El Bulcador que vuelca coches, pero solo en grafitis


El Bulcador se ha hecho famoso en mi ciudad —no lo conozco en otras— en su pelea contra los coches, pero siempre con pintadas y grafitis en calles más o menos visitadas. Esta es de 2013 y en la actualidad (2019) ya no se ven tantas con esta firma. ¿Se habrá hecho mayor?

Siempre contra el coche, firmando sus dibujos o sus frases, a veces sus malas firmas en monumentos importantes, pero a veces dejando trabajos algo más completos en lugares donde no molesta.
No vuelca (o bulca) coches, pero los pinta para demostrar qué haría si le dejaran. Os dejo una imagen propia de sus grafitis.

Bajan las visitas a los blog por culpa de San Google y PageRank

Noto una bajada importante en el número de visitas hacia algunos de mis blog, desde hace una semana. No es un caso puntual sino que a veces se produce sin ningún motivo. Sabemos que los fines de semana hay menos visitas en los blog, los festivos o los periodos de vacaciones suceden situaciones parecidas. Pero me estoy ahora refiriendo a periodos normales, días laborables y mantenidos, en donde los designios del buscador señor Google, remite a los blog menos lectores por diferente clasificación en su buscador o por pérdida del valor en PageRank sin ningún motivo. A veces se recuperan, en otros casos se mantiene la pérdida.

Puedes pasar durante unos días o semanas de 600 visitas cada día a 200 sin motivo aparente, ajeno a toda lógica. Y el caso es que no te puedes quejar, dependes totalmente de San Google y sus designios. Lo que escribes en un blog depende de los algoritmos de búsqueda que modifica de vez en cuando Google para tener más o menos visitas.
Efectivamente, es muy malo depende en exceso de la visitas de Google, pero ¿se puede hacer algo diferente para evitarlo?

El bueno de Pio ha picado y ha piado en el PPgate. Un lío político y popular

En España va a costar desenredar los nudos de una corrupción que, por no ser esporádica, estará bien protegida. Sin embargo, poco a poco se van aflojando las cuerdas y es solo cuestión de tiempo hasta que todo caiga por su propio pie.

Un simple servidor no puede aseverar la veracidad de la información que ya empezaba a destapar El Mundo y que ha seguido desenredado El País. Pero sí que hay cosas de las que uno puede y debe darse cuenta que indican los olores que no pintan nada bien.

La gracia, ha venido por parte de Pio García Escudero. Sin su declaración quizás hubiera costado más dar una credibilidad tan alta a la información, aunque la veracidad de lo que sea que venga después no dudo de que llegará (otra cosa es que haya consecuencias). El bueno de Pio reconocía la veracidad de un asiento contable de estos papeles de Bárcenas.

El bueno de Pio ha picado y ha piado.

Cospedal ha empezado un discurso de negación total. No. No a ultranza. No a todo. Pero ante la noticia de que García Escudero había tirado el escudo que presenta la negación absoluta, las declaraciones de Cospedal se tambalean. “Lo de García Escudero, será cierto, pero no valida completamente el resto”

Se me antoja difícil creer que exista una contabilidad sobre pagos que no se reconocen y que incluya en sus tripas pagos reconocidos. Tan difícil como que el propio Bárcenas niegue que sean suyos mientras una grafóloga compara la letra con una de sus cartas y se vea claramente como todo va concordando y coinciden las T, las A, la V, cachisla.

Supongamos que no hay contabilidad en B. ¿Qué es entonces lo que ha publicado El País? ¿Una invención del periódico? ¿Entonces por qué concuerda con un dato real? ¿Casualidad?

En segundo orden, sería poco lógico que fuera una invención, por la propia aparición del nombre de Rajoy. Solo su aparición hace que el caso transcienda a unos niveles mucho mayores. Si hubieran sido inventados a día de hoy, Rajoy no aparecería. Nadie se va a atrever a poner el nombre de su Presidente del Gobierno para manchar una imagen política que necesita mucho menospara hacer temblar si todo fura mentira. El que esté su nombre me da mucha más credibilidad a estos papeles. Puedo estar equivocado, por supuesto. Veremos como sigue desenredándose  el "Marianico-gate".

Buscar la excelencia produce respeto mutuo

Hay que buscar siempre la excelencia, la mejoría en nuestros trabajos, en nuestras formas de proceder. Cada día hay que ser mejores, más hábiles en tu vida personal o en tu trabajo, hasta que tu mismo observes que vas mejorando, que adquieres más habilidad o sabiduría.

Cultiva la inteligencia, toma decisiones con juicio y empleando una voluntad clara y férrea. 

Hay que ser sosegados y sinceros, sabios aunque no alcances la excelencia siempre, pero al menos intentándolo. Si deseas siempre encontrar la excelencia, quienes te rodean lo reconocerán y te premiarán con la compañía y el respeto. No es fácil conseguirla, pocas veces se alcanza la meta, pero intentarlo es siempre algo muy positivo que produce el resultado del respeto de los demás.

Ideas a tener en cuenta antes de emprender una nueva empresa

Ante la falta de trabajo por cuenta ajena, cada vez son más la personas que intentan montar su propia pequeña empresa y crear su propio empleo. Una decisión compleja que no siempre goza de una atención y análisis serio por parte de los implicados.

Dicen los expertos que las nuevas empresas fallan principalmente por falta de formación del emprendedor o por desconocimiento del sector en el que se implanta el nuevo proyecto, sin tener en cuenta los factores clave a la hora de poner en marcha un negocio con futuro. Un enemigo habitual del emprendedor es, curiosamente, el exceso de entusiasmo ante la nueva empresa, creyendo que con el optimismo y las ganas de triunfar es suficiente para lograr el éxito.

La realidad nos cie que sobre un 90% de los proyectos que cierran lo hacen por una falta de formación empresarial o por un desconocimiento del sector sobre el que se intenta hacer negocio. Ya tenemos dos puntos importantes que hay que cuidar, antes de que los fracasos sean un gran lastre. Saber gestionar personas y equipos es también un activo importante.

  Sobre un 75% de las nuevas empresas cierran antes de los 5 años, lo que supone un fracaso de la actividad y a veces un fracaso personal con deudas asumidas que lastran la recuperación de nuevos proyectos. Pero que estos datos no supongan NUNCA un freno, sino si acaso, un análisis más serio de las posibilidades y de las actuaciones que hay que hacer antes de crear una empresa.

Emprender es la suma de conocimientos técnicos, empresariales y de venta. Ahora muchos caen en el error de intentar crear una empresa o de tomar una franquicia, sin conocimientos suficientes y terminan  destrozando un sector o parte de él, antes de cerrar su propia empresa. El intrusismo o los errores bárbaros, llevan a tirar precios, a destruir sectores, con tal de no hundir la nueva empresa, cuando en realidad los fallos no son de precio. Muchas veces no saber vender tu propio producto crees que se puede compensar con abaratar el precio final. Y en realidad la hundimiento es parecido pero arrastras con los errores a todo un sector. Bajar precios es muy sencillo. Volverlos a subir a su precio de rentabilidad muy complicado.

Hay que crear un producto o servicio que sea nuevo o interesante.

Hay que saber bien a quien debes dirigirte con este nuevo producto o servicio.

Hay que lograr que te paguen por el producto o servicio lo que cuesta más un poco más para beneficios.

Para ello, sobre todo para la tercera parte, es fundamental saber analizar el producto y no engañarse. Cada cosa vale lo que realmente vale, no lo que se puede cobrar por él. Pongamos un ejemplo muy sencillo. Si por un productos el mercado está dispuesto a pagar 3 y a ti te cuesta 3,2, por muy bueno que seas creando una empresas, no será rentable nunca. Hay que abaratar los costes o buscar otros mercados. Pero nunca abaratar precio final para conseguir clientes, pues estarás perdiendo con tu negocio aunque tengas miles de clientes. Contra más clientes, más perderás.

Recordar además dos aspectos clave. Uno: que todos los mercados evolucionan y más en periodos de crisis. Dos: que tu empresa solo sabrá crecer o disminuir. Entender esto es fundamental para saber adaptarse pues nada se queda quieto. Tendrás que ir adaptándote a los cambios y cambiar supone modificar las metas, la paredes, los cajones, las ideas, la formación, los mercados. A veces hay que reinventar todo, incluso a veces cerrar y reabrir. No hay que tener miedo, simplemente hay que intentar trabajar con red, como en los circos.

El 89% cree que hay que imputar a la Infanta Cristina

El asunto del Instituto Nóos huele a mal, es como una basura que no se recoge y está llena de gusanos tapados entre las bolsas. Está siendo duro para la Monarquía y de momento exquisitamente aprovechado por los republicanos de este santo país. Nadie podrá decir nunca que los republicanos españoles están haciendo algo por el descrédito de la monarquía Juancarlista tras los graves errores de todos los que montan este juego de equivocaciones. 

El diario El Mundo, que es de los que atizan con datos nuevos, publica hoy una encuesta entre sus lectores digitales. Tras 21.000 votos, podemos decir que ya es suficiente para sacar conclusiones de lo que se opina por estos lares y momentos. El 89% cree que se debe imputar también a la Infanta Cristina. La basura se acerca al Rey, poco a poco, por errores absurdos de bobos jetas y señores de traje con cara de pavos.
Iñaki Urdangarin es una piedra muy gorda en el zapato de la estabilidad del sistema español de Estado. El futuro nos dirá cual es el camino.

La paloma negra que veía todo desde arriba, sonriendo

Mirar desde arriba es ver más, es observar sin ser visto, es mirar y reírse de todos, es también soñar con que no se está allí, sino simplemente observando desde fuera.

La paloma negra miraba sin moverse, sabedora de que desde aquella altura nadie la molestaría. Y se jactaba de conocer bien a los paseantes y a los fijos de calle y parque. Nunca supo de qué iba el monumento sobre el que se posaba ni le importaba nada. Su monumento eran las personas que circulaban a sus pies. Imagen de Julio Puente

Los tecnócratas no son personas sin ideología. No es posible

Es habitual escuchar el argumento de que los gestores tecnócratas serian mejores gestores que los políticos. Se parte de dos argumentos, dos hipótesis iniciales, que a menudo son aceptadas por una gran parte de la población: (1) Toda ideología es mala. (2) Los tecnócratas no tienen ideología.

Pero como todos entendemos de antemano al generalizar, ambas afirmaciones son falsas. Desdeñar de la ideología, no como forma parcial de ver una realidad objetivamente perceptible, sino como forma subjetiva de entender un problema complejo que implique un trade-off en la aplicación de soluciones no óptimas, es un disparate.

Si partimos de que la filosofía es el arte de hacer preguntas, y entendemos que muchas problemáticas del contexto social pasan por el entendimiento a través de una base filosófica (diferenciada) previa, entenderemos como son las preferencias las que determinan esta forma subjetiva de entender el mundo.
La ideología permite confrontar ideas diferenciadas horizontalmente, no verticalmente, pues si no (en el caso de que defiendas una idea no óptima), o es interés (defender algo generalmente perjudicial porque te beneficia particularmente, o quizás podríamos pensar en una ideología derivada del solipismo), o ignorancia (si simplemente no entiendes el perjuicio).


 Desdeñar de la ideología es pensar que todos los problemas tienen una única solución óptima de Pareto (un win-win), lo cual es, en un contexto de preferencias diferenciadas, algo iluso y equivocado. (Eso no quiere decir que no existan problemas particulares donde sí exista una solución aceptada por todos).
La segunda es pensar que los tecnócratas no tienen ideología.

Eso es eminentemente falso desde que partimos de que todo el mundo tiene preferencias y, por tanto, una forma subjetiva de ver el mundo, es decir, una ideología. El problema no viene la diferenciación horizontal (en donde todo el mundo tiene su espectro ideológico), sino en la vertical.

Ante un problema con una solución generalmente óptima, como hemos visto, hay dos razones que pueden hacer que no se realice. (1) Que el que la aplique sea un ignorante. (2) Que el que la aplique tengo un cierto interés particular.

Es cierto que un tecnócrata puede tener una mayor aptitud para hacer que el primer problema no se de tanto. Es difícil que un tecnócrata peque de ignorante si, por su categoría profesional, tiene experiencia con el tema. Más discutible es el caso del segundo problema. ¿Acaso un tecnócrata no puede tener intereses?

De hecho, es posible que tenga más lazos con algún sector económico en particular que con el pueblo (sociedad) en general, haciendo más factible que sean los intereses los que primen sobre sus decisiones.

Por tanto, un tecnócrata, en cuestiones o problemas de solución no óptima (para una sociedad diferenciada), tendrá una ideología, como la de todos. Y en problemas de solución óptima (para la sociedad, separándola del tecnócrata) puede que tenga intereses propios, aunque es más factible que no sea un ignorante (O un estúpido, como diría Cipolla).

Lo mismo vale para organismos institucionales internacionales, véase BCE, FMI, y todas las siglas que te apetezca poner.

Aparece en CincoDias una tablita con las previsiones que se hacía para 2012 la Comisión Europea. Podemos ver un crecimiento del 1,5%, una caída del déficit de un 1%, tras lo que llegaríamos a un 5,3% (llegaremos al 7,3%, se estima, sin contar las ayudas a la banca, que pueden ser otros dos puntos más).
¿Qué hacemos? ¿Nos reímos o lloramos?

Porque tener instituciones que hagan unas previsiones tan clarísimamente erróneas (en su momento, mirar hacia el pasado es tan fácil como girar la cabeza hacia atrás) es claramente un problema. Sobre todo si ponemos las políticas más de acuerdo con unos datos y cifras de un futuro que, por naturaleza, es incierto, que con los problemas reales de la economía.

Y luego nos encontramos lo que nos encontramos. Una caída del 1,37% del PIB en 2012, con una caída que se ha ido agravando trimestre a trimestre, llegando a un -1,8% interanual en el 4º de 2012.

Y es que se han juntado el hambre con las ganas de comer. Una ideología mal explicada de un partido político que nada entre dos aguas (la de los liberales y la de los interesados y corruptos), revestida de objetivismo barato: “no se puede gastar más de lo que se ingresa, sabe usted” que hace que el señor Montoro tan pronto crea en una teoría como en otra. “Lo mismo da”, debe pensar. “Esto de las teorías es para los teóricos”.

Mientras Europa solo espera sentada y rezando porque no la caguemos más y diciendo que todo lo que hacemos está bien (para no levantar ampollas, ¿recordáis cuando Merkel decía que Zapatero lo estaba haciendo bien?…).

Como todo problema recursivo, debemos volver al principio. A estimar una solución que se antoja, también, subjetiva, por los trade-off que presenta.

¿Qué es mejor? ¿Un tecnócrata que esconda de ideología su interés o un político ignorante?
Esto es como que te pregunten qué es peor ¿Un político mentiroso o un político ignorante?

PD: Que conste que no tengo nada en contra de los tecnócratas como técnicos, especialistas en una materia (sería una estupidez por mi parte). Sino al hecho de revestir las posturas que son claramente ideológicas de una “neutralidad” técnica inexistente.

“La cena de los idiotas”, teatro para divertir

El teatro sigue muy vivo si se presentan buenos trabajos, obras interesantes y actores conocidos. Este sería el punto más débil de esta travesía compleja dentro de la crisis general en la cultura. Parace que los espectadores prefieren ver a actores que ya conocen por la televisión, de los que esperan un registro parecido a sus actuaciones más conocidas. Es simplificar el teatro, pero al menos sirve para que tenga clientes suficientes como para que siga peleando en tiempos difíciles.
Estuve viendo “La cena de los idiotas” con Josema Yuste, Davíd Fernández (Chikilicuatre) y Félix Álvarez (Felisuco). Estaban acompañados de otros tres actores menos conocidos: Esperanza Lemos, José Luis Mosquera y Natalia Ruiz.
La obra está bien, aunque se podría sacar más sabor, más sustancia social, pero tiene su mensaje, y sobre todo una enorme capacidad de hacer reír, algo que en estos tiempos es muy de agradecer. Los tres protagonistas están excelentes, todos, con un gran dominio de la obra, del escenario y de su capacidad para dominar los tiempos de la obra y de su capacidad para levantar risas y desahogos.
Deberían trabajar algo más la separación que existe con enorme distancia, entre teatro y televisión. Hay que recuperar esos guiños que solo el teatro es capaz de ejercer sobre los espectadores y no caer en las tic de la televisión, de los personajes ya conocidos en programas totalmente diferentes.

A la inteligencia hay que sumarle formación, desear aprender

Ante la vida, en nuestra relación con todos los demás, podemos tener inteligencia innata, pero también vamos a necesitar una formación suficiente, que no siempre tiene que ser reglada. 

Debemos trabajar mucho más eso que llamamos Inteligencia Emocional, y que abarca muchos aspectos de la relación entre personas. La inteligencia para que sea válida hay que repartirla, regalarla, ponerla a trabajar para nosotros y para los demás.

Debemos aprender de la vida constantemente, no es necesario que nos den títulos para estar formado de manera suficiente. Simplemente es necesario el desear aprender constantemente. 

Si somos inteligentes pero no hemos ido cargando nuestro disco duro del cerebro con conocimientos nuevos, no es posible ser feliz ni capaz. Para disfrutar de la vida, necesitamos ser personas con sensibilidad y formación suficiente. Y estar constantemente actualizando nuestros conocimientos.

La inteligencia sería como el ordenador vacío. Aunque sea bueno y potente, necesitamos llenarlo de programas, de documentos, para que sirva de algo. 

Un ordenador muy bueno pero vacío no sirve de nada. Si nos conformamos con tener un excelente cerebro, pero vacío, nunca seremos excelentes.

España en el puesto 136 en facilidad para crear una empresa

El Banco Mundial estudia lo que cuesta en cada país crear una empresa, en tiempo y en dinero. De los 186 países analizados, España ocupa el puesto 136 de los países en dificultad para crear una empresa. Parecemos un país liberal, en donde en teoría debería ser muy sencillo crear una empresa, poder emprender, y en cambio somos de los países en donde más cuesta poner en funcionamiento una idea, una empresa. Otra mentira más en la mochila de España.

En un año hemos perdido 3 puestos, jope, gobernando el PP, adalid del liberalismo empresarial. Según el estudio “Doing Business 2013” necesitamos en España hacer 10 trámites que nos llevan un promedio de 28 días, antes de poder crear una empresa. Estos trámites cuestan un 4,7% de la renta por habitante en España y un capital mínimo del 13,2% de esa misma renta anual. En España es más complicado que en Zambia crear una empresa, por si hay dudas a la hora de compararnos.
Nueva Zelanda es el país que más fácil lo pone para abrir un nuevo negocio, seguido de Australia, Canadá y Singapur.
A la hora de la facilidad para hacer negocios, es Singapur el primer país, seguido de China, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Dinamarca.
En cambio en España somos el país número 44 a la hora de valorar las dificultades para hacer negocios, pero eso si, antes hemos tenido que vencer el gran trabajo de crear la empresa. Así que todo lo que sea simplificar los trámites para crear emprendedores, deben ser bien venidos, cuando tanta falta nos hacen en España, nuevas ideas, nuevos emprendedores.

Comercio al por menor en España hasta finales del año 2012

Se va acabando el mes de enero de 2013 y ya se van haciendo anuncios de cómo acabará el déficit público. Entre ello, el alza en la recaudación del IRPF del 1,2% y del IVA del 2,4% (recordemos que los dos fueron tributos que sufrieron reformas al alza en 2012), puede hacer que por la parte de los ingresos vayamos más desahogados. 

Pero hasta mediados o finales de febrero de 2013 no podremos saber mucho más.
 
Lo que si que tenemos es el dato del comercio al por menor. En diciembre 2012, la caída fue del 10,7%, que sigue en la tendencia decreciente que comenzó ya en el año 2010.

ICM DEC 12
Poco más que decir, los datos hablan por si solos y los dejo reflejados en el gráfico. Hay ue esperar con optimismo, para no estar siempre llorando que sirve para muy poco.
Miguel Puente Ajovín - Caótica Economía

La importancia de ser breve en tus intervenciones

Es importante ser breve a la hora de agradar a los demás, ser breve con los que te escuchan o sobre los que deseas tener una cierta influencia. Una persona que insiste e insiste sobre un mismo tema, aunque sea para dejarlo muy claro, resulta al final muy desagradable.

Debes ganar la atención con tu brevedad y con tu cortesía a la hora de presentar los asuntos.

Ya lo dijo muy claro el aragonés Baltasar Gracián: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y lo malo, si poco, no tan malo”.

Hay que intentar sintetizar las ideas, sacar lo que en realidad tiene sustancia y fuerza y quitar lo farragoso, lo complicado. 

Si dejas en una intervención lo que realmente importa, saldrá mucho más breve y más contundente. Llegará mejor y no será tan fácil que te lo interpreten mal.

Si hablas mucho pensarán que eres más tonto que si hablas poco pero dices lo importante, pues los que te escuchan también quieren hablar y sobre todo tienen el tiempo tasado para escuchar, pues no es sencillo encontrar a personas que quieran dedicar mucho tiempo a escuchar a los demás.

No es necesario emplear mucho tiempo e ideas para decir lo que es claro y simple pero bueno. Ser contundente es ser un poco más sabio y excelente.

Nada es peor que acostumbranos a la pobreza social

He pasado unos días en Madrid y la imagen recibida es muy triste al ver como ha crecido el número de personas abandonadas, desechadas por las aceras del centro de la ciudad, en comparación con las que había unos meses, y mucho más con años atrás. 

Digo tiradas, cuando podría añadir también el número creciente de personas que viven de la calle, pero al menos estas se mantienen en pie pidiendo o intentando vender alguna prenda o servicio. La situación es grave, no hay duda, pero a su vez nos estamos acostumbrando a su visión. 

Es normal ver pequeñas habitaciones de cartón o incluso grandes maletas de transporte en donde viven personas que incluso decoran en su exterior, en medio de las aceras de Madrid.
Da la sensación de que forman parte del paisaje, de las calles. El mismo domingo, tras caer unas gotas, batallones de ciudadanos de India o Pakistán salieron a vender paraguas como si de una situación nueva se tratara. Los trabajos casi esclavos están repartidos por nacionalidades y cada grupo étnico se dedica a una labor, en una España que hemos convertido en muy complicada.
Creo con tristeza que la deuda, el déficit, las primas de riesgo o esas zarandajas de noticias, no son el grave problema en España. Lo malo es que nos estamos acostumbrando a sufrir, a mirar sin ver, a entender los dramas como forma de naturalidad. Ya estamos asumiendo que somos más pobres que otros son todavía más pobres que nosotros y eso nos da fuerza para continuar sin quejarnos.
No, no sé cual es la solución. Yo no tengo que buscar soluciones, a lo sumo tengo que quejarme. Pero entre todos no dedicamos el tiempo suficiente para intentar encontrarla. Alguien con mando en plaza está muy equivocado y es su responsabilidad.

Un patio árabe encerrado, con sus sueños incluidos

Es España. Un patio árabe en Málaga, un oasis en plena ciudad para soñar con los siglos. La luz inunda las paredes blancas, que contagian su brillo a los pequeños naranjos. Es un patio de recogimiento, de salir para hablar, de ver el cielo y volar. Es el interior de una casa árabe, encerrada para que nada se pueda ver desde fuera. Todo lo tienen dentro, incluidos los sueños.

Cursos gratuitos en internet a través de Miríada

Ya es muy normal poder encontrar cursos gratuitos de las Universidades americanas, para todo tipo de posibles alumnos repartidos por todo el mundo.

Es una excelente manera de aprender, de formarse desde excelentes cursos, de aprovecharse de las nuevas herramientas.

Pero casi no había cursos en castellano. Ahora la plataforma “Miríada” nos ofrece y amplía estas posibilidades, nos abre más posibilidades para formarnos y poder seguir cursos muy interesantes por internet.
No hay que olvidar que esta herramienta es fabulosa para poder ampliar nuestros conocimientos, de una manera constante y con muy poco coste.

El número de trabajadores sigue cayendo con fuerza

Los datos del desempleo en España, cual fantasma del presente que nos amenaza hasta nadie sabe donde, nos presentan un panorama desolador del que parece difícil ver algo verde sobre lo que intentar enseñar datos positivos sobre el momento.

El trisite dato son los 5.965.400 parados que hemos alcanzado a finales de 2012. Recordad que el número difiere del provisto por el ministerio de empleo ya que la EPA es una encuesta y toma como personas paradas aquellas que buscan empleo, aunque no estén inscritos de forma oficial.


La tasa de paro es del 26,02% en el cuarto trimestre de 2012.

El primer problema lo vemos con la población activa, es decir, la suma de gente que está trabajando o busca empleo. En solo un trimestre, ha caído en 176.100 personas que sumados a los 187.200 nuevos desempleados nos da el total (muy grave) de las personas que han perdido un empleo (363.300 personas) y/o han dejado de buscarlo. Aunque hemos aumentado en 187.200 nuevos desempleados, en realidad hemos perdido 363.300 trabajadores.

EPA IV 2012
Observar directamente el paro es, por tanto, no muy efectivo, porque está hablando de dos elementos diferenciados: La perdida de empleo, y la caída en población activa.

Esta caída es mayor de lo que en principio se pueda pensar. La población activa de entre 16 a 19 años ha caído en un 46% desde 2008. La caída es del 23% en la población activa de 20 a 24 años.

La población más jóvenes, que sale del país o comienza a formarse, deja con más asiduidad las listas del paro. Otro problema es la población de una edad superior a los 50 años, que tienen mucho más difícil poder salir del país (que aun siendo una cosa negativa a nivel macro, puede ser la única salida para estas personas), así como encontrar empleo.

Cada segmento de la población tiene unas características diferentes, y probablemente necesiten un trato y unas políticas diferentes. Aunque hoy por hoy se trata a todos iguales, de ninguna manera.

La caída en los ocupados se intensifica (ya cae a un 4,77% de forma interanual), y la salida de población activa también (cae un 0,69%).

Como siempre, la evolución entre las CCAA no es para nada homogénea. Algunas, Como Castilla y Leon, ven bajar su población activa en un 2,25%, Madrid un 1%, Murcia otro 2% o La Rioja un 1,7%.

La caída en la ocupación se ceba en las islas Baleares (retroceso de un tercer trimestre que le había ido muy bien), cayendo un 11,5%.
Captura de pantalla 2013-01-24 a las 10.34.33
En definitiva, el número de trabajadores sigue cayendo con fuerza (incluso aumenta el ritmo) y aquí nadie hace nada. ¿Es posible hacer algo disitnto?, creemo que sí. QUE SÍ.

Pegamento Imedio, la solución para todos los rotos

El pegamento Imedio es tal vez el pegamento más conocido en España, sobre todo para los de cierta edad que recordamos su marca como casi la única que por aquellos años teníamos.

Inventado en el año 1935 el pegamento Imedio por Gregorio Imedio, tiene su fábrica central en Calzada de Calatrava en Ciudad Real, de donde nació el creador del pegamento. En la actualidad es propiedad del grupo Bisón.

Gregorio Imedio, acostumbrado a hacer experimentos con los productos químicos en la tienda paterna y a realizar empalmes con las cintas cinematográficas, un día observó que con acetona se lograba la unión de la celulosa del celuloide y se generaba una gelatina pegajosa.

Ese descubrimiento le llevó a dar con la fórmula óptima, rompiendo parte de su propia vajilla para hacer pruebas de pegado y comprobar su resistencia. Tenía entonces dieciséis años. Su única formación fue la escuela y nunca, si no fue por propia afición, tuvo acceso a libros de química.

Dejamos un anuncio de años posteriores, con una imagen (o dibujo) que se hizo muy conocida, con un personaje que se pega la cabeza rota.

Mujer de azul, con burka burqa escondiendo su vida

Dentro, debajo, escondida, tapada y dormida, sin derechos, sin libertad, obligada tal vez, está una mujer afgana que hace fila en un centro de distribución de alimentos del ACNUR en Afganistán.

Con 10 grados bajo cero, recogen carbón, mantas, láminas de plástico para recoger el propio calor natural de sus cuerpos, desde dentro de inútiles refugios improvisados en los centros de recogida, cerca de Kabul. Los burqas todo lo unifican, lo igualan, pero siempre hacia abajo, hacia la nada.

La fotografía es de Shah Mara para AFP.

Seis millones de españoles insisten en decir que el problema es el desempleo

Tras la reforma laboral del PP, tras más de un año intentando gobernar, ya tenemos los 6 millones de desempleados que nos parecían imposibles de alcanzar. 

Y lo dramático es que las perspectivas son a un aumentos en estos próximos meses, con 40.000 despidos en bancos y unos 240.000 despidos en empleo público. 

Nadie sabe como resolver el drama social, nadie sabe como arreglar el problema principal de España. Ni déficit, ni deudas, ni primas de riesgo, ni Cataluña, ni crisis. Lo grave es tener a 6 millones de personas desempleadas, cuando al empezar la crisis no llegaban a los 2 millones de desempleados. Grave error no resolver como sea, este drama para España.

Ideas para ahorrar mucho en la sanidad pública de España

El secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, asegura que la gestión privada de la sanidad pública permite ahorrar entre un 15% y un 20% del gasto público. Y tiene razón el buen hombre. Incluso diría yo más. Si copiáramos el sistema de sanidad pública del Congo belga ahorraríamos un 87%, y si copiáramos el sistema de Birmania todavía podríamos ahorrar algo más. Es urgente, hay que analizar el sistema birmano, por fa.

Ojo, que España tiene el séptimo puesto en calidad de Sanidad, el séptimo puesto de una tabla en donde Francia es el primero, Alemania el 25 y China el 144. ¿A cual queremos acercarnos según el PP? ¿a Italia que es el segundo o a EEUU que es el 37? Estos datos, esta tabla es del OMS, una pandilla de rojos de la Organización Mundial de la Salud. No hay que fiarse, que vete a saber a quien votan.

Quien soy yo?; ¿quien eres tú?

¿Quién soy?
Me refiero más bien a: ¿Quién eres tú?
Si, pregúntate tú mismo: ¿Quien soy yo?
La clave de nuestra felicidad está en conocernos bien, en saber quienes somos. No es sencillo pero es muy útil.
Ya Sócratesse decía que la clave de la felicidad personal era conocerse, comprenderse tras analizarnos y ser feliz en el convencimiento de que tras conocernos nos amaríamos más, nos respetaríamos más.
Una vida sin análisis personal no merece la pena vivirse, se decía Sócrates. Yo añadiría que sin la necesaria aprobación personal. Hay que conocerse y aprobarse, ser un “yo” asumido por uno mismo.
Como es muy complicado saber quien somos, qué somos, vamos a realizar un ejercicio al revés. Vamos a ser capaces qué NO somos. Apuntemos en una libreto qué NO somos, y así lograremos acercarnos un poco más a saber qué SI somos, por descarte.
Haz el ejercicio, escribe qué NO somos. Ayuda a conocernos.

A quien engañan (o desearían engañar) con el déficit?

Yo no sé qué es, pero se nos va el pensamiento hacia la otra orilla soñando con el déficit. Bueno, sí sé que nos sucede a todos. Es lo que pasa cuando mezclas ideología y normativa económica. Es lo que pasa cuando intentas manipular a la gente con variables sin explicar muy bien cómo funcionan las cosas, que al final te lías tu mismo y te enredas en problemas de difícil solución.

Resulta que ahora Europa está pensando que parte de la inversión pública no compute en los criterios de ajuste del déficit en un plan que, parece ser, no incluiría a España (no vaya a ser que nos de por crecer…, cuidado con que algunos países periféricos sean capaces de resolver ellos solos sus crisis).

Es decir, que primero imponemos un objetivo ficticio del 3% sobre un déficit público. Cifra que representa la estupidez humana en terreno institucional, pues ni se basa en criterios económicos ni matemáticos. Es un 3% como podría haber sido un 2% o un 4% o un 3,1416% (que ya puestos quedaría mejor). ¿Para que se impone? Pues para obligar a los países a tener severos ajustes.

Fíjense bien que el objetivo: lo que ellos dicen que es lo ideal, es un déficit del 3%. ¿Qué narices? ¿Por qué no superávit? Lo importante no es la cifra, lo importante es que esté por debajo del déficit que se va a obtener, de forma que siempre sean necesarios más ajustes. Es la zanahoria que tira del carro, da igual a qué distancia esté del burro mientras sea inalcanzable.

El caso es que una vez que se estudió empíricamente y racionalmente que el que baje la inversión pública, el consumo público y las prestaciones públicas no hacen sino fastidiar aun más la economía… ¿aumentan el objetivo de déficit? No. ¿Para qué? Mucho mejor. Que no compute.

Pero vamos a ver, alma de cántaro, benditos míos. Europa, qué es ¿que estás tonta? El déficit es el déficit. El déficit es la diferencia entre ingresos y gastos. El déficit no es lo que tú quieras considerar. ¿Por qué no, en vez de imponer una cifra matemática, y ajustar la consideración del déficit en base a esta, creando un déficit ficticio que no dice nada, atendemos al déficit real, y modificamos el objetivo? ¿Qué pasa? ¿que esa inversión pública no se tiene que financiar? ¿Qué es especial?

Si consideran, como yo hago, que la inversión pública puede hacer mucho por la economía, pues que la incentiven desde Europa. Que dejen de imponer un X% de déficit pero sin considerar Y o Z o Q.

En 2012 ya hicieron lo mismo con las transferencias de capital a los bancos. No contarán, pero el reflejo en la economía sí lo hacen. ¿Y por qué demonios ayudar a los bancos no debe contar para el ajuste del sector público y ayudar a las familias sí? ¿No son ambas políticas necesarias? ¿O es que simplemente el objetivo es bajar el peso del sector público sin que esto interfiera en el propio sistema financiero?

Tonterías. Ficción tras ficción para envolver a la economía real en un halo de discurso político vacuo y datos manipulados. También en asuntos complicados siguen queriendo manipular y engañar. ¿Pero a quien?, los que no los entienden de economía no se engañan pues no lo comprenden. Y los que lo comprenden ya se dan cuenta que les están engañando.

9 Nueve claves para vender el miedo, la ansiedad, la angustia

Toda persona tendrá que asumir riesgos en su vida. Los líderes sin duda, pero también las personas normales. Todos. Tú y yo. Así que tendremos que ir preparándonos para salir airosos de ellos.

Ante los riesgos, los problemas mas frecuentes que debemos resolver y soportar son aguantar bien las críticas, el miedo a fracasar, asumir tus propias limitaciones e intentar conocer bien a los demás, para poder trabajar en equipo o incluso para vencerlos. 

Hay que crear una especie de coraza alrededor de nosotros para sentirnos fuertes, para saber defendernos sin muchas heridas, y para aumentar nuestras defensas.

Tú vales lo que vales, que no sabemos de momento cuanto es, pero que por mucho que te halaguen no es más, y que por mucho que te critiquen no es tampoco menos. 

Los que te rodean puede calificarte, juzgarte y valorarte. Pero por mucho que te incidan sus opiniones, la verdad es que vales lo que ya valías antes de que te dijeran anda. 

Ni positivo ni negativo debe ser su comentario. Valemos y servimos con independencia de lo que nos digan, aunque hay que escucharlo y reflexionar, pero sin darle excesiva importancia.

Tus decisiones pueden no gustar, seguro que no podrán gustar a todos, pero también es cierto que te gustarán a ti. 

Tu vas a tomar las decisiones que consideres mejores en cada momento. Si te equivocas tendrás que revisar tu manera de decidir, pero lo harás por el fracaso, no por lo que digan de ti los demás. Los escucharás para aprender, pero no para sufrir.

En la vida no nos equivocamos, excepto si los resultados obtenidos no son buenos. No existen los errores, existen los resultados buenos o malos. 

Pueden ser resultados a corto plazo o resultados a largo plazo. Si crees que te estás equivocando…, casi seguro que te estás equivocando. 

Pero eso no quiere decir que estés equivocado, tal vez sea que el camino emprendido no sea el mejor y lo que debes hacer no es cambiar el lugar de la meta, sino el camino a recorrer. No el fondo sino las formas.

Todos nos equivocamos en algunas de las decisiones que tomamos. Sobre todo las personas que tomamos muchas decisiones. Es progresivo. Solo NO se equivoca quien NO toma decisiones. 

Pero muchas veces estos errores lo son por no saber vigilar bien los caminos emprendidos, no porque no sepamos a dónde nos dirigimos.

Nadie es perfecto. Los que parecen perfectos tienen la suerte de NO ser perfectos pero no se enteran. 

Todos actuamos con arreglo a patrones aprendidos por nuestra experiencia y es imposible no tener en nuestra mochila polvo, equivocaciones, sensaciones que no supimos valorar bien. Todos tenemos un margen de error que debemos asumir como inevitable. Somos humanos e imperfectos.

Tú eliges, así que reflexiona antes de decidir. Cada día eres más sabio, tienen más experiencia de vida, más carga emocional y más soluciones. El tiempo enseña y cura, te hace más fuerte, más listo para saber resolver problemas.

Si tienes dudas pregunta, consulta, habla, pide ayuda, escucha. 

Elije a una persona que esté centrada, que sea válida, que sepa mantener prudencia y secretos, que sea equilibrada. 

Necesitamos siempre a alguien que no deje reflexionar, pues las soluciones las debemos encontrar nosotros para creérnoslas bien. Del otro necesitamos LUZ; que nos abra nuestros ojos.

También las barcas se puede enamorar si se rozan

También los objetos inanimados se pueden enamorar, de hecho se miran y se quedan sujetos a una cercanía que se mantiene en el tiempo. Si el roce hace el cariño, unas barcas que se rozan terminan por enamorarse, por complementar el agua sobre la que se depositan sus tripas. 

Siempre las barcas que permanecen unidas, cercanas, miran hacia el mismo horizontes, se orientan en la misma dirección. Y esto no puede ser casualidad. En aquel Bilbao industrial también había pequeñas barcas enamoradas que sorteaban las aguas planas mirando hacia la orilla.

Imagen de Julio Puente

Funciona mejor la poesia que la prosa para activar el cerebro

Se ha investigado en la Universidad de Liverpool la influencia de leer poesía durante una terapia psicológica, de reeducación emocional, y se ha determinado que puede ser más efectivo leer poesía que dejare llevar por los consejos de los libros de autoayuda, que muchas veces simplemente traducen y simplifican los consejos que llevan siglos dándose en textos poéticos.

La realidad es algo distinta, y vamos a intentar aclararla, para lograr entender qué se busca y de qué manera se pueden obtener mejores resultados.

El experimento monitorizado en el cerebro de voluntarios, mostraban una mayor actividad cerebral cuando el voluntario leían poesía que mientras leían los mismos pasajes y textos pero pasados a lenguaje coloquial.  Los resultados señalaban que la actividad cerebral se dispara cuando el lector se encuentra con palabras inusuales o con estructuras semánticas complejas, pero se queda quieta cuando el contenido se expresa en lenguaje coloquial.  El tema es que la poesía y la necesidad de leerla con atención para buscarle su sentido afecta al hemisferio derecho del cerebro, donde están los recuerdos autobiográficos, y ayuda a reflexionar sobre ellos y a ponerlos en perspectiva.

Los expertos señalaron que esos estímulos se mantienen durante un tiempo, y potencian la capacidad de atención del individuo.  “La poesía no es sólo una cuestión de estilo literario. La descripción profunda de experiencias añade elementos emocionales y biográficos al conocimiento cognitivo que ya poseemos de nuestros recuerdos”, según explicó uno de los profesores encargados del ingenioso estudio.

Sabido esto, la siguiente duda que asalta a los investigadores está relacionada con las adaptaciones que se realizan de algunos clásicos de la literatura, Charles Dickens, por dar un ejemplo, para acomodar su lenguaje a las expresiones de la lengua actual, facilitando así su comprensión. Se los comprenderá mejor, sí, pero ¿seguirán siendo igual de útiles? ¿Seguirán potenciando nuestra atención?

Cambios para evitar la corrupción política en España

La financiación de los partidos políticos está en la clave del actual problema de corrupción política. Si luego algunas persona han optado por jugar a robar o a enriquecerse o a dar sobres de color malva, sería el siguiente paso de una escalera que sube y sube. 

Se dice que las empresas pueden (y dan) donaciones anónimas a los partidos políticos, y que este sistema es el que ha permitido financiarse los partidos políticos. Es mentira aunque suene bien como excusa.
Nadie, ninguna empresa, da dinero de forma anónima para ayudar a un partido político. Entregan dinero de forma anónima por que así deben hacerlo, de forma acordada o no, pero de manera que todos conocen y respetan. Lo han dicho muchas personas, lo han publicados muchos medios de comunicación y es el gran lastre que mueve la política y crea un bipartidismo asimétrico, e donde quien gobierna sabe que puede cobrar. Es un impuesto más, aceptado por quien paga y por quien cobra, ilegal, amoral y que hay que suprimir con urgencia, aunque no conste en ningún lugar.
Luego están las migajas de los trocitos de sueldo de sus políticos, que ayudan a los pequeños partidos y complementan para café los de los grandes partidos.
Y también están los dineros que se reciben por votos, pero que ya están gastados antes de recibirlos, pues toda campaña electoral es muy cara.
No es lo mismo que empresas y de forma anónima —pues así lo permite (exige) la ley—, ayuden a los partidos, a que estos sepan que pueden cobrar partidas presupuestarias casi fijas según los trabajos realizados. La corrupción está asegurada. El poder de quien controla la contabilidad dentro de los partidos, puede ser inmenso.
Pero dentro de estas disfunciones que hay que suprimir, también se podría haber hecho mucho mejor. Por ejemplo que la contabilidad política la llevara un responsable financiero diferente cada cuatro años, que debería ser máximo por ley.
Que se lograra crecer mucho en el número de afiliados a los partidos políticos con discriminaciones positivas hacia los ciudadanos que decidieran aportar su tiempo y su dinero a los partidos. No tienen que ser las empresas sino las personas las que apoyen a los partidos políticos, a los que sobrevivan a los cambios.
Que se acabe con las disfunciones legales que suponen las Fundaciones, Asociaciones, etc. para que se separe el polvo de la paja. Los tentáculos deben ser lo más sencillos posibles.
Información, información, información. Mucha información interna con comisiones propias que analicen, fiscalicen y auditen las contabilidades por obligación legal cada año. Cuantas más personas saben, menos posibilidades hay de crear trampas.
Y algo que me parece básico. Tasar en un máximo de 8 años los que una persona puede tener responsabilidades orgánicas dentro de los partidos políticos (excepto Tesorero que serían cuatro). A los 8 años como máximo, todos los cargos intentos de todos los partidos políticos tienen que ser recambiados, elegidos por los propios partidos políticos, para que nadie se enquiste en los cargos de representación y gestión. Y nadie podría cambiarse hacia cargos de similar representatividad política interna.

Desearía ser como Diógenes de Sinope, pero me exijo mucho

Vamos creciendo según vivimos, vamos recogiendo trozos de vida y las vamos sumando a nuestro entender, dentro de nuestro yo casi vacío, programándonos poco a poco hasta completar nuestra vida de trozos que recogemos por los caminos. 

Si quisiéramos imitar la vida, seríamos unos Diógenes de Sinope que aprenderíamos a vivir con lo puesto sin desear lo que se nos acerca, simplemente para no poseer teniendo muy poco y sin matizar ni separar. Todo suma y como pesa lo que suma, cuento menos es mejor.
Pero no queremos imitar a la vida. Queremos simplemente vivirla y disfrutar de ella. Por eso seleccionamos, vamos creciendo poco a poco y por trozos según nos apetece recoger circunstancias y sumarlas a las poseídas.

La teoría (real) de las sillas o como saber hacer trampas

Cualquier enfermedad necesita —antes de ser tratada— un diagnóstico certero. No hay que justificarse, no debemos callarnos todos, no hay que disimular; la corrupción está en nuestros genes, la hemos hecho todos en la medida de lo posible.
Bueno, yo no.
Bueno, y tú que eres mi lector tampoco.
Pero todos los demás sí.
Empiezan con el posit de la oficina. Luego los guantes si trabajas de enfermera o un puñadito de cables si eres electricista. No pides factura, aceptas que las horas extra te las paguen en un sobre, no cotizas por el lote de Navidad, vendes parte de tu piso en negro, te cuelas en el baloncesto, bajas un par de canciones, sabes tres direcciones para pillarte libros por internet y ves una película que te ha dado un amigo desde el Emule. Poca cosa. Pero son trampas.
Si pasas de enfermera a médico aceptas atender a tu primo entre horas y a darle unas medicinas del cajón. Si eres jefe sabes lo que es intentar venderle algo al comercial que sabe pone el cazo, sabes encontrar un buen asesor fiscal y llevarte en negro algo más que tus operarios, que para eso eres jefe.
Pero eso si, no admites nunca que las trampas estén en los genes de una sociedad enferma.
Recuerdo siempre hace dos décadas en Dusseldorf, que nos juntamos en un laboratorio 6 personas para ver una demostración. Solo había 4 sillas y no permitían que estuviéramos de pie. Así que su solución era hacerla dos veces. El español lógico dijo que no era necesario, que él mismo iba al despacho de donde procedíamos y cogía dos sillas que estaban vacías. Los alemanes se pusieron las manos en la cabeza, aquello era imposible, las sillas dependían de otro departamento aunque estuvieran a 5 metros de distancia. No les entendimos, ni ellos nos entendían ante aquella trampa tan habitual. Al final llevamos dos sillas de distinto color al laboratorio. Demostramos que éramos españoles. Salimos convencidos de que ellos eran muy cerrados. Hoy recogemos los frutos de ser los que mejor nos saltamos las normas y los que más entendemos de las trampas que esconden todas las leyes.

Estabas muerto, pero seguías erguido

Al verte rodeado de piedras de colores, pensé en tus motivos para sentirte agarrado al presente en aquel lugar tan inhóspito. No entendía bien como habías llegado hasta allí. Di varias vueltas buscando las agarraderas, pero casi todas las raíces estaban sobre el aire, no logré entender bien de qué te sujetabas para no caerte. Y no te caías. Estabas muerto, eso si, tal vez es que los cadáveres estén más rígidos y por ello no se caigan con el viento de cara. Pero me resultó curioso que las tripas de tus raíces estuvieran sujetando las piedras o al revés.
Seguías erguido.

Imagen de Julio Puente

Volvemos a tener 18 años, gracias a Rajoy

Cuando NO voté a Rajoy hace ahora un año y poco, no podía suponer que de golpe volvería a tener 18 años desde mis 55 y sin pagar un duro. Hemos vuelto a los años 70 por todo el morro, tanto que ya me he vuelto a comprar una trenka, una chaqueta de pana y dos jersey rojos para ir de manifestación. Voy a las “manis” y me quedo mirando qué mujer lleva los zapatos planos, qué hombre está hablando en parejas con jóvenes sospechosos de ser secretas, por donde se habrán escondido las “lecheras” para estar atentos.

Es una gozada volver a la juventud otra vez y gratis, en serio. La putada es que ahora no tengo trabajo y entonces sí. La putada es que ya casi tengo nietos y entonces no tenia ni novia. La putada es que entonces le ocultaba a mis padres que iba a encorrerme con los grises y ahora se lo tengo que ocultar a mis hijos.
Pero bueno, superadas estas minucias, uno está la mar de contento, pues en breve nos saldrá algún “Isidoro” y nos dirá que: de entrada, NO.
Por cierto, ahora ya no mola llevar El País enseñando cabecera. Ahora lo que mola es llevar “The Financial Times” para demostrar que estás al día de las primas de riesgo, que por cierto no son chicas que se dejen tocar la rodilla con facilidad.

Que es el YO, el ego, el ser. Y cómo controlarlo

¿Qué es el YO?, bueno es una interesante reflexión que hay que aclarar. Hablamos del YO y pero no siempre lo tenemos todos claro. 

El YO es el alma, el ego, el ser, la conciencia, el interior, la conciencia, la personalidad. Depende de contextos, filosofías, religiones. Pero siempre nos estamos refiriendo a lo mismo. Es muy simple, el YO es yo.
Es la substancia de nosotros mismos, la energía si quieres llamarlo de otra manera, las circunstancias ya asumidas y que han dejado poso. Son las sensaciones que nos llevan a decidir, a comportarnos, a ser de una determinada manera.
En plan moderno podríamos decir que es el SO, el sistema operativo, el software.
Nacemos con un YO bastante primitivo aunque preparado para ir ampliándose con multitud de experiencias y sensaciones. Somos niños durante unos años, pero estamos totalmente abiertos a ir sumando, a recoger y crecer, a explorar y escribir sobre nuestra programación de base aquello que nos está sucediendo. Y poco a poco nuestro SO, nuestro YO, se va formando de forma única, pues junto a los ADN que nos trasmite nuestra familia se van sumando las experiencias del cada día.
Sumamos aciertos y errores. Sumamos partes positivas y partes negativas. Y a veces, ya en la madurez, necesitamos revisar nuestro SO, actualizarlo, corregirlo, quitarle virus, dotarlo de más defensas, de más modernidades, de más capacidad de acción ante los nuevos retos de la vida.
Nuestro YO es nuestro, somos nosotros, pero eso no quiere decir que no seamos capaces de mejorarlo, de revisarlo, de repararlo.
El YO es quien nos mueve, quien movemos para ser humanos. Nos controla pero realmente también somos capaces de controlarlo. Intentará moverse entre los restos del YO niño a los YO adultos o YO padre o YO anciano. Pero nunca deja de tener todos los componentes de los distintos YO que hemos ido poseyendo en la vida. Así que o aprendemos a dominar nuestros YO, o el que más chifle se apoderará del resto. Si queremos ser adultos, debemos potenciar el YO adulto para que sea capaz de apoderarse en las decisiones, del resto de los otros YO. Y efectivamente sucede, a veces sin darnos mucha cuenta, con el resto de los YO residuales que tenemos. Podemos volver a ser niños si no somos capaces de controlar su vuelta y se apodera del resto de YO. Aunque creamos que no es posible  todo depende de las personas, de las circunstancias, de lo momentos vitales de cada uno.


Recuperemos esmirriado, esmirriau, como adjetivo calificativo

Un “esmirriau” es un enclenque, un flojo, un débil, una persona raquítica y con sensación de enfermo, un pequeñajo pero con edad para ser un tipo con agallas. Un flojeras.

Realmente es una palabra aragonesa (que deriva del castellano esmirriado) que se emplea bastante como adjetivo calificativo y no siempre como un insulto. Cuando decimos que alguien está esmirriau no lo insultamos, simplemente lo describimos como alguien que necesita mejorar, engordar, comer más, hacer ejercicio y ponerse más fuerte.
Tras una enfermedad o una simple gripe las madres nos dicen que nos hemos quedado esmirriaus, como sin brillo, que hemos perdido peso pero también energía. Estamos decaídos, flojeras.
Es una palabra que de pequeño me acompañaba bastante pues hasta los 10 años estaba realmente muy esmirriado aunque insistieran que estaba esmirriau, como falta de alimentos. Y era cierto pues aquellos años eran de hambre tapada con alimentaciones más para tapar el hambre que para hacernos crecer.

Mariano Rajoy lo ha aclarado todo sobre los sobresueldos

Pensando el Presidente del Gobierno que se puede hablar igual ante periodistas que en la barra del bar mientras te tomas una caña, ha sido claro y tajante ante los periodistas cuando le han preguntado por los sobresueldos presunto en el PP.

—Sí, hombre.
Ante tamaño aclaración y respuesta inteligente, ya no cabe duda. Tenemos el mejor Presidente posible, sabe responder y comunicar, es un tipo de lo más listo que hoy tenemos en Madrid, con perdón para los madrileños, y en cualquier momento se editará un diccionario para entender sus respuestas tan complejas.

Qué suerte tenemos, quejicas. Que sois todos unos quejicas por no entender al buen hombre.

Qué hacer cuando tienes excesivo ruido en tu vivienda

Aquella vivienda nunca me gustó demasiado. La veía ruidosa, musicalmente compleja, con pocas posibilidades de dormir bien la siesta. Eso que por la noche nunca sonaban las campanas desde que me quejé al cura del pueblo, pero a mis retoños, pequeñas cigüeñas recién nacidas, no les gustaba nada que les despertaran de sus sueños infantiles. 

Pero al menos tengo la suerte de tener una vivienda con vistas al campo inmenso desde donde vigilo perfectamente las comidas del verano. Lo uno por lo otro. Imagen de Julio Puente

El caso de la cigüeña con fuerte personalidad

Encontré esta cigüeña en un viaje de pueblos cercanos mientras buscaba aire limpio. Estaba rígida, pues me había visto de cerca y le molestaba sentirse observada. Pero decidió no volar, tal vez para vigilar de cerca sus huevos, tal vez por que no le representaba yo un peligro. Debió pensar que este tipo que miraba, no debía saber volar y sin volar, nunca alcanzaría la torre desde mi atalaya.

Cuando la miraba, ella no me miraba. Cuando me volvía de espaldas entonces ella giraba su cabeza para mirar mis movimientos. Era una cigüeña lista, con la experiencia de sus muchos huevos encubados.

Evolución de la demografía en España 2007-2012

Se han publicados los datos poblacionales de España en el año 2012. Son los datos definitivos a 1 de enero del año pasado, sobre los cuales ya obtuve hace algún tiempo la pirámide de población.

Hoy quiero destacar otro gráfico, esta comparativa de la estructura de la población en base a la edad de 2007 y 2012. El último dato es la agregación de población con una edad superior a los 85 años (por eso  superior y se ve como una linea vertical).
Población 07 - 12
Como vemos, la línea se ha ido hacia la derecha exactamente por los cinco años que han pasado desde 2007 a 2012. Lo que tenemos, por tanto, es un mayor número de personas con una edad menor de 13 años y mayor de 32 años. Y una menor población comprendida entre los 13 y 32 años.

Este problema demográfico nos va a seguir pasando factura año a año, pues cada vez va haber una menor población en la edad más productiva. Inclusive la población extranjera ha caído un 0,26%. Muy poco sí, pero indica el cambio de tendencia que puede acuciar todavía más si cabe la situación demográfica española.

Las ventajas de los caminos laterales

Los caminos laterales son siempre sinuosos pero muy eficaces para poder ver los horizontes.

Son entretenidos, simpáticos, tortuosos a veces pero con alegrías cunado los vences.

Los caminos laterales me gustan por que dejan siempre un amplio pasaje a uno de los laterales.

Yo quiero un camino lateral para poder caminar con alegría.

Creación y gestión de empresa. Autoempleo. Curso gratuito para desempleados

En Zaragoza el Instituto Aragonés de Empleo ofrece un Curso gratuito para desempleados menores de 30 años, con el título: 

Creación y gestión de empresa. Autoempleo
Son 410 horas de curso desde enero a mayo, en ECOS, donde se enseñará de gestión fiscal y laboral, ventas, márquetin, gestión de calidad, constitución de una empresa y elaboración del Plan de Empresa para analizar su viabilidad, analizando técnicas económicas para estudiar bien las posibilidades de crear una pequeña empresa con la que empezar en el mercado laboral.
Se intenta motivar a los jóvenes hacia el autoempleo, enseñarles sus posibilidades, ayudarles y unirlos en equipos, para poder trabajar en proyectos en común.
Curso muy interesante para el que se necesita tener el Bachiller terminado y conocimientos básicos de informática.

Qué es el axioma de insaciabilidad?

Los economistas —estos tipos raros donde los haya– en el desarrollo de la teoría del consumidor, deben suponer el comportamiento racional del hombre de maneras concretas y, si puede ser, matematizables.

El primero de los elementos a construir es la función de utilidad, que proporciona la estructura de las preferencias de los individuos sobre los bienes que puede consumir.

Ahora bien, esta utilidad incluye ciertos supuestos básicos para describir las propiedades de estas preferencias. Esto es, que sean completas, consistentes (¿y el teorema de incompletitud de Gödel?), continuas e insaciables.

Hoy quiero centrarme en este último.

¿Qué es el axioma de insaciabilidad?

Básicamente que el individuo no se puede “saciar”, esto es, que siempre va a preferir tener más que menos. Entre dos naranjas o una, prefiere dos. Entre quince pisos o uno, prefiere quince. Hablamos de preferir no de obtener efectivamente, ya que cada producto lleva asociado un coste y nuestra renta es limitada.

Es un supuesto relativamente lógico. Pero excluye otros dos: la saciabilidad y la utilidad marginal negativa.

Por ejemplo, comamos hamburguesas. Hay dos razones por las cuales no te comerías diez hamburguesas de golpe.

La primera, la saciabilidad, el hecho de que, probablemente, cuando te hayas comido cinco tu estómago esté físicamente lleno.

La segunda, la utilidad marginal negativa, es cuando introduces en tu análisis racional el hecho de que comer hamburguesas engorda, y que, por tanto, genera una desutilidad, (produce una disminución de tu bienestar). Si estás a dieta probablemente no quieras comerte ninguna aunque te las dieran gratis.

Esa es la razón por la que podemos rechazar la propaganda que nos dan por la calle y seguir siendo racionales (aunque sea papel gratis) ya que lo vemos como basura, y, por tanto, genera desutilidad.

O la razón de rechazar una cerveza gratis, si incluyes la desutilidad de la resaca futura asociada al consumo presente.

Ante el supuesto de insaciabilidad, nos convertimos en máquinas de desear, incapaces de dejar de optimizar nuestra utilidad bajo la base del aumento del deseo (esto es, la necesidad de preferir más a menos). Un infinito por llenar y una vida limitada para intentarlo, irremediablemente moriríamos en el intento de saciar a un economista denominado en estos términos.

En cierta forma, el supuesto de insaciabilidad imposibilita al hombre el llegar a lo que algunos filósofos denominaban “la buena vida”. Algo así como el estado estacionario del hombre en el plano económico, un punto en el que no es que no pueda mejorar, sino que no lo desea. Quizás siempre podamos aumentar nuestra felicidad, pero puede llegar un punto en el que sea imposible disminuir nuestra infelicidad. Y ¿cómo se relacionan estos términos? ¿Es el genio de la lámpara de Aladdin plenamente feliz cuando lo liberan de la lámpara?

Padre e hijo (Robert y Edward) Skidelsky se hicieron una pregunta parecida:

¿Cúanto es suficiente? 

Es una pregunta que no tiene sentido bajo el axioma de insaciabilidad, puesto que, por definición, nada es suficiente. Y nada es suficiente porque no hay nada que alcanzar. Ya puede dar vueltas al mundo el burro que lo va a tener jodido para alcanzar la zanahoria. 

¿Es acaso el deseo una mera zanahoria para los hombres? ¿Es imposible que deseemos, simplemente, dejar de “andar” como burros y disfrutemos del pienso que nos da la vida”?


La pregunta va más allá. Y como lo primero en filosofía, antes de buscar la respuesta, es analizar muy bien la pregunta, conocer bien qué es el deseo y su relación con las necesidades humanas es obligatorio ¿necesitamos desear para poder ser humanos?

Para un tour de forcé por todas estas cosas, el libro ¿Cuánto es suficiente? Es magnifico. Pinceladas de Fausto y Marx se entrecruzan con las visiones de Aristóteles, y las preguntas vertidas no dejan de hacerte pensar sobre la propia condición humana, tal y como he intentado, a mi manera, hacer aquí.

Por que si todo es relativo y es cierto que es más rico, no quien más tiene, sino quien menos necesita. ¿No sería mejor desear no necesitar? Si nos topamos con el genio de la lampara, ¿No sería lo mejor desear no desear?

Sea como fuere, espero haberos causado el deseo de, como mínimo, mirar la contraportada del libro en vuestra librería más cercana.