Páginas

No hay lugar como la esperanza, para seguir creyendo

Más o menos, no hay lugar como la esperanza para seguir creyendo que estamos vivos. Necesitamos esperar que siempre hay algo mejor esperando a que lleguemos. Da igual la meta a conseguir, siempre al final necesitamos creer que hay algo interesante para seguir viviendo dentro de aquello.