esa apariencia. Cada cuadrado es totalmente una distribución casi todavía más caótica de viviendas y espacios que se juntan y se trocean a voluntad del tiempo sobre el espacio diseñado en principio como un cuadrado perfecto y aburrido.

En la imagen de arriba y la izquierda podemos ver la integración urbana del arroyo La Cañada que desemboca en el centro, muy cerca de esta imagen en el río Suquía.

Akasha en Sudán, ejemplo de urbanismo diseminado

En esta imagen —donde seguimos buscando los distintos tipos de urbanismo que existen por el mundo— podemos ver desde el aire la población de Akasha en Sudán, urbanismo diseminado y sin orden claro. 

Una pequeña población, casi un asentamiento del que tenemos muy poca información, edificado a orillas del río Nilo, posiblemente formada en la antigüedad para servir de refugio a los que por aquellas zonas tenían que huir de los ataques de los nativos, y que aprovechó una zona de las muchas que han ido formándose en la orilla este del gran río Nilo, formando poblaciones pequeñas casi en continuidad unas con otras. 


En realidad Akasha se ha formado sobre el lecho del río Nilo, y como podemos ver en la imagen, aprovechando una ligera altura para que las inundaciones normales no les afecten, pues podemos observar claramente hasta qué zonas se inunda el terreno por el desbordamiento del Nilo. 

Estas alturas se han ido formado precisamente por el propio cauce del Nilo, que orada las zonas por las que transcurre durante los años normales. Es otro ejemplo claro de que el urbanismo buscaba la seguridad y las zonas muy cercanas a los ríos para tener agua y alimentos, además de transporte fácil.