21.12.19

¿Se pueden organizar mejor los partidos políticos en su trabajo? 05

Los partidos políticos de izquierda tal vez por derivas estalinistas han dividido sus campos de acción y trabajo durante muchos años en espacios territoriales. Las Casas del Pueblo, Las Herriko Tabernas o los Bicos son ejemplos de esto. Divisiones de la organización alrededor del barrio, de la Comarca, etc.

Personalmente creo que es un proceso antiguo que debería hacernos reflexionar. Lo que en el siglo XX podría servir con una movilidad mucho menor que la actual y sobre todo con una comunicación de las realidades territoriales mucho más lenta y escasa, hoy es ya otro proceso totalmente diferente.

Y podría encajar mucho mejor una división temáticas, por objetivos de trabajo o de temas de acción política. Parece más eficaz en esto tiempos organizarse a través de divisiones sectoriales de trabajo, análisis y reflexiones.

Si lo miramos desde Zaragoza parece más fácil que ante por ejemplo un problema de un edificio okupado en Montemolín se pronuncien desde áreas de acción social o urbanismo, que exclusivamente desde áreas de Las Fuentes o San José. Deben ser más eficaces las reflexiones ante ese problema desde divisiones sectoriales que territoriales.

Y ante la sociedad le resulta más práctico conocer al responsable de Sanidad de un partido político que al responsable de ese mismo partido en Las Delicias, por volver a ejemplos de Zaragoza. 


No es crear Gobiernos en la Sombra, que también, sino priorizar divisiones sectoriales sobre divisiones territoriales. Y este sistema sirve para acceder mejor a toda la población y acumular información sobre posibles áreas de trabajo en el futuro.

Que estas formas de gestión en los partidos políticos ya existan no quiere decir que sean las prioritarias ni las únicas sobre las que gire la organización. Ni tampoco que deban desaparecer las territoriales, sino la de priorizar unas sobre las otras.

Y aquí entramos de lleno en un espacio terriblemente áspero de todos los partidos políticos. 

La Comunicación Interna

Normalmente los partidos políticos de izquierdas comunican entre mal y muy mal hacia la sociedad. Sobre todo porque no quieren comunicar lo que de verdad hay que comunicar, odian hacer pedagogía de clase, ofrecer alternativas que formen e informen, pues siempre se han creído que son métodos de manipulación social.

Curiosamente ahora la manipulación social a través de las llamadas Fake New es tremenda e incontrolable, por lo que si quieres defenderte debes saber jugar en los mismos tableros.

Pero si mal es la comunicación en general, peor es la Comunicación Interna pues además de temerla no se sabe hasta dónde llevarla, cómo alimentarla para que sea eficaz pero no espesa y pesada. Cada persona somos muy distinta a las otras y no todos admitimos el mismo grado de buzoneo informativo. A favor está los nuevos medios de comunicación donde se entra con libertad o no se entra con la misma libertad.

Pero la Comunicación Interna es mucho más. Es un proceso que tiene que estar perfectamente diseñado, encajonado a diversos niveles de urgencia, importancia, sectorialidad, y sobre todo debe ser BIDIRECCIONAL. 

No existe ninguna posibilidad de comunicación si esta no es bidireccional con la misma facilidad en ambas direcciones. Si no, se termina convirtiendo en adoctrinamiento. Y eso entre militantes pasivos o simpatizantes es negativo.

Julio Puente Mateo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...