9.1.20

Accidente el mismo día del bombardeo. Simple casualidad ¿no?

La misma noche en que Irán atacaba con misiles bases americanas en Irak, un avión ucraniano saltaba por los aires al poco de despegar del aeropuerto de Teherán en Irán. Casualidad en el tiempo. 

Pero lo que no son casualidades son los 176 cadáveres, personas que viajaban de noche ajenos a toda violencia cercana. 

Es muy posible que no tenga nada que ver el bombardeo y el accidente, excepto que los dioses a veces son muy cabrones y quieren enredar. Pero otra vez y ante la dudas o no, siempre mueren los más inocentes de todos, los que ni se imaginan que van a morir. Somos tan débiles que dependemos de otros tan débiles como nosotros. Y a veces mucho más tontos, y sin duda mucho más violentos e incapaces para hacer funcionar el mundo mundial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...