17.11.18

Hasta para ser pobre hay que saber elegir la mirada

Es curioso, pero hay diferentes clases de pobres, algunos incluso con éxito. Tal vez depende de si eres capaz de aplicar marketing al hecho de ser pobres con mirada exterior. Elegir un buen sitio en la vida es fundamental, para tener más vida.

3.11.18

Consoladores sexuales de hace 2.000 años

Sí, estos son dos amuletos de cerámica estriada, con forma fálica y cabeza de carnero y lobo. Uno mismo, 2.000 años después, se puede preguntar para qué los podrían utilizar. Ya, sí, caben explicaciones, es cierto. Se encontraron en la Vía Augusta en la provincia de Gerona y es posible pensar que al igual que sucede veinte siglos después, en estas vías principales se asentaron algunos locales de compartir sexo. 

Pero también es posible pensar que no tienen que ser falos para sexo de alquiler, podrían ser utilizados para sexo doméstico. ¿Pero por parte de quien? Y sin duda hay que pensar que eran empleados como consoladores en ambos sexos, aunque nos sigue quedando la duda de saber quien era el que los poseía, los compraba, o con quien los utilizaba.

8.4.18

El Pingurucho de los Coloraos en Almería

Este monumento está en Almería, y se le conoce por el , pues está dedicado a los Coloraos, los que lucharon por la libertad y la democracia desde andalucía, defendiendo la Constitución de Cádiz, la de 1812, La Pepa, la que se pasó por un lado nada correcto el Rey Fernando VII.

En contra de la supresión de esa Constitución, en Almería se levantaron “Los Coloraos” que fueron fusilados sin juicio previo el 24 de agosto de 1824. Iban vestidos con casacas rojas (color que viene de Francia en 1791 en las manifestación contra el Rey Luis XVI), y por eso se les conocía como “Los Coloraos”.

Al Franco que todos conocemos y a sus fachas dirigentes no les gustó este monumento y los destrozaron en el año 1943. Pero en el año 1988 y por suscripción popular se volvió a levantar. Esperemos que dura para siempre.

7.4.18

Un siglo después, las playas de Almería y la emigración

Vamos a ser contundentes pero suaves. Intentando entender las situaciones, para comprender todas, las de 1920 y las actuales de 2018. Esta imagen está en el Museo de Garrucha en la provincia de Almería, donde se explican las historias del mar, de las tierras, de los campos, de las sociedades. Era 1920 cuando se tomó esta imagen. Son emigrantes españoles, de Almería, que se montan en pateras hacia Oran en Argelia o hacia Nador en Marruecos, para escapar del hambre en búsqueda de un mejor futuro. Eran 160 kilómetros de mar y peligro. Como ahora.

Y sí, en en las mismas playas de Mojácar y la Garrucha donde ahora mismo, cien años después, otras pateras nos escupen cadáveres de africanos que intentan venir hasta Europa, hacia España, para salvarse del hambre de sus países. En 1920 la zona sur de Andalucía había perdido el trabajo en las minas.La competencia inglesa, la baja productividad y los costes jugaron en contra de su viabilidad. Hubo que despedir a miles de trabajadores andaluces de las minas.

En un siglo es un viaje de ida y vuelta. En 1920 los andaluces se iban hacia Orán pero los controlaba la Guardia Civil. Las pateras son similares o incluso mejores que las actuales. Pero ahora no les dejamos entrar en España, no dejamos que se les ayude. Europa está cerrada, llena de europeos, aunque no seamos capaces de nivelar la natalidad con los fallecimientos.

La foto es del archivo de Juan Grima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...