Una noche con Papá Noel de cartón y trapo en Benidorm


 A las 10 de la noche de cualquier día loco puede suceder que incluso Papá Noel quiera tener vida propia. Yo lo viví en Benidorm que es lugar muy dado a señoras inglesas de ginebra con algo de tónica. 

El caso es que mientras todos escuchábamos en la cafetería del hotel a una pareja bien montada tocando a Elvis, la señora de la ginebra le daba por bailar con un Papá Noel enorme de los de culo gordo, pero todo él de trapo y cartón. 

Lo había encontrado entre los aditamentos de una Navidad prematura que sale en septiembre en las tiendas de Todo a 100.

Lo curioso de la dama de la ginebra era que se mantenía mucho mejor en equilibrio mientras bailaba con el Papá Noel que cuando se disponía a sentarse sin música ni marcha. 

Cuando intentaba ir hacia su mesa es cuando se le vencía el señor de rojo hacia un lado. Y ella demostraba a todos que era más interesante observarla por si se caía con el de rojo, que escuchar a la cantante que emulaba a Elvis.

La otra curiosidad de la dama inglesa es que tarareaba todas las canciones demostrando que la ginebra no te resta memoria, si acaso equilibrio. 

Y que sus gestos risueños y amables se volvían ariscos y agrios en cuanto acababa la canción y tenía que cargar con el Noel de tela y cartón sin movimiento propio.

A la mañana siguiente no bajó a desayunar. Se perdió entre esa Navidad de septiembre llena de cartón y fieltro y el propio Papá Noel que vete a saber con qué intenciones subió a la habitación de la señora. Digo yo.

Humor del año 1973, para comenzar el día


Humor del año 1953, solo son casi 70 años de nada. Pero sí, el humor ha cambiado en estos años. 

Escribir es un vicio. Otros fuman. E incluso me han dicho que hay algunos que leen


Leo a Juan José Millás y llego a la conclusión que me gustaría escribir como él. Pero no puedo pues ya todo lo ha escrito Millás y no se trata de hablar de lo mismo. Podría copiarle descaradamente, plagiar sus tonos y sus giros, pero eso si no se tienen historias con sustancia no sirve. Me pasaba antaño con Paco Umbral, y aunque aquel me lo ponía más fácil, tampoco es eso ¿no?.

Y es que vosotros, los lectores, parece que os gusta que os escribamos en primera persona, de forma directa, como si os habláramos. O como si contáramos nuestras penas al aire pero bien envueltas. Son tiempos de alcahuetear a todo el mundo, de olisquear la sangre ajena para quedarnos contentos con nuestras heridas, que siempre parecen menores. 

Yo no voy al psicoanalista ni tengo viudas de cafetería como el Café Gijón con las que llevarme a la boca sus historias. Me tendría que inventar algunas mierdas nuevas. Hablar de mi perro o de mi barrio, de mi amigo facha o del otro que es anarquista. No, no se conocen. Incluso es posible que se llevaran bien pues a los dos les gusta el buen vino español de marca. 

Tengo personajes de sobra, pero me da reparo meterlos en estas historias pues están vivos todavía. Claro que sin personajes no hay escritor que valga. Todo buen libro requiere una excelente historia, un buen narrador y unos maravillosos personajes. Con eso… con eso ya tienen el tiempo echado, ya te puedes dedicar a disfrutar escribiendo. Escribir es un vicio. Otros fuman.


¿Somos lo que somos o lo que nos imaginamos que somos?


¿Ser o no ser? 

¿Somos lo que somos o lo que nos imaginamos que somos? 

¿Somos lo que creemos que somos o lo que creen otros que somos? 

¿Somos lo que proyectamos o lo que reciben los otros de nosotros?

¿Es más importante ser o parecer ser?


Viñeta del año 1953, que hoy no sé, tal vez…


Desde el año 1953 y dibujada la viñeta por Cerdá, os dejo este ejemplo que hoy pocos se atreverían a publicar. Cosas de los tiempos.

¿Cómo será el mundo en el año 2050, el que verán nuestros hijos?


Hace medio siglo, solo 50 años, todavía todas las actividades económicas productivas necesitaban dos manos, dos piernas fuertes y unos riñones. Hoy casi todas ellas se pueden hacer con un dedo. Desde segar trigo a revelar fotografías, desde plantar remolacha a fundir hierro.

Los nacidos en este siglo, la mayoría niños y algunos con grandes esperanzas de conocer el siglo XXII verán cambios todavía más profundos. Es cierto que la generación del siglo XX vimos unos cambios de todo tipo incluida nuestra forma de vida que ninguna otra generación anterior pudo vivir en tan poco tiempo.

Todo en el siglo XX se aceleró tremendamente y en una vida pudimos pasar de vivir sin agua corriente y sin luz en el hogar rural a tener internet de alta velocidad. Pero eso mismo llevado al siglo XXI les deparará a los niños actuales sorpresas que hoy no somos capaces de imaginar.

Entre ellas el nuevo papel del trabajo, de la educación, del ocio, del salario social, de los viajes, de las relaciones personales o del cuidado (o no) de la naturaleza.

¿El éxito será trabajar en equipos o será a través de individualidades que ejerzan de líderes? 

¿Valoraremos más el trabajo comunal o la individualidad diferente y activa? 

¿Qué podremos hacer con los millones de personas que no podrán tener un trabajo fijo por cuenta ajena? 

¿De dónde se podrá sacar el valor añadido para repartir entre los millones de personas que no podrán trabajar pues no habrá trabajo necesario para todos?

¿Quién dominará el mundo en el 2050 y con qué criterios económicos y sociales?

¿Cuál será el nuevo invento que transforme el mundo como antes lo hicieron internet, la robótica o la informática personal?

Manolito Gafotas de Elvira Lindo y Emilio Urberuaga, con su familia

Es imposible hablar de literatura en positivo, sin recordar a Elvira Lindo y su saga de Manolito Gafotas y a Editorial Alfaguara que los publicaron. Era humor positivo, simple pero familiar, reconocible y amable.

Pero también hay que recordar a su ilustrador, el que supo poner la primera cara a Manolito Gafotas, al madrileño Emilio Urberuaga, que es el único ilustrador español cuya obra está representada en el Chihiro Art Museum de Tokio, el mayor espacio museístico que cuenta la historia de las ilustraciones de libros ilustrados infantiles. La obra de Emilio Urberuega está en numerosos museos españoles.

Miramos a la juventud igual a como nos miramos a nosotros cuando lo éramos


La artista chilena (pero en realidad argentina de vida y obra) Alejandra Lunik nos deja una viñeta con esa mirada actual de los maduros y maduras que miramos un poco con desdén a la juventud que nos parece diferente pero que en realidad es tal y como éramos nosotros, aunque disimulen y digamos que se nos ha olvidado.

Siempre ha sido así, siempre miramos con desdén a los que vienen, aunque nosotros hayamos sido así.

¿No podríamos organizarnos mejor la vida para tener más salud?


El casi editorialista de El País, el muy conocido El Roto, en el año 2005 nos advertía de lo ajetreada que tenemos montada la vida. Bueno, es lo que hemos querido hacer, o lo que nos hemos querido montar a nuestro alrededor. 

La vida laboral puede organizarse mucho mejor y en estos tiempos de pandemia en los que incluso hemos tenido que cerrar todo el país durante dos semanas hemos podido comprobar que lo importante no es lo mismo que lo urgente. 

Pero seguiremos trabajando sin parar para infartarnos nosotros mismos.

Religión y fútbol, todo servía en 1923


La viñeta es del dibujante Rubio Armán y del año 1923, hace casi un siglo que en este viñeta de curas y frailes nos explicaba la religión. Las cabezas peladas de dos de los niños son un poema.

Y los escorchones en las rodillas algo lógico cuando se jugaba sobre la tierra y las piedras. Entonces no había hierba, y menos artificial.

Ver cine erótico en la España de 1970 estaba prohibido


¿Qué pensarían los españoles que iban en autobuses organizados hasta Perpiñán a ver cine erótico en los años 70? Pues muy posiblemente lo mismo que estos personajes que nos dibuja Perich en la revista Hermano Lobo del año 1972.

En España estaba prohibido ver una teta en los cines a pantalla grande, por si se asustaba el espectador. Se vendían por debajo mano películas pornográficas en 8mm, pero no se podían ver en grande y con todo el detalle, pues decían que los españoles no estábamos preparados. Sobre lo que pudieran opinar las españolas… ni se pensaba en ellas para estos asuntos escabrosos.

Catalanes, aragoneses o navarros y vascos, más algunos castellanos y valencianos se escapaban hacia el sur de Francia buscando películas famosos que se podían ver en mucho mundo. 

Cuando tras la muerte del dictador ya casi a finales de los años 70 se permitieron en España, los cines de Perpiñán se pusieron a llorar por su crisis. Y a los españoles de ambos sexos no les sucedió nada reseñable.

Hasta los peces nos dicen que somos tontos


No cuidar el mundo que nos envuelve, el hogar máximo, el medio ambiente en el que vivimos y morimos pero sobre todo nos reproducimos, es de… es de tontos. 

Pero nuestra capacidad por fabricar dinero es proporcional a la inversa a nuestra capacidad para ser inteligentes. Y vamos a peor.

¿Y si los niños tuvieran razón con sus malas notas?


Casi siempre los niños tienen toda la razón, aunque no lo notemos o admitamos. Las malas notas escolares no son culpa de ellos, sino de todo el sistema que les ha dado vida y formación. 

Puede que la herencia genética tenga una parte de responsabilidad también, pero eso lo dejo para los profesionales, lo contundente es que los niños no suelen tener la culpa de su educación incorrecta. 

La viñeta es de 1953, muchos años para problemas siempre similares.

Bolsas de basura con patitas


Esta viñeta tan actual (no tengo identificado al autor) utiliza ningún texto aclaratorio, no lo necesita. Ni tan siquiera título pues está muy claro todo. Minimizar el mensaje es complicado pero los artistas lo consiguen. Desde Cataluña nos llega esta mirada de España. Sin comentarios.

Los Chinos ya hacían en 1970 unas sopas muy comestibles

Ya hace 50 años que a España le empezaban a entrar los productos de China en clara consonancia de intentar abrir mercados, de poder vender nosotros a un mercado enorme del que ya en 1970 pensábamos que podría ser el futuro. 

Era entrar en la Era del Consumo y exportarla a un país claramente comunista desde un país que todavía era una dictadura con tintas fascistas. 

Los negocios hacen amigos en todos los basureros posibles. Y se eligió a Galerías Preciados que luego se tuvo que vender al Corte Inglés, como la marca de Grandes Almacenes capaces de mostrarnos que los Chinos hacen unas sopas muy comestibles.

¿Y si las floristerías tuvieran la culpa?

Si en la revista Hermano Lobo del año 1972 se permitía dudar de las floristerías, ya todo se puede dudar. Más ahora 50 años después, cuando todo el líquido, dudoso, mentirosillo, manipulable. Cuidado con los Santos y los NO Santos, no vaya a ser todo un invento de los Demonios.

Subimos para nada. Bajamos para recoger lo que dejamos en el camino


Subimos (creemos subir) para nada, pensamos que estamos ascendiendo pues vemos todo desde arriba, pero en realidad nos dirigimos al mismo lugar de donde venimos aunque nos parezca mucho más elevado. 

En cuanto entramos por la puerta, volvemos a bajar de forma rápida para empezar a recoger los mismos vestidos con los que creíamos que nos estábamos desprendiendo mientras ascendíamos. 

Es Ley de Vida, aunque no la admitamos.



El color de la piel, todavía marca y mucho en Huelva

Era 1970 cuando el diario del Movimiento que se llamaba Arriba como uno de los gritos del Movimiento Nacional de la Dictadura, publicaba esta nota que era cierta siendo casi mentira. Es verdad que en la localidad de Gibraleón en Huelva siguen existiendo muchos ciudadanos de origen africano en el siglo XV y posteriores, llevados sus antepasados hasta allí como esclavos para las familias más poderosas de la localidad, Señoríos y Marquesados que hoy ya no existen.

Pero aquellas personas, en pleno siglo XX eran todavía estigmatizadas, eran pobres y señaladas, y se les llamaba "atravesados" "morenos" o "barrigas verdes"y "panzurranos"

Todavía ahora, familias con orígenes de sus antepasados en la África negran intentan no admitir esa procedencia, para que no sean estigmatizados.

Los bancos terminarán por obligarnos a ir de rodillas a sus oficinas


Daría igual si esta imagen es auténtica, es de España, es un montaje, es una broma o una casualidad. Lo que es cierto es que resulta simpática y refleja la España católica que somos capaces de ver en cualquier rincón aunque en esta posición bancaria cueste mirarla sin sonreír. La comodidad no es tal, pues estar de rodillas duele. Pero sobre todo es un gesto de abatimiento, de obediencia, de sumisión. 

Cuidado no vayan a tomar nota los Bancos y nos obliguen a entrar de rodillas en los locales donde guardan nuestros dineros. Todo es cuestión de proponérselo, de momento ya nos cobran por guardar NUESTRO dinero.

Entre el fútbol y la política, no hay color. Humor del año 1974


Humor político de las navidades del año 1974, cuando todavía vivía el Dictador y era imposible hablar de política, si acaso de ASociaciones Políticas y de forma breve y suave. Dibujo, viñeta de Martinmorales

Qué tabaco se fumaba en España en el año 1969


Con unos 33 millones de españoles en la España del año 1969, teníamos unos 7 millones de fumadores declarados, algo más de un 21% de fumadores, casi todos hombres pues por aquellos años la mujer no fumaba. 

Las marcas más consumidas eran de tabaco negro, y sobre todo la picadura que aquí en la imagen no viene reflejada, pues los cigarrillos ya hechos y empaquetados eran más caros y no todas las familias podían permitirse casi ese lujo. Lo habitual era comprarse tabaco picado y hacerse los cigarrillos sin filtro en casa o en el momento de ir a fumar.

El más vendido de los cigarrillos hechos era también el más barato. Los Celtas cortos que iban sin filtro y que costaban casi la mitad que su segunda marca en venta: Ducados. 

Luego ya venían en la lista de tabaco negro más vendido el Ducados, Bisonte e Ideales en sus dos tipos. También se vendía mucho el tabaco negro que venía de las Canarias. El Goya, el Rex o el Fetén, el Peninsulares, el Bisonte, el Bonanza y también algunos tipos de Celtas con filtro o Celtas Selectos que era un paso para ir dejando el tabaco negro sin filtro, auténticas bombas en la boca y en los pulmones.

Las trencas, esos medio abrigos que se llevaban en los años 70


Las modas son de los elementos sociales que más cambian, incluso aunque no cambien o vuelvan las antiguas. En el anuncio vemos la mora que se intentaba vender en el inicio del invierno de 1974. Gabardinas, trincheras y comandos, y las muy usadas por entonces: Trenkas o trencas, prenda hoy totalmente olvidada. Un hombre con trenca era una elegancia viejuna con su cinturón ancho, que ahora ya no vemos por las calles.

Campaña Navidad del año 1974. El lema es muy actual, por desgracia

Este cartel zaragozano anunciaba la Campaña de Navidad para finalizar el año 1974. Es curioso el mensaje pues es totalmente actual en estos tiempos de pandemia y Coronavirus donde hemos visto morir a miles de personas mayores en las Residencias por una atención o un diseño que no es el que se merecen.


"Nos lo han dado todo. ¿Qué les devolvemos?"



Artículo de 1974 del periodista Antonio Coll



Esta artículo del periodista catalán Antonio Coll Gilabert escrito cuando tenía 31 años en diciembre de 1974 refleja el ambiente que existía en este año, con Franco vivo pero ya enfermo, y los caminos que el Presidente Carlos Arias Navarro con casi un año en el cargo, intentaba a través de las Asociaciones Políticas crear una copia franquista de los Partidos Políticos, para demostrar que se podía crear una democracia desde dentro de la Dictadura. 

Es un texto curioso y con estos mimbres hubo que construir la Transición.

Octavilla lanzada a los asturianos en 1937 para que se rindieran


Esta octavilla se lanzaba sobre Asturias en plena Guerra Civil española, para convencer a los asturianos de que se rindieran y depusieran su lucha contra el Bando Nacional. Es un ejemplo aunque esté fuera de los años que aquí analizamos de que en las guerras, en todas, la verdad se destruye para dejar paso a la mentira y a la manipulación populista.

Las propagandas de todos los sectores siempre afinan a la hora de llegar a los sentimientos, y nada como personalizar los mensajes. Este es un claro ejemplo bien realizado en el año 1937 que demuestra que siempre es igual, que siempre se intenta llegar al corazón, a la razón, aunque para ello haya que utilizar manipulaciones o callar lo que no interesa decir. 

Humor de 1966, en las calles de una gran ciudad


Humor de 1966, en recuerdo de una década antes, cuando a una parte de las prostitutas todavía se las pagaba con comida en la España del hambre, pues no siempre con los dineros de los primeros años 50 se podía comprar la primera necesidad.

3 consejos para que cada día sea más eficaz en el trabajo


Hay algunos consejos de profesionales en la gerencia que nos sirven a todos, sobre todo por su demostrada eficacia y su sentido común y facilidad de ser tenidos en cuenta. 

Veamos tres normas básicas fáciles para ser más eficaz en nuestras decisiones y trabajos.

1/ Hay que descansar bien, dormir entre 7 y 8 horas de las que la mitad deben ser con sueño profundo, pues así cada día empezamos con una energía renovada y con mucho más ánimo para conquistar "tu" mundo.

2/ Hay que aprender a organizar mejor las reuniones de trabajo. Las mejores horas son desde las 9/10 a las 12 de la mañana. Con orden del día, tiempo fijo de finalización y un moderador.

3/ Hay que tomar pocas decisiones cada día, pero que sean fáciles de hacer  no imposibles, que estén estructuradas, con información suficiente, con el equipo ya diseñado, y analizando sobre papel sus pros y contras, sus beneficios y lo que puede suceder si fracasan.

Dietas y recetas para engordar de 1958

En los años 50, cuando media España estaba todavía con hambre pues la posguerra no pilló a todos por igual y fue afectando de forma muy desigual según familias, salieron en el año 1958 la colección de libros Biblioteca de El Ama de Casa. Venía con "El" para disimular pues era unos libros dedicados literalmente para las mujeres, por entonces si un hombre cocinaba es que era cocinero.

Lo curioso o al menos lo que me parece curioso es que en el año 1958 había un libro de cocina con recetas y dietas "para engordar" demostrando que sin duda había personas que necesitaban engordar. Ahora ya solo quedan personas que necesitamos adelgazar.

En las Dietas para engordar planteaban seis comidas al día, que en el año 1958 eso era ya de muy ricos. Desayuno, media mañana, almuerzo o comida, merienda, cena y terminar antes de acostarse con por ejemplo un yogurt con melaza y levadura de cerveza.


Seis meses después del Estado de Alarma, inauguramos un dispensador de gel


Podríamos pensar que es broma, que es una escena de una película española de humor, que Berlanga ha vuelto a grabar cine o que es un anuncio de mal gusto. pero no: Es verdad de la buena. En Madrid, en las instalaciones del Metro, el Vicepresidente de la Comunidad de Madrid y el Consejero de Transportes han acudido a inaugurar un dispensador de gel.

Las banderas rodean el acto inaugural de la maquineta. Tremendo.

A finales de septiembre de 2020, después de más de seis meses del Estado de Alarma, con un Madrid otra vez casi confinado, con unos 50.000 muertos entre declarados y no. Acudimos con los medios de comunicación a inaugurar un dispensador de gel.

Podría ser broma pero no lo es. Es España y sus incapacidades. ¿Nadie advirtió que esto era una barbaridad en forma de chiste? ¿De verdad alguien piensa que esta imagen es positiva para España?

Humor mexicano y militar del año 1966


Del año 1966, un poco de humor militar americano. Hay que salpicar de todo un poco, incluido ese humor un poco más viejuno y de otras latitudes.

¿Qué las hacemos a los niños para quitarles su energía natural?


Estoy pasando tres días con dos nietos de amigos de tres y poco más de un año de edad, que son la constatación clara de que la vida empieza con una energía desconocida. 

¿De verdad se puede ser tan activos de niños y tan cansinos a mi edad? 

Las pilas alcalinas se van perdiendo con la edad a ritmo preocupante. 

Pero esto lo conocemos todos. Lo curioso es que en pocos años muchos de estos niños se vuelven pasivos, cansinos como yo, sin ganas de conquistar el mundo. 

¿Qué les hacemos para caparles esa energía de que todo sea conquistable, aprendible, interesante, motivable? 

¿Dónde les cortamos esa parte de conquista constante del aprendizaje para ser cada día mejores?

Sin duda hay una parte de la educación que hacemos mal, pues a los pocos años de entrar en un sistema educativo homogeneizante, les logramos doblegar en sus energías desbordadas pero sin lograr en positivo que sepan utilizarlas en positivo en muchos casos. Da la sensación que los doblamos, los capamos en su energía para que no molesten o para que no nos desborden. 

Tomates rojos de gran sabor. Consejos para sorprender con el sabor


Observo desde mi silla en el porche del huerto de mi amigo unos tomates muy rojos que todavía están en la mata. Me dice el amigo que aun le quedan un par de días para cogerlos y los veo de un brillo rojo intenso que no es normal de observar casi con envidia. Me los imagino cortados en láminas finas con un poco de sal en escamas y un golpe de pimienta blanca recién molida y empiezo a sospechar que igual son malos para el ácido úrico. Pero me dicen enseguida que si les quitamos las semillas ya son menos malos. ¿Las semillas? Pero si son el lujo del tomate.

¿Más días en la mata? me pregunto preocupado.

Anoche me pusieron mis amigos unos cuantos tomates rojos de provocar, troceados como olivas gordas, rotos a trozos desiguales para que soltaran su preciado líquido, sin piel y simplemente con sal y aceite de oliva virgen extra de Barbastro… y aquello era como caviar rojo en grande… que explotaba en boca. 

El tomate todavía puede ser y saber como hace un siglo, depende del agricultor. Del campo. Depende sobre todo del momento de la recogida. Si están duros, cuantos más días chupando tierra y sol…, más sabor. Y nunca en el frigorífico para no fastidiarlos. 

¿Qué es un charco cuando no llueve? ¿Un vacío o un muerto sin esqueleto?


Está lloviendo como si acabaran de abrir el desagüe del cielo pero contemplando el Gállego y rodeado de tomates rojos sangre y un manzano, aguanto bajo los soportales de La Era del Carpintero sabiendo que esto es un lujo.

Hacía varios meses que no me llovía encima y ahora es ya hasta peligroso. ¿Qué pasa si cojo un catarro, pensarán que es el virus asesino? Hay que pensar en todo. Me pongo un jersey.

Chorrea agua por el canalón del porche mientras el brillo de los rayos me quiere asustar. 

Cuento. Uno, dos, tres. Está a un kilómetro. Es mucho. Pero el ruido del trueno casi ensordece y se alarga. ¿No se muere el virus ahogado entre tantas gotas de agua?

Son más de la seis y empieza a perderse la luz, que siendo septiembre no debería. Pero la montaña y la tormenta se alían para dejarnos a grises. Pronto a negro. Los charcos ya tienen vida y se dejan querer por más y más gotas.

¿Qué es un charco cuando no llueve? ¿Un vacío o un muerto sin esqueleto? Joder qué tonterías.

Ya he escrito demasiadas palabras. No me he dado cuenta


Cada vez hay que escribir menos cantidad, lo que obliga a escribir más contenidos por párrafo, como si leer fuera ya la mayor pérdida de segundos de la historia. 

Somos capaces de aguantar 15 minutos de anuncios de colonias o de coches mientras esperamos al asesino terminar su faena…, pero leer cuatro líneas es mucho esfuerzo. 

Son los tiempos desganados en los que vivimos hoy. 

Ver anuncios requiere para muchos espectadores de sillón menos esfuerzo que leer. Al menos en ese caso no hay que mover el dedo para pasar las páginas. Incluso no hay que prestar atención. ¡¡Uff!! qué malos tiempos para excesivas cosas.

¿Si me quedo aquí, me das premio?


¿Si me quedo aquí, me das premio? Sí, es un mensaje dirigido a los perros amigos de compañía que se quedan sin entrar, esperando en la puerta a que sus dueños se tomen un aperitivo, unas cervecitas y disfruten de la vida.

¿Si me quedo fuera, me das premio?

¿Si me quedo sin entrar en tu juerga, me das premio?

¿Si me quedo callado y soportando lo que a tí te de la real gana, me das premio?

¿Si soy buena persona, me das un premio de consolación?

Podríamos pensar que seguimos dirigiéndonos a un animal de compañía, y es cierto. Pero ya no es un perro sino una persona, un pequeño esclavo 4.0 que mola un huevo tenerlo dominado. NO hay nada más que decir.

Espantapájaros negros, como el tiempo en que vivimos

Han puesto trozos de bolsa de basura negra al viento simulando espantapájaros. Una buena mezcla, basura y de color negro ondeando al viento para que no te jodan mucho la verdura de sustento. Hay que defenderse como se pueda, cada uno con sus herramientas aunque parezcan cutres, la elegancia ya no sirve. 

Son tiempos de volver a la prehistoria social, al fuego y a la piedra pero empleando plástico e internet. 

El fuego lo conseguimos gritando en las Redes Sociales que es sistema de mierda en defensa y ataque. La piedra de plástico es lo que sirve para defender el hogar a costa de quejas con sordina y creer que todo es así porque no pueden ser de otra manera. 

Si volvieran los romanos, los bárbaros o los alanos, nos volverían a dar en todo el morro. Estamos tontos.

La pornografía hay que legislarla a nivel mundial


Es casi imposible legislar contra la pornografía, sin tener que prohibir totalmente su distribución y aun así es posible que siga existiendo la pornografía llegada desde otros países. En plena dictadura de Franco la pornografía se veía a escondidas, es cierto que sin el acceso tan sencillo de estos tiempos. Hoy para evitarla habría que prohibirla en todo el mundo.

Pero la pornografía se ha convertido en un espacio aberrante, tortuoso con las mujeres, mucho más que antes y mucho más de lo permitido por el sentido común. No es un espacio erótico ni tan siquiera pornográfico al uso donde se pueda contemplar para excitarse quien así lo quiera o lo necesita, contemplando órganos sexuales, actos sexuales diversos y con más o menos intento de tener buen gusto fotográfico.

En estos tiempos las aberraciones son lo habitual, la mujer siempre es la esclava de las escenas, y además es torturada en búsqueda de "y ahora más". Es penetrada por todos los lugares posibles y por varios hombres a la vez. Es obligada a poner cara de placer cuando es imposible que lo sienta sino al contrario, tiene por lógica que sentir dolor.

Es rociada de diversos líquidos humanos (como poco) en unos ejercicios de sadismo animal que no es posible explicar. O es atada, amordazada, castigada y pegada, en unos tiempos en los que eso se intenta prohibir. ¿No somos capaces de entender que gran parte de todos estos ejercicios son delito?

La pornografía puede ser un ejercicio de libertad en el consumo y un espacio cinematográfico que sirve para la excitación del espectador. Pero nunca debería convertirse en un delito o en un esclavismo, o en claras vejaciones a personas que simulan placer cuando se les ve claramente que sientes asco.

Si a todo esto sumamos que la pornografía hoy está al alcance de cualquier joven o incluso niño, podemos entender que las barbaridades se convierten en ejemplos, que luego producen monstruos en algunos casos y prácticas que atentan contra la dignidad de las mujeres. O de los hombres.

Posiciones imposibles, penes enormes que se introducen en lugares donde no caben pues el cuerpo humano es humano. Cosificación de la mujer como objeto con un estereotipo fijo y diseñado no se sabe bien con qué criterios. Equivocación contundente de lo que es placer con lo que es simplemente bestialismo.

Y no me preocupa para nada la libertad, a veces he visto pornografía, la primera vez con 15 años en películas de super 8 a las 6 de la mañana en el taller donde estaba de aprendiz hace 49 años. Lo que me preocupa es el bestialismo de un producto que destroza a la mujer y que no ha sabido encontrar su punto justo de libertad de expresión. 

El periodismo digital se equivoca en sus paquetes o muros por cobro


El periodismo no está sabiendo encontrar la solución a sus graves problemas de rentabilidad. Los digitales sean puros o vengan desde medios que son todavía de papel, están entrando en una fase de cobro por contenidos que no puede funcionar, o al menos representan un empobrecimiento de la oferta y del acceso de los ciudadanos. Si quieren ser medios pequeños pueden ser rentables para sobrevivir pero no para ser de calidad.

Es imposible y lo repito IMPOSIBLE poder pagar como consumidor por los contenidos que se consultaban antes de los muros de pago. 

Es decir, tras los muros de pago se van quedando regueros de abandono de lectores que buscan otras alternativas, pues hay un error básico sin resolver. 

Es factible pagar por un medio de comunicación, pero es imposible pagar por varios medios de comunicación digital si eres un particular.

Si yo me hago de Movistar tengo decenas de canales a mi disposición. Si me hago de El País no. Hay un problema detectado y no resuelto y lo saben. 

Hay que buscar sinergias entre medios diversos y plurales y crear paquetes. Es inevitable. Sobre todo porque al consumidor ya le hemos acostumbrado a que bebe de muy diversas fuentes. 

Empaquetemos conjuntos diversos, servicios completos, acceso a hemerotecas y a los PDF, cobremos diversos precios según los paquetes e intentemos sobrevivir en la jungla nueva. Pero ir por libre y con poca chicha no va a funcionar, una vez que la publicidad ya está demostrando que es insuficiente. 

E ir por libre y con mucha chicha podría funcionar durante un tiempo, hasta que la competencia que nazca desde otras propuestas se asiente. Por ejemplo hay medios que NO quieren cobrar por los digitales, pues su rentabilidad viene desde otras zonas. 

Estos podrían asentarse en lo digital, a través de consumidores que NO PUEDEN pagar las subscripciones. Y generar con ello bloques sociales que empaquetados según su disposición al pago, son ya perfectamente influenciados.

¿Qué doy yo, para que los demás me den algo?


El egoísmo particular, la división de la sociedad en personas de una en una es un mal vicio creo que ya imposible de erradicar si no es a la fuerza. 

Podría hablar de mi propios círculos vitales, o de la sociedad en general. Sucede igual desde lo micro a lo macro, desde mi familia a mi ciudad o a la sociedad occidental en general.

Falta empatía, ganas de colaborar y de entender a los demás- Olvidamos en la basura que la inteligencia social es el camino para que podamos vivir todos un poco mejor. 

¿Qué doy yo, para que los demás me den algo? 

Si solo espero a que sean los demás los que dan, los que incluso tienen la obligación de darme a mi, nos movemos en caminos imposibles. El individualismo tiene un tamaño, superado este se hunde todo.

Somos una mierda y además nos reímos de eso


Hay varias demostraciones claras y contundentes de que somos una mierda y de que vamos camino de estar además secas contra el asfalto. Me refiero a la sociedad española donde me incluyo. No quiero dar ejemplos, si acaso los buscas tú, pero es que llevo una semana de ver confusión, errores absurdos, malas babas, decisiones preescolares y idioteces sociales que preocupan, que me estoy quedando absorto. 

Podemos, tenemos capacidad de empeorar. Siempre me asombra la sociedad. Debo ser más tonto todavía que ellos.

 Tuve una reunión esta semana que me dejó como congelado por la incapacidad de 10 personas para saber de qué había que hablar para ponernos todxs a trabajar con urgencia.

 He tenido varias consultas de gestión relacionadas con el COVID que me han asombrado por el momento de las dudas, la inoportunidad, el desconocimiento que ya deberíamos tener todos superado de sobras.

Me han hablado de los ERTEs y yo les he dicho que ¡cuidadín cuidadín! pues contienen trampa y ayer mismo me enseñaron una fotografía de una gran librería con parte de su plantilla en ERTE —cobrando pues de todos nosotros como sociedad— mientras en la calle había una cola tremenda de clientes esperando a entrar y ser atendidos. 

No sé enumerar la cantidad de servicios a la sociedad que hemos ido perdiendo en estos seis meses sin que nadie rechiste. La España de hoy es mucho peor que la de hace unos años, y todo está cubierto por el manto de una pandemia que no sabemos asumir y admitir. 

Somos muy flojos y ya nos hemos creído y convencido del todo que Papá Estado nos tiene que resolver todo. 

Por cada trampa que nos hagamos en esta pandemia, irá subiendo la factura total de este tiempo. Y os juro que hay que pagarla. Que entre todos la tendremos que pagar. 

Mientras estás dentro de un buen restaurante comiendo y riéndote de la comida, normalmente estás bien. Pero luego hay que pagar la reparación, la energía consumida, el Almax e incluso la factura de los cocineros a los que ni has visto en la comida. 

Heredar en el trabajo es el reconocimiento de que detrás vas tú


Ayer un hijo me mandó esta imagen con el texto de: "He heredado estas bandejas" que parece una tontería pero no lo es. En la vida se va creciendo a pasos o a peldaños. En según qué oficios uno de esos peldaños es tener despacho propio, tener mesa primero, ordenador después, tu nombre en la mesa para luego tener ya despacho con puerta propia.

Tener despacho con puerta es uno de los mas importantes logros. Es uno de los ascensos que mas se agradecen por diversos motivos, destacando el de la confianza que generas. 

Motivar siempre supone más productividad y mejor calidad.

Heredar materiales es más importante que tenerlos nuevos, aunque parezca lo contrario. En el material de oficina, lo heredado supone recoger "lo de otro" que previsiblemente era alguien que ya tenía sabor y poso. Heredar supone el reconocimiento de que detrás vas tu. Se marca el camino, se indica la meta, se enseña los espacios hacia donde te vas dirigiendo.

Cuando se asciende aunque sea costa de herencias siempre se marca la sensación de que vas detrás, es cierto, pero no vas orillado sino como cuerpo atento a lo que pueda venir. Hay que recordar que en cualquier ascenso de una gran montaña son muchos los que se van quedando cansados, orillados, perdidos o heridos. 


La prehistoria de la televisión en España. Programación de 1963



Era el verano del año 1963 cuando ponían en un viernes y en la televisión española esta programación. 

Era las opciones de la entrada a un fin de semana de finales de junio, de tiempos tan viejos que nos sorprende la poca variedad y entretenimiento del único canal televisivo. 

Comparado con el momento actual de centenares de posibilidades en plataformas de todo tipo, nos podemos sonreír. Era la prehistoria de la televisión en España.

Cazadores absurdos, pescadores raros, también en el año 1963


Las noticias absurdas, las de rellenar, las del verano típico cuando a la falta de periodistas por vacaciones se une la falta de noticias como si en el verano no sucediera nada para llenar las páginas de los periódicos, han existido siempre. 

O casi.

Esta noticia del pescador cazador, del conejo barbo, de la casualidad absurda en la Soria donde se junta el monte y el Duero es de finales de junio de 1963. 

Un cazador por casualidad, o un pescador sin rifle para disparar. 

Tonterías del año 1963.

Erotismo cómico del año 1970 y la famosa Ley Fraga de 1966


Durante unos años en la España que quería recobrar la libertad, en toda la década de 1970 con diverso recorrido en el tiempo pues fueron diez años con muchas diferencias en el grado de libertad, se fueron  produciendo un aumento en el número de publicaciones en los quioscos con diversos ejemplos de destape, erotismo, sexo o pornografía. Era tal el crecimiento que en los años finales de la década de los 70 la mitad del espacio físico de los quioscos eran ocupados por revistas o tebeos eróticos o revistas pornográficas.

En el verano del año 1970 nace en España la revista Boccacio editada por José Ilario y Xavier Miserachs que tomó el nombre del autor del Decamerón. Era la primera ventana que intentaba dejar salir algo de erotismo, jugándose con prueba y error su propia supervivencia. Cuando en el año 1976 nace Intervíu las cosas ya parecían mucho más abiertas, simplemente porque el poder entendía que entre libertad política o social, era mejor dar libertad sexual. Entre artículos de opinión laboral era mejor permitir los artículos con chistes de carácter erótico.

El cine también abre muchas puertas al erotismo pero ya en los finales años 70, con el "Landismo" y algunos ejemplos de cine erótico que venía desde Europa o los EEUU y que en España se empezaba a ver o a escondidas o en el sur de Francia.

Pero mientras en España tenemos que esperar a la muerte del Dictador para que se abra definitivamente la prensa por mucho que la famosa Ley Fraga de 1966, la 14/1966 conocida como Ley de Prensa e Imprenta es capaz de intentar abrir levemente las ventanas en plena dictadura, movido el sistema por lo ue ya ea inevitable desde Europa. En realidad aquella Ley era tramposa pues simplemente establecía sanciones para quien escriba o publique lo que se considere contrario a los Principios Fundamentales del Movimiento y el ordenamiento jurídico general del franquismo, a la moral o al Orden Público. Parecía que abría las puertas pero en ella estaba el Gobierno (ya sin censura, decía) enseñando el palo gordo con el que secuestrar publicaciones y encarcelar a los editores. La autocensura la tenía que poner el editor y los periodistas.

Hasta abril de 1977 no se cambió aquella Ley de Prensa e Imprenta por una más democrática, habiendo pasado más de un año de la muerte del Dictador. El inicio de aquella Ley de Prensa de 1966 era este: 

Uno. El derecho a la libertad de expresión de las ideas reconocido a los españoles en el artículo doce de su Fuero se ejercitará cuando aquéllas se difundan a través de impresos, conforme a lo dispuesto en dicho Fuero y en la presente Ley.
Dos. Asimismo se ajustará a lo establecido en esta Ley el ejercicio del derecho a la difusión de cualesquiera informaciones por medio de impresos.
La libertad de expresión y el derecho a la difusión de informaciones, reconocidas en el artículo primero, no tendrán más limitaciones que las impuestas por las leyes. Son limitaciones: el respeto a la verdad y a la moral; el acatamiento a la Ley de Principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales; las exigencias de la defensa Nacional, de la seguridad del Estado y del mantenimiento del orden público interior y la paz exterior; el debido respeto a la Instituciones y a las personas en la crítica de la acción política y administrativa; la independencia de los Tribunales, y la salvaguardia de la intimidad y del honor personal y familiar.

El caso es que por ejemplo en México ya se tenía una libertad en publicaciones eróticas que no teníamos en España y un ejemplo pequeño es el que vemos arriba, del año 1970 de la colección de libritos: "El sexo me da risa" y que empezaron a publicarse en 1966. 



En 1966 también los hijos muy mayores estorbaban en casa


El humor de 1966 juega con casi los mismos condicionantes que la realidad de 2020. Han pasado muchos años pero los hijos adultos estorban en casa tanto como los abuelos cuando todos llegamos a esa edad complicada del final. Pero a los abuelos los llevamos a la Residencia y a los hijos no los podemos llevar al Colegio Mayor. Que tampoco sería mala idea repensarlo bien. Parece una viñeta de hoy mismo.

En 1958 los niños ya eran los protagonistas del consumo televisivo

Casi nada más ponerse a la venta la televisión como un servicio nuevo para los hogares se entendió que podía ser una excelente herramienta para los niños. 

Para ayudarles en su educación con programas divulgativos, pero sobre todo para entretenerlos y de alguna manera para no tener que estar tan pendientes de ellos. 

Este anuncio es del año 1958, de un televisor Motorola para los consumidores de EEUU. Los niños eran los protagonistas, igual que más de 60 años después aunque ya utilizando pantallas pequeñas de teléfonos. 

El caso es tenerlos entretenidos ante lo que les mandan y un poco alejados de los padres, cada vez más ocupados. ¿Es lógico?

Música de 1974 en las gramolas

Tras hablar un poco de las gramolas de los bares, vamos a mostrar ahora qué canciones había para elegir en estos aparatos en los finales años 70, a partir de 1974 creo que es esta lista. Pero lo digo por alguna canción en concreto, no me he listado todas.

Como podemos ver hay dónde elegir, música de todos los tipos, para todas las horas y públicos. O casi. ¿Os apetece algo de esto ahora ya en YouTube?



Una gramola, sinfonola, Jukebox o rockola. Suena bien

Una gramola, sinfonola, Jukebox o rockola era (es) una máquina que había en los bares en los años 60 y 70 y que incluso llegó en algunos de ellos a vivir unos años más, donde por una pequeña cantidad podías elegir la canción para que se escuchara en todo el local. Todavía hoy existen algunos aparatos funcionando perfectamente en locales retro.

Se ofrecía una amplia lista de canciones para elegir el cliente y que se escuchaban desde los propios discos que de forma mecánica se movían hasta ponerse en la posición de ser reproducidos por el aparato a modo de tocadiscos. 

Pero tu canción no era escuchada en el momento, excepto que no hubiera programada ninguna, pues tenía que aguardar el orden de las pistas ya programadas por otros clientes.


Los corazones de las ciudades habitan en sus plazas públicas


Todos los que amamos el urbanismo sabemos que ciertas plazas del corazón de las ciudades, ciertos espacios urbanos con asiento en cada ciudad, ocultan algo muy especial que guarda relación con su historia. 

Esta frase (más o menos) dicha por la artista turca Gülsün Karamustafa que sabe perfectamente lo que es la emigración masiva primero desde el campo a las grandes ciudades y luego de estas hacia otras zonas con más posibilidades económicas.

Pero siempre en cada ciudad nos espera a todos esa Gran Plaza histórica, pero también esas decenas de plazas pequeñas que contienen vidas y recuerdos por los parques y que saben abrazar a quien llega de nuevas para hacerlo suyo. 

Sin duda las plazas públicas de todas las localidades son los corazones de las ciudades. Y cada ciudad tiene muchs y muy diferentes, pero todas ellas llenas de vida.