Está de moda no mirar la realidad que nos envuelve

La realidad se impone, aunque nos gusta mirar la mentira, la pantalla irreal, lo que no sucede en el momento, lo que nos enseñan enlatado, la verdad siempre se esfuerza en estar más presente que el resto. 

No miramos lo que nos está sucediendo alrededor pues creemos que es solo envoltorio de los demás. La importancia está en lo que nos creemos modernos. Son modas 3.0 que sufrirán el aumento del número pero nada más, pues la realidad siempre se impone.

Si me das todo, ya no te pediré nada más


Es una viñeta de NO amor, es humor que rompe egoísmos, pero es humor. Y en el humor o en el amor no hay muchas reglas si todas las partas aceptan la suyas propias. Así que pongamos una sonrisa aunque no la entendamos muy bien.

Hace un año del entierro de Justa. Soledad y silencio entonces


Hace ya casi un año que tuve que desplazarme hasta Martorell para asistir al entierro de Justa, una amiga de la familia, muy mayor, que falleció en una Residencia de Personas Mayores en completa soledad, sin que nadie pudiera acudir a verla en las últimas semanas, ni familiares ni amistades, pues el COVID estaba atacando con toda la fuerza del desconocimiento.

Al entierro fuimos tres personas en representación de la familia compuesta por personas mayores y que delegaron en nosotros. Y tres enterradores en todo el gran cementerio que no paraba de trabajar. Completa soledad, tristeza, miedo, sensación de que nadie de los allí presentes sabíamos cómo evolucionaría todo aquello. Las personas se morían, de momento casi todas de edad avanzada, pero en unas condiciones de soledad muy duras. Era una Guerra enferma con enemigos diminutos.

Recuerdo aquella mañana de sol como si realmente no estuviera sucediendo nada extraordinario, pues todos queríamos quitar dolor y sobre todo miedo a los momentos de confinamiento más duro. Supimos enseguida que aquello mataba pero queríamos disimular. Hice unas fotografías del momento del entierro y se las pasé a las Redes Sociales de la familia para que vieran lo que allí estaba sucediendo aunque no pudieran estar presentes. 

Algo sí teníamos muy claro. Todo había cambiado tremendamente. No pudimos ir a comer a ningún restaurante, tuvimos que ir llenos de permisos de variado tipo pues nadie sabía qué se nos podía solicitar al ir desde Zaragoza a Barcelona. Los bares estaba cerrados, en las calles no había casi nadie. Era una ciudad vacía como ya entendíamos, pero acostumbrados a pasear por sus calles en otros ambientes nos impresionó más que ver nuestra propia ciudad vacía.

El silencio imperaba entre todo el ambiente. No había nadie y no había actividad. Salimos de vuelta enseguida y tuvimos que parar en un espacio verde de la carretera para mear pues ni bares habíamos encontrado. ¿Era distópico, era el inicio de un mundo nuevo?

Hoy, un año después seguimos en situación parecida pero ya hemos interiorizado todo esto. Sabemos que es posible que en meses podemos salir algo más alegres. Hemos tenido en este año algunas semanas de descanso, de libertad, de esperanza. Hemos tenido entre los amigos y familiares algunos casos de COVID pero todos han sido vencidos bien. Hay menos miedo. Es posible que haya menos muerte. Dicen que hay vacunas. Hay esperanza.


¿De qué tamaño será la vida exterior a nosotros?


El tamaño depende de la comparación, una cosa es grande o pequeña si la comparamos. ¿Qué somos nosotros más que una mota de polvo entre un planeta enorme que flota de forma diminuta en un espacio que no sabemos abarcar? Así que esta imagen me viene que ni al pelo. Una excavadora de las de verdad, enormemente diminuta comparada con este buque en el Canal de Suez. Somos esto mismo, unos "depende" de con quién nos comparamos. Incluso a veces ni eso, pues podría ser que ni se nos viera. Y si la vida exterior, esa que buscamos en ovnis fuera tan pequeña que no la podemos ver? ¿O tan grande que no somos capaces de imaginar?

Somos muy torpes con la pandemia y pasaremos a la historia como mediocres como poco


La pandemia va descontrolada y lo sabemos, vuelven a subir los casos en todo el mundo tras unas semanas en bajada, suben en Europa, en algunas comunidades de España y seguimos sin ser capaces de hacer funcionar la vacunación y además creamos idiotamente temores y miedos entre la población con una vacuna que no siempre es bien admitida. Somos torpes, muy torpes. 

Y lo vamos a pagar con un precio alto, más cuanto más torpes seamos por no estar gestionando este problema global desde la globalidad. No hay gestores, o lo que es peor, hay un exceso de gestores mediocres y nadie es capaz de liderar los procesos y ser una voz única que influya en la sociedad.

Todos vemos vídeos que no deberían producirse, que se utilizan para tapar la incapacidad de los que gestionan. ¿Es lógico parar la vacunación una semana? ¿Es lógico tardar tantos días en decidir, en tiempos de tanta rapidez de comunicación? ¿No se puede investigar los efectos secundarios lógicos sin tener que parar la vacunación? 

¿Os habías leído los prospectos médicos de cualquier medicamento que os recetan para ver si es un producto limpio y sin efectos secundarios?

No te calles. Utiliza el respeto pero habla y di lo que opinas


No está la cosa como para ponernos a pensar mucho, no nos vaya a entrar miedo y mala hostia, mezclada e incluso agitada. Con la que está cayendo lo mejor es estar casi silenciosos y medir las palabras para no hacer mucho daño gratuito. pero eso sí, como creas que tus palabras van a servir para algo, para modificar la establecido y asumido por todos los que manda, entonces hay que hablar y son respeto incluso gritar. No estamos en buenos tiempos, y nos quieren callados, pero estar callados no quiere decir que estemos quietos y sin hablar, pues una cosa es como nos quieren y otra distinta es como nos queremos nosotros. 

No hay nadie que sea más señor que tú. Que nadie te haga callar.

Entretener a la sociedad con ocio es mucho menos peligroso que con Cultura


Desde hace muchos siglos se sabe que a la sociedad hay que tenerla entretenida, ocupada. El ocio se puede convertir en un enemigo del poder. El desempleo entendido como ocio más que como drama personal se convierte en enemigo del poder en cuanto se abusa de él y se deja desamparada a la sociedad de ocupaciones que le entretengan. 

La sociedad se pone a pensar, pasa a quejarse, y termina por revelarse.

¿Suena a duro, incluso a asqueroso? Pues es sociología básica. Como lo es también que a la sociedad para dominarla hay que darle libertad. El truco del poder está en saber elegir qué tipo de libertad y en qué tamaño se debe entregar para que esa sociedad no moleste, no joda. Incluso hay que darles libertad no controlada, no tasada ni frenada. Y en eso todavía hay que medir mejor qué tipo de libertad se les permite. ¿Suena a manipulación? Pues sí, claro, efectivamente, es que es manipulación.

Lo curioso es que en este camino de selección del tipo de entretenimiento y ocio que regalamos a la sociedad para que esté calmada y entretenida, no incluimos ni a la Cultura ni al Arte. 

Y eso es porque tener entretenida a la sociedad con la Cultura es peligroso para el poder. Y es tan peligroso que ya se ha logrado que la sociedad no lo entienda, cree que la Cultura no sirve para reclamar más libertad, para intentar ser más felices, para rebelarse contra el Poder si este es demagogo, peligroso, tocanarices. Saber manipular es todo un Arte.

El poder de las grandes marcas y el poder de los consumidores

Los consumidores tenemos el poder de la decisión sobre nuestro dinero y consumo, y por ello de la rentabilidad de las empresas. No es necesario ponernos todos de acuerdo en algo; a la hora de consumir con dejar de hacerlo un 10% hundimos la rentabilidad de una empresa. Esto hay que analizarlo en la doble vertiente: como consumidores y como gerentes de marca o de empresa, para evitar conflictos de imagen.

El caso de CocaCola con los despidos en España en el año 2014 fue un intento fallido de presionar a la marca con una crítica a lo que cuesta millones de mantener: la marca de la empresa, el nombre del producto. 

Pero las ventas no bajaron lo suficiente y el intento de presión aunque hizo su efecto a la hora de pactar las bajan incentivadas con unas indemnizaciones mucho más altas, no logró frenar el cierre de cuatro fábricas. 

Dos conclusiones claras.

Mantener una marca cuesta mucho y es fundamental para el éxito de un producto o una empresa. 

Los consumidores tenemos el poder pero no lo ejercemos. La empresa también tiene poder y ella si que sabe emplearlo.

Humor sencillo que deja huella en la mirada


A veces las preguntas las carga el diablo y hay que tener cuidado con las respuestas. Por muy inocentes que parezcan las decisiones que vamos tomando, siempre dejan huella y a veces crecen. Esta viñeta es humor argentino de hace varias décadas. Humor sencillo que deja huella.

España a corto plazo no la arregla ni Dios


Mal vamos y peor que podemos estar a poco que sigamos sin entender que la sociedad se merece un respeto. Con la que nos está cayendo en España entre confinamientos y economías gripadas, entre vacunación que nunca avanza y virus descolocados, vamos y se nos ocurre liarla parda con nuevas elecciones en Madrid de momento. Es lo que estábamos pidiendo a gritos. Más y más elecciones.

Nuestra incapacidad política y social es posible que ya se esté estudiando en las mejores tertulias de la Europa sorprendida y bastante tonta, todo hay que decirlo. 

—¿Estos son la España que quiere tanta ayuda para salir del fango?— pensarán por lo bajo mientras se rascan la cabeza. ¿Y qué será lo próximo, un alto al vacío cabreando a ERC mucho más de lo tácticamente aconsejable? ¿O preferimos joder un poco más a Podemos desde el Gobierno creciendo en el ninguneo al que lo sometemos de forma tonta? ¿O preferimos ser capaces desde Podemos de estar tocando las pelotillas en público para demostrar que llevarse mal está de moda?


Educación preescolar - La curiosidad es la mejor herramienta para aprender

La curiosidad que tiene el niño de forma natural le permite y refuerza el aprender más rápido. El niño que no es curioso tardará más en aprender más cosas. Para acumular conocimientos el niño emplea la curiosidad y la repetición. Por eso quiere que siempre le contemos el mismo cuento y le hablemos de lo mismo una y otra vez. En cada repetición se va quedando con partes de la historia y se aprende los giros, los gestos, la miradas, las voces. Va sumando partes y aprende por acumulación. 

Los niños aprenden de su curiosidad, pero aprenden lo bueno y lo malo. Por eso es importante qué aprendan dirigidos por sus adultos, y que lo que observen sea entretenido y alegre para que le sea divertido repetirlo. Y que aprendan en positivo.

Siempre debemos responder a sus preguntas aunque a veces no tengan una respuesta sencilla. Es mejor responder que no lo sabemos pero lo vamos a investigar, que nos vamos a preocupar en mirar la respuesta, que no responderle. 

Él necesita creer que tenemos respuesta para todo, pero admite que no las tengamos en ese momento. Como necesita explicaciones de todo, tenemos la obligación de dárselas para hacerle crecer dentro de su imaginación y curiosidad. Él confía siempre en su mentor, en quien le resuelve todos sus problemas. Y no le debemos defraudar.

La decadencia de España es cíclica, y estamos dentro de una


La decadencia de Europa y para entenderlo mejor de España, es clara y triste, no solo es que nos vamos quedando sin los mejores gestores de la política y de la sociedad, sino que los que quedan son los peores por no estar en esos puestos más que como un complemente laboral, de trabajo. Y no me refiero solo a los Jefes de Estado, a los Presidentes, sino sobre todo a todos los puestos intermedios que se han convertido en muchos partidos políticos —de donde emanan esos gestores públicos— en meras oficinas laborales.

Decirlo es complicado, asumirlo lo es mucho más. No hay liderazgo en las gestiones más básicas, de Comunidad incluso, simplemente porque son puestos cubiertos por decantamiento. Se van quedando vacíos por muy diversos motivos, y otros tienen que ocupar esos puestos. 

La culpa no es de ellos, y esto todavía complica más las posibles soluciones. La culpa es de todos nosotros que somos incapaces de asumir que esta decadencia la hemos alentado con la crítica desmedida y excesiva a una forma de hacer gestión pública. Hemos tenido ladrones, sátrapas, jetas y cabrones, pero hemos confundido a estas personas con todas y las válidas se han ido.

Algo similar sucedió en el último año de la II República, cuando nadie parecía enterarse de lo que se estaba cociendo en las tripas de la sociedad. Y aquello que se tenía que haber remediado entre 1935 y los primeros meses de 1936, se convirtió en las peores décadas de la historia de España, dejándonos fuera de la Europa que funcionaba. En realidad todo se puede concretar en "más" sufrimiento para las personas durante décadas.

La pandemia está entregando lo peor de cada uno de nosotros al bien común. Hemos perdido muchos servicios públicos presenciales, libertades individuales y estamos confundiendo las soluciones con otros problemas que creemos menores. Pero todo esto pasará y volveremos a una situación nueva. ¿Quién será capaz de gestionar los escombros? ¿Y a qué precio, que simpre lo pagamos los mismos?

Siete consejos para buscar trabajo en tiempos muy complicados


Siete consejos para buscar  trabajo en tiempos complicados

  • Define y conoce bien cuál es tu valor diferencial con el que puedes aportar valor a una empresa. Eso es lo que debes 'vender', tu estrategia de marca personal. Tienes que aportarle algo que les resulte interesante e importante para ellos.
  • Construye (también) tu reputación en Internet. Crea una identidad 'online' generando contenidos relacionados con tu campo, que te posicionen en la Red: blog, foros, twitter, etc. Y en esa identidad no cometas errores, borra lo que creas que no te juega a favor.
  • Sigue a profesionales a los que admires. Revisa su currículum, perfil y twitter e imita su estrategia. Aprende. Y sigue aprendiendo.
  • Asegúrate de que tu perfil o currículum es completo, está bien presentado y 'vende' bien tus logros y cualidades personales, más allá del recuento cronológico de puestos de trabajo ya pasados. En todos los Currículum hay zonas oscuras, complicadas de explicar. Y los que hacen selección lo sabemos. Así que prepara la respuesta ante preguntas difíciles. 
  • Construye tu red de contactos a lo largo de toda tu vida profesional, y asegúrate de mantener los vínculos con aquellos que te puedan ser más útiles. 
  • Focaliza tu búsqueda. Define primero con exactitud qué trabajo quieres y luego busca los canales que te lleven a él. Busca contactos. Recoge información y apunta todo.
  • No exageres. Es lícito contar tus méritos de la mejor manera posible, pero no es recomendable fantasear con el currículum. En Internet es fácil comprobar qué es cierto y qué no.

  • Es un texto corto pero interesante para repasar y tener en cuenta a la hora de buscar trabajo, que es a día de hoy tu trabajo más intenso, encontrarlo y no desfallecer.

    ¿Y si le aplicamos a Goya algo de Inteligencia Artificial?


    Hay asuntos que por muy modernos que sean, por mucha inteligencia artificial que le hayan metido dentro, sorprenden, asuntas y casi preocupan. Debe ser la edad, la mía claro. Ver a Goya o a Platón moverse y mirarte a los ojos, cambiar su sonrisa o su mirada en un pequeño vídeo cuando ellos nunca se vieron ni en fotografía y mucho menos en vídeo, sorprende. 

    Se abre la Inteligencia Artificial a poder coger hoy una fotografía de los abuelos ya fallecidos hace mucho y pasarla por el programa de IA para observar cómo son capaces de moverse artificialmente. Nunca sabremos si ellos sonreían así, pero nos los queremos imaginar.   

    Es lo más parecido que tenemos a sus movimientos. Claro que como estamos empezando con la IA igual en unos años somos (son) capaces de hacerlo mucho mejor, sacarlos de la fotografía o del grabado y meterlos de cuerpo entero en paisajes ficticios de la época. 

    Mi abuela nunca estuvo en Madrid, pero quien sabe, igual la llevamos un día de estos con la IA a pasear por la Puerta del Sol de 1910. 

    De uno de mis abuelos nunca se logró tener una fotografía, así que estoy esperando para ver si mezclando las fotografías de todos sus hijos y restando de ellos el componente de mi abuela logramos sacar un híbrido de mi abuelo que nadie podrá decir si se parece o no. Ya todo parece ser IA como la Brujería de otros tiempos.

    El mayor dolor es la pérdida, la ausencia de alguien querido

    Humor de dolor. No es fácil olvidar el dolor, no es sencillo lograr olvidar lo que nos duele, lo que martillea nuestra forma de pensar, incluso de estar ante la vida. Las ausencias son uno de los temas más dolorosos de los humanos, pues nunca hay solución que no pase por el duelo, por asumir la pérdida, aceptarla y convertirla en algo que forma parte de nosotros mismos. No hay recambio para las pérdidas, solo hay recambio que nos haga más llevaderos los tiempos a costa de cambiar un dolor muy intento por un dolor que duela menos.

    Los catalanes no son diferentes a los aragoneses. Cataluña puede que sí


    Estoy en Cataluña donde los problemas de las personas son iguales a los de todos. No entiendo bien esa manía de creer que Cataluña es diferente, como tampoco lo son Italia, Croacia, Francia o Alemania. Siempre veo los mismos problemas, las mismas dudas, dificultades similares para intentar ser felices, y si acaso distinta forma de hablar o de comer patatas. Cuando hablo con una persona de nuestra Europa me encuentro con las mismas sonrisas, los mismos miedos y parecidas clases sociales dispuestas a joderse las unas a las otras. 

    Durante muchos años las fronteras existían de verdad, ahora algunos tontos las quieren resucitar sin haber viajado lo suficiente. Quien cree en las fronteras es que no ha viajado, no abre la puerta de su cuarto para que le entre aire limpio del que respiran casi todos. 

    Estoy en Cataluña hablando de la Sanidad y me cuentan los mismos problemas que tengo en Zaragoza, las mismas trampas de unos contra otros, las mismas deficiencias y pérdidas por culpa de jetas e incapaces, que se han unido para joder el Sistema. Incluso me hablan en castellano, y me sonríen. Que eso yo ya lo sabía desde hace décadas pero lo digo para remarcarlo. Igual es que las personas somos mucho más similares que los papeles que se inventan fronteras falsas.

    Literatura visual. Las ideas también entran por la vista


    Llevo unos días viendo un libro curioso lleno de párrafos cortos.
    No más de seis a ocho líneas cada uno. El texto comienza con una frase corta en negrita a modo de un titular ligero, y continúa con otra frase corta en itálica como subtítulo, ambas separadas por un punto y seguido, para terminar el párrafo y el texto con el mismo tipo de letra en normal. 

    Y al dar el punto y aparte, vuelve a comenzar con otro párrafo. En negrita punto, seguido de itálica punto y cuerpo de texto. Eso obliga a tener que diseñar la idea de lo que se dice, pues no solo es un cambio de tipografía, sino de darle contenido diferente casi como titular y subtitular a las primeras líneas antes de llegar al cuerpo del texto. Interesante manera de crear casi poesía visual o literatura visual con textos literarios o filosóficos.

    Me encanta escribir para vosotrxs, así que gracias por leerme


    Me encanta meterme en barros de escritura, y sé que para nada, pues nadie lo leerá nunca. Excepto que los publique en un blog y que así los lee alguna persona tan loca como yo. Pero la escritura me tiene como atrapado levemente, como un pequeño vicio, como un desahogo para vaciarme. Y que soportan mis pocos lectores de forma estoicamente. Yo escribo para ellos, y ellos me leen para mi. Y todo sin conocernos. Amabilidad compartida.

    Dicen que toda escritura tiene que tener sabor, contenido, pues el lector te entrega unos segundos y quiere algo a cambio. Así que una pequeña reflexión.

    ¿Hasta cuánto y cuándo somos capaces de aguantar el vivir semi confinados y con un futuro cada vez con más nubes grises?

    ¿Pueden servirnos para compensar los pequeños vicios personales para al menos engañarnos un poco?