Páginas

Humor negro, muy negro. Para estómagos vacíos


Cuando en los años en los que las sociedades vivían muy mal, lo que conocemos como Humor Negro se había convertido en Humor MUY negro, para compensar tal vez lo que sucedía en aquellos años de guerras, de hambres, de violencias organizadas. Todos debían tener muy interiorizado que las tripas por el suelo era habitual en algunos momentos, y que visualizar un cadáver formaba parte de la vida cotidiana. Así que esta viñeta de 1939 tenemos que entenderla desde ese punto de vista, para comprenderla un poco y para no vomitar sobre el cadáver del pobre fallecido sin afeitar.