19.6.19

La Falange en el año 1944. Cuidado no vaya a volver

Que la Falange era desde los años 30 y 40 del viejo siglo un partido político no hay duda en estos momentos, creo, y que aunque fuera el único, sus planteamientos de poder y contrapoder eran claros, no solo apoyando a la dictadura militar desde posiciones claramente similares a las alemanas e italianas de aquellos años en la Europa en guerra, sino que además sobrevivió décadas al final de esa guerra europea, haciendo lo que le vino en gana.

Os dejo a continuación un texto de una circular que la Jefatura de la Falange envió a sus organizaciones territoriales de toda España en el año 1944. Era confidencial, ajena a todo lo que no fuera la propia Falange, y ya en unos años en los que España debería haber caminado en la búsqueda de la paz, de la concordia, del futuro de una sociedad tremendamente herida. No se habían conformado con los fusilamientos y depuraciones de los años de la guerra y los posteriores, sino que tal y como se ve en el texto que veremos a continuación, la limpieza política y social no tenía límites.

Dividía en cuatro bloques a “sus enemigos” como veremos ahora, y exigía en un trabajo claramente policial pero al margen de toda legalidad (increible esto) y también de la propia política del momento. Os dejo el texto.

“Orden de preparar urgentemente un fichero de Rojos y de indeseables, señalando con precisión para cada individuo que los rojos tienen entre ellos. Este trabajo debe ser realizado con la mayor prudencia y discreción, tomando todas las precauciones posibles, evitando los errores y realizando un trabajo exacto y detallado.

En consecuencia, procederá censar:

1/ Los exmilitantes rojos, precisando sus antecedentes y su situación actual (en prisión, en libertad vigilada, provisional, etc.)

2/ Los indeseables. Entendemos por indeseables a todos los individuos que sin filiación política definida, aprovechan todas las ocasiones para perturbar el orden con fines inconfesables.

3/ Los simpatizantes rojos, es decir lo que sin atreverse a actor peligrosos propiamente dichos, son adversarios de nuestro Movimiento y se hacen eco de rumores y de quejas contra él.

4/ Los extranjeros que residan en nuestro país después de la Gloriosa Victoria, don indicación de sus ocupaciones y sus medios de existencia.

Esperamos que comprendan la importancia de estas investigaciones y las efectuarán con la mayor rapidez. Se trata de una misión política del más elevado carácter”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...