¿Qué tipo de adultos salen tras una adolescencia excesivamente eterna?


Las divisiones por edad social y casi biológica han cambiando en las últimas décadas en España y con ella en todos los países occidentales. Hoy la niñez dura hasta los 12 años, parece que se acorta o desaparece la pubertad y a lo sumo dura un año y se entra en una adolescencia que dura hasta los casi 30 años en algunos casos. Una barbaridad de la que todos somos responsables.

Ese periodo cruel y crucial en la vida de todas las personas, que llamamos adolescencia y en el que cada ser humano se tiene que encontrar con uno mismo y pelear hasta hacerse asumible y soportable, es eterno. Ya lo era antes así que ahora es tremendo.

Es duro asumirse, estar en esa tierra de nadie en la que ya no se es niño pero todavía no se es adulto e independiente; en el que se esperan cosas de adultos sin dejarle ser libre, y no se le permiten cosas de niño sin tampoco desear el protagonista abandonar esa manera de vida casi inevitable.

Pero curiosamente son los propios jóvenes los que han sabido adaptarse perfectamente a esta situación casi dolorosa e irrevocable, asumiendo como en cualquier selección natural, que como la sociedad no te deja ser adulto con todas las de la ley y derechos, al menos no te van a prohibir comportarte cuando te de la real gana, como niños que tienen que vivir al amparo de sus adultos. 

Dura la adolescencia tantos años porque a los adultos les interesa no tener competencia en la sociedad con otros adultos jóvenes mejor preparados y diferentes, y porque es imposible conseguir trabajos que permitan la independencia económica que haría por propia selección natural que todos tuvieran que optar por lo lógico, ser adultos cuando toca. 

Mientras esto no lo dejemos como estaba hace unas décadas, tendremos problemas sociales de adaptación, no tanto como adolescentes como cuando ya definitivamente tengan que ser adultos, pero con el lastre de unos años excesivos en el anterior periodo vital de la adolescencia.

¿Qué tipo de adultos salen de una adolescencia excesivamente eterna?

¿Manipulamos las pizarras para que digan lo que nosotros queremos?

Es cierto, lo que nosotros decimos, lo que pensamos, lo vamos modulando, a veces de forma inoportuna, para manipular incluso. El papel todo lo aguanta, si lo escribimos nosotros. Las pizarras aguantan en su sitio mientras no están escritas por nosotros. En cuanto las contaminamos con ideas absurdas, todo se quiere hundir. Estamos un poco tontos. O eso parece.

Los poderes que nos faltan como personas vivas… de momento


A uno, como persona, le faltan excesivos poderes. No podemos resucitar a nadie, por poner un ejemplo útil. Eso nos lleva a la conclusión de que somos imperfectos y de que nos moriremos para siempre. Nadie podrá resucitarnos. 

Y esto lo sabes siempre tarde, cuando se nos ha muerto algún ser querido y al recordarlo notamos el gran vacío que no podemos llenar, no somos capaces de llenar. Es en esos momentos cuando sabes ya, sin duda, de que la muerte es algo muy serio, tanto como la vida, y que tiene un poder que no podemos doblegar cuando se empeña. 

Siempre vemos morir a los demás, nunca nos vemos morir a nosotros mismos aunque lo suframos muy de cerca. Para verlo tendríamos que estar fuera, afuera, y eso tampoco es posible. 

Así que nos hemos inventado la vejez como seres animales que somos, para ir perdiendo facultades y hacer más llevadera la muerte. 

No es que al final se desee, es que al final va llegando suavemente y te acaricia mientras la acaricias. Nunca te haces amiga de ella, pero la comprendes y le dejas estar deambulando cerca, como un mal menor. 

Nos faltan poderes, incluido el de entender que la muerte es gran parte del sentido de la vida.

Quimeras de mezcla de monos y humanos al 7%. Dicen que es real

Podría parecer mentira pero si lo publican diarios serios aunque lo parezca debe ser verdad. El sueño de los locos del Universo. Estamos intentando crear bichos medio humanos medio monos con la excusa de que esto es solo para investigar y que nunca se llevará hasta el final. Excepto que salga algún loco más loco de lo medibles. Esto de abajo es lo que dice El País, es decir, la noticia.

Los investigadores han utilizado óvulos de una decena de hembras de macaco cangrejero (un tipo de mono), los han fecundado con espermatozoides de la misma especie y, tras seis días de cultivo en el laboratorio, han obtenido 132 diminutos embriones, con 110 células animales cada uno. El equipo ha añadido a esas estructuras 25 células humanas, previamente reprogramadas con un cóctel químico para ser capaces de convertirse en cualquier tipo celular: piel, músculo, hígado, corazón. El resultado, 19 días después de la fecundación, es una bolita mixta de 10.000 células, con un porcentaje humano del 7% como máximo.

Queda como poco muy de película de miedo. Se hace en China por españoles casi seguro porque en otros países eso sería imposible, éticamente inabordable. ¿Tiene sentido esto, más con la pandemia que nos está cayendo encima? ¿Dónde están los límites de la experimentación? ¿Les han preguntado a los macacos? ¿Y todo esto para qué, aun suponiendo que sin duda resolvería algunos problemas, pero a costa de abrir la puerta a otros muchos?

¿Por qué un 7% de humanos y  no un 23% o un 49%? ¿Y macacos con escarabajos peloteros? ¿Y macacos con ballenas para lograr monos de 15 metros de altura? ¿Y si a unos embriones humanos les ponemos ese 7% de macacos… qué sale? Son preguntas que pueden surgir a través de este experimento. ¡¡Uff!!

Dios no ayuda a los que madrugan, se avisa

 

No siempre madrugar es sinónimo de encontrarte las calles vacías. Depende de lo que han madrugado los demás. Así que lo normal es que Dios no te ayude por madrugar, ni tan siquiera que te vaya a invitar a un café. Sal de casa bien despierto, con dinero en el bolsillo por si te quieres tomar un cafelito, y no esperes milagros, si acaso conficiona tú mismo la suerte de cada día.

Un Día Mundial de la Salud, muy pendientes de Sanidad. La Jota de Zaragoza con sus vecinos


Este es el segundo Día Mundial de la Salud —no de la sanidad— que nos pilla en pandemia, sin poder realizar actos, conferencias, sin poder poner en valor la Salud diferenciada de la Sanidad. El año pasado hubo que suspender los actos que se habían preparado, y este año, ni se han organizado en mi ciudad. ¿Nos estaremos olvidando de la Salud aunque le estemos dedicando miedos, informaciones a través de la Sanidad?

Este día internacional se creó en 1948 para por un lado denunciar y concienciar a la sociedad de las diferencias en temas de salud que existen en el mundo y su influencia en la calidad y esperanza de vida, por otro lado en crear estrategias y programas internacionales para equilibrar la balanza entre el Norte y el Sur. 

En la Salud se trata de intentar evitar las enfermedades con procesos de prevención. En la Sanidad se trata de curar las enfermedades que ya tiene la sociedad.

¿Por qué es necesario globalizar el acceso a la Salud y si es posible también a la Sanidad os preguntareis…? pues ahora con el COVID y sus procesos irregulares de vacunación tenéis la respuesta.

Vivimos en un mundo global en el que las enfermedades, virus, insectos y animales se pueden trasladar de un continente a otro en cuestión de horas. Y por muy diversos motivos, no siempre controlados por las humanos. 

Eso implica, que cuando se produce una pandemia mundial, no basta que en los países desarrollados nos curemos, pues la enfermedad estará al otro lado de nuestras fronteras, creando cepas nuevas que nos pueden volver a infectar en cualquier momento.

También ha dejado a la luz las vergüenzas de los países desarrollados. Mientras en Israel ya está el 57% de la población totalmente vacunadas en India están el 0,79% o en Sudáfrica el 0,45%.

Por un lado tenemos en España una Sanidad Pública en crisis, sin recursos, con estructuras obsoletas y poco flexibles, falta de personal y de financiación, tras 10 años de recortes y privatizaciones.

Por otro una dependencia total de la producción extranjera, provocada por el cierre de empresas y laboratorios en España y Europa, para llevar la fabricación a países con gastos de producción más baratos y sin control. Incluso una pérdida contundente de profesionales españoles de la Sanidad por contratos mucho mejores en otros países europeos o americanos. 

¿Cuántos investigadores de la Salud y que son entrevistados en la televisión de España trabajan en universidades alejadas de nuestro país?

La realidad de la sanidad privada, alentada y apoyada económicamente por los mismos políticos que deberían velar por la Sanidad Pública, proporciona una suficiente financiación a la privada por diversos métodos mientras consiente que el personal de la pública cuadre sus bajos sueldos con la atención privada. 

Hay que velar más por la eficacia de la Atención Primaria y Especialista en la Sanidad Pública, por su nivel de atención y por bajar las tremendas listas de espera.

Y finalmente hay que reseñar la falta de personal sanitario suficiente en todos los peldaños de la Sanidad Pública, debido a unas políticas educativas universitarias que titulan a pocos profesionales que escasamente pueden cubrir las vacantes de la Sanidad Pública, sin exigirles además la dedicación exclusiva en la Sanidad Pública.

Pues eso, este Día Mundial de la Salud se creó —qué ironía— en 1948 para concienciar sobre las enfermedades mortales mundiales y potenciar hábitos saludables en las personas. Y aquí estamos en 2021, sin habernos concienciado ni aprendido nada.


Asociación de Vecinos del barrio La Jota (Zaragoza)

Los ricos también se ríen de ellos mismos


Los ricos también se ríen, y como ya sabemos desde hace años y por culpa de la televisión: los ricos también lloran aunque los dolores con pan son menos dolores. Incluso intuimos por Quino que los ricos son capaces de reírse de ellos mismos, y de sus congéneres de poder y de dinero. No hay más malo que un rico cabrón con poder y ganas de joder. En esta viñeta el poder se ríe de sus amigos, sospecha que lo que va a veneri es una cabronada, así que si entre ellos mismos son capaces de hacerse estas travesuras, imaginarnos con los que consideran menores, esclavos y "otra" clase social y de la otra.

Está de moda no mirar la realidad que nos envuelve

La realidad se impone, aunque nos gusta mirar la mentira, la pantalla irreal, lo que no sucede en el momento, lo que nos enseñan enlatado, la verdad siempre se esfuerza en estar más presente que el resto. 

No miramos lo que nos está sucediendo alrededor pues creemos que es solo envoltorio de los demás. La importancia está en lo que nos creemos modernos. Son modas 3.0 que sufrirán el aumento del número pero nada más, pues la realidad siempre se impone.

Si me das todo, ya no te pediré nada más


Es una viñeta de NO amor, es humor que rompe egoísmos, pero es humor. Y en el humor o en el amor no hay muchas reglas si todas las partas aceptan la suyas propias. Así que pongamos una sonrisa aunque no la entendamos muy bien.

Hace un año del entierro de Justa. Soledad y silencio entonces


Hace ya casi un año que tuve que desplazarme hasta Martorell para asistir al entierro de Justa, una amiga de la familia, muy mayor, que falleció en una Residencia de Personas Mayores en completa soledad, sin que nadie pudiera acudir a verla en las últimas semanas, ni familiares ni amistades, pues el COVID estaba atacando con toda la fuerza del desconocimiento.

Al entierro fuimos tres personas en representación de la familia compuesta por personas mayores y que delegaron en nosotros. Y tres enterradores en todo el gran cementerio que no paraba de trabajar. Completa soledad, tristeza, miedo, sensación de que nadie de los allí presentes sabíamos cómo evolucionaría todo aquello. Las personas se morían, de momento casi todas de edad avanzada, pero en unas condiciones de soledad muy duras. Era una Guerra enferma con enemigos diminutos.

Recuerdo aquella mañana de sol como si realmente no estuviera sucediendo nada extraordinario, pues todos queríamos quitar dolor y sobre todo miedo a los momentos de confinamiento más duro. Supimos enseguida que aquello mataba pero queríamos disimular. Hice unas fotografías del momento del entierro y se las pasé a las Redes Sociales de la familia para que vieran lo que allí estaba sucediendo aunque no pudieran estar presentes. 

Algo sí teníamos muy claro. Todo había cambiado tremendamente. No pudimos ir a comer a ningún restaurante, tuvimos que ir llenos de permisos de variado tipo pues nadie sabía qué se nos podía solicitar al ir desde Zaragoza a Barcelona. Los bares estaba cerrados, en las calles no había casi nadie. Era una ciudad vacía como ya entendíamos, pero acostumbrados a pasear por sus calles en otros ambientes nos impresionó más que ver nuestra propia ciudad vacía.

El silencio imperaba entre todo el ambiente. No había nadie y no había actividad. Salimos de vuelta enseguida y tuvimos que parar en un espacio verde de la carretera para mear pues ni bares habíamos encontrado. ¿Era distópico, era el inicio de un mundo nuevo?

Hoy, un año después seguimos en situación parecida pero ya hemos interiorizado todo esto. Sabemos que es posible que en meses podemos salir algo más alegres. Hemos tenido en este año algunas semanas de descanso, de libertad, de esperanza. Hemos tenido entre los amigos y familiares algunos casos de COVID pero todos han sido vencidos bien. Hay menos miedo. Es posible que haya menos muerte. Dicen que hay vacunas. Hay esperanza.


¿De qué tamaño será la vida exterior a nosotros?


El tamaño depende de la comparación, una cosa es grande o pequeña si la comparamos. ¿Qué somos nosotros más que una mota de polvo entre un planeta enorme que flota de forma diminuta en un espacio que no sabemos abarcar? Así que esta imagen me viene que ni al pelo. Una excavadora de las de verdad, enormemente diminuta comparada con este buque en el Canal de Suez. Somos esto mismo, unos "depende" de con quién nos comparamos. Incluso a veces ni eso, pues podría ser que ni se nos viera. Y si la vida exterior, esa que buscamos en ovnis fuera tan pequeña que no la podemos ver? ¿O tan grande que no somos capaces de imaginar?

Somos muy torpes con la pandemia y pasaremos a la historia como mediocres como poco


La pandemia va descontrolada y lo sabemos, vuelven a subir los casos en todo el mundo tras unas semanas en bajada, suben en Europa, en algunas comunidades de España y seguimos sin ser capaces de hacer funcionar la vacunación y además creamos idiotamente temores y miedos entre la población con una vacuna que no siempre es bien admitida. Somos torpes, muy torpes. 

Y lo vamos a pagar con un precio alto, más cuanto más torpes seamos por no estar gestionando este problema global desde la globalidad. No hay gestores, o lo que es peor, hay un exceso de gestores mediocres y nadie es capaz de liderar los procesos y ser una voz única que influya en la sociedad.

Todos vemos vídeos que no deberían producirse, que se utilizan para tapar la incapacidad de los que gestionan. ¿Es lógico parar la vacunación una semana? ¿Es lógico tardar tantos días en decidir, en tiempos de tanta rapidez de comunicación? ¿No se puede investigar los efectos secundarios lógicos sin tener que parar la vacunación? 

¿Os habías leído los prospectos médicos de cualquier medicamento que os recetan para ver si es un producto limpio y sin efectos secundarios?

No te calles. Utiliza el respeto pero habla y di lo que opinas


No está la cosa como para ponernos a pensar mucho, no nos vaya a entrar miedo y mala hostia, mezclada e incluso agitada. Con la que está cayendo lo mejor es estar casi silenciosos y medir las palabras para no hacer mucho daño gratuito. pero eso sí, como creas que tus palabras van a servir para algo, para modificar la establecido y asumido por todos los que manda, entonces hay que hablar y son respeto incluso gritar. No estamos en buenos tiempos, y nos quieren callados, pero estar callados no quiere decir que estemos quietos y sin hablar, pues una cosa es como nos quieren y otra distinta es como nos queremos nosotros. 

No hay nadie que sea más señor que tú. Que nadie te haga callar.

Entretener a la sociedad con ocio es mucho menos peligroso que con Cultura


Desde hace muchos siglos se sabe que a la sociedad hay que tenerla entretenida, ocupada. El ocio se puede convertir en un enemigo del poder. El desempleo entendido como ocio más que como drama personal se convierte en enemigo del poder en cuanto se abusa de él y se deja desamparada a la sociedad de ocupaciones que le entretengan. 

La sociedad se pone a pensar, pasa a quejarse, y termina por revelarse.

¿Suena a duro, incluso a asqueroso? Pues es sociología básica. Como lo es también que a la sociedad para dominarla hay que darle libertad. El truco del poder está en saber elegir qué tipo de libertad y en qué tamaño se debe entregar para que esa sociedad no moleste, no joda. Incluso hay que darles libertad no controlada, no tasada ni frenada. Y en eso todavía hay que medir mejor qué tipo de libertad se les permite. ¿Suena a manipulación? Pues sí, claro, efectivamente, es que es manipulación.

Lo curioso es que en este camino de selección del tipo de entretenimiento y ocio que regalamos a la sociedad para que esté calmada y entretenida, no incluimos ni a la Cultura ni al Arte. 

Y eso es porque tener entretenida a la sociedad con la Cultura es peligroso para el poder. Y es tan peligroso que ya se ha logrado que la sociedad no lo entienda, cree que la Cultura no sirve para reclamar más libertad, para intentar ser más felices, para rebelarse contra el Poder si este es demagogo, peligroso, tocanarices. Saber manipular es todo un Arte.

El poder de las grandes marcas y el poder de los consumidores

Los consumidores tenemos el poder de la decisión sobre nuestro dinero y consumo, y por ello de la rentabilidad de las empresas. No es necesario ponernos todos de acuerdo en algo; a la hora de consumir con dejar de hacerlo un 10% hundimos la rentabilidad de una empresa. Esto hay que analizarlo en la doble vertiente: como consumidores y como gerentes de marca o de empresa, para evitar conflictos de imagen.

El caso de CocaCola con los despidos en España en el año 2014 fue un intento fallido de presionar a la marca con una crítica a lo que cuesta millones de mantener: la marca de la empresa, el nombre del producto. 

Pero las ventas no bajaron lo suficiente y el intento de presión aunque hizo su efecto a la hora de pactar las bajan incentivadas con unas indemnizaciones mucho más altas, no logró frenar el cierre de cuatro fábricas. 

Dos conclusiones claras.

Mantener una marca cuesta mucho y es fundamental para el éxito de un producto o una empresa. 

Los consumidores tenemos el poder pero no lo ejercemos. La empresa también tiene poder y ella si que sabe emplearlo.

Humor sencillo que deja huella en la mirada


A veces las preguntas las carga el diablo y hay que tener cuidado con las respuestas. Por muy inocentes que parezcan las decisiones que vamos tomando, siempre dejan huella y a veces crecen. Esta viñeta es humor argentino de hace varias décadas. Humor sencillo que deja huella.

España a corto plazo no la arregla ni Dios


Mal vamos y peor que podemos estar a poco que sigamos sin entender que la sociedad se merece un respeto. Con la que nos está cayendo en España entre confinamientos y economías gripadas, entre vacunación que nunca avanza y virus descolocados, vamos y se nos ocurre liarla parda con nuevas elecciones en Madrid de momento. Es lo que estábamos pidiendo a gritos. Más y más elecciones.

Nuestra incapacidad política y social es posible que ya se esté estudiando en las mejores tertulias de la Europa sorprendida y bastante tonta, todo hay que decirlo. 

—¿Estos son la España que quiere tanta ayuda para salir del fango?— pensarán por lo bajo mientras se rascan la cabeza. ¿Y qué será lo próximo, un alto al vacío cabreando a ERC mucho más de lo tácticamente aconsejable? ¿O preferimos joder un poco más a Podemos desde el Gobierno creciendo en el ninguneo al que lo sometemos de forma tonta? ¿O preferimos ser capaces desde Podemos de estar tocando las pelotillas en público para demostrar que llevarse mal está de moda?


Educación preescolar - La curiosidad es la mejor herramienta para aprender

La curiosidad que tiene el niño de forma natural le permite y refuerza el aprender más rápido. El niño que no es curioso tardará más en aprender más cosas. Para acumular conocimientos el niño emplea la curiosidad y la repetición. Por eso quiere que siempre le contemos el mismo cuento y le hablemos de lo mismo una y otra vez. En cada repetición se va quedando con partes de la historia y se aprende los giros, los gestos, la miradas, las voces. Va sumando partes y aprende por acumulación. 

Los niños aprenden de su curiosidad, pero aprenden lo bueno y lo malo. Por eso es importante qué aprendan dirigidos por sus adultos, y que lo que observen sea entretenido y alegre para que le sea divertido repetirlo. Y que aprendan en positivo.

Siempre debemos responder a sus preguntas aunque a veces no tengan una respuesta sencilla. Es mejor responder que no lo sabemos pero lo vamos a investigar, que nos vamos a preocupar en mirar la respuesta, que no responderle. 

Él necesita creer que tenemos respuesta para todo, pero admite que no las tengamos en ese momento. Como necesita explicaciones de todo, tenemos la obligación de dárselas para hacerle crecer dentro de su imaginación y curiosidad. Él confía siempre en su mentor, en quien le resuelve todos sus problemas. Y no le debemos defraudar.

La decadencia de España es cíclica, y estamos dentro de una


La decadencia de Europa y para entenderlo mejor de España, es clara y triste, no solo es que nos vamos quedando sin los mejores gestores de la política y de la sociedad, sino que los que quedan son los peores por no estar en esos puestos más que como un complemente laboral, de trabajo. Y no me refiero solo a los Jefes de Estado, a los Presidentes, sino sobre todo a todos los puestos intermedios que se han convertido en muchos partidos políticos —de donde emanan esos gestores públicos— en meras oficinas laborales.

Decirlo es complicado, asumirlo lo es mucho más. No hay liderazgo en las gestiones más básicas, de Comunidad incluso, simplemente porque son puestos cubiertos por decantamiento. Se van quedando vacíos por muy diversos motivos, y otros tienen que ocupar esos puestos. 

La culpa no es de ellos, y esto todavía complica más las posibles soluciones. La culpa es de todos nosotros que somos incapaces de asumir que esta decadencia la hemos alentado con la crítica desmedida y excesiva a una forma de hacer gestión pública. Hemos tenido ladrones, sátrapas, jetas y cabrones, pero hemos confundido a estas personas con todas y las válidas se han ido.

Algo similar sucedió en el último año de la II República, cuando nadie parecía enterarse de lo que se estaba cociendo en las tripas de la sociedad. Y aquello que se tenía que haber remediado entre 1935 y los primeros meses de 1936, se convirtió en las peores décadas de la historia de España, dejándonos fuera de la Europa que funcionaba. En realidad todo se puede concretar en "más" sufrimiento para las personas durante décadas.

La pandemia está entregando lo peor de cada uno de nosotros al bien común. Hemos perdido muchos servicios públicos presenciales, libertades individuales y estamos confundiendo las soluciones con otros problemas que creemos menores. Pero todo esto pasará y volveremos a una situación nueva. ¿Quién será capaz de gestionar los escombros? ¿Y a qué precio, que simpre lo pagamos los mismos?

Siete consejos para buscar trabajo en tiempos muy complicados


Siete consejos para buscar  trabajo en tiempos complicados

  • Define y conoce bien cuál es tu valor diferencial con el que puedes aportar valor a una empresa. Eso es lo que debes 'vender', tu estrategia de marca personal. Tienes que aportarle algo que les resulte interesante e importante para ellos.
  • Construye (también) tu reputación en Internet. Crea una identidad 'online' generando contenidos relacionados con tu campo, que te posicionen en la Red: blog, foros, twitter, etc. Y en esa identidad no cometas errores, borra lo que creas que no te juega a favor.
  • Sigue a profesionales a los que admires. Revisa su currículum, perfil y twitter e imita su estrategia. Aprende. Y sigue aprendiendo.
  • Asegúrate de que tu perfil o currículum es completo, está bien presentado y 'vende' bien tus logros y cualidades personales, más allá del recuento cronológico de puestos de trabajo ya pasados. En todos los Currículum hay zonas oscuras, complicadas de explicar. Y los que hacen selección lo sabemos. Así que prepara la respuesta ante preguntas difíciles. 
  • Construye tu red de contactos a lo largo de toda tu vida profesional, y asegúrate de mantener los vínculos con aquellos que te puedan ser más útiles. 
  • Focaliza tu búsqueda. Define primero con exactitud qué trabajo quieres y luego busca los canales que te lleven a él. Busca contactos. Recoge información y apunta todo.
  • No exageres. Es lícito contar tus méritos de la mejor manera posible, pero no es recomendable fantasear con el currículum. En Internet es fácil comprobar qué es cierto y qué no.

  • Es un texto corto pero interesante para repasar y tener en cuenta a la hora de buscar trabajo, que es a día de hoy tu trabajo más intenso, encontrarlo y no desfallecer.

    ¿Y si le aplicamos a Goya algo de Inteligencia Artificial?


    Hay asuntos que por muy modernos que sean, por mucha inteligencia artificial que le hayan metido dentro, sorprenden, asuntas y casi preocupan. Debe ser la edad, la mía claro. Ver a Goya o a Platón moverse y mirarte a los ojos, cambiar su sonrisa o su mirada en un pequeño vídeo cuando ellos nunca se vieron ni en fotografía y mucho menos en vídeo, sorprende. 

    Se abre la Inteligencia Artificial a poder coger hoy una fotografía de los abuelos ya fallecidos hace mucho y pasarla por el programa de IA para observar cómo son capaces de moverse artificialmente. Nunca sabremos si ellos sonreían así, pero nos los queremos imaginar.   

    Es lo más parecido que tenemos a sus movimientos. Claro que como estamos empezando con la IA igual en unos años somos (son) capaces de hacerlo mucho mejor, sacarlos de la fotografía o del grabado y meterlos de cuerpo entero en paisajes ficticios de la época. 

    Mi abuela nunca estuvo en Madrid, pero quien sabe, igual la llevamos un día de estos con la IA a pasear por la Puerta del Sol de 1910. 

    De uno de mis abuelos nunca se logró tener una fotografía, así que estoy esperando para ver si mezclando las fotografías de todos sus hijos y restando de ellos el componente de mi abuela logramos sacar un híbrido de mi abuelo que nadie podrá decir si se parece o no. Ya todo parece ser IA como la Brujería de otros tiempos.

    El mayor dolor es la pérdida, la ausencia de alguien querido

    Humor de dolor. No es fácil olvidar el dolor, no es sencillo lograr olvidar lo que nos duele, lo que martillea nuestra forma de pensar, incluso de estar ante la vida. Las ausencias son uno de los temas más dolorosos de los humanos, pues nunca hay solución que no pase por el duelo, por asumir la pérdida, aceptarla y convertirla en algo que forma parte de nosotros mismos. No hay recambio para las pérdidas, solo hay recambio que nos haga más llevaderos los tiempos a costa de cambiar un dolor muy intento por un dolor que duela menos.

    Los catalanes no son diferentes a los aragoneses. Cataluña puede que sí


    Estoy en Cataluña donde los problemas de las personas son iguales a los de todos. No entiendo bien esa manía de creer que Cataluña es diferente, como tampoco lo son Italia, Croacia, Francia o Alemania. Siempre veo los mismos problemas, las mismas dudas, dificultades similares para intentar ser felices, y si acaso distinta forma de hablar o de comer patatas. Cuando hablo con una persona de nuestra Europa me encuentro con las mismas sonrisas, los mismos miedos y parecidas clases sociales dispuestas a joderse las unas a las otras. 

    Durante muchos años las fronteras existían de verdad, ahora algunos tontos las quieren resucitar sin haber viajado lo suficiente. Quien cree en las fronteras es que no ha viajado, no abre la puerta de su cuarto para que le entre aire limpio del que respiran casi todos. 

    Estoy en Cataluña hablando de la Sanidad y me cuentan los mismos problemas que tengo en Zaragoza, las mismas trampas de unos contra otros, las mismas deficiencias y pérdidas por culpa de jetas e incapaces, que se han unido para joder el Sistema. Incluso me hablan en castellano, y me sonríen. Que eso yo ya lo sabía desde hace décadas pero lo digo para remarcarlo. Igual es que las personas somos mucho más similares que los papeles que se inventan fronteras falsas.

    Literatura visual. Las ideas también entran por la vista


    Llevo unos días viendo un libro curioso lleno de párrafos cortos.
    No más de seis a ocho líneas cada uno. El texto comienza con una frase corta en negrita a modo de un titular ligero, y continúa con otra frase corta en itálica como subtítulo, ambas separadas por un punto y seguido, para terminar el párrafo y el texto con el mismo tipo de letra en normal. 

    Y al dar el punto y aparte, vuelve a comenzar con otro párrafo. En negrita punto, seguido de itálica punto y cuerpo de texto. Eso obliga a tener que diseñar la idea de lo que se dice, pues no solo es un cambio de tipografía, sino de darle contenido diferente casi como titular y subtitular a las primeras líneas antes de llegar al cuerpo del texto. Interesante manera de crear casi poesía visual o literatura visual con textos literarios o filosóficos.

    Me encanta escribir para vosotrxs, así que gracias por leerme


    Me encanta meterme en barros de escritura, y sé que para nada, pues nadie lo leerá nunca. Excepto que los publique en un blog y que así los lee alguna persona tan loca como yo. Pero la escritura me tiene como atrapado levemente, como un pequeño vicio, como un desahogo para vaciarme. Y que soportan mis pocos lectores de forma estoicamente. Yo escribo para ellos, y ellos me leen para mi. Y todo sin conocernos. Amabilidad compartida.

    Dicen que toda escritura tiene que tener sabor, contenido, pues el lector te entrega unos segundos y quiere algo a cambio. Así que una pequeña reflexión.

    ¿Hasta cuánto y cuándo somos capaces de aguantar el vivir semi confinados y con un futuro cada vez con más nubes grises?

    ¿Pueden servirnos para compensar los pequeños vicios personales para al menos engañarnos un poco?


    Hemos llegado a Marte, pero no ha hecho mucha gracia


    Hemos llegado a Marte y como quien ve llover, no nos hemos puesto a saltar de alegría ni nos lo hemos tomado en seria. ¡¡Que hemos llegado a Marte!! que es uno de esos puntitos que a veces vemos en le cielo, y ya hemos logrado mandar unas cámaras fotográficas hasta allí. Na, que no nos hace ni puta gracia. 

    Cuando llegamos a la Luna, allá por el 69, hubo mucha gente en España que aquella noche no se fue a la cama. Los adultos de aquellos años ya no han visto que hemos llegado a Marte, pero en el 1969 nos llegamos a creer que a partir de aquel paso por la Luna en pocos años todos podríamos ir a viajar a la Luna de verdad, como quien se va a Badajoz. Luego resulta que no, que no hemos vuelto, y que para qué.

    Con Marte pasará algo similar. ¿Marte? ¡Pero si allí no hay nada! Y nos quedaremos con algunas fotos y si acaso con algunas piedras. Leí el otro día que en las misiones a la Luna había un temor nunca dicho que se  pudiera traer hasta la Tierra alguna bacteria o virus que hubiera sobrevivió por esos lares, y que nos pudiera contagiar a todos los humanos. Entonces no nos lo dijeron. ¿Y si los chinos de Wuhan han ido antes a Marte y se han traído el coronavirus sin darse cuenta? Tonterías más grandes dicen algunos famosos.

    Que yo os voy a decir una tontería repetida muchas veces. Si se trata de ver paisajes como el de las fotografías que nos llegan, por favor, no gastaros tanto dinero. En Los Monegros estamos sobrados. Incluso tenemos piedras y lagartijas. 

    La clandestinidad está de moda. Cuidado, que mola y es adictiva


    Nadie nos podría decir hace un año que la clandestinidad volvería a estar de moda, que jugaríamos a intentar saltarnos las leyes a costa de escondernos, consumir cuando está prohibido, comprar lo no permitido y bebernos un whisky como si fuera el mayor pecado del mundo. No se trata de hacer orgías brutales, ni tampoco de consumir polvos de variado color, no, simplemente se trata de hacer algo muy normalito pero fuera de hora, a las 11 de la noche por ejemplo. Y eso a una parte de la sociedad le mola

    Por que tendremos que decirlo, los confinamientos están muy bien para los que creemos que la pandemia va en serio y mata, y todos nosotros no necesitamos confinamientos extrictos pues por respeto ya los hacemos sin que nos los manden. Y al resto, a los que no los hacen pues les importa un huevo la pandemia, esos ya han ido aprendido a saltarse las normas. 

    No sirve de nada poner nuevas normas, en serio, esos clandestinos seguirán buscándole la vuelta. Harán bailes en pisos alquilados, en almacenes, en naves industriales, o beberán alcohol con los amigos en pisos con sordina o en azoteas y terrazas fuera de la mirada del Guardia Vecinal. Les pone, les gusta ese punto de riesgo. Pero recordemos todos que además de ser clandestino hay que decirlo pues es lo que mola.  El gusto está en demostrar que eres clandestino a los amigos, a los compañeros, a los que no se atreven a ser clandestinos, así que sin duda se está convirtiendo en un vicio nuevo estar disfrutando de la vida mientras saben que los demás… están confinados en sus hogares.

    Hemos logrado con esto tener ciudadanos de varias clases sociales sin que dependa el dinero, sino el punto de libertad y de riesgo que quieres tener.





    La mágica arenisca del montículo de Ayers Rock en Australia

    A este enorme montículo de roca arenisca del desierto de Australia conocido como Ayers Rock los aborígenes la llaman Uluru, que significa “el comienzo de todo”, ya que, según sus leyendas, fue allí donde se originó el mundo, considerándolo por ello un lugar sagrado. Se trata de una montaña de arenisca roja de 348 m de altura y casi 9 km de diámetro. 

    El primer blanco que la vio fue el explorador William Gosse, en el año 1873. Desde entonces, el lugar es sitio de peregrinación para creyentes del chamanismo, pues se le atribuyen propiedades místicas, y también se dice que es un sitio de supuestos avistamientos de ovnis. ¿Existen los ovnis ahora que ya todos llevamos siempre una cámara de fotos encima, para fotografiarlos?

    Es un montículo que cambia de color según la luz de los rayos solares inciden sobre su superficie de una manera o de otra, lo que acrecienta su sensación de montaña mágica, al poder pasar desde el gris plateado al rojo brillante e incluso con franjas negras producidas por las algas que en algunas épocas del año crecen en sus paredes. Pero por desgracia para todos los que creen en la magia de las montañas, son simples cambios de color por el tipo de luz solar recibido. Nada más. Los australianos no tienen una montaña mágica, aunque venga muy bien creer lo contrario, pues si no sana el cuerpo sana al menos la mente que ella sola ya se encarga de sanar el cuerpo.

    ¿Sabemos salir si quisiéramos, de donde nos metemos sin saberlo bien?


    Tal vez este mundo tan bien construido por nosotros sea una mierda y no nos estemos dando cuenta.  Claro que… tampoco hemos sabido construir otro mejor, así que antes de cambiarlo por otro, casi lo mejor sería aprender a saber qué queremos y aprender a edificar lo nuevo. por no seguir equivocándonos.

    Dudar en exceso es enfermizo


    Dudar está bien, pero tiene su medida. Dudar en exceso es enfermizo. Incluso es humorístico y siempre es triste e inútil. ¡Toma una decisión! puñetero. Todos tenemos dilemas ante la vida, pero todos decidimos rápido, pues el tiempo es finito.

    La suavidad de un viñeta americana de humor del año 1925


    La suavidad del humor se puede ver en numerosas viñetas modernas o antiguas. No son tiempos ñoños esta viñeta de la portada de la conocida revista The New Yorker del año 1925. Era una forma de ver el candor, el amor de unos novios, la actividad de estar juntos tomándose una bebida. Esa suavidad trasmite amor, cariño, tiempos tranquilos entre guerras donde todo parecía ya superados sin saber que faltaba en pocos años que llegará lo peor. Pero mientras tanto el humor y la mirada suave nos transmite esa suavidad que ahora también necesitamos mucho.

    La diferencia entre lo que se dice y lo que se debería decir


    Sobre marcos sociales, marcos políticos e ideológicos en comunicación política se ha escrito mucho.
    Desde puestos conservadores sobre todo, alentando a su uso. La comunicación positiva es un valor en alza, si se sabe hacer bien, para no engañar, para explicar y comunicar verdades, y para transmitir soluciones posibles.

    Sin duda los partidos políticos de izquierdas emplean mucho menos estas tácticas de análisis y comunicación social, pues lo consideran manipulador. Pero obviarlos los sitúa en desventaja en la lucha social por defender sus ideas y sobre todo sus actuaciones en política.

    Estos sistemas que podríamos encuadrar dentro de los marcos de comunicación, fáciles de emplear (complicados de acertar siempre) se utilizan sobre todo entre grandes grupos de presión política y social, en donde se busca controlar, dominar, manipular los mensajes y las acciones, disimular y actuar con arreglo a lo que se entiende y no con arreglo a lo que se necesita, pues se sabe bien la importancia de disfrazar el mensaje, de encuadrarlo dentro de un marco teórico para que el receptor lo asimile tal y como quiere que sea asimilado por el que lo lanza. 

    Son las famosas —ahora— Fake New que han existido siempre y que simplemente son mentiras disfrazadas de verdad para disimular.

    Efectivamente, a veces se emplea la manipulación en el lenguaje para obtener resultados deseados, distintos a los que se obtendrían si no se tuvieran en cuenta las reacciones de la sociedad receptora. 

    Y sus buenos dineros les cuestan a los grandes partidos políticos saber dominar estas actuaciones sibilinas, solo al alcance de los poderes económicos que están o dentro o fuera de los sistemas políticos. Esto lo quiero aclarar porque sin duda en los últimos años ya no se sabe bien quien controla a quien, si los políticos a los grandes empresarios o al revés. ¿De verdad no se sabe bien?, en fin…, sigamos.

    A cada información para convertirla en digerible se la manipulaba con una metáfora, con un cambio en las palabras importantes para complicar el mensaje y tener que aclararlo a continuación con frases hechas, eufemismos o metáforas como si fueran sermones de montaña o de profesor.

    No dijimos (nombramos) hasta pasados varios años "crisis económica"…, sino "desaceleración". 

    Se trata de disfrazar el mensaje para provocar lo que se quiere, en este caso tranquilidad, y no temor ante lo que ya se sabía que era muy duro.

    Lo que indica con claridad que se sabía que iba a ser un proceso largo y en el que se tenían que tomar medidas complejas y no siempre fáciles de explicar. A partir de estos tic nerviosos del sistema, todo se empezó a controlar para decir "su" verdad que no era la verdad, era una verdad pero disimulada y adaptada a la vez que adaptable, para no querer decir nada diciendo poco.

    Este sistema anterior y viejuno ya, lo hemos entendido todos, pero la comunicación con marcos es algo mucho más complejo y que casi nunca se nota. O lo que es lo mismo. Si lo notan los receptores, es que se está haciendo muy mal.

    Pongamos algunos ejemplos. Los niños españoles pasan hambre, algunos enfermos no van a ser atendidos en los hospitales públicos, la educación es de mala calidad y además se está recortando, el desempleo no tiene solución y por ello quien tiene empleo debe estar agradecido a sus jefes, España se ha empobrecido por culpa del gobierno, los banqueros no existen pues no sabemos quienes son.

    Son ejemplos mejor o peor manipulados y muchas veces sin darnos cuenta, para que calen como agua boba dentro de nosotros, o al menos en gran parte de nosotros. ¿Es verdad o es mentira lo anterior? Pues depende del tipo de mensaje que has estado bebiendo en los tiempos anteriores a este. Para algunas personas eso es verdad y para otras es una mentira  Y lo curioso es que además puede ser verdad o mentira hoy y cambiar en pocos años según quien nos envía el mismo mensaje.

    Algunas afirmaciones son actuaciones de izquierda y otras de derechas y que se alimentan ella solas para crear diferenciación ideológica. 

    La derecha en los últimos años estaba intentando huir de los marcos negativos en los que se había visto inmersa por la gestión de la Crisis Económica de 2008 y cada día más lanzaba mensajes hacia la parte de la sociedad que más está sufriendo esa crisis económica de la que ya se está señalando como responsabilidad total al PP. Y se defienden aplicando marcos comunicativos que hasta ahora le pertenecían a la izquierda.

    La derecha acepta que los niños pasan hambre y hay que resolver ese problema como sea. Asumen que el desempleo es letal para la sociedad y que hay que cuidar los mensajes dirigidos al colectivo desempleado.

    Otra cosa son las medidas que toman los que gestionan, siempre explicadas desde la óptica de que son menores a las que les obligan tomar desde Europa, un ente que nos parece malísimo y complicado. Si molesta escupir sobre Europa se hace sobre Alemania, sobre el FMI, sobre la Troika o sobre los hombres de negro. Ejemplos de lo lejos que pillan los enemigos de nuestros problemas particulares.

    Este es un mensaje claro de la derecha en estas semanas: “Yo no soy el que crea la pobreza; yo, al contrario, logro que los malos sean menos malos y que se cree enpleo”.

    Este es un mensaje claro de la izquierda actual: “Todo lo malo que sucede es culpa del capitalismo o de la ideología liberal conservadora o de los poderes ocultos que son los que de verdad gobiernan”.

    Ambos mensajes son falsos (o verdaderos) como mensajes globales, pero son los que interesa trasladar. Y la sociedad cada vez más se va dando cuenta de las manipulaciones. Simplemente por que no se quiere correr el riesgo de informar, de comunicar con espíritu formativo.

    La sociedad no es tonta como pretenden y lo que solicita es MÁS comunicación buena, simplemente aséptica, natural y auténtica. Información sin cocinar, simplemente porque somos adultos y ya la cocinaremos nosotros mismos.

    Sería más lógico decir:

     Gran parte de nuestras reformas actuales vienen marcadas por los dueños de la deuda, pues sobre todo quieren cobrar lo que nos prestaron.

     Nosotros no queremos enfrentarnos a los que tienen los dineros en billetes o en nuestra deuda, pues seguimos necesitando más préstamos añadidos.

     Nuestra labor política es limitada y nuestra responsabilidad compartida, pues si bien el PSOE gobernó en el estallido de la crisis, el PP gobernaba muchas Comunidades Autónomas y controlaba los bancos y las grandes empresas.

     Actuamos con los recortes contra las clases medias y trabajadoras porque son las únicas que se dejan o no pueden defenderse, o incluso son las que pueden pagar los platos rotos sin pasar hambre.

     Actuar contra las Clases Altas no supondría ingreso adicional si antes no cambiamos drásticamente algunas leyes, pues los mejores asesores no los tienen Hacienda sino esas Clases Altas.

     Hay que gastar mucho menos pues no somos capaces de aumentar los ingresos. O aumentamos los impuestos o consumimos más en local, o no podemos depender tanto del exterior.

     Estamos devaluando la moneda por la puerta de atrás, rebajando sueldos e intentando controlar el IPC; es un sistema lento y duro, pero no podemos hacer otra cosa pues ya no podemos imprimir billetes como hace unas décadas.

     No sabemos en qué momento saldremos de esta, pero si actuamos divididos todos, saldremos más tarde.

     Algunos saldrán más fuertes y la inmensa mayoría de ciudadanos mucho más débiles de esta crisis.

     No, no sabemos crear empleo. El Gobierno no sabe crear empleo, excepto si es capaz de convencer de que el empleo público cuesta mucho dinero, a veces no funciona bien y hay que pagarlo con más impuestos.

    Ocho reglas para ser un poco más feliz


    Vamos a ponernos 8 reglas sencillas para vivir un poco más felices, pero también para no pedirnos imposibles, para entrenarnos ante la vida. Incluso para vivir de forma más sencilla, sin pedirnos imposibles.


     Vive con más sencillez, con más lentitud, saboreando lo que ya tienes.

     Utiliza más tu capacidad de amar, a los demás e incluso a tí mismo.

     No te preocupes tanto por las pequeñas cosas, por eso son pequeñas.

     No odies a nadie, no sirve de nada odiar. Bueno sí, para generar más odio.

     Ten más paciencia, es necesario dar un tiempo a cada persona, a cada situación, a cada deseo.

     Sé agradecido con quien te acompaña en la vida, está dedicando lo mejor de esa persona a estar contigo. 

     Sonríe más, es gratis y no es muy complicado. 

     Cuida tu salud, solo tienes una y es tuya para siempre… hasta que la rompas o se rompa ella sola.


    La globalización nos ayuda a poner en valor lo cercano

    Cuanto más crece la globalización más necesidad tenemos las sociedades de poner en valor lo nuestro, lo cercano, lo que es local. Está estudiada esta necesidad pues el ser humano necesita defenderse de esa globalización sin control y negativa —fabricada por laboratorios económicos que solo buscan sus beneficio— poniendo en valor lo cercano a nosotros, pues no es posible estar todo el día viajando en busca de la mayor facilidad que nos entrega la globalización. 

    Lo podemos ver con claridad ahora que nos toca defender de la pandemia y el COVID. Tuvimos la fabricación de los EPI en países lejanos, desde las mascarillas a los guantes o las batas. Y ahora nos sucede con las vacunas. Unidos somos más y podemos lograr mejores cosas, pero hay que cuidar mucho más la seguridad propia, la autodefensa de la imprescindible.

    Es la globalización la que viene a por nosotros, a ofrecernos sus servicios seleccionados según nuestras posibilidades. La globalización es una, solo una. Pero se sabe adaptar a cada persona, a cada sociedad. No se ofrece igual a un niño de Senegal que a un investigador de Noruega, pero la globalización todo lo ha impregnado. 

    Así que solo queda entenderla y aprender a defendernos de su parte negativa y disfrutar con freno de su parte positiva, que también la tiene.

    Por eso lo local vuelve a tener un valor añadido pues representa la defensa ancestral de lo que somos ante el ataque desenfrenado del todo. 

    Hoy es posible comer una fruta de Brasil con la misma facilidad que unas garnachas de Cariñena. Hoy los espárragos de Navarra son del Perú. Por eso cuando de verdad tenemos espárragos de Tudela o garnacha recién cogida la valoramos mucho más. Otra vez estamos volviendo a lo normal que ofrece la cercanía, el recuerdo, la programación natural.

    Gracias a la globalización es posible saber más y mucho antes. Es posible curar mejor si eres de los que te ha seleccionado la globalización para ello. 

    Pero como toda situación nueva, hay que saber controlarla y sobre todo no tomarla ni como enemigo ni como un dios. Y la mejor manera es defender lo tuyo, lo exclusivamente tuyo.

    Ejercicios para evitar las pérdidas de memoria por la edad

    Estamos compuestos de cuerpo y mente, de una parte física y otra mental, de un cerebro y un cuerpo. Sabemos con mucha facilidad cuidar o destrozar nuestro cuerpo ¿pero… sabemos hacer lo mismo con nuestro cerebro? ¿es necesario cuidarlo para que funcione bien durante toda nuestra vida?

    Hay que tener una actividad social interesante y compleja, hay que tener inquietudes sociales para lograr que el cerebro esté engrasado y funcione bien, no se nos envejezca como el cuerpo con el paso de los años. Así de simple es la gimnasia mental para mantenernos en forma. 

    Emplear el cerebro con pequeños juegos, con ejercicios sencillos o con actividades sociales. Leer, escribir, hacer crucigramas, jugar a sencillos juegos de piezas en el ordenador o en una Tablet, hablar con amigos, jugar a las cartas, al ajedrez, al dominó. 

    Estar interesado en alguna actividad deportiva de la que nos interese el todo de la misma. Controlar bien los horarios y distribuirlos entre las actividades. Bailar, cocinar, tener un animal de compañía, ordenar el álbum fotográfico familiar, organizar una colección de algo, leer el periódico todos los días, tener un huerto en macetas. Escribir un diario o un libro de poesías.

    Con los años la memoria se vuelve más compleja, tenemos nuestro disco duro interno muy lleno y sobre todo muy fragmentado, muy liado, lo que nos cuesta mucho más acceder a sus rincones escondidos. Para ello hay que tener estímulos intelectuales constantes que nos hagan estar en forma y no perder el acceso a nuestra habilidades cerebrales.

    A partir de los sesenta años tenemos más problemas que nos acercan lentamente hacia la demencia senil y por ello debemos prestar más atención a las debilidades que podamos detectar. 

    Se calcula que este problema de la edad suele aparecer con pequeños síntomas unos 10 años antes de ser un problema irresoluble, por lo que estar atentos nos debe servir para buscar remedios antes de que la enfermedad sea problemática.

    Hay que dormir bien para recuperar el cerebro, para ponerlo todos los días “a cero”, hay que hacer algún tipo de actividad física para proteger nuestro sistema de circulación sanguínea, hay que descansar y sobre todo no aceptar el estrés como una posibilidad a edades avanzadas pues destroza los receptores del hipocampo ni caer en depresiones aunque sean leves, pues nos atenaza y nos vuelve más débiles ante un cerebro que hay que cuidar un poco más.


    El humor negro de Cesc, visto con tiempos actuales

    El histórico dibujante y pintor Francesc Vila Rufas 'Cesc' se nos escapó en el año 2006, pero sus viñetas siguen siendo pequeñas lagunas con humor actual, sea social, político o humor negro.

    Además de en los diarios catalanes trabajó con intensidad en “Por Favor” o en “Hermano Lobo” y en muchos libros que han ido publicando o repitiendo su particular manera de ver la sociedad española.

    Pere Aragonés y su capacidad de reflexión, más necesaria que nunca


    “Y cuando Pablo e Inés despertaron, después de una foto en Colón y unos cuantos pactos, la bestia les había comido la tostada”, ha escrito Joan Baldoví tras los resultados de las Elecciones en Cataluña de ayer domingo 14 de febrero de 2021. Pablo Casado e Inés Arrimadas saben bien que ya nada será igual tras su debacle en Cataluña, un día aciago para las derechas, para el nacionalismo español, para los que pensaban que el problema de Cataluña ya se iba resolviendo poco a poco y sin hacer nada de nada. 

    Yo no quiero a Cataluña fuera de España, y tenerlo que decir así de claro es un absurdo ejercicio de tontuna. Pero tampoco quiero que el nacionalismo español empuje a nadie al abismo, sea torpe en la búsqueda de soluciones, crea que las historias se escriben desde los silencios. 

    Así que sin saber bien todavía si volvemos a la casilla de salida, admitiendo que Pere Aragonés no es Puigdemont, sé que tenemos que entender esto, es decir, vuelvo a repetir lo mismo que decía hace años: hay que ser catalán o haber estado entre catalanes suficientes años, como para intentar plantearnos soluciones que nos valgan a todos. 

    La entrada de Vox con fuerza al Parlament es un detalle de por dónde van a ir los movimientos de ese nacionalismo español que se contagia y logra afianzarse de razones y de votos. Esto no facilita las soluciones aunque muchos crean lo contrario, pero es lo que quieren los catalanes, los españoles y pone un puntito de acidez a las mesas de diálogo, que puede venir incluso bien para dosificar las pretensiones de todas las partes. Nos esperan otra vez tiempos complejos de grandes políticos de mesas de reflexión.