Páginas

Muertos: muchos. Soluciones: ninguna


Ya hace un año que Rusia invadió Ucrania y seguimos destruyendo el país más frágil de los dos y matando a inocentes de ambos lados, jóvenes soldados rusos y ciudadanos civiles de Ucrania.

A nivel mundial somos unos incapaces imbéciles, por mucho que Europa, los EEUU o China parezca que se involucran en buscar soluciones imposibles.

En lo único que parecen acertar todos es en decir que nadie va a poder ganar en esta guerra, como siempre sucede, y que siempre tras las guerras de todo tipo vienen las postguerras, tan complicadas o más de gestionar que las propias guerras.

Hace un año todos creíamos que las Guerras Mundiales eran cosa del pasado, ahora tras un año viendo barrios enteros desapareciendo debajo de las bombas de drones o misiles, sabemos que nada es seguro, más que nunca pues las capacidades de incluso destruir el Planeta son tremendas por capacidad, aunque de momento, no por ganas.

Y como siempre, la verdad fue la primera que cayó hundida por las necesidades de la propaganda, y los inocentes los que se ven obligados a matar o a morir, mientras se destruyen ciudades y se llenan de hambre y necesidad.

Nota.: La fotografía es de ANATOLII STEPANOV, AFP