Micro, macro, meso. Tres espacios económicos bien diferentes


Todos (casi) entendemos bien qué es la
micro economía o sociología, la macro sociología o economía. Y comprendemos que interactúen entre ellas, entre la micro y la macro, entre sociología y economía. Como admitimos que en medio de todo ello está la política y sus formas de actuar, controlar, diseñar, dirigir, mover o estropear.

Pero entre lo micro (lo personal, los pequeños grupos) y lo macro (las grandes empresas, los países, las sociedades) necesitamos un espacio intermedio que sepa y logre hacer interactuar sobre posibilidades en los funcionamientos positivos de las sociedades.

Y es en este espacio, la mesosociología o la mesoeconomía, donde entra a trabajar la política, siendo su campo de juego, pues debe lograr que los pequeños grupos tengan poder de influir en los grandes grupos, y al revés que los deseos de los grandes grupos sean positivos y controlables para que los grupos sociales pequeños no queden axfisiados.

Si la política tan solo quiere actuar en la micro sociedad —las personas y los barrios por simplificar— estará dejando de lado un espacio tremendo de actuación, entregándolo en bandeja a las grandes corporaciones. Si la política se cree incapaz de influir en la macrosociedad , en la macroeconomía —la ciudad, la nación, la sociedad global y sus problemas—, debe retirarse de la actividad política.

El papel de la política es actuar en el espacio “meso” intermedio, donde puede lograr que el agua —o el servicio— sea suficiente y además barata hasta llegar a las depuradoras (macro) y sea sencilla de repartir a todos los grifos de los ciudadanos (micro).

El político que solo se ocupa del problema del grifo, se estará equivocando. 

El político que solo se ocupa de los grandes pantanos, también. 

El papel del político es precisamente actuar de intermediario entre lo macro y lo micro. Gobernar es siempre mediar.

Jefe de la tribu Pies Negros a principios del siglo XX

Esta imagen es de principios del siglo XX y nos muestra a un Jefe de tribu de los indios Pies Negros, ya asentado en reservas asignadas para que siguieran su vida, pero totalmente controladas por los americanos europeos, que habían conquistado todo su territorio. La fotografía sirve también para hacer historia.

En aquellos años se calculaba que todavía existían en Norteamérica más de cinco millones de habitantes autóctonos, pero ya en aquellos años les ganaban en número los esclavos de color venidos desde África y que llegaban a los 10 millones.

Curiosamente nos han llegado a través del cine referencias manipuladas de algunas de las tribus norteamericanas, pero de otros apenas nos han llegado referencias. 

Nada se ha dicho de los athabaskos, que fueron los precursores de los navajos y apaches, mucho más nombrados. 

Pero nada de los chochones, los wakasch, los mutka, los sélidos, los tlingit, los delawares, los chippeway, los dakota, losmuskogi, los iroqueses, los cheroqueses, los algonquinos, y poco de los mohicanos, pies negros o  los seminolas.

Las historias, la Historia, se nos cuenta siempre según interesan venderlas.

¿Miedo a emprender, a ser autónomo?

Conversando con un amigo sobre su situación de desempleo, surgió un tema recurrente: el autoempleo. Su respuesta fue de lo más habitual, un rotundo "es muy complicado", me impulsó a reflexionar sobre la percepción errónea que muchas personas tienen sobre emprender.

Convertirnos en autónomos o en pequeños empresarios no es una actividad imposible, pero tampoco debe tomarse a la ligera. Requiere un análisis previo sincero y profundo sobre su viabilidad y nuestras capacidades.

Mi amigo barajaba diversas ideas como abrir un bar, una verdulería, una tienda de regalos o una papelería. 

Si bien todas son opciones válidas, es fundamental enfocarse en un área donde se tenga experiencia o aptitud. Pensar en ser bueno en todas ellas a la vez es poco realista.

No tener claro qué hacer, en qué invertir o cuáles son nuestras fortalezas indica que no estamos preparados para emprender. 

Los errores en inversiones mal planificadas solo generan miedo y desánimo.

Antes de dar el salto, es crucial ser honestos con nosotros mismos: ¿Qué queremos? ¿Trabajar para nosotros mismos, tener un horario flexible, aprender cosas nuevas, ganas dinero fácil?

Lo que realmente es complicado es emprender sin haber realizado los pasos previos:

  • Análisis sincero: ¿Qué habilidades tengo? ¿Qué me apasiona? ¿Cuál es el mercado objetivo?
  • Plan de negocio: Definir objetivos, estrategias, inversiones y proyecciones financieras.
  • Formación: Adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para gestionar el negocio.

Elaborar un plan de empresa es fundamental. No se trata de un documento complejo, sino de una guía clara que nos ayudará a tomar decisiones informadas.

La realidad es que en España el panorama laboral no facilita el emprendimiento. Sin embargo, esto no significa que sea imposible. 

Con esfuerzo, dedicación y una buena planificación, el autoempleo puede convertirse en una opción viable y gratificante.

En resumen, emprender no es fácil, pero tampoco imposible. 

Requiere análisis, planificación, formación y, sobre todo, una actitud positiva y perseverante. Si estás pensando en dar el salto, recuerda que el primer paso es creer en ti mismo y en tu potencial. Analiza tu situación personal, solo o con ayuda de alguien de tu confianza, y reflexiona.

¡Anímate a emprender y construye tu propio futuro!


Ser violento todos los días, agota


Nos gusta repudiar la violencia pues así quedamos bien. Nos gusta no ser violentos en apariencia, pero mataríamos para NO serlo. Ahora en que ya hemos asumido que la violencia crece un poco todos los días, nos queda intentar adivinar el siguiente paso. ¿Contra quien? Vamos a pensarlo un poco. No por necesidad, sino por cansancio, pues ser violento agota.


La Historia de España de Juan de Mariana


Las Historias, las historias históricas que nos relatan lo acontecido, siempre las han escrito los vencedores de las guerras o conflictos familiares. Eso nos lleva a conocer solo aquellas partes interesadas para los que las escriben. Nos quedamos sin saber la verdad y sobre todo las motivaciones.

Así que nos queda un camino complejo pero real para conocer las verdades. Leer a los clásicos que han escrito sin tanto ardor, con calma y ganas de investigar las verdades, aunque sabemos que incluso así, siempre hay algunas cositas que se modifican.

En la época final de la Dictadura en España tuvo mucho éxito este librito que se empezó a editar en el año 1964 y que hablaba de la Historia de España de Juan de Mariana. Pero solo hasta principios del siglo XVI ó XVII según ediciones. Los estudiantes buscaban chicha buena, pero se quedaban muy atrás. 

Juan de Mariana escribió siendo jesuita esta Historia de España hasta el siglo XVI en el siglo XVII y al menos da explicaciones bastante investigadas de lo acontecido en España con anterioridad y visto desde la antigüedad de los siglos. 

Aunque el libro que vemos era una recopilación o simplificación de los texto pues contenía 130 páginas de un libro de unas 1.700, que incluso en décadas posteriores fue reescrito y ampliado hasta llegar a varios miles de páginas de libros auténticos tochos, tuvo un gran éxito en los años 70 del siglo XX al hablar de la formación de aquella España antigua, con Navarra, la Corona de Aragón, León y Castilla, etc.

¿Por qué entran los árabes en España? ¿Por qué la conquistan tan rápidamente? ¿De verdad eran tan tontos los suevos o los alanos? ¿Cómo se forma Aragón? ¿Por qué Navarra que es relativamente pequeña y entonces bastante despoblada tuvo una importancia tan alta en aquellos siglos? ¿Por qué en el 2024 sigue gritando León que quiere no ser de Castilla? ¿Cuántos reyes españoles se convirtieron al catolicismo para disimular, en tiempos viejos?




A veces pides por favor dimitir o que te cesen


A veces hay ganas de dejarlo todo. Incluido lo que para muchos es una suerte de destino. Hay trabajos que no están pagados con nada, incluidos los que la mayoría creemos que son maravillosos. La zona de confort es tan amplia, que abandonarla no es buena idea, incluso siendo temporal, si ves que no hay manera de volver a ella.

La democracia está para que nos la expliquen con claridad


Nada hay como que te digan las cosas claras, democráticamente, por supuesto. Si tenemos dudas lo mejor es que nos expliquen de qué va todo, nos lo cuenten a su manera para que lo entendamos todos y así no tengamos que pensar mucho.

Es más cómodo obedecer, escuchar y ser agradecidos, que reflexionar con lo que nos dan masado o a medio mascar. Cuando no se quiere tener democracia, lo mejor es decir que por nuestro bien nos van a explicar democráticamente qué debemos opinar. pero eso sí, sin que nos demos muchas cuenta de que nos están manipulando.

La libertad de cada uno es no sentirse manipulado, y solo sirve si no nos damos cuenta de que es libertad empaquetada.

¿Qué papel se le espera en el futuro a China?


Este titular es del año 1972, cuando China nos parecía al mundo occidental un país comunista, pobre y sin capacidades de mucho, excepto en el plano militar. Han pasado más de 50 años y el titular es premonitorio. China ya es una gran potencia económica y en todos los niveles de investigación, de urbanismo, de funcionamiento, exportador e importador de turismo, y una gran potencia industrial sin haber entrado todavía en una globalización controlada para que no perturbe en exceso su mercado libre.

La potencia industrial de China es tremenda, dominante en la manufactura a gran escala, con una política industrial muy activa y en un enorme crecimiento y un acceso a un mercado interno tremendo que va en aumento. Pero se enfrenta a desafíos para avanzar hacia sectores de mayor valor añadido: debe reducir su dependencia de la mano de obra barata y abordar las preocupaciones ambientales, aunque este tema lo hará cuando a ella le parezca más correcto para su crecimiento.

China es el líder mundial en la producción de una gran variedad de bienes manufacturados, desde electrónica y maquinaria hasta textiles y juguetes. Su ventaja competitiva se basa en bajos costos de producción, cadenas de suministro eficientes y acceso a un mercado interno que le garantiza un suelo de consumo muy importante.

China es ya el mayor productor de automóviles del mundo y también un importante productor de vehículos eléctricos y todos sus componentes. La industria automotriz china está experimentando un rápido crecimiento en la producción de vehículos autónomos de gran calidad en todos sus aspectos, incluidos el diseño.

La industria de la construcción en China es la más grande del mundo, impulsada por la rápida urbanización y la demanda de infraestructura para poder realizar todo tipo de obras en muy poco tiempo. Las empresas constructoras chinas están también expandiendo su presencia en mercados internacionales, sobre todo a base de maquinaria de construcciones.

China es el mayor consumidor de energía del mundo y un importante productor de electricidad a partir de carbón, energía hidroeléctrica y energía nuclear, pero sabedor de que el carbón debe orillarlo, está invirtiendo muy fuerte en energías renovables, como la energía solar y eólica, y en la investigación de nuevos modelos de energía sobre todo eléctrica.

China está realizando importantes inversiones en investigación y desarrollo tecnológico, y sus empresas están compitiendo cada vez más en sectores de alta tecnología como la inteligencia artificial, la robótica y las telecomunicaciones. Una vez que ha logrado aprender, sigue un modelo de formación profesional amplia a todos sus sectores, que se multiplica exponencialmente.

En estos momento, China ya es el mayor productor de productos químicos del mundo, de metales diversos, de todo tipo de textiles y similares, y de alimentos procesados para su propio mercado, pero también para la exportación.

Es verdad que su modelo está siendo copiado, y que en la actualidad se enfrenta a una creciente competencia de otros países cercanos, como India o Vietnam, que también están desarrollando sus propios sectores industriales. 

Y que todavía depende en gran medida de las exportaciones para crecer, y de poder mantener unos sueldos relativamente bajos en sus sectores productivos más básicos y fáciles. 

Pero su crecimiento en el nivel de vida trae también la ventaja del aumento del consumo en la propia China. Por cierto, el crecimiento de la población de Europa y China en estos 50 años ha sido similar porcentualmente entre ambos espacios geográficos, el 54,2 % en China y el 55,3% en Europa. 

Su crecimiento en PIB es muy alto y aunque por persona sigue siendo claramente inferior en China con 14.000 dólares por persona contra los 33.000 dólares en Europa, ya China es la segunda potencial a nivel mundial, adelantando a Europa.


¿En 1973 se pensaba tan parecido a 2024?


Esto de arriba era 1973, no hay que preocuparse mucho. Creo. Aunque tengo dudas. Vivía el Dictador aunque ya viejico. Y no, todavía no existía el partido político Fuerza Nueva, pues estaban prohibidos todos los partidos y los sindicatos y las Asociaciones de vecinos. 

Lo que no impide que algunos escritores o escritoras pusieran esas palabras como titular en su artículo publicado en el diario Pueblo. ¿Intuían que en pocos años surgiría un partido político con ese nombre?

No hay desperdicio en el texto. Leerlo es como leerse un tocho de 1.000 páginas de la Historia de la España negra. Condensa en pocas líneas toda una manera de pensar de aquella España apagada, acojonada, dictatorial y que no pensaba cambiar por nada del mundo.

De verdad que no tiene desperdicio, y sí, es noviembre de 1973, que parece la prehistoria pero no lo es tanto. 

Si cambiamos el nombre del artículo de Fuerza Nueva a otro nombe que en el 2024 es más común, esta forma de pensar existe todavía en miles y miles, millones puede ser, de españoles "de bien". Joooder, qué cosas.

El problema del campo español en 1959


Era el año 1959, faltaban más de 15 años a que se muriera el dictador en España y la revista la Codorniz con su dibujante Mena, se atrevían a criticar a los ricos terratenientes. Cosas que se les escapan a los censores, pues por menos te secuestraban la revista o el diario varios días o semanas. 

Efectivamente, entonces era la tierra de quien la descansaba. Hoy han cambiado las cosas, pero tampoco tanto como para pensar que en nuestra España del siglo XXI no hay ya terratenientes con poderes, y muchos trabajadores del campo con serias dificultades.

Humor de hace un siglo, de Tobar



Don Hermógenes o Manuel Tovar Siles (Tobar) fue un dibujante caricaturista andaluz que publicó en numerosos diarios en las tres primeras décadas del siglo XX desde Madrid en donde trabajaba. 

Esta es una viñeta de aquellos años, que como es lógico suponer, un siglo ya, soporta mal el paso del tiempo. Pero el humor podría ser que no tuviera una edad tan marcada como las personas, y que las modas se tomaran con un cierto grado de respeto para los tiempos en los que se reproducía.

Las personas molestamos, si nos hacemos preguntas


Las personas de "fuera" molestamos a los que quieren hacer negocio con nosotros. A veces directamente nos piden que nos apartemos con un idioma de signos, de señales, para no molestarles en sus negocios.

Pero nos necesitan. Sin nuestro consumo, sin nuestras decisiones tomadas con su beneplácito y empuje, ellos no lograrían los poderes y los beneficios que tienen. Molestamos como personas, pero somos muy útiles como objetos para sus objetivos.

Esto no es anarquismo, tampoco es comunismo ni socialismo. Es sentido común tras observar el modo de funcionar de la sociedad actual. Tenemos ejemplos a millones, sutiles o no, asquerosos o dulcificados, pero eso depende de la inteligencia del que manipula, que no siempre es igual de listo.

Con África hay que elegir. O les dejamos de robar o vendrán todos aquí


Pocas veces nos podíamos reír con las viñetas de Chumy Chumez, era un humor negro y ácido, real como la vida y casi siempre triste y a veces doloroso.

No entiendo bien por qué hay gente de misa todos los domingos y de mirar a otro lado cuando ven pobres de fuera. Si son obres vecinos, algunos de ellos les ayudan, otros no, pero si hay que hablar de la pobreza que viene, entonces ya se creen que es contagiosa.

El hambre que viene, lo hace por saturación de hambre. Ya nadie quiere irse de pateras a jugarse la vida por un poco de hambre. Lo hacen porque saben que es peor morir de hambre que morir ahogados.

Así que sí, si queremos evitar que vengan, lo mejor es que allí, en donde están ahora, no haya tanta hambre y tengan más futuro digno.

¿Cómo, preguntan algunos? Pues mira, es muy sencillo, si somos capaces de hacer guerras y matar a miles y miles de personas solo por si un país entra o no entra en una Asociación de países, más fácil tendría que ser resolver el hambre de una puta vez, y no a base de esquilmarles los diamantes, las mujeres jóvenes o los productos naturales que nos sirven a nosotros para jugar con los teléfonos.

Eso se llama Justicia de las posibilidades económicas de cada territorio. Todo no podemos tener. Si optamos por sacarles casi gratis el diamantes, coltán, cobre, litio, oro, cobalto, fosfatos y prostitutas jóvenes y baratas, tendremos el hambre dentro de nuestras ciudades. 

Ser Santo no es lo mismo que ser buena persona


Hay que explicar que la religión es muy válida para quien crea en ella, y que hay tantas y cada una de ellas además con sus variantes, que es casi imposible ser ateo o agnóstico. O al menos muy complicado.

Eso es una cosa, y otra es dejarnos engañar. 

NO es entendible tantos Santos reunidos para no sabemos bien qué, excepto para explicarnos lo sencillo que resulta ser un Santo…, si perteneces a una religión.

Ser buena persona es una cosa, y ser Santo otra muy diferente. Incluso hay Santos que no pertenecen a religiones que crean y creen en los Santos, y gentes malas en algunas religiones de esas que alaban a los Santos.

No, lo importante si creemos bien en las religiones, es SER BUENA PERSONA sin aspirar a ser Santo, pues según nos han dicho mil veces, el Juicio Final, si existe, es el que nos hará entrar o salir.

Y sí, lo de ser buena persona, en estos tiempos, es complicado, no es habitual. Estamos en unas décadas en las que dejaremos pocos ejemplos en los Cielos de cualquiera de las religiones al uso.


Billetes de 5 y 10 Lei, de Rumanía


No todos los países de la Unión Europea tienen el Euro como moneda oficial. Este billete es de Rumanía, el Lei si es en plural el número o el Leu si es en singular. Pues sí, hay billetes muy utilizados de 1 Leu. E incluso monedas de menos valor.

Y os lo comento, pues un Leu equivale a o,20 euros. Un billetes de 5 Lei es el equivalente a 1 euro. Y además son billetes de plástico, no de papel. Con todos los sistemas de control para no ser falsificados con facilidad, pero de plástico para que duren más.

Al ser billetes de curso legal lo dejo cruzados con una línea.

¿Cómo serán las bibliotecas en el futuro?


Katharine Anna Thompson
conocida más como Kate Thompson es una escritora inglesa e irlandesa de libros infantiles, aunque también ha publicado libros para adultos de diversos temas. Nos dejó este texto que vemos en la imagen.

"Una biblioteca es el único lugar gratuito, seguro y democrático, al que puedes ir desde que naces hasta que muere, sin que nadie intente venderte nada".

Las bibliotecas son espacios para entrar y sentirse rodeado de silencio y cultura, de historias y de personajes. Y creo que poco a poco todas ellas se irán convirtiendo en una dualidad que ahora existe en algunas pero no en todas.

Una cosa es la biblioteca de libros en general, y otra una biblioteca para estudiar con libros de consulta, internet y muchos espacios para estar tranquilos trabajando sobre mesas amplias. Poco a poco iremos entendiendo esto, y acercando la segunda idea a todos los barrios.

Billete de 5 pesetas del Banco de España de Bilbao, 1936


Este es un billete de 5 pesetas, de la España que estaban en sus inicios de una Guerra que llamaron equivocadamente Civil. 

Con fecha del 30 de Agosto de 1936, el Banco de España con sucursal en Bilbao, antefirma del Banco de Vizcaya, hizo estos billetes de cinco pesetas bastante raros por su poca difusión.

En las guerras todo deja de tener valor. el dinero sin duda. La vida, a veces, también.