7.1.20

Vietnam, budismo y filosofía vital. ¿Hay que acabar lo que se empieza?

Explicaba un guía turístico de Vietnam una pequeña lección pedagógica sobre algunos aspectos de lo que era el budismo, por ejemplo decía que ellos nunca terminan los trabajos artísticos porque nunca terminan nada para que nada acabe. 

Hacen una deidad en piedra tallada y a su lado hacen otra bocetada y a una pequeña distancia ponen la piedra para hacer una tercera pero sin comenzarla, pues cuando algo se acaba… se termina…, se muere. 

Y lo explicaba de forma sencilla con un lapicero que levantaba a la altura de los ojos mientras con un dedo iba señalando su recorrido. Jugaba con el dedo levantándolo sobre el perímetro del lápiz como si fuera una montaña que mientras subes todo es maravillosamente nuevo y esplendoroso, pero que en cuanto llegabas a la punta del lápiz ya solo queda bajar, volver a la normalidad, buscar el aburrimiento. 

Hay que saber mantenerse subiendo, realizando lentamente el ejercicio mientras disfrutas de lo que haces, dejando algunas cosas sin terminar para poder volver a disfrutar de ello cuando tú quieras.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...