13.8.19

Los años con curas, marcan. A mi para bien

Leer las noticias es duro, casi un ejercicio de osadía mental en riesgo de caer vencido por agotamiento. Yo creo que las noticias las conforman para entretenernos, para hacernos creer que tenemos la obligación de ser felices, pues todos los demás son unos borregos y unos brutos, unos asquerosos o unos desgraciados. De esta manera, pillados en las noticias, nos sentimos mucho más contentos con nuestra vida, sabemos que somos felices aunque creamos lo contrario.

Me llega el caso de un deudor incandescente, de esos que además de ser un jeta está siempre encendido y alguien le debió decir en su día que ir de chulo garantiza meter miedo y tener razones para tener razón. Es un tonto inútil que además no logra en la vida nada satisfactorio. pero es un deudor. Un tipo que se aprovecha de su familia para engañarla. Me toca poco y por eso lo cuento aquí. Y me hace gracia pues lo advertí enseguida. A los jetas se les ve de lejos, casi siempre son iguales o han ido a la misma escuela.

El caso es que tengo que resolver la papeleta y… y por los amigos lo que toque. Me tengo que disfrazar de más jeta todavía, algo que me gusta pues también debí ir a la misma escuela, pero yo he tenido el detalle de no practicar, sino de asesorar. Mis años entre curas me marcaron y me volví persona (casi) normal con solo 3 años entre ellos. Para que luego digan que no marcan.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...