Nunca dejes de preguntarte sobre las cosas que te rodean


Nunca dejes de preguntarte sobre las cosas que te rodean, sobre tus dudas, sobre lo que miras y/o ves. Preguntarse es una actividad vital que dura toda la vida, y si no te preguntas nada, es que estás muerto, aunque sigas moviéndote.

La curiosidad existe para hacernos más útiles, para que podamos crecer y hacer crecer nuestros ambientes, nuestra sociedad, lo que nos rodea, lo que vamos necesitando para sobrevivir.

Seamos humildes en nuestra curiosidad, pues es mucho lo que podemos, debemos, necesitamos aprender. Pero aprender es algo que nos regala la propia vida, el propio sistema que tenemos, y aunque es una decisión nuestra, debemos ser agradecidos con esta opción de mejora.