Nunca dejes de leer por esperar más de la lectura, si acaso cambia de libro

Publicaba el otro día El País esta viñeta de la seria: El Trampantojo de Max con un claro cierto en el mensaje. Leemos poco, pero además estamos convencidos de que no merece la pena leer más… pues ya sabemos todo. Es como si naciéramos listos per se, y además nuestra capacidad de ir aprendiendo dependiera de nuestra mirada, de las mierdas que vamos encontrando por la vida mientras caminamos. 

Tenemos que aprender a mirar, para al menos aprender a ver y separar la paja del polvo y al revés, pues en estos tiempos lo normal es la manipulación. siempre ha sido, para ahora más pues la capacidad de los manipuladores de influir es tremenda,

Nunca dejes de leer por esperar más de la lectura, si acaso cambia de libro, pues hay algo que debemos recordar siempre. Ni un libro ni una película ni un plato es obligatorio terminárselo. Hay personas a las que no les gusta la carne y en cambio disfrutar tremendamente del sexo.O de unos calabacines rellenos de setas.