12.7.14

¿Qué es el MAB Mercado Alternativo Bursatil?¿Donde están las trampas?

El escándalo o el engaño de la empresa Gowex es mucho más que el simple engaño de un tal Jenaro que se las creía muy felices con tal de seguir a rajatabla su propia filosofía: “Hay que arriesgar si quieres triunfar”. Lo malo es si cambias arriesgar por engañar; lo malo es si el riesgo no lo corres tu sino “los otros”.

Gowex (presuntamente) es el ejemplo de que España necesita un meneo de aúpa, un cambio de normas morales y un paquete de ceses y abandonos que asustan a Europa. Los que controlan solo saben ir de comidas a sitios caros y taparse las narices para no oler. Los que crean mierda se ven libres de crecer a costa de todos los que ansían dinero fácil y no miran al suelo nunca.

El sistema español del Mercado Alternativo Bursátil, un invento propio para lograr dinero en las financiaciones que no tienen crédito bancario, es algo peligroso si no se hace bien y por ello debería estar muy bien regulado pero sobre todo muy bien vigilado. Pero en España simplemente le damos premios, como si ya admitiéramos que somos unos benditos haciendo trampas que nunca se notan. Pero a la vez es algo muy necesario e interesante si se realiza con las lógicas éticas empresariales que se sobrentienden.Hay que advertir que la mayoría de las empresas del MAB Mercado alternativo Bursatil, optan por la ética, la legalidad y el trabajo serio.

Veamos en qué consiste el MAB, explicándolo con unos brochazos gruesos.

 Las pequeñas empresas lo tienen complicado para obtener créditos de bancos. Pero necesitan ayudas y capitalizaciones para poder crecer e invertir en nuevos mercados en nuevas proyección de producción..
Los empresarios nuevos (y los viejos más, pero también con más respeto) saben que una empresa es el 100% de algo, pero que con aproximadamente un 51% de su propiedad ya pueden hacer y deshacer.
Les sobra pues un 49% del poder o del tamaño de la empresa (cuando no un 60% pues es muy complicado poner a los minoritarios de acuerdo en algo) que pueden vender sin perder poder, y en la venta conseguir la financiación que les falta para crecer. Dinero sencillo y sobre todo muy barato.
Estas empresas (es decir los que realmente son los dueños de estas empresas) ponen a la venta el 49% que no necesitan para seguir gestionando, con total impunidad y buscando dinero gratis. Quien compra busca beneficios que el sistema convencional no les da ni de lejos.
Y como no es fácil encontrar compradores, incluso no es bueno entregar ese 49% a una o pocas personas, crean un Mercado Alternativo Bursátil para que se vendan estas acciones casi de una en una, a inversores ávidos de grandes ganancias, que no invierten mucho dinero en algo sino muchos pocos en muchos nichos.
El que compra quiere beneficios, quiere seguridad y ganancias rápidas, quiere meter su dinero en una empresa que sea moderna, nueva, con garantías de futuro, exportable, chula, con dirigentes de la “New age”. Pero no se preocupan de mucho más que no sea la imagen, la marca, el márquetin del vendedor listo. Miras las cotizaciones bursátiles y observan como suben, y entonces se preguntan que qué hacen ellos fuera de este sistema que entrega más del 200% del capital invertido, en forma de números en una cotización que no controla casi nadie. Compraron a pesetica y hoy vale 200 peseticas. Puro mercado filatélico, de papel y números.
 Si para demostrar innovación y meteórico crecimiento, efectividad de las nuevas inversiones, capacidad de crecer y dar beneficios…, si para ello hay que engañar desde el que vende, se engaña. Todo con tal de que los números apunten un crecimiento rápido que nunca haga pensar al que compró que tal vez sea el momento de vender.
Y lo curioso es que algo tan sencillo de detectar, ante una tentación tan inmensa de engañar,  no se construye en España un mecanismos eficaz de control. ¿Somos los españoles tan listos como para no ser necesario el simplemente copiar sistemas de vigilancia económica que otros mercados y países ya tienen?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...