Páginas

Explota otra vez el Este del Mediterráneo





Parece imposible calmar desde la reflexión el problema palestino, la situación de Israel y su entorno geográfico, pues cada cierto tiempo, no pasando mucho, explota provocado por unos o por otros. La situación en la región de Palestina e Israel sigue siendo altamente volátil, con estallidos de violencia que parecen inevitables debido a diversos factores geopolíticos y estratégicos. 

Este territorio es objeto de deseo para muchas naciones, tanto por sus características geográficas como por su importancia estratégica. Y otra vez se ha provocado el caos, la muerte y la destrucción. 

Incluso podríamos obviar por parte de quien se calienta tanto la zona como para que explote, pues va variando según los meses, según las estrategias de vecinos y amigos de vecinos. 

Lamentablemente, el caos, la pérdida de vidas y la destrucción se desatan periódicamente en esta área. La escalada de tensiones varía a lo largo del tiempo, influenciada por las estrategias cambiantes de los países vecinos y sus aliados.

Siempre, los que mueren, son inocentes casi siempre civiles. Siempre el peligro de que aquello explote de forma gradual y sin control está sobre la mesa. Siempre hay una mecha a nivel mundial de que todo aquello se descontrole.

Pero vayamos por un momento a la situación actual, la de finales de 2023. Me parece imposible entender que se logren introducir 5.000 cohetes en Gaza sin que lo detecte nadie, ni Israel, ni los EEUU, ni Egipto, Arabia Saudí o Líbano. 

¿Qué postura va a tener la Unión Europea sobre el conflicto en el Mediterráneo, tan desgastada ya su UNIÓN con el conflicto en Ucrania?

En cada estallido siempre existe el temor de que la situación se descontrole por completo, con repercusiones a nivel mundial. Recientemente, hemos presenciado una nueva explosión de violencia en un momento crucial, coincidiendo con debilidades en el gobierno de Israel y negociaciones avanzadas para normalizar relaciones entre Arabia Saudí e Israel.

Resulta complicado aceptar que nada tiene que ver Rusia en este conflicto explotado, o que Irán sea un testigo mudo. No podemos obviar la importancia estratégica del Este del Mediterráneo en los últimos años.

Ahora nos preguntamos: ¿Qué depara el futuro? ¿Se limitará la destrucción a Gaza? ¿Se contempla una invasión total de Gaza con la expulsión de los palestinos? ¿Habrá apoyo internacional para Palestina? ¿Cuál será la postura de Estados Unidos en este momento crítico? ¿Qué acciones emprenderá Arabia Saudí para imponer su visión sobre los problemas de la zona?

Ajovín