2.12.19

Reliquia de la cuna de Jesús. Un acto de mucha Fé

Que Roma haya regalado a Tierra Santa un trozo de madera de la cuna del Niño Jesús es un acto de fé maravilloso. Que el papa Francisco entregue en Belén esa reliquia que parece ser que San Sofronio conservó y entregó a Teodoro I es un acto cuando menos de lo más curioso. 

Teodoro I fue Papa durante los años 642 a 649, es decir que este trocito de madera de las patas de la cuna tiene veneración desde hace casi 1.400 años lo cual es entre otras motivaciones, una casualidad histórica el pensar que se haya podido conservar trozos de aquellas patas de cuna que sostenían el capazo de arcilla en donde se depositaba a los niños recién nacidos, admitiendo que en aquel momento debió de ser un bebé de lo más común y corriente en aquella zona y por aquellos años.

Pero el mundo de la Fé es así de curiosa. Con este trocito de madera se podrá celebrar la Navidad en Belén con mucho más boato y credibilidad. Ya los peregrinos podrán ver incluso un trozo de la cuna cuando vayan a Belén. ¿Se puede pedir más? Pues no. 

Aunque hay que recordar que todavía se conservan en Roma restos de las primeras ropas que abrigaron al Niño Jesús, de los primeros pañales, pero eso lo dejamos para otro día en que tengamos más Fé.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...