2.2.20

Carta cerrada a un joven de 15 años. O más

¿Qué se pude hacer cuando un joven de 15 a 20 años no encuentra su puesto ante la vida? Es (casi) imposible resolver la incógnita. Pero de ella depende el futuro de España, lo entendamos así o no. La actual juventud será la que construya el nuevo siglo.

Los profesionales sean psicólogos o coach que ahora están de moda no sirven pues o son muy caros o si son de la Sanidad pública son imposibles de servir para lo que se necesitan y ellos saben los motivos. 

Las familias no saben resolver los problemas pues no somos dioses ni estamos preparados ni conocemos todas las claves. 

Los protagonistas no siempre quieren abrirse y así es complicado saber de qué manera se les puede ayudar. 

La sociedad no es fácil y la competitividad entre los jóvenes para "cazar" las pocas posibilidades que se abren es brutal. 

En mi juventud a los 14 años se entraba a trabajar y además lo curioso es que se podía elegir oficio entre varias posibilidades. Yo en una semana, solo en una semana tenía tres puestos de trabajo bien diferentes para poder entrar en el acto. 

Hoy lo normal es tener un puesto de mierda cada seis meses siempre que tengas suerte. El problema del desempleo no es económico, es social. Y sobre todo no es de presente, es de futuro. 

Y cada vez que recordamos que nosotros parecíamos tener tiempos pasados mejores, siendo MENTIRA, LOS JODEMOS TODAVÍA MÁS pues creen que han caído en el peor momento del siglo. 

Y no, tenéis todo vuestro futuro por delante. Aunque sea complicado admitirlo e incluso creérselo. 

¿Y qué soluciones tenemos? 

Pues yo creo que la paciencia es una virtud en estos casos. 

La perseverancia es otra gran virtud. 

El formarse y especializarse en algo una necesidad constante. 

El riesgo de tomar decisiones hay que vencerlo, aunque sepamos que es más fácil equivocarse que acertar. 

A los adultos hay que escucharlos, sin duda, pero las decisiones las tienes que tomar tú y a tus 15 ó 20 años. 

Pues si aciertas será tu triunfo, y si te equivocas habrás aprendido a levantarte. Los americanos y su formación educativa nos enseñan siempre algunas cosas. Ellos nunca fracasan, siempre se caen y se levantan. Nada más. Y nada menos. 

Lo fundamental es amarse así mismo, crecer en autoestima y creerse capaz de conquistar el mundo. No es fácil, nada fácil, pero es el único camino para ser mejor que “otros”, pues eso si que nadie te lo va a evitar. 

Tienes que ser mejor que los demás en las selecciones de la vida, si quieres ser algo más que ellos. 

Otro día hablaremos de los caminos para aprender a ser mejor que los demás. Mejor en todos los ámbitos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...